Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-06-2007

Contragolpe por todo Lbano
La solucin fracasada del ejrcito sun

Franklin Lamb
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Quienquiera haya asesinado el mircoles al parlamentario libans antisirio Walid Eido saba que Siria sera acusada y que el pas se acercara ms a la guerra civil. Las facciones pro-gubernamentales salieron en masa por el paseo martimo Roauche de Beirut entonando consignas antisirias y contra Hezbol, pero hasta ahora no han ocurrido enfrentamientos serios.

Otra consecuencia puede ser que se infunda nueva vida a la probabilidad de un Ejrcito Sun del Norte respaldado por EE.UU. para enfrentar a Hezbol y a los palestinos. El Ejrcito Sun del Norte pareca factible por lo menos hace un par de aos durante el Plan B en aquel entonces Plan C que se convirti en el Plan D en las sesiones del Club Welch para decidir quin iba a controlar el Lbano.

Para el Club, formado por David Welch, Samir Geagea, (Fuerzas Libanesas) Walid Jumblatt (Milicia drusa PSP) y presidido por Saad Hariri, (Movimiento Futuro) ms algunos aliados, como el actual Primer Ministro Fuad Siniora, las alternativas eran simplemente blanca y negra: el futuro del Lbano ser controlado por Israel y EE.UU. o el Lbano ser controlado por Siria e Irn.

El papel que jugarn los propios libaneses depender de variables. Entre ellos estaba la necesidad de una victoria del gobierno de Bush en Iraq, la destruccin de Hezbol, lder de la resistencia libanesa y movimiento nacionalista, que impidiera el colapso virtual de Israel, cada vez ms visto en el Pentgono como tambaleante, al acercarse el juicio de la historia.

Cuando algn brillante estudiante graduado escribe una disertacin doctoral intitulada: Quin perdi al Lbano? la tesis podr argumentar que fueron los efectos de los eventos histricos que ahora se desarrollan, incluyendo a Nahr al-Bared, y que fermentan en Ain el Helweh, y otros diez campos de refugiados palestinos. Esto, aparte del contragolpe de la debacle de la invasin de 2003 del gobierno de Bush en Iraq que desat un horrible conflicto chi/sun y la guerra civil. Dentro de 9 meses de la invasin de Iraq, el temor del fenmeno del levantamiento chi cre rpidamente pnico en Washington, Riyadh y Ammn. Los dos reyes Abdullah explicaron a todo el que quisiera escuchar que se estaba conformando una peligrosa Media Luna Chi que ira desde Iraq, pasando por Iraq, al Lbano.

El gobierno Bush escuch, y sin dejar de crear nunca un problema en Oriente Prximo para el que no tuviera una solucin, sigui la orientacin de los neoconservadores y de los sioconservadores en sus filas e inform a sus aliados sunes de un nuevo gran proyecto.

Fue un despertar verdaderamente epifnico, espiritual lo llam recientemente un estudiante de la Universidad [US]americana de Beirut. La solucin obvia para controlar la creciente influencia regional de Irn y Siria, era crear rpidamente un Ejrcito Sun del Norte para enfrentar a un ejrcito Libans Chi del Sur (Hezbol). El asesinato de Rafic Hariri, y de esos siete creadores de opinin libaneses asesinados desde entonces, aceler el proyecto.

El norte del Lbano pareca ser el campo de reclutamiento perfecto para el ejrcito ms reciente del Lbano porque el rea es abrumadoramente sun, favorable a Hariri, tiene un alto nivel de desempleo, muchos jvenes capaces dispuestos a ser reclutados y la comunidad se siente excluida de los progresos econmicos del sur.

Adems, el norte del Lbano tiene un aeropuerto bien situado en Keilaat, que, segn este guin, podra ser convertido en una base de EE.UU. que incluira una instalacin de entrenamiento para la nueva fuerza.

Al leer entrevistas con miembros de Fatah Intafada, Fatah al-Islam, Jund al Sham, Osbat al Ansar, Jund Allah y numerosas facciones de la OLP, ms residentes de todos los 12 campos de refugiados palestinos del Lbano, as como de varias ONG y de experimentados observadores de los campos, parece que un hecho es evidente. Los que fueron importados al Lbano para ser catalizadores de la nueva fuerza resultaron estar ms interesados en combatir a Israel que en combatir a Hezbol o a los palestinos y parecieron tomar en serio el consejo del difunto Abu Musab Al-Zarqaui de que los combatientes debieran ir a la frontera de Palestina y combatir.

Adems, el punto de vista ampliamente compartido aqu es que al-Qaeda ha llegado de verdad al Lbano y que Fatah al-Islam no es ms que la punta del iceberg. Las clulas estn en todo el Lbano y se estn organizando ampliamente y no slo en los campos palestinos, donde enfrentan la resistencia de Hams, Fatah Arafat, y del Frente Popular por la Liberacin de Palestina, como en los campos de Chatila y Burj al-Baraneh.

Prcticamente cada da las fuerzas de seguridad libanesas encuentran toda clase de explosivos, coches bomba, almacenes de armas (14 de junio de 2007, otro gran almacn a seis manzanas de Nahr al-Bared) y reciben informacin de detenidos de Fatah al-Islam, Jund al-Sham y otros salafistas, respecto a docenas de operaciones planificadas, desde atentados a la embajada de EE.UU., a grandes hoteles, centros comerciales y ataques contra fuerzas de UNIFIL. Como informara recientemente Robert Fisk, funcionarios de Hezbol han asegurado a las embajadas francesa, espaola e italiana que Hezbol proteger las espaldas de UNIFIL y tratar de impedir que al-Qaeda los ataque. El 13 de junio de 2007 se inform sobre una lista de sentenciados de 30 nombres, slo horas antes de que fuera asesinado el parlamentario Wadid Eido, uno de los nombres en la lista.

La ONU, otro de los objetivos, segn informes de la Seguridad Interior, se encuentra en mxima alerta. Una fuente fiable inform al autor el 14 de junio de 2007 que los hombres de Hezbol guan en realidad discretamente a convoyes de la ONU a lo largo de la lnea azul de 120 kilmetros, viajando en cierto modo como pasajeros, frente a ellos y con el equipo electrnico por el que son conocidos. La ONU considera que los servicios de inteligencia de Hezbol, que pusieron en jaque a Israel durante la guerra de julio de 2006, siguen igual de slidos actualmente y la ONU aprecia su ayuda.

Seymour Hersh utiliza la palabra aguda para describir la preocupacin en la Casa Blanca por el renacimiento chi. Como resultado, Hersh afirma que el gobierno de Bush ya no acta racionalmente en su poltica. Estamos apoyando a los sunes en todos los sitios en que podemos contra los chies... Estamos creando... violencia sectaria. Y describe el plan de financiar a Fatah al-Islam como un plan clandestino en el que nos juntamos a los saudes como parte de un programa mayor, ms amplio, de hacer todo lo posible por detener la extensin del mundo chi, y simplemente el tiro nos sali por la culata. En el Lbano existe la amplia creencia en que el Club Welch del gobierno de Bush organiz la entrada al Lbano de afiliados de al-Qaeda y de almas gemelas y que recibieran ayuda de miembros del club locales. La embajada de EE.UU. en Beirut y la CIA no confirman ni desmienten la participacin en el plan de utilizar a al-Qaeda para enfrentar a Hezbol.

Pareca que todo se aclaraba perfectamente. De modo muy parecido a la operacin de Osama bin Laden apoyada por EE.UU. y los saudes en Afganistn durante la ocupacin sovitica, se comprometi dinero (al parecer al Welch Club no se le ocurri que a veces la historia se repite y que podra resultar difcil devolver su creacin a la caja de Pandora). Adems haba otros bolsillos bien llenos que podan ser aprovechados. Como documenta la revista Forbes, la fortuna de la familia Hariri aument vertiginosamente de unos insignificantes 4.100 millones de dlares en 2002 a 16.700 millones y ms, a comienzos del ao pasado una actuacin estelar incluso segn estndares saudes.

Evidentemente se necesitaba algo de capital iniciador y Bahia Hariri no perdi tiempo en el financiamiento de Jund al Sham en el vecindario Taamar justo afuera de Ain el Helweh, cuyas facciones de la OLP objetaron a que el grupo estuviera dentro de su jurisdiccin, mientras su sobrino organiz el financiamiento de Fatah al-Islam y grupos sunes salafistas ya existentes incluyendo a Osbat al Ansar y Jund Allah, ambos formados sobre todo por libaneses y reforzados con extranjeros llevados con ese fin. Mohammad Kobanni, el Gran Muft sun y colaborador de Hariri, es acusado de contribuir visas para eruditos religiosos para facilitar el ingreso al Lbano de salafistas afiliados a al-Qaeda.

Hezbol es el enemigo mortal de al-Qaeda, que considera apstatas a los chies. Por su parte, Hezbol acusa a al-Qaeda de trastocar el Corn y realizar terrorismo, como dejaran en claro en sus denuncias de al-Qaeda despus del 11-S. Pero numerosos observadores locales no esperan que se combatan mutuamente.

Cuando el Club Welch decidi sacar a Fatah al-Islam de su base surea de Sidn en Ein el Helweh, al campo Nahr al-Bared en el norte del Lbano, la seora Bahia Hariri admite que pag por la trasplantacin, segn el Arab Monitor del 6 de junio de 2007. Ante el desastre que sobrevino cuando Jund al-Sham embosc al ejrcito libans el 20 de mayo, la seora Hariri se siente psimo y generosamente organiz que el ejrcito diera becas completas a todos los nios de los soldados muertos, 61, el 13 de junio de 2007, un promedio de dos muertos por da, y cinco veces esa cifra de heridos y ms de 80 civiles muertos.

Jund al-Sham y Fatah al Islam estn unidos por lazos de amistad y familia. Al-Sham suministr algunos de los combatientes iniciales para el establecimiento de Fatah al-Islam. Es tambin el motivo por el que tantos puntos de control han sido establecidos ahora a lo largo de la carretera Sidn-Trpoli, que canaliza a hombres y material en ambas direcciones. El ataque de Jund al-Sham [JAS] del 4 de junio de 2007, en el campo Ein el Helwe de Sidn contra el ejrcito fue una reaccin directa ante la creciente presin del ejrcito contra Fatah al-Islam [FAI] en Nahr al-Bared.

JAS ha admitido que tiene vnculos con la familia Hariri y tanto JAS como FAI son financiados por el mismo grifo de dinero de Washington /Riyadh/Hariri (Club Welch). El grupo del 14 de marzo, pero particularmente Saad Hariri, llama ahora a destruir por completo estas dos creaciones del Club Welch, as como el enviado de la Autoridad Palestina, Abbas Zaki, que quiere un reconocimiento mayor de los palestinos y mejores condiciones en el Lbano para los 420.000 refugiados. Zaki tambin quiere obtener la autoridad del mantenimiento del orden en todos los 12 campos palestinos en el Lbano. El Club Welch objeta a la proposicin de Zaki porque teme que los palestinos lleguen a ser demasiado poderosos y que incluso podran exigir representacin en el Parlamento!

El 22 de mayo de 2006, el Club Welch recibi rdenes de la Casa Blanca de liquidar el proyecto del ejrcito sun del Norte del Lbano despus de la horrible matanza del 20 de mayo cuando se hizo obvio que los salafistas estaban fuera de control, ms interesados en combatir a Israel que a Hezbol o a los palestinos, y que se estaban formulando demasiadas preguntas sobre quines eran, cmo llegaron al Lbano, quin organiz y facilit su entrada y respecto a los detalles sobre uno de los robos de banco ms extraos que jams se hayan realizado. El 11 de junio de 2007, Michel Aoun, lder del mayor grupo de cristianos en el Lbano exigi una investigacin exhaustiva de todo el conflicto de Nahr al-Bared y de la participacin del gobierno de Siniora.

Recin en mayo de 2007, Al-Akbar (Argelia) nos recuerda que el Club Welch criticaba al ejrcito libans afirmando que se mostraba demasiado favorable a Hezbol, que tena a demasiados chies en sus filas y que podra no estar al nivel de la tarea de proteger al Lbano, no de Israel, por cierto, sino de los peligros internos.

El gobierno de Bush no senta apuro por ayudar al ejrcito. Todo eso ha cambiado desde los eventos del 20 de mayo y el ataque de Fatah al-Islam contra el ejrcito que conden a la futilidad el proyecto del Ejrcito Sun del Norte. De ninguna manera podan utilizar sus patrocinadores a esos grupos sunes salafistas comprometidos como el catalizador para el Ejrcito Sun del Norte, de ah el renovado inters de EE.UU. por el ejrcito de la Repblica del Lbano.

Por lo tanto el gobierno de Bush se uni a todo grupo que se las diera de patritico en el Lbano y apoyara pblicamente al ejrcito. El gobierno de Bush aceler el envo de repuestos y municin, que ya haban sido pagados, para el ejrcito libans. En los prximos meses ms de 230 millones de dlares deben ser enviados al Lbano para el ejrcito desde Washington, con financiacin, no como regalos.

La nueva generosidad del gobierno de Bush hacia el ejrcito del Lbano debe ser vista en perspectiva y no ser confundida con la ayuda militar y econmica para Israel. Durante los ltimos 10 aos, la ayuda promedio de EE.UU. al Lbano (sobre todo para la reconstruccin despus de ataques israeles con armas estadounidenses) ha sido de aproximadamente 33 millones de dlares por ao. Hay que comparar esa cifra con los 15,1 millones de dlares por da para Israel con un promedio anual de 5.700 millones. Por cierto, Israel, un poco ms grande que el Lbano, tiene aproximadamente un 0,06% de la poblacin del mundo, pero recibe ms ayuda de EE.UU. que toda Sudamrica, Centroamrica y frica (menos Egipto) en su conjunto. Del total de ayuda externa de EE.UU. a los dems 195 pases miembro de la ONU, Israel recibe ms de un cuarto de todo el presupuesto de ayuda externa de EE.UU. O mirndolo de otra manera, cada familia israel recibe aproximadamente 6.000 dlares en ayuda de EE.UU. por ao, las familias estadounidenses 3.300 dlares y las familias libanesas 12 dlares. Los palestinos reciben 29 centavos por familia.

Segn informaciones de prensa de Beirut del 12 de junio de 2007, un oficial del ejrcito libans declar en una entrevista con el Daily Star: Nosotros (el ejrcito libans) tambin sospechamos que EE.UU. est presionando a otros pases occidentales y rabes para que no nos suministren armas, y que slo nos provean con municiones y vehculos para el apoyo logstico.

Dijo que un paquete de ayuda militar prometido por Blgica a fines del ao pasado, que inclua 45 tanques Leopard-1, 70 transportes blindados de tropas y 24 caones autopropulsados MI 09, haba sido enviado repentinamente a otro pas sin una explicacin clara de Bruselas.

Funcionarios en Blgica haban hecho la promesa... y nosotros habamos hecho todos los arreglos necesarios antes de que repentinamente cambiaran de opinin y dijeran que haban vendido las armas a otro pas, dijo el oficial.

Un funcionario del Ministerio de Defensa belga dijo el 8 de junio que la donacin de equipos fue cancelada por las preocupaciones del gobierno belga sobre la situacin poltico-militar en el Lbano. Traduccin: el gobierno de Bush est preocupado deque puedan ser utilizados contra Israel.

El mismo constreimiento del ejrcito libans por el gobierno de Bush ocurri con los nueve helicpteros de ataque franceses Gazelle donados por los Emiratos rabes Unidos (EAU) que pueden ser vistos a diario zumbando a lo largo del campus de la Universidad [US]americana de Beirut [AUB] por la costa hacia Nahr al Bared. Los Gazelle llegaron con ametralladoras de 20 mm., pero sin misiles antitanque HOT. El ejrcito libans declara que se le dijo que los misiles no fueron incluidos porque eran viejos y necesitaban reemplazo. Segn un ex antiguo portavoz de UNIFIL. Timur Goksel, que ahora ensea en la AUB, es un asunto simple y rpido colocar los misiles. A pesar de ello, sin los misiles la fuerza area libanesa enva los Gazelle a la accin contra Fatah Al-Islam en el campo de refugiados Nahr Al-Bared, con ametralladoras, bsicamente para expulsar a francotiradores de los techos.

Mucha gente en el Lbano cree que Washington y Tel Aviv estn ajustando al ejrcito libans para que sea una fuerza de polica interna del Club Welch con la capacidad de combatir a los palestinos o a Hezbol si es necesario, pero que definitivamente no recibir las armas necesarias para proteger al Lbano contra Israel.

En las ltimas tres semanas ha habido numerosos arrestos de palestinos por el ejrcito libans afuera de Nahr al Bared y entre Trpoli Beirut, y se habla de torturas. Human Rights Watch conden ayer esas prcticas y si no cesan el ejrcito puede perder gran parte de la buena voluntad que ha estado recibiendo del pblico.

Hace dos semanas, el secretario general de Hezbol, Hassan Nassrallah, advirti de la necesidad de respetar una lnea roja en los ataques contra el ejrcito as como en el ingreso a Nahr al-Bared.

Si bien ha sido criticado en algunos lugares, Nassrallah parece haber tenido razn en su consejo a la luz de las altas bajas y de la humillacin sufrida por el ejrcito y la destruccin de al-Bared y de las vctimas civiles.

Un estudio recin publicado por el Instituto Fafo para Estudios Internacionales Aplicados se concentr en el perfil socio-econmico de Nahr al-Bared y concluy que aproximadamente la mitad de los residentes empleados de Nahr al-Bared podran perder sus puestos de trabajo e ingresos como resultado del conflicto.

A diferencia de otros campos de refugiados en el Lbano, la mayora de los refugiados en Nahr al-Bared trabajaba dentro del campo, inform Age A. Tiltnes, investigador del estudio y coordinador para Oriente Prximo.

Antes del conflicto, un 63% de la fuerza laboral en Nahr al-Bared trabajaba dentro del campo. El estudio menciona la destruccin fsica como la principal dificultad que los refugiados enfrentarn cuando traten de reiniciar sus antiguos trabajos. Dos tercios de los negocios no podrn funcionar por la copiosa destruccin: edificios demolidos, incluyendo oficinas, talleres y negocios, as como calles arruinadas y una infraestructura sanitaria y elctrica destruida.

No tendrn puestos de trabajo ni sustento cuando vuelvan, dijo Tiltnes, agregando que se necesitarn inversiones y ayuda externa para volver a levantar a los desplazados. Como la mayora de las escuelas en Nahr al Bared han sido destruidas, unos 5.000 nios en edad escolar estn sin salas de clase (un tercio de los residentes de al Bared son menores de 15 aos y casi la mitad tiene menos de 20).

Otras secuelas del fracasado proyecto del ejrcito sun incluyen la creciente evidencia de que el gobierno de Bush juega el mismo papel en Lbano que en Iraq. El lder chi iraqu Moktada Sadr afirma que EE.UU. est detrs de la violencia sectaria en Iraq y del cisma entre los grupos tnicos iraques y las dificultades econmicas del pas. Llama a una resistencia cultural contra las influencias de EE.UU. y lo que llama el ataque de EE.UU. contra el Islam.

Los puntos de vista de Sadr resuenan en el Lbano donde las diferentes confesiones se dan cuenta cada vez ms de que el gran apoyo del gobierno de Bush para la joven democracia puede ser de corta vida y rpidamente abandonado si el Lbano sigue resistiendo a Israel.

En Iraq, donde el Ejrcito Islmico es uno de los grupos sunitas armados ms fuertes y mejor organizados, responsable por docenas de ataques contra las fuerzas estadounidenses, y opuesto a al-Qaeda, ambos grupos parecen haber dirimido sus diferencias y haberse unido contra la ocupacin del gobierno de Bush. Parece bastante probable que, a pesar del ataque de ayer contra la mezquita chi Imam el-Askary, los grupos sunes y chies en el Lbano podrn evitar la continuacin de la guerra de destruccin mutua.

En el Lbano, se escuch una evidencia de tolerancia mutua sun, chi y cristiana en el sermn del domingo pasado (10 de junio de 2007) por el patriarca maronita Nasrallah Sfeir, en Beirut este.

El patriarca maronita se mostr conciliatorio hacia la poblacin musulmana, incluyendo a Hezbol, pareci consciente de la positiva amistad y cooperacin chi-cristiana que fue alentada por el desaparecido Imn Musa al-Sadr, que trabaj con la dirigencia cristiana en el rea de Sidn, pronunciando a veces sermones en iglesias y participando en un matrimonio cristiano. El patriarca maronita es consciente de que durante la guerra de julio de 2006 hubo muchas ocasiones en las que cristianos ofrecieron refugio a vecinos chies durante los ataques israeles. Casos como en Aita al-Shaab cuando despus de das de ataques de artillera y bombardeos israeles algunos de los residentes pudieron salir de los refugios y escapar a la cercana aldea cristiana de Rmeish donde encontraron refugio. Israel parece haber evitado a veces el bombardeo de aldeas cristianas excepto en casos como Qana. La proteccin chi para cristianos incluye esfuerzos durante las masacres drusas de cristianos en los aos sesenta del Siglo XIX en las montaas al este de Beirut por ayudar a que estos llegaran a la seguridad en el sur del Lbano, as como la Fatua chi publicada en la poca de las masacres turcas de armenios en 1906 declarando que era el deber religioso de los musulmanes ayudar y proteger a los cristianos.

Una de las impresiones duraderas de algunos estadounidenses durante la guerra de julio de 2006 en el Lbano fue el espectculo de soldados musulmanes de Hezbol, protegiendo a cristianos que buscaban refugio de los soldados y bombas israeles, dentro de su Gruta Sagrada de Qana donde, segn la tradicin cristiana, la Virgen Mara pidi a su hijo Jess que hiciera vino para los aldeanos pobres que se reunieron viniendo de las aldeas circundantes para presenciar el evento.

Algunos de nosotros olvidamos los dos milenios de estrecha amistad entre todas las religiones en la tierra sagrada del norte del Lbano donde Jess frecuentemente visit a amigos para escapar a la hostilidad de los sanedrines del sur y para disfrutar de las aldeas y del mar en Tiro y en Sidn.

Cuando el Papa Benedicto habl el otro da con el presidente Bush y expres su preocupacin por la seguridad de los cristianos de Iraq, incluy su ansiedad por los 18.000 cristianos iraques que se calcula han sido muertos por las bombas y la artillera de EE.UU. Muchos cristianos iraques escapan a Siria y el Lbano por las tradiciones de tolerancia religiosa de esos pases.

Y el contragolpe contina...

------------

El reciente libro de Franklin Lamb: The Price We Pay: A Quarter Century of Israel's use of American Weapon's against Lebanon (1978-2006) est en venta en Amazon.com.uk. Se espera que Hezbollah: A Brief Guide for Beginners sea publicado al comienzo del verano. Para contactos con el doctor Lamb escriba a: [email protected]

http://www.counterpunch.org/lamb06152007.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter