Portada :: Opinin :: M. Harnecker
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-06-2007

Venezuela: golpes y contragolpes

Marta Harnecker
Rebelin



1. El fracaso del golpe militar de abril del 2002 (ms del 80% de los generales con mando operacional se mantiene fiel a Chvez y a la constitucin) constituye la primera gran derrota de la oposicin y un verdadero regalo para Chvez. Estas circunstancias permitieron que los actores se desenmascararan y el pueblo adquiriese un mucho mayor nivel poltico (dentro de las filas militares y dentro de los cuadros civiles ya se sabe con quin se cuenta y con quin no). Crearon el terreno propicio para avanzar en la depuracin de la institucin militar. Dividieron a la oposicin. Hicieron recapacitar a sectores cada vez ms numerosos de las capas medias, que antes estaban en contra del proceso, al ver la anarqua a la que podra conducir la marginacin de Chvez.

2. El intento frustrado de parar el pas 2 de diciembre del 2002 fue la segunda gran derrota a la oposicin. El pas no se detuvo. Chvez no se dobleg. Pero lo ms importante, la industria petrolera pas desde entonces realmente a control del Estado venezolano. Este fue el segundo gran regalo de la oposicin. Por su actitud subversiva, saboteadora, alrededor de 18 mil cuadros gerenciales de alto y mediano nivel opositores al gobierno y que de hecho ejercan el control de la empresa crearon las condiciones para que pudieran ser legales sus despedidos.

3. La ratificacin del mandato del presidente Chvez en el referendo revocatorio del 15 de agosto de 2004 un proceso indito en la historia mundial fue la tercera gran derrota que sufri la oposicin venezolana en su intento de terminar con el gobierno del Presidente Chvez. El triunfo con una enorme diferencia votos[1], ante la mirada atenta de cientos de observadores internacionales que ratificaron unnimemente sus resultados, fue el tercer regalo de la oposicin.

4. Constituy, como estim uno de ellos, Eduardo Galeano, conocido escritor uruguayo, una inyeccin de optimismo en este mundo donde la democracia est tan desprestigiada por haber sido incapaz de resolver la pobreza.

5. No fue la victoria de un hombre sino de un proyecto de pas humanista y solidario tanto en su proyeccin nacional como internacional, de un proyecto de pas que se levanta como alternativa al modelo neoliberal voraz y depredador: un modelo de desarrollo endgeno y de economa social.

6. Fue el triunfo de la constitucin venezolana actual, la nica constitucin del mundo que contempla la figura del referendo revocatorio del mandato presidencial.

7. Pero fue, sobre todo, la victoria del pueblo, de la organizacin popular, de la gente de los barrios, pero tambin de la gente de la clase media que respondi al llamado del presidente a organizarse en los lugares de votacin, tomando la iniciativa sin esperar que los organismos de conduccin de la campaa electoral fuesen constituidos.

Nueva etapa post-referendo

8. Con este triunfo comienza una nueva etapa del proceso revolucionario bolivariano. Los guerreros mediticos quedaron sin municiones. La oposicin se desenmascar, perdi mucha credibilidad Se agudizaron las luchas intestinas entre sus fracciones.

9. La oposicin fue derrotada en esa batalla, pero era claro que las fuerzas partidarias de Chvez todava no haban ganado la guerra. No se poda olvidar que en un pas de 26 millones de habitantes, cerca de 4 millones de personas votaron por revocarlo. Tampoco poda olvidarse las expectativas que el triunfo iba a crear en esos 6 millones de personas que votaron por el NO.

10. Los desafos a enfrentar en esta nueva etapa eran muy variados: polticos, econmicos, institucionales y comunicacionales.

11. El proceso revolucionario bolivariano deba dar un salto cualitativo en la participacin protagnica del pueblo. La idea fuerza ms importante del presidente Chvez: la pobreza no podr ser eliminada si no se entrega poder al pueblo deba materializarse en formas organizativas y participativas concretas. Y as se hizo. Surgi la figura de los consejos comunales. Realizando un clculo aproximativo, se estim que Venezuela poda tener alrededor de 52 mil comunidades. Y en cada una de estas comunidades se deba elegir una instancia que hiciera las veces de gobierno comunitario. A esta instancia se le llam consejo comunal y tiene hoy una ley que lo respalda, promulgada en abril del 2006. En pocos meses, casi una cuarta parte del pas est constituida en consejos comunales y la mayor parte de ellos han recibido recursos del gobierno para realizar pequeas obras que la comunidad ha priorizado.

12. Era tambin indispensable avanzar en el desarrollo de un nuevo modelo productivo alternativo al capitalista. Y as se ha estado haciendo. Se est transformando a Venezuela de un pas rentista, exportador de materias primas, en un pas con una slida base agrcola e industrial que produzca los bienes y servicios que el consumo popular necesita. Un modelo basado en nuevas relaciones sociales de produccin que liberan al trabajo asalariado de la explotacin del capital a travs del impulso a las empresas de produccin social, inspiradas en principios de solidaridad, cooperacin, complementariedad, reciprocidad y sustentabilidad econmica y financiera. Un modelo que procura el equilibrio territorial, el desarrollo armnico y proporcional de las regiones para superar la problemtica del hacinamiento y colapso de las cinco grandes ciudades en las que se concentra el 75% de la poblacin. Un modelo basado en una nueva generacin de empresas bsicas orientadas a profundizar el desarrollo endgeno. Me refiero a la creacin de la Compaa Nacional de Industrias Bsicas (Coniba) y sus once empresas filiales, y de la Corporacin Petroqumica de Venezuela (Pequiven) que pretende el fortalecimiento de capacidades tecnolgicas innovadoras para transformar materias primas en productos de creciente valor agregado que permitan sustituir importaciones y diversificar la oferta exportable. Un modelo que impulsa la inversin estatal en las industrias estratgicas como la de telecomunicaciones (CVG telecom) y aquellas que tienen que ver con la seguridad y soberana alimentaria, como la Corporacin Venezolana Agraria (CVA) , casa matriz de nuevas empresas en el sector agrcola.

13. Por otra parte, la cogestin ha tenido avances notables en la industria elctrica en el Estado Mrida, y en la empresa de aluminio Alcasa, en el Estado Bolvar. Y ha aumentado el nmero de empresas recuperadas en manos de los trabajadores.

14. A su vez, como una de las tareas prioritarias se deba resolver el problema del empleo y con este objetivo se ha estado impulsando la reactivacin del sector industrial privado dispuesto a colaborar con el proyecto de desarrollo endgeno y economa social propuesto por el gobierno. Se ha establecido un acuerdo marco con este sector a travs del cul el gobierno otorga crditos a menor inters siempre que dichas empresas asuman una responsabilidad social comprometindose a dedicar al menos un 10% de sus ingresos a cubrir las demandas ms apremiantes de las comunidades aledaas.

15. Luego del referendo se mejor notablemente la correlacin de fuerzas en lo institucional. Las elecciones de gobernadores y alcaldes dieron resultados muy positivos para el gobierno. La oposicin slo gobierna dos de los veinticuatro estados. Los diputados a la Asamblea Nacional son todos bolivarianos. Los candidatos opositores al verse perdidos optaron por no concurrir a las elecciones buscando de esta manera desprestigiar a dicha entidad legislativa.

Las debilidades del proceso

16. Esa acumulacin cuantitativa de fuerzas debi haberse traducido en una acumulacin cualitativa. Se debi haber puesto el acento en la eficiencia, en desempear mejor las responsabilidades que cada uno ha debido asumir para poder poner en prctica todos los proyectos e iniciativas anunciados por el gobierno, pero esto est muy lejos de haberse logrado. El viejo modelo de estado sigue en pi con mucha fuerza a pesar de los intentos de Chvez de cambiar las cosas. Y lo mismo ha ocurrido con el tema de la corrupcin.

17. Previo a las elecciones presidenciales del 13 de diciembre del 2006 se haba avanzado muy poco o nada, en la conformacin de un instrumento poltico ms adecuado a los grandes desafos que plantea el proceso revolucionario bolivariano. Continuaba, y quiz se haba acentuado, la disputa por cargos en los niveles de direccin del proceso. El Comando Electoral Miranda, conformado para dirigir el proceso electoral presidencial, fue hegemonizado por el Movimiento V Repblica, provocando malestar en el resto de los partidos polticos que apoyan el proceso y malestar en la poblacin.

18. Por otra parte, en lugar de avanzarse en la construccin de un instrumento unitario de los trabajadores, se retrocedi. Hoy todava demasiada dispersin. Continan emplendose los viejos mtodos.

19. Los medios de comunicacin opositores, claramente mayoritarios, abultando exponencialmente los errores y debilidades del gobierno, y tergiversando su proyecto, consiguieron recrear un clima contrario a Chvez influyendo en un nmero significativo de venezolanos.

20. Por supuesto que, detrs de las bambalinas ha estado siempre presente el accionar del gobierno norteamericano para quien Chvez se ha vuelto una verdadera obsesin.

21. Por ltimo, a este bombardeo meditico de todos los das y a toda hora, se sum una oposicin finalmente unificada en torno a la figura de Manuel Rosales como candidato presidencial opositor en las elecciones presidenciales de diciembre del 2006. El hasta entonces gobernador de Zulia, uno de los estados ms grandes y estratgicos del pas, por ser fronterizo con Colombia, llev adelante un bien montada campaa electoral prometiendo conservar todo lo bueno que haba hecho el gobierno de Chvez por el pueblo y anunciando demaggicamente que adems depositara directamente en la cuenta de cada hogar venezolano pobre una significativa suma de dinero fruto de las entradas petroleras, en lugar de estar sacando el dinero del pas para ayudar a otros pases se lo entregara al pueblo.

22. Percibiendo todas estas limitaciones y obstculos, a escasas semanas del evento electoral, el presidente comenz a asumir personalmente la conduccin de la campaa y a aparecer en los ms variados escenarios, en un incansable recorrido por todo el pas donde la gente de los barrios populares lo ovacionaba con delirio. En las ltimas dos semanas comenz a involucrar a la juventud como el motor central de su campaa, y a sealar a ese sector social como la fuerza moral que permitira superar los vicios que arrastran las anteriores generaciones.

23. Aunque nadie dudaba de la victoria de Chvez, dados los notables logros que el pueblo venezolano haba obtenido gracias al gobierno bolivariano, por las razones anteriormente expuestas pareca difcil que el lder bolivariano pudiese obtener resultados electorales mejores que en el referendo. Esta apreciacin era confirmada por la mayora de encuestas de opinin que lo daban como ganador por una diferencia de unos 20 puntos, los mismos 20 de hace algo ms de dos aos atrs.

24. Sin embargo, unas elecciones limpias y con la ms baja abstencin en la historia poltica del pas (menos del 25%), realizadas ante los ojos atentos de cientos de observadores internacionales[2], ratificaron el mandato al presidente venezolano, por una abrumadora mayora de votos. Hugo Chvez sac 7 millones de votos, un milln ms que en el referendo del 2004, y la oposicin, representada por Rosales, mantuvo sus 4 millones.

25. La victoria fue tan contundente que el propio gobierno norteamericano no tuvo otra salida que reconocer el triunfo, aceptar pblicamente que en Venezuela existe un rgimen democrtico y manifestar su inters en establecer una relacin positiva y constructiva con el nuevo gobierno.[3]

26. Este fue el cuarto gran triunfo de Chvez, aunque esta vez no puede decirse que fue la cuarta gran derrota de la oposicin, porque sta, aunque perdedora, sali fortalecida del combate. Hay que aceptar que sus liderazgos ms conocidos demostraron madurez al reconocer con hidalgua la derrota y manifestar disposicin a dar las futuras batallas dentro de las reglas del juego planteadas por la Constitucin bolivariana.

27. El presidente Chvez, por su parte, respondi positivamente ante estas declaraciones manifestando disposicin al dilogo, pero sin condiciones ni chantajes y siempre qu la oposicin no pretendiese que l abandonase sus principios. El socialismo del Siglo XXI es y seguir siendo el objetivo que se busca, afirm entonces.

Anuncio de la decisin de promover la creacin de un nuevo partido de la revolucin

28. En una de sus primeras intervenciones post electorales Chvez plante como lnea estratgica fundamental la profundizacin, la ampliacin y la expansin de la Revolucin Bolivariana[...] en la va venezolana hacia el socialismo e hizo tres anuncios fundamentales, que reflejan la clara conciencia que tiene el mandatario venezolano de las debilidades que aquejan al proceso poltico en su pas: la lucha contra la corrupcin y contra la burocracia, como dos nuevos objetivos estratgicos de su gobierno para el prximo periodo, y un llamado a construir el partido unido de la revolucin.[4]

29. Los dos primeros anuncios no sorprendieron ya que el Presidente vena expresando insistentemente, durante los ltimos meses, su preocupacin por estos temas, pero el tercer anuncio acerca de su decisin de crear un nuevo partido poltico al que denomin provisoriamente Partido Socialista Unido de Venezuela s sorprendi, no porque antes no se hubiese referido al tema o no lo hubiese comentado con los dirigentes de todos los partidos polticos que lo apoyaban, sino porque la noticia no fue precedida por un debate profundo sobre el tema y porque todo haca pensar que de lo que se tratara, al menos inicialmente, sera ms bien la construccin de un partido‑frente y no de un instrumento poltico que implicase la rpida disolucin de los partidos existentes, algunos de larga trayectoria en el pas como el Partido Comunista.

30. Chvez fue muy preciso en su intervencin: rechaz la idea de lo que l denomin una suma de siglas, igualmente plante la necesidad de construir el nuevo partido con figuras nuevas elegidas por la base.

31. De lo que se trata es de una entidad poltica que rena en su seno a todos los venezolanos y venezolanas dispuestos a luchar por construir el socialismo [en Venezuela]: tanto a los y las militantes de las agrupaciones polticas de izquierda, a los miembros de los movimientos sociales, as como a las y los compatriotas que hasta ese momento no militaban o que, decepcionado por las desviaciones y errores cometidos, dejaron de militar en algunas de las organizaciones existentes.[5]

32. Decenas de miles de activistas[6] de este nuevo proyecto poltico salieron a recorrer el pas preparando una masiva inscripcin de los aspirantes a pertenecer al Partido Socialista Unido de Venezuela, el ms grande de la historia del pas. Ms de 5 millones de personas se haban inscrito hasta el 3 de junio, a una semana del cierre de las inscripciones.

33. Desgraciadamente, todo hace pensar que para lograr esa alta cifra, en no pocos casos se usaron mtodos de acarreo o de presin que empaan los resultados obtenidos y han causado malestar en mucha gente. El Presidente ha llamado a denunciar estos hechos y ha orientado que es necesario cuidar el proceso [...] y denunciar a tiempo cualquier desviacin que hara mucho dao en el futuro

34. Por otra parte, Chvez ha dejado, muy claro en el Al Presidente del domingo 10 de junio que una cosa es la inscripcin y otra cosa es la posterior seleccin de quienes pasarn a conformar el nuevo instrumento poltico. Su aspiracin es que el nuevo partido este constituido por militantes a toda prueba, aunque slo lo conforme un puado de personas. Lo que no se ha informado hasta el momento es cmo ni quin va a realizar esa seleccin.

35. En este momento se est en el proceso de revisin por parte del CNE de las inscripciones. Luego, los aspirantes inscritos sern reunidos grupos de 200 los llamados batallones socialistas, para permitir una real participacin democrtica de todos y, para facilitar una seleccin desde abajo de los mejores hombres y mujeres de ese batalln como voceras y voceros al Congreso Fundacional. Cuando se calculaba una inscripcin de unas 4 millones de personas, se estim que se llegaran a constituir 22 mil batallones socialistas y cada batalln elegir un vocero o vocera para las asambleas regionales, las que a su vez enviaran voceros y voceras a dicho Congreso. El mismo estara, por lo tanto, conformado por alrededor de 2 mil 200 congresistas. Hoy que la inscripcin se ha elevado a 5 millones habr que hacer nuevos clculos. Lo que esta frmula no resuelve es qu va a pasar cuando, por azar, se concentren en una misma comunidad varios liderazgos destacados.

36. Est previsto que el Congreso fundacional funcione durante tres meses debatiendo todos los temas relacionados con el nuevo partido: el programa, las formas de organizacin, el tipo de militancia, y otros temas, partiendo por el debate acerca del pas que se pretende construir. Luego de cada sesin de trabajo, estos voceros nacionales bajaran a sus respectivas asambleas de base para informarlas y profundizar el debate a ese nivel. Ser en esas asambleas de base donde se postularn los aspirantes a los distintos niveles de direccin del partido. Alguien que no tenga el apoyo de su base no puede ser postulado a cargo alguno dentro de la nueva instancia poltica.

37. Se espera que a travs de ese mecanismo florezcan miles de caras, desconocidas hasta entonces, provenientes de los nuevos liderazgos surgidos en el trabajo comunitario y en los centros de trabajo y estudio.

Los Cinco motores

38. El 10 de enero del 2007, luego de ser investido para su segundo perodo presidencial, Chvez hizo otro anuncio significativo: propuso la conformacin de cinco motores constituyentes para avanzar hacia el socialismo del Siglo XXI.

39. El primero se refiere a la Ley Habilitante, que permitir al ejecutivo legislar sobre las materias necesarias para adelantar los cambios hacia el socialismo.

40. El segundo, est relacionado con la reforma de la Constitucin Bolivariana de Venezuela, la cual permitir, entre otros aspectos, la modificacin de artculos que en lo econmico o en lo poltico no estn de acuerdo con el proyecto de sociedad socialista que se pretende construir. No es de extraar que la Constitucin Bolivariana de 1999 le haya quedado estrecha al proceso revolucionario bolivariano como le queda estrecha la ropa al nio que va creciendo.

41. El tercero, comprende una campaa de educacin moral, econmica, poltica y social llamada Moral y Luces que debe hacerse presente tanto en las organizaciones territoriales (consejos comunales y otras organizaciones) como en los centros de trabajo.

42. El cuarto, lo que el Presidente denomin: La Geometra del Poder, pretende revisar la distribucin poltico-territorial del pas y generar la construccin de sistemas de ciudades y de territorios federales con el objetivo de redistribuir ms equitativamente el poder poltico, econmico, social y militar sobre el espacio nacional.

43. El quinto, y ms importante, se refiere a La Explosin Revolucionaria del Poder Comunal y pretende potenciar los consejos comunales y todo lo que se refiera al poder popular.

44. Segn el mandatario venezolano, estos cinco motores sern los que permitirn la puesta en marcha del proyecto socialista bolivariano.

Se avanza en las nacionalizaciones

45. En los ltimos meses se ha avanzado ms en la nacionalizacin de empresas que en los 9 aos anteriores de gobierno avanzndose enormemente en la recuperacin de la soberana econmica del pas.

46. Electricidad de Caracas, la empresa ms grande del sector, valorada en 900 millones de dlares, fue nacionalizada. La multinacional estadounidense AES firm un acuerdo con el gobierno venezolano cediendo el 82.14% de sus acciones.[7]

47. El primero de mayo, el gobierno venezolano recuper su soberana energtica al proceder a la nacionalizacin de la Faja Petrolfera del Orinoco, que contiene las reservas mundiales ms importantes. Se redujo el poder de los consorcios petroleros que operan en dicha regin del ro Orinoco, donde se extraen cerca de 400 mil barriles de petrleo diarios, cifra que podra elevarse a 600 mil barriles. La medida afectar a varias empresas extranjeras. Las ms afectadas sern las norteamericanas: Chevron, Exxon Mobil, Texaco y Conoco Philips; la francesa Total; la noruega Statoil; y la britnica British Petroleum. La empresa venezolana PDVSA, hasta el momento era la socia minoritaria en este consorcio, actualmente se ha invertido la situacin: su cuota ser del 60%.[8]

48. El 8 de junio se nacionaliz la Compaa Annima Nacional Telfonos de Venezuela (Cantv), la mayor empresa telefnica privada del pas que fue pblica hasta 1991. La Cantv controlaba, en el momento de ser nacionalizada, el 83% del mercado Internet, el 70% del mercado de comunicaciones telefnicas nacionales y el 42% de las llamadas internacionales. Posea cerca de 3 millones de lneas y 100 mil telfonos pblicos.[9]

49. Con esta medida el estado venezolano ha avanzado en el control del estratgico sector de las telecomunicaciones.

50. La empresa recuperada pretende aumentar el acceso a la telefona en todas las zonas del pas. En dos aos triplicar los kilmetros cubiertos de fibra ptica. Sus servicios llegarn a zonas rurales alejadas. Adems de extender el servicio pretende hacerlo accesible a sectores de menos ingresos abaratando los costos de las llamadas. [3] de agencia bolivariana revisar (PENDIENTE)

No renovacin de la concesin a RCTV

51. El 27 de mayo en la noche expir la concesin a Radio Caracas Televisin, la emisora televisiva opositora con ms potencia en el pas. Coincido con Vladimir Acosta, analista poltico venezolano, en que este es el segundo gran momento revolucionario del proceso luego de la recuperacin del petrleo para Venezuela en el 2003.[10]

52. Convertir una emisora privada en una emisora de servicio pblico, no es slo un duro golpe a la hegemona meditica de la oposicin venezolana, sino que es un hecho que toca el corazn del poder mundial, porque este depende hoy fundamentalmente de los medios de comunicacin. Sin el monopolio de los medios para fabricar el consenso el poder el poder mundial se debilitara enormemente.[11] De ah la virulencia de la reaccin conservadora a nivel planetario.

53. La medida fue anunciada por Chvez con meses de anticipacin. La oposicin de inmediato prepar su contra respuesta. Trat de hacer creer a la ciudadana que con ello se hera de muerte a la libertad de expresin, que el gobierno avanzaba en forma acelerada a un rgimen dictatorial. Luego de ensayar varias movilizaciones de adultos que no lograron las dimensiones esperadas, aparece en las calles de Caracas un nuevo actor poltico: los estudiantes.

54. Miles de ellos, la mayora provenientes de desde universidades privadas, salen las calles protestando contra lo que ellos denominan el cierre de Radio Caracas Televisin. Aunque sus intenciones son pacficas, un grupo de estudiantes provoca disturbios, encienden fogatas en las calles, impide el trnsito obligando cuerpos policiales a intervenir para mantener el orden. Las imgenes de enfrentamiento entre estudiantes y policas recorren el mundo como una prueba ms del carcter autoritario del gobierno. Lo que no se informa es que la mayor parte de los heridos pertenecen al cuerpo policial, que asume una actitud digna y no se deja provocar.

55. Pero, qu representan estos estudiantes? Se trata de un movimiento meramente apoltico como ellos y los medios opositores intentan hacer creer?

56. La estrategia de la oposicin ha sido, por un parte, la de presentar a los estudiantes como una masa unificada y, por otra, la de mantenerse apartada del movimiento estudiantil, para poder subrayar su carcter independiente y espontneo.[12]

57. El primer elemento de esta estrategia fue rpidamente desmontado por un importante sector de los estudiantes que apoya la medida adoptada por el gobierno. Estos salieron a la calle en masa.

58. Respecto al segundo elemento, cada da se revelan nuevas pruebas de su intervencin detrs del escenario. No slo hay grabaciones telefnicas e interceptacin de mensajes electrnicos que revelan sus planes de usar a los estudiantes para sus fine polticos, sino que, para colmo de su desgracia, hay una prueba irrefutable que la proporciona uno de los propios dirigentes estudiantiles.

59. El pequeo grupo de lderes estudiantiles que reclama por el cierre de RCTV, convencidos por la propaganda que hacen los medios a los que son asiduos, de que los chavistas estn contra la libertad de expresin en Venezuela, decide demandar una audiencia en la Asamblea Nacional creyendo que esta iniciativa sera rechazada. Para su sorpresa, ocurre lo contrario, slo que Cilia Flores, la presidenta del Parlamento ampla la propuesta y decide que el escenario es propicio para abrir un debate entre estudiantes opositores y partidarios de la medida adoptada por el gobierno. En un gesto indito en la historia del pas, la Asamblea Nacional abre las puertas los estudiantes para que vayan a debatir.

60. Se decide otorgar derecho de palabra a diez por cada corriente. Los estudiantes opositores entran a la asamblea usando pulloveres rojos, algo extrao ya que ese color ha sido el que identifica a los chavistas. Luego se descubre el porqu: era mucho ms que una estrategia para no ser agredidos, formaba parte de una estrategia meditica profesionalmente diseada[13]

61. Se concede primeramente la palabra a Douglas Barrios, un estudiante de la Universidad Metropolitana, una universidad conocida por albergar slo a la lite de la sociedad. Luego de una intervencin muy poco substanciosa, donde llama a un proceso de reconciliacin nacional, termina diciendo que suea con un pas donde se les tenga en cuenta sin tener que usar un uniforme y una vez terminada esa frase l y el grupo de muchachos de la oposicin se sacan sus pulloveres rojos dejando ver los pulloveres blancos con diferentes consignas en defensa de la RCTV que llevaban debajo.

62. Original teatralizacin de un repudio pudisemos pensar, sino no hubiese sido por el hecho de que qued rezagada en el podio la ltima hoja de su intervencin. All se daban instrucciones muy precisas de cmo deban conducirse en la Asamblea Nacional. El texto estaba firmado por ARS Publicity, una compaa de propiedad del grupo de Globovisin, que estuvo implicada en el golpe de abril del 2002.

63. Quitarse el pullover rojo, hablar una sola vez y retirarse de inmediato, fueron todas acciones que figuraban en ese instructivo. Esta ltima accin fue frenada al menos durante el siguiente derecho de palabra, por la presin que hicieron los estudiantes chavistas y los diputados de la Asamblea Nacional para que se quedaran.

64. Los autodenominados defensores de la democracia no fueron capaces de debatir democrticamente, slo hicieron una intervencin y se retiraron. Los autodenominados independientes llegaron pautados por Globovisin. Esa es la hipocresa de los liderazgos opositores.

65. Que quede claro que estamos muy lejos de pensar que todos los estudiantes que marcharon en repudio a la decisin de cancelar la concesin son de esa calaa. Estamos convencidos que la mayora de ellos recapacitar cuando, a travs de un debate sano, conozcan el verdadero proyecto de sociedad que encabeza el presidente Chvez. La verdad finalmente se impondr

66. Los hechos del Parlamento, no solo pusieron en evidencia la estrategia enemiga, sino que, mucho ms importante que eso, rebelaron el extraordinario liderazgo estudiantil que estaba surgiendo en el pas.

67. Unos tras otros los diez oradores partidarios de la medida adoptada por el gobierno fueron desmontando uno a uno los argumentos de la oposicin con frescura, inteligencia, creatividad y, sobretodo, con mucha fuerza. Qu se puede argumentar, por ejemplo, a lo dicho por la siguiente oradora, Andrena Tarazn, de la Universidad Central de Venezuela, cuando ella critica la conducta de los estudiantes de la oposicin comparando su conducta para no enfrentar el debate con la de Condolezza Rice en la reunin de la OEA, donde habl y se retir.

68. Los telespectadores que vieron esa transmisin en vivo y directo por cadena nacional tienen que haber quedado muy impactados por la calidad de las intervenciones. Tan buenas eran stas que no tardaron en ser difundidas va Internet. Fueron miles de personas en todas partes del mundo las que pudieron asombrarse y maravillarse con las palabras de Andrena y sus compaeras y compaeros. Ellas se transformaron en las mejores embajadores de Venezuela.

69. Pero, el golpe meditico alternativo dado por la izquierda no poda quedar impune. Pocos das despus YouTube, haba sido suspendido la cuenta del usuario "Lbracci", espacio a travs del cul se divulgaba dicha experiencia en forma de vdeo.[14]

70. Por otra parte, se estn abriendo espacios de debates en todos los rincones del pas. Y los sectores juveniles estn constatando en la prctica que s existe democracia en Venezuela.

71. Nuevamente, el ataque de la oposicin ha dado por resultado un hecho muy positivo para el proceso bolivariano: un nuevo actor social lleno de fuerza, de ideales, ha entrado en la escena poltica. No cabe duda que los estudiantes partidarios del gobierno tienen todo para ganar. Un proyecto de pas ms humanista y solidario, un rgimen poltico que crea espacios y fomenta el protagonismo de las personas, que se esfuerza por eliminar las desigualdades; que llama a ejercer un control social creciente sobre todas las actividades para luchar contra el flagelo de la corrupcin; que recupera la soberana de la Patria, es un proyecto no puede ser indiferente a la juventud venezolana. ◄

Nota: Este artculo fue preparado par el anuario ABIVEN 2007,



[1] Alrededor de 2 millones. Chvez obtuvo el apoyo de alrededor de 6 millones de personas, firmaron a favor de la revocacin alrededor de 4 millones.

[2]. Entre los ms importantes grupos que se hicieron presentes estn: La Unin Europea, el Centro Carter, la Organizacin de los Estados Americanos (OEA).

[3]. Estados Unidos expres, mediante Sean McCormack, portavoz del Departamento de Estado, su deseo de tener una relacin positiva y constructiva con el gobierno bolivariano. Felicitamos al pueblo venezolano por su conducta durante esta eleccin, declar expresando tambin su deseo de trabajar con el gobierno del presidente Chvez. El cambio parece radical pues hace poco, Washington calificaba a Chvez de fuerza desestabilizadora para la regin

[4]. Discurso en el Acto de Reconocimiento al Comando Miranda, 15 diciembre 2006.

[5]. Hugo Chvez, Nota introductoria al libro El discurso de la unidad (15 de diciembre 2006) Ediciones Socialismo del Siglo XXI, No 1, Caracas, 2007 en

[6]. Chvez decidi llamarlos propulsores.

[7]. Salim Lamrani, Se abre una nueva era en Venezuela, 26 de febrero 2007.

[8]. Ver Salim Lamrani, Soberana petrolera, reformas sociales e independencia econmica en Venezuela, www.rebelin.org, 15 de mayo 2007.

[9]. Agencia Bolivariana de Noticias, Queremos que Cantv sea una empresa tan eficiente como Pdvsa, 11 de enero de 2007; Agencia Bolivariana de Noticias, ; gobierno nacional dio primer paso hacia nacionalizacin de la Cantv, 12 de febrero de 2007.

[10]. Vladimir Acosta, La no renovacin de RCTV es un hecho revolucionario porque toca al corazn del poder mundial , entrevista de Marcelo Colussi, Argenpress, junio 2007.

[11]. El trmino fabricando el consenso es utilizado por Walter Lippmann en Public Opinion, Allen and Unwin, Londres, 1932, citado por Noam Chomsky en Cmo nos venden la moto, Ed. Icaria, Barcelona, 1996, p.14. Este autor tiene a su vez un libro titulado: Manufacturando el consenso.

[12]. Georges Ciccariello‑Maher, Whos pulling the Strings behing Venezuelans Student Rebelion, Caracas, 10 junio 2007.

[13]. .Op.cit.

[14]. Carlos Martnez , Antena 3 y YouTube censuran un debate sobre la no renovacin de la concesin a RCTV ,12 de junio 2007.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter