Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-07-2007

La burguesa y el gran capital, que tanto le deben, le dejan solo en su funeral
Muere Osvaldo Romo, el torturador ms odiado de la dictadura militar

Jorge Escalante
La Nacin



Muri Osvaldo Romo. Quizs el ser ms detestable de los ltimos cincuenta aos de la historia de Chile. Surgi desde la nada por la traicin y la delacin y salt al estrellato en la represin durante la dictadura. Aunque civil y de origen humilde, se code con los grandes de la DINA y tuvo don de mando. Porque Romo saba mucho. Conoca al revs y al derecho la historia y estructura del Movimiento de Izquierda Revolucionario, MIR, y su gente y eso le abri las puertas del xito. El antiguo militante socialista y lder poblacional de Pealoln durante el gobierno de Salvador Allende, tena la llave del cuarto donde para la dictadura se esconda un tesoro: la informacin suficiente para golpear al MIR, uno de los enemigos ms odiados por Pinochet y su rgimen.

Los ltimos meses transcurrieron para Romo en estado terminal, con una diabetes avanzada y progresiva que le fue deteriorando el organismo. La ltima semana permaneci sin conciencia en el hospital de la Penitenciara de Santiago.

Lo hara igual, y peor an. Y no dejara periquito vivo. Todo el mundo pa la jaula! Ese fue un error de la DINA, yo se lo discut hasta ltima hora a mi general (Manuel Contreras). No deje a estas personas vivas!, fue lo que declar en una entrevista en 1992, luego que regres a Chile expulsado desde Brasil.

Despus, ya preso en Chile, en los ltimos aos empez a negar lo malo que fue y trat de acercarse a sus vctimas. A los muertos y a los vivos, buscando el perdn, pero siempre desde la dicotoma, admitiendo y negando.

Cmo Osvaldo Romo Mena, el Guatn Romo, lleg desde la izquierda a convertirse, ms que en un colaborador, en uno de los agentes ms sanguinarios que viol mujeres y tortur de propia mano, nunca qued muy claro. Pero as fue. Antes del golpe militar, desde el partido socialista emigr con la fraccin que form la Unin Socialista Popular (Usopo), de la que fue candidato a regidor y diputado.

En su historia qued marcado el da que en el sector Nueva Habana de la poblacin Lo Hermida, enfrent a Allende por la muerte de un poblador.

Con la DINA Romo asest golpes fundamentales a la estructura del MIR. Son decenas los miristas que detuvo y desaparecieron. En esta tarea cont con la ayuda insustituible de La Flaca Alejandra, Marcia Merino Vega, mirista detenida que tambin traicion a los suyos y se convirti en una agente colaboradora.

No existe certeza de qu manera Romo se sali de la DINA para irse a Brasil el 16 de octubre de 1975. Lo claro es que no huy y lo hizo con el permiso y apoyo de sus amos.

Un documento histrico

En enero de 2006 lleg a las manos de La Nacin un documento que ahora con la muerte de Romo pas a ser historia. Son cien pginas escritas por el mismsimo Guatn Romo, de puo y letra, con buena caligrafa pero de redaccin y ortografa endiablada. Se trata de lo que Romo quiso que fuera la primera parte de sus memorias. En su edicin del 26 de febrero de 2006, La Nacin Domingo public la crnica Romo, desde la tinieblas, basada en estos relatos.

A mis amables lectores, debo dar inicio a este escrito con bastante cario y devocin. Hoy yo llego a empaar los cristales de mi lente (sic) que son los que ayudan mi visin, esto es porque llego a las lgrimas de un hombre duro, pero que tengo a pesar de que me las quiera dar de lo que muchos me dijeron de mi que era duro pero hoy me pongo en posicin de poder yo recordar (sic). As comienza su manuscrito.

Repite con insistencia que no fue malo y busca el perdn de sus ofendidos. Incluso les habla desde el alma. Al relatar un episodio en que en Villa Grimaldi torturan y matan a los miristas Alejandro de la Barra Villarroel (El Nano) y su esposa Ana Mara Puga Rojas, el ex agente escribi recordndolos: Deben estar juntos en la otra vida. El Nano, en honor a la verdad, debe estar mirando la luna, y debe mirar a la Anita Mara pensando que est dormida, linda como una diosa.

Cuando, vencido por su enfermedad en los ltimos aos, Romo comenz a colaborar con los jueces, el Ejrcito le quit los 200 mil pesos mensuales que le daba, dinero que el ex agente enviaba a Brasil para su esposa Raquel Gonzlez Chanda y sus cuatro hijas y un hijo.

El lastre del pasado

El mismo da que falleci Osvaldo Romo Mena, sin duda el agente que simboliza todo el horror represivo de la dictadura militar, el ministro de Defensa, Jos Goi, anunci que en las prximas semanas el Ejrcito pondr fin a los aportes voluntarios que los miembros de la institucin castrense hacen mensualmente para financiar la defensa de aquellos ex uniformados que se encuentran procesados por violaciones a los derechos humanos.

El descuento por planilla que desde 1990 se le hace a todos los funcionarios del Ejrcito haba sido fuertemente criticado por el senador Jaime Naranjo, porque la mal entendida solidaridad les impide cuestionar los graves hechos por los cuales sus camaradas estn siendo procesador y condenados y que impide al Ejrcito como institucin desprenderse del lastre de su pasado.

Adems, Naranjo afirm tener testimonios de oficiales que el aporte es obligatorio porque no pueden oponerse por temor a represalias morales y administrativas. La muerte de Romo y el fin del aporte del Ejrcito a quienes cometieron delitos de lesa humanidad, permite vislumbrar un nuevo escenario en el mbito de los derechos humanos.

La derecha, la gran ausente del funeral

Bajo la lluvia que afecta a la capital y sin la compaa de familiar alguno, amigos o ex compaeros en su paso por la tristemente celebre Direccin de Inteligencia Nacional (DINA), fue sepultado esta maana el ex agente Osvaldo Romo Mena, tambin conocido como guatn Romo.

Luego de pasar la noche en dependencias de una de las sucursales de la red funeraria del Hogar de Cristo, el fretro con el cuerpo de uno de los ms feroces torturadores de la dictadura de Augusto Pinochet fue llevado en solitario sigilo hasta el Cementerio General.

All, una vez que un sacerdote ofici un breve acto religioso habitual para todo sepelio, fue dejado en el nicho 32 del patio 39 luego de la gestin en ese sentido efectuado por la Congregacin de las Hermanas de la Caridad que ayer asumieron el retirao del cuerpo.

El director del campo santo de la comuna de Recoleta -en el norte de Santiago-, Tulio Guevara, de acuerdo a radio Cooperativa, coment que en los varios aos en que se ha mantenido a cargo del recinto el de hoy es el primer funeral que le toc ver en que en que nadie asisti a despedir al fallecido.

Romo Mena, conocido por enfrentar numerosas causas por violaciones a los Derechos Humanos de opositores a la dictadura, falleci en el nosocomio penal pasadas las 4 de la madrugada de este mircoles puor una falal multisitmica.

Estaba detenido en ese recinto desde 1992, cuando fue extraditado desde Brasil a donde fue enviado de manera clandestina por los militares para protegerlo ante su rol protagnico en secuestros, violaciones, torturas y muertes, fundamentalmente de miembros del Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR) a quienes conoci durante la Unidada Popular cuando fue un destacatdo dirigente poblacional socialista.





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter