Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-07-2007

Crnica desde Palestina
La seguridad en Gaza

Lidn Soriano Segarra
Rebelin


El calor es sofocante, las gotas de sudor resbalan por nuestras frentes mientras atravesamos la nueva terminal que a modo de estructura fronteriza oficial Israel ha construido en Erez. El punto de paso resulta paradjico, casi esperpntico, un edificio de dimensiones faranicas que slo recibe a unas decenas de personas al dia. Frialdad en su arquitectura, controles de seguridad, pasillos, tornos rotatorios, preguntas y ms preguntas.

Pero estamos felices, hemos conseguido la coordinacin necesaria con Israel a traves del consulado espaol, tras reiteradas peticiones y ahora, por fin: estamos en Gaza.

Lo primero que me sorprende al entrar, comparandolo con los aos pasados, es la menor presencia de hombres armados por la calles y una extraa, pero significativa calma que lo inunda todo. En otras ocasiones, la primera sensacion al adentrarme en la Franja, era como de tension en el ambiente, de calma tirante, sin embargo este ao no he tenido esa sensacion.

Las noticias que incansablemente llenan nuestros medios de comunicacion con respecto a Gaza hablan de inseguridad, inestabilidad, peligro. Sin embargo las sensaciones que tuve al entrar disiparon el desasosiego con el que entraba por lo incierto de la situacin y las constantes recomendaciones de nuestras instituciones e incluso de nuestras contrapartes en Cisjoradania para que no fueramos a Gaza por temor a que algo nos sucediera.

Me resulta, cuanto menos peculiar, que el ao pasado estuviramos en Gaza bajo constantes bombardeos israelies y no recibiramos ni la quinta parte de advertencias de peligro que estos das, en los que como hemos podido comprobar, la situacin lejos de ser de peligro o de inestabilidad es de tranquilidad total y absoluta.

Parece que el objetivo es evidente, focalizar y magnificar una situacion de confrontacion interna, para desviar la atencion del verdadero problema: la ocupacin israeli.

Desde que Hamas se hizo con el control de la Franja, de forma totalmente inapropiada y denunciable, pero como respuesta a la constante provocacion de gente relacionada con Fatah interesada en crear el caos interno, la seguridad se respira en las calles de Gaza.

Se ha prohibido a las diferentes milicias que vayan armadas y enmascaradas por la calle, se han eliminado todos los checkpoints en el interior de la Franja, no se permiten los disparos al aire en las bodas que a menudo causaban muertos por la mala utilizacion de las armas, los lideres de los grandes clanes han sido forzados a elegir entre quedarse con las armas y luchar contra la ocupacin o ser encarcelados y se han sellado acuerdos de no agresion entre familias rivales. Parece un cuento de hadas, pero la informacion la recibimos de una de nuestras contrapartes, de una de las personas que me merece mas respeto por su trayectoria politica, social y humana, el director del centro de Derechos Humanos de Gaza, Raji Sourani, por lo tanto le doy peso y credibilidad.

Por si eso no fuera poco, la mera observacion en las calles y los contactos y conversaciones con la gente te confirman esa realidad, tan extraa, como necesaria. El director del hospital Al Awda, nos comentaba esta maana, como ejemplo de esa normalidad y sensacion de seguridad que se vive en Gaza, que por primera vez desde hace muchos aos haba estado la noche anterior hasta la una de la maana en la playa con su familia y despus haban vuelto paseando hasta casa. La gente se siente mas segura, en las calles hay hombres armados que por parejas velan por la seguridad, a diferencia de los grandes grupos de hombres hasta el ao pasado encontrbamos en algunas esquinas de las ciudades, sobre todo de ciudad de Gaza, mostrando sus armas en actitud desafiante y chulesca.

A medida que vamos recorriendo los escasos 365 Km2 de la Franja otra de las escenas que llama poderosamente la atencion es la inactividad. Personas en las puertas de sus comercios, de sus pequeos talleres con las manos sobre el regazo, mirando al infinito o charlando con otras personas. Excepto los mercados en las calles no se percibe apenas movimiento de mercancias, de compras, de trabajo y es que el embargo que los paises occidentales aplicaron al pueblo palestino tras el proceso democratico de 2006 y que persiste en la Franja, ha aumentado y agudizado la terrible crisis humanitaria y socioeconomica que asolaba Gaza desde el plan de desconexion de Sharon en 2005, con la conversion de la Franja en una gran carcel a cielo abierto.

La tasa de paro es superior al 75% y mas del 80% de la poblacin vive por debajo del umbral de la pobreza, con menos de dos dolares por da, la tasa de malnutricin, la anemia, las alteraciones gastrointestinales, las enfermedades por alteraciones de la inmunidad debido a la mala alimentacion y al stress estan disparadas, los casos de cancer son cada vez mayores y a parecen en gente mas joven, incluso los ataques al corazon empiezan a afectar a personas entre veinte y treinta aos,personas sometidas a unas carencias terribles, con un stress traumatico y postraumatico terrible y cuyas esperanzas, aun manteniendose van disminuyendo a medida que el tiempo pasa y la situacion, tan solo empeora.

Raed, nuestro taxista en esta visita, es un claro ejemplo que puede ayudar a entender mis palabras. Slo conocerlo tras atravesar el checkpoint de Erez, se nos muestra feliz, alegre y dispuesto a todo (como son, la verdad, la mayoria de taxistas en Gaza), sin embargo a medida que vamos pasando tiempo con l y vamos teniendo mas confianza y hablando de temas mas personales, su tragedia empieza a aparecer, su dolor por momentos asoma a sus ojos, disipando su sonrisa pizpireta y cambiando su porte alegre y vital, que resulta ser, no una mascara, pero si un salvavidas que le permite seguir el dia a dia, intentado olvidar lo inolvidable.

El ocho de noviembre de 2006 el ejercito israeli lanzo un ataque sobre Beit Hanoun, una ciudad del noreste de la Franja de Gaza. 19 personas, la mayoria mujeres y nios fueron asesinados, de ellos 13 pertenecian a la misma familia, la familia Al Qafarna, la familia de Raed, nuestro taxista.

Entre los asesinados: su padre, su hermano, 3 hijos de su hermano, 2 hijas, una de seis meses y otra de dos aos, su cuada.....

Tantas y tantas heridas imposibles de cicatrizar, imposibles de curar, imposibles de perdonar, imposibles de superar.

Raed, lo intenta dia a dia y trabaja incansablemente para poder alimentar todos los dias a sus cinco hijos y a su mujer. Raed, como el resto de los habitantes de Gaza, sobreviven, disfrazando con sonrisas, tan verdaderas como necesarias, unas terribles historias personales que nosotras, en la comodidad y asepsia de nuestras egoistas vidas occidentales, somos incapaces tan solo de imaginar.

Otra de las cosas, que si bien no es novedad me sigue partiendo el alma, es la tristeza en los ojos de muchos nios y nias sobre todo de las zonas mas castigadas, que principalmente si estan solos cuando aparecemos, nos miran entre desconfiados y temerosos cuando no aterrorizados, y es que muchos de ellos lo mas parecido a nosotros que han visto en su vida es un soldado israel y el recuerdo que les traemos es sencilla y comprensiblemente terrible.

Ayer por la tarde vistamos la terminal de Rafah, en donde esta teniendo lugar una tragedia humanitaria, sin que nadie haga absolutamente nada a pesar de existir bastantes informes de diferentes organizaciones internacionales, denunciando la situacin.

Debido al cierre que Israel impone en el paso fronterizo, unas 6.000 personas se encuentran retenidas en la parte egipcia, unas 30 ya han fallecido. El paso esta cerrado desde hace dos meses y como Israel no da la menor informacion sobre la pertura o no de la verja,la gente no puede moverse porque corren el peligro de marcharse y que en ese mismo momento Israel permita el paso durante unas horas, asi que se encuentran hacinadas, bajo un sol de mas de 40 grados, con un bao para todo mundo, sin alimentos, ni bebidas, sin dinero, sin informacion, sin ningun tipo de ayuda, abandonadas a su suerte.

En el lado palestino de la terminal estuvimos con el jefe de seguridad, perteneciente a Hamas, quien despues de mostrarnos las instalaciones, nos invito a un te. Fue un momento de lo mas agradable, tras el accidentado viaje por las bombardeadas carreteras palestinas, aguantando un calor extenuante agradecimos un momento de relax. En un abrir y cerrar de ojos, varios soldados sacaron unas filas de asientos del interior de la terminal y las dispusieron debajo de unas palmeras sobre una zona de cesped, al momento trajeron el te. Nos sentamos y comenzamos a charlar animadamente sobre la situacion actual. Como muchos gazauies, no entiende porque tienen que ser castigados sencillamente por haber llevado a cabo una eleccion democratica y repetidamente con una sonrisa afable en los labios nos pregunta si le vemos pinta de terrorista.

La verdad es que no se cual es la "pinta de terrorista", supongo que la del imaginario occidental ha pasado de ser la de un ruso comunista a la de un arabe musulman, sin embargo a mi, al pensar en "la pinta terrorista" solo me viene a la cabeza la imagen de hombres engominados debatiendo sobre el mercado de valores,la productividad, los beneficios y los planes de ajuste estructural.

La pinta del jefe de seguridad es la de un joven arreglado, inteligente, deportista y activo y si como dice la legalidad internacional, terrorismo es crear terror en poblaciones civiles no combatientes, pues parece que l, adems, con su actividad no practica el terrorismo, ya que solo defiende un paso fronterizo del ejercito de ocupacin israel que habitualmente s practica el terror sobre poblaciones civiles indefensas y no combatientes, es decir ellos si que son, de hecho, fuerzas terroristas de ocupacin.

Tambien visitamos la terminal del aeropuerto totalmente destruida desde que en diciembre de 2001 el ejercito israeli arraso con bulldozers los 3008 metros de longitud de la pista de aterrizaje, destruyendo ademas todas las infraestructuras de unas terminales de estetica arabe, realmente bonitas.

Hasta 2001 se habian llevado a cabo algunos vuelos de prueba con Turqua, con Egipto y tambien se habia recibido a diferentes personalidades, entre ellos al primer presidente no rabe, Aznar. El motivo de este viaje llevado a cabo el 21 de julio de 1999, fue que el gobierno espaol, a traves de la cooperacion espaola y como consecuencia de diferentes acuerdos firmados en el periodo de la conferencia de Madrid y los acuerdos de Oslo, don 25 de los 37 milones de dolares que costo el proyecto. Tras la brutal destruccin, el entonces gobierno del PP no pidio, no ya una indemnizacion, que hubiera sido lo normal, sino tan siquiera una explicacion. Actualmente el gobierno del PSOE, sigue sin pedir ningun tipo de compensacion a Israel por la destruccion cometida sobre unas infraestructuras pagadas con dinero espaol, cuando es no solo su deber, sino tambien su obligacin.

Israel , por su parte aprendi la leccin: impunidad total para sus actos, libertad para seguir cometiendo todo tipo de crimenes de lesa humanidad, nada les afecta, nada les puede, estan por encima de la Ley.

De todas y cada una de nosotras, de las personas que creemos en la justicia social, de las personas que creemos que otro mundo es realmente posible y necesario, es la responsabilidad de intentar cambiar esta situacion.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter