Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-07-2007

Emigrar desde el sur de Italia

Matteo Dean
La Jornada


Italia ha sido desde siempre un pas de migrantes. Hoy la pennsula asiste a un fenmeno de inmigracin mayoritariamente econmico o por razones humanitarias, que es objeto de polmicas vacuas y tensiones sociales importantes. Miles son los extranjeros que pisan suelo itlico cada ao en bsqueda de trabajo o refugio. Hace tiempo Italia fue tierra de emigrantes que poblaron regiones enteras del planeta, y tambin escapaban de la pobreza de un pas que ha requerido dcadas para recuperarse de los atrasos histricos determinados por decisiones polticas, por cuestiones meramente culturales y, por qu no?, por dos guerras mundiales que aqu desahogaron mucha de su fuerza destructora.

Como haca notar Arnaldo Crdova ( La Jornada, 15/07/07), en los aos 60 casi 10 millones de italianos trabajaban en el norte europeo: minas, restaurantes, fbricas. Esa era la mano de obra barata que Italia exportaba en ese entonces. Al mismo tiempo, se dio una inmensa migracin interna que llev a millones de habitantes del sur a moverse hacia el llamado tringulo industrial constituido por Miln, Turn y Gnova. A principio de la dcada casi 300 mil italianos se transferan cada ao hacia el norte industrializado, fenmeno que nunca se acab por completo, pero que haba venido disminuyendo en las dcadas recientes.

Sin embargo hoy, en 2007, el fenmeno migratorio en el eje sur-norte parece haber recobrado su relevancia numrica. Del reporte anual de Svimez, la Asociacin para el Desarrollo del Mezzogiorno (se llama as al conjunto de las regiones sureas italianas), se desprenden datos sorprendentes. A principio de la actual dcada comenzaron a aumentar otra vez los flujos migratorios internos en Italia. Desde el ao 2000 hasta 2004 se pudo registrar un paulatino, pero constante, aumento de personas residentes del sur de Italia que se movieron hacia las ms ricas regiones del norte. Desde Sicilia, pero sobre todo desde otras reas constitutivas de la clebre bota itlica, cientos de miles se han mudado al norte, cerca de los lugares de trabajo. En 2004, segn el informe, se han registrado 270 mil cambios de residencia desde municipios del sur a los del norte, cifras que estn acercndose a los nmeros de otras pocas. Segn Svimez, estos datos reflejan no slo la enorme desigualdad econmica entre sur y norte del pas, sino tambin una "nueva y positiva voluntad de la gente del sur de buscar mejores condiciones de trabajo en el norte". Esta renovada fuerza de voluntad se ve reflejada sobre todo en los jvenes y en los ms escolarizados. Mientras hace 40 aos los italianos que migraban del sur al norte del pas salan de situaciones no slo de precariedad econmica, sino tambin escolar, hoy se registra un aumento de personas preparadas, inclusive un sensible aumento de los titulados en las universidades del sur de Italia.

Paralelamente a este fenmeno de migracin interna hacia el norte de Italia, el informe analiza tambin otro proceso en crecimiento y de notable impacto social: los pendulares, es decir, las personas que van y vienen de un territorio a otro para poder trabajar. Un fenmeno que en Italia abarc, en 2006, a 150 mil personas que viajaron constantemente entre norte y sur de la pennsula. Desde Sicilia, pero sobre todo desde Calabria y Puglia -la punta y el tacn-, viajan semanalmente miles de personas que en el norte encontraron trabajo y en el sur tienen familia.

Las razones de tal movilidad -facilitada, segn el informe, por la creciente red interna de transporte en el pas; y aunque a veces se representa como estable al norte, en otras ocasiones la poblacin se encuentra en viaje perpetuo a lo largo de todo el territorio- son el atraso econmico y las dificultades ocupacionales al sur de Italia. Si bien es cierto que la tasa de desempleo ha venido disminuyendo, como confirman los datos de Svimez, la misma asociacin demuestra que dos terceras partes de los empleos en el sur corresponden a los llamados empleos atpicos, es decir, precarios, temporales y sin garantas. Al mismo tiempo, si el desempleo registrado en las estadsticas frena su aumento, los mismos nmeros confirman el crecimiento del trabajo irregular, sin contrato, que hoy ocupa a casi milln y medio de personas slo en el sur de Italia.

Lo que en los manuales de historia de las escuelas italianas se estudia como un fenmeno del pasado -la migracin interna- hoy regresa. El informe de Svimez nos muestra una fotografa sin piedad de un sur de Italia que no parece haber cambiado en los ltimos 50 aos: un sur donde se registra el ms alto nivel europeo de abandono escolar y el ms bajo nivel de titulados en Europa (0.7 por ciento de la poblacin contra el promedio europeo de 1.3 por ciento); un territorio que registra el menor nivel de crecimiento econmico de todo el pas, con 1.5 por ciento contra 2 por ciento de promedio nacional, lo cual se traduce en una renta personal de casi 17 mil euros anuales contra los 30 mil del norte.

"La cuestin meridional", como le decan hace un siglo a los problemas relativos al sur, hoy regresa con fuerza en el escenario poltico de Italia, llevando otra vez a primer plano los atvicos paradigmas de un territorio abandonado por el Estado: pobreza, marginacin, precariedad y emigracin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter