Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-07-2007

Entrevista a Elkin Ramrez, abogado de la Corporacin Jurdica Libertad (Medelln, Colombia):
"El 10% de las bajas que el gobierno presenta como producidas a la guerrilla han sido crmenes de lesa humanidad en contra de campesinos"

Gloria Verges
Rebelin


 

Cmo analizas la situacin de los Derechos Humanos en Colombia en este momento, despus de los contactos que hubo entre Sarkozy y Uribe y de la muerte de los diputados de El Valle?

La situacin de Derechos Humanos para nada cambia con la intervencin que ha hecho el presidente de Francia, Sarkozy. El problema que tenemos en Colombia es un problema histrico de violacin permanente de los Derechos Humanos, de desconocimiento de cualquier tipo de oposicin que pueda existir en nuestro pas.

Nosotros consideramos que la intervencin que ha hecho Sarkozy tiene inters primero que todo de tipo electoral, algn tipo de reconocimiento ante la poblacin francesa en su postura de buscar la liberacin de una ciudadana francesa, Ingrid Betancourt. Creemos que no hay inters ms all, incluso uno puede preguntarse hasta donde tiene un verdadero inters de buscar que todas las personas que tiene cautivas las FARC logren su libertad a travs de un proceso de negociacin y de llegar a lo que se denomina un acuerdo humanitario, mediante el cual exista un intercambio entre los presos de la guerrilla de las FARC que tiene el gobierno colombiano, el estado, y la liberacin de las personas que estn en el poder de las FARC.

Lo otro es que la situacin colombiana no puede ser mirada exclusivamente en relacin con el problema de los secuestrados. El problema de los Derechos Humanos tiene que ver con la falta de reconocimiento de Derechos polticos para la poblacin colombiana, para la totalidad de la poblacin, el reconocimiento de la labor que desempean los grupos de oposicin y especialmente el papel importante que juegan las organizaciones no gubernamentales de Derechos Humanos. Durante el gobierno de Uribe han sido deslegitimadas, su papel ha sido totalmente desconocido y el presidente en varias oportunidades se ha pronunciado descalificando el papel de las organizaciones de Derechos Humanos, sealando que son apndices, que sirven de soporte jurdico o poltico a la insurgencia. Creemos que es importante que las organizaciones tengan algn nivel de reconocimiento por parte del gobierno. Eso implicara que los niveles de presin y de persecucin que padecemos a diario en nuestro pas disminuyeran.

Y otro de los aspectos fundamentales es que la poltica de seguridad democrtica que ha venido afectando seriamente Derechos fundamentales como los Derechos a la libertad. El derecho a la vida tiene que ser modificado. No puede pensarse que los resultados de la lucha contra la insurgencia y contra la violencia que vive el pas se pueden dar persiguiendo a la poblacin civil, asesinando campesinos para mostrar resultados, deteniendo lderes de la oposicin, sealndolos, deteniendo integrantes de organizaciones sociales y comunitarias con el simple propsito de mostrar resultados de esa poltica de seguridad. Creemos que eso es totalmente equivocado y eso ha generado durante los ltimos cuatro aos y medio mayores niveles de violacin de los Derechos Humanos. En nuestro pas, el ejrcito cotidianamente est desconociendo los Derechos Humanos, est agrediendo a la poblacin, incluso tenemos registrado un gran nivel de violacin del derecho a la vida mediante la prctica de ejecuciones extrajudiciales de campesino para poder mostrar resultados en su lucha contra la insurgencia.

Creemos que esta situacin, con el tipo de intereses que pueden perseguir presidentes como Sarkozy, en nada van a solucionar los problemas. Necesitamos que la comunidad internacional entienda la complejidad, la gravedad del problema que vivimos en nuestro pas para que se realicen las presiones suficientes para que las violaciones de los Derechos Humanos disminuyan, para que el problema de la impunidad que es crnica en nuestro pas sea superado. Hay que buscar mecanismos de presin para que cesen los niveles de interrelacin que existen entre los grupos paramilitares y fuerzas estatales, grupos polticos, grupos econmicos. En la medida en que esto no se modifique, la situacin difcilmente puede modificarse positivamente.

En esta situacin que acabas de comentar, cmo pueden los defensores de Derechos Humanos y las organizaciones seguir trabajando en Colombia?

Es importante entender la actividad de los defensores de los Derechos Humanos de una manera integral, no solamente desde la perspectiva de unos agentes que se encargan de realizar denuncias frente a determinadas violaciones. Yo creo que es necesario que empecemos a pensar que el papel de los defensores no es solamente de quienes estamos al frente de las organizaciones no gubernamentales de Derechos Humanos. Creemos que una postura integral implica que se mire como tales a los integrantes de las organizaciones sociales y populares, los lderes sindicales que en su cotidianidad estn buscando por el reconocimiento de sus derechos de cualquier generacin, bien sea el derecho a la vida, la posibilidad de participar en el ejercicio de los derechos polticos o en las reivindicacines de sus necesidades ms sentidas. Es necesario mirarlo desde ah.

Y por lo tanto consideramos que el papel que pueden jugar algunas organizaciones internacionales, algunos grupos que tienen que ver con asuntos de Derechos Humanos a nivel internacional, con organizaciones populares y sindicales es dar un decidido respaldo a la labor que nosotros desempeamos, que nos ayuden a difundir la problemtica que se vive en nuestro pas, que realicen misiones de acompaamiento de terreno, todo eso para nosotros es muy importante y tambin para la poblacin campesina que participa de los esfuerzos organizativos. Esos son blsamos que les ayudan a sobrellevar la difcil situacin que vive nuestro pas. Por lo tanto es esa invitacin, entender el asunto de la solidaridad internacional como algo vital y necesario para que las organizaciones de Derechos Humanos y las organizaciones sociales y populares podamos continuar en nuestro pas luchando por la reivindicacin de nuestros derechos, que es en ltima instancia lo que nosotros estamos haciendo, no estamos pidiendo nada ms.

Estamos pidiendo que se cumplan los tratados internacionales en materia de Derechos Humanos, muchas veces en materia de derecho internacional humanitario y que se cumpla la constitucin que tenemos en Colombia. Simplemente es eso, no estamos pidiendo nada ms, y es lo que nos han negado los gobernantes histricamente.

Cul es el sentido profundo de la Misin, sus objetivos ms importantes y lo que se espera de ella?

El propsito de la Misin Internacional de Observacin sobre Ejecuciones Extrajudiciales e Impunidad en Colombia tiene que ver con lograr difundir a nivel internacional ciertos problemas de Derechos Humanos que no conoce la opinin pblica pues en Europa usualmente se conoce el problema del narcotrfico, el problema de la guerrilla, el problema de los secuestrados, ni siquiera el problema del paramilitarismo, ni la vinculacin de polticos con estas organizaciones suscita algn tipo de inters. Nosotros, con la Misin, pretendemos que a nivel de la opinin pblica se sepa que en Colombia a travs de la aplicacin de la poltica de seguridad democrtica de lvaro Uribe se estn ocasionando graves violaciones de los Derechos Humanos, se estn incurriendo en verdaderos crmenes de lesa humanidad. Por ejemplo, en el caso concreto de las ejecuciones extrajudiciales sucede eso, una falta tal vez de inters y de difusin de este tipo de problemas a nivel internacional.

Consideramos que este es uno de los problemas ms graves que se tiene a nivel de violacin de Derechos Humanos junto talvez con el problema de las vctimas del paramilitarismo que han venido siendo invisibilizadas a travs de esa negociacin que se da entre el gobierno y estas organizaciones.Para nosotros es grave. Tenemos unos registros que hemos venido cuestionando. El gobierno de Uribe da cuenta de un poco ms de 7000 insurgentes dados de baja desde que inici su gobierno en agosto de 2002. Las cifras estn ah y son preocupantes los registros que nosotros tenemos en materia de ejecuciones extrajudiciales, es decir de asesinatos de civiles, sobre todo de campesinos a manos del ejrcito que luego son presentados como guerrilleros dados de baja en combate.

La CJL en una de las regiones en la que hace presencia es en el Oriente del departamento de Antioquia, es una poblacin de 600 000 habitantes. Nosotros hacemos seguimientos en 6 de los 23 municipios que cuenta la rgin. Ha sido muy golpeada por la violencia; en los ltimos diez aos se tienen registros oficiales de ms de 100 000 desplazamientos forzados. En los seis los municipios donde estamos, tenemos documentados 110 casos de ejecuciones extrajudiciales de campesinos en los ltimos cuatro aos y medio. De esas 110, estamos actuando como representantes de las vctimas en los procesos civiles y disciplinarios en ms de 60 casos. La informacin es muy confiable, bien documentada porque son registros que se obtienen a travs de las denuncias ante la Fiscala que es la que se encarga de realizar las investigaciones penales, o bien ante la Procuradura que es Institucin que se encarga de vigilar la conducta disciplinaria de los funcionarios pblicos.

As mismo, la Secretara del Gobierno Departamental de Antioquia recientemente, en el mes de mayo, inform que durante estos ltimos aos se han registrado 311 casos de ejecuciones extrajudiciales a manos de la fuerza pblica. De acuerdo con la Comisin Colombiana de Juristas -que es una organizacin no gubernamental de Derechos Humanos que funciona a nivel nacional- se tiene un registro de ms de 700 casos de ejecuciones extrajudiciales : es decir que por lo menos el 10% de las bajas que el gobierno presenta como producidas a la guerrilla han sido crmenes de lesa humanidad cometidos en contra de campesinos. Ms de 700 ejecuciones extrajudiciales se tendran documentadas por parte de las organizaciones de Derechos Humanos y eso sin considerar los subregistros, las estadsticas negras que no alcanzamos nosotros a documentar.

Por lo tanto pensamos que el afn de mostrar resultados por parte del gobierno nacional ha conllevado que el ejrcito asesine a campesinos con el propsito de mostrar resultados para el gobierno nacional.

Queremos entonces con la misin que se conozca ese problema a nivel internacional, que las organizaciones de Derechos Humanos que pueden tener algn tipo de inters en el tema de Colombia se articulen a la misin, la apoyen, la respalden.

Y se tendra un segundo objetivo: que a travs de los resultados que pueda mostrar la misin se logren generar niveles de impacto que conlleven a la disminucin de este tipo de prcticas de crmenes de lesa humanidad. Estamos seguros que en la medida en que el tema pueda ser posicionado a nivel internacional, podramos ejercer suficiente presin sobre el gobierno de lvaro Uribe para que disminuya esta modalidad de prcticas.

Durante tu estada en Burdeos te has podido entrevistar con diputados, alcaldes, presidentes de asambleas del poder descentralizado, as como con funcionarios. Qu balance haras de los encuentros que has tenido? Cmo has encontrado la receptividad de la gente y las intenciones que has notado en ellos?

Sin mayor dificultad me atrevera a concluir que el nivel de receptividad de estos funcionarios e integrantes de diferentes partidos polticos que tienen presencia en Burdeos ha sido totalmente positivo. Ellos han mostrado mucho inters en la problemtica de Derechos Humanos que vive nuestro pas, les ha impactado la denuncia concreta que se ha hecho frente al tema de ejecuciones extrajudiciales. Creemos que eso es un primer paso muy importante para todos nosotros, no solo para la CJL, para la Coordinacin Colombia-Europa-Estados Unidos como convocante de la misin, sino tambin para Fal Burdeos pues demuestra el grado de compromiso que tiene esta organizacin con la problemtica a nivel de los Derechos Humanos que nosotros vivimos. Definitivamente estas personas han entendido que lo que se vive en Colombia va un poco ms all de lo que tiene que ver con la guerrilla y los secuestrados. Ellos han tenido receptividad, han mostrado inters y se han comprometido algunos de ellos, la mayora de personas con las que nos hemos entrevistados a ofrecer un tipo de aval poltico a la misin y eso es supremamente importante porque es el primer paso que nosotros queremos dar con respecto al posicionamiento del problema a nivel de Europa.

 

 

El 3 de marzo de 1993, un grupo de ocho abogados y abogadas fundan la Corporacin Jurdica Libertad con el objeto de trabajar en la proteccin, divulgacin y defensa de los Derechos Humanos y desarrollo comunitario.

Gloria Verges es presidenta de la asociacin France-Amrique Latine de Burdeos, Francia

http://franceameriquelatine.free.fr

 


 

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter