Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-08-2007

Irn y EE.UU. de acuerdo... en rechazar la Convencin de los Derechos de la Mujer.

Kambiz Fattahi
BBC


Por ms de 27 aos, raramente Estados Unidos e Irn han coincidido en algo.

Cmo es entonces que estos archirrivales tienen una posicin similar -aunque por razones muy diferentes- en una convencin clave de los derechos de la mujer?

Irn y EE.UU. son dos de los ocho pases que no se han unido a la Convencin sobre la eliminacin de todas las formas de discriminacin contra la mujer (CEDAW, por sus siglas en ingls).

Los partidarios de esta convencin la califican como una "declaracin de los derechos femeninos".

Sarah Albert, copresidenta del Grupo de Trabajo para la Ratificacin de la CEDAW, explic que "el tratado se refiere a los derechos bsicos de la mujer, como acceso a la atencin mdica, reparacin legal en casos de violencia y acceso a la educacin".

El Comit para la Eliminacin de la Discriminacin contra la Mujer se reunir el prximo 10 de agosto en la sede de la ONU en Nueva York para estudiar la situacin en 15 de los 185 pases que forma parte de la Convencin.

Durante la presidencia de Mohammed Jatam, el parlamento iran aprob un proyecto de ley que peda unirse a la CEDAW.

Pero la intencin fue neutralizada por el voto del poderoso Consejo de Guardianes -un cuerpo compuesto por seis clrigos y seis juristas- que dictamin el carcter anti islmico del proyecto de ley.

Por supuesto, EE.UU. no tiene un Consejo de Guardianes pero su sistema de controles y balances puede llevar a largas demoras en la aplicacin de polticas.

Incompatible

El ex presidente de EE.UU., Jimmy Carter, firm la Convencin en 1980, pero el Senado tiene an que ratificarla. En 1994, una grupo de senadores la bloque y a pesar de un intento de revivirla, todava su entrada en vigor se encuentra paralizada.

EE.UU. es la nica democracia occidental industrializada que no ha ratificado el CEDAW.

"La oposicin al tratado es muy pequea, pero muy vocal. Se refiere a la idea de soberana. Los oponentes dicen que usurpara las funciones de la Constitucin si se aprobase", explica Albert.

La oposicin en Irn tiene otras races. Mehrangiz Kar, abogado iran de Derechos Humanos establecido en Harvard, EE.UU., considera que el sistema legal de Irn es incompatible con el CEDAW.

"El gobierno de Irn se basa en el Islam, y su constitucin dice que la ley no puede contradecir la sharia (o ley islmica). Como la sharia no establece la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer, la firma de la Convencin es un tema problemtico", manifiesta.


Pero la mayora de los pases musulmanes ha firmado la Convencin, incluso Arabia Saudita, cuya constitucin es el Corn, y donde las mujeres no gozan de los mismos derechos que los hombres.

"Lista de utopas"

Tanto en EE.UU. como en Irn, las mujeres que se oponen a tratados internacionales como la CEDAW tienen argumentos parecidos.

La doctora Janice Crouse, del conservador Instituto Beverly LaHaye, de EE.UU., calific al tratado como "una lista de utopas ligeramente encubiertas".

Segn ella, "es como el viejo colonialismo. Aunque desacreditado por la historia, tenemos a la ONU usando esos mismos principios y diciendo a los pases que tienen que hacer las cosas de una manera, de la manera occidental", manifest Crouse en una entrevista publicada en el sitio electrnico del grupo Mujeres Preocupadas por Amrica.

Otra conservadora como Crouse tambin condena el CEDAW por suavizar las regulaciones del aborto, a pesar de que el Departamento de Estado de EE.UU. dice que la Convencin adopta una posicin neutral sobre ese tema.

Algunas altas funcionarias del gobierno iran coinciden en calificar el CEDAW de "fracasado modelo occidental".

Zohreh Tabibzadeh Nouri, quien est al frente del Centro Iran para los Asuntos de la Mujer y la Familia, remarc que su pas no firmar la Convencin mientras ella est al mando.

Antiguamente conocido como Centro para los Asuntos de la Mujer, el organismo fue rebautizado bajo la presidencia el conservador Mahmoud Ahmadinejad.

"El cambio de nombre ilustra la idea del actual gobierno de que el principal papel social de la mujer debe desempearse en la familia y el hogar", manifest Asiyeh Amini, periodista iran y activista de los derechos de la mujer.

Influencia

Es poco probable que bajo los actuales gobiernos en Tehern y Washington la Convencin sea ratificada.

El gobierno de Bush ha estado estudiando el tratado por dos aos, pero su ratificacin no es una prioridad. Tampoco lo es para el gobierno iran.

De hecho, en Irn, varias activistas de los derechos de la mujer han sido condenadas a penas de crcel y la polica ha irrumpido en algunas de sus actividades pblicas en Tehern.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter