Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-08-2007

Crean los EE.UU. base de datos sobre los iraques

Thomas Frank
USA TODAY

Traducido por Michel Rodrguez, del Equipo de Traductores de Cubadebate y Rebelin


El ejrcito de los Estados Unidos est tomando huellas dactilares e imgenes oculares a miles de hombres iraques para crear una base de datos sin precedentes que los ayude a seguir la pista a sospechosos de ser "militantes extremistas.

Los efectivos estadounidenses estn parando a los iraques en los puestos  de control, centros de trabajo y lugares donde hayan ocurrido ataques recientes, e introducen los datos personales mediante el uso de escneres de mano o computadoras porttiles especialmente equipadas. En varios vecindarios de Bagdad y sus alrededores, los efectivos han ido de puerta en puerta recopilando datos.

EN EL TERRENO: Trabajando para identificar a los iraques

El programa, que se est ampliando rpidamente, ha dado pie a preocupaciones sobre cuestiones de seguridad en el Pentgono, aunque no ha encontrado mucha resistencia por parte de los iraques. Los mandos estadounidenses afirman que los datos ayudan a evitar que los sospechosos de ser militantes extremistas penetren en los vecindarios y a  identificar sospechosos en los ataques contra las tropas estadounidenses y los civiles iraques. Irak no cuenta con otro sistema de identificacin confiable.

Ayuda enormemente", asever en una entrevista el general David Petraeus, comandante de las fuerzas de los EE.UU. en Irak. Nos permite identificar a los individuos relacionados con varias actividades.

Este ao, los efectivos estadounidenses recibirn 3.800 escneres de mano, adicionales a los 200 que ya estn en uso,  para equipar cada escuadra en el pas, apunt el coronel Michael Meese, uno de los asesores de Petraeus,. Los dispositivos pueden recopilar y mostrar datos, lo que permite que las tropas observen los antecedentes de alguien y decidan si deben detener a la persona.

Si vemos a una persona en el lugar de una explosin o un tiroteo, lo incorporamos en la base de datos", revel el capitn John Henry Moltz, de la 3ra Divisin de Infantera del Ejrcito. Si vemos que aparece en cada explosin, entonces ya existe causa probable para interrogarlo".

El programa recin se ampli hacia la zona de Bagdad luego de comenzar en el 2004 en la provincia de Anbar. Cientos de miles de iraques han permitido que se le tomen las huellas dactilares y una imagen del iris tambin conocido como datos biomtricos y recibieron carns de identificacin para mostrarlos en los puestos de control. Se trata de impedir que los insurgentes tengan acceso a la comunidad", afirm el teniente coronel Jeff Smitherman.

Se han tomado los datos de  5.000 a 10.000 residentes de Bagdad desde marzo, declar el capitn Curtis Kellogg, vocero del ejrcito. Unidades militares en Bagdad estn comenzando a entregar carns de identificacin a los trabajadores de la policia y de seguridad.

Cada escner de mano cuesta $6.500 y puede almacenar y grabar datos de hasta 10.000 personas. La informacin se descarga de los escneres y se enva a una base de datos central, aadi Meese.

En la  base de datos principal tambin figuran los expedientes de los iraques que han sido detenidos o que trabajan en instalaciones de los EE.UU. o para el ejrcito o la polica iraqu. Se realiza una comparacin con las huellas dactilares que se obtienen en las escenas de atentados con bombas al borde del camino y otros ataques con el objetivo de encontrar a posibles sospechosos.

El uso de las huellas dactilares e imgenes oculares para encontrar a sospechosos constituye la pesadilla de los defensores de la esfera privada, afirm en un informe de marzo la Junta de Ciencia de la Defensa, el brazo de investigacin del Pentgono El uso castrense de esos datos puede ser particularmente invasivo dado que crea una base de datos del gobierno a partir de ciudadanos privados, seala el informe.

Los iraques que se niegan a dar sus datos pueden ser expulsados de los vecindarios o los mercados que exijan alguna identificacin para entrar. Ahora bien, casi nadie se niega, apunt Meese.

Fayath Abas, de 41 aos, dijo que no le importaba dar sus huellas dactilares en un puesto de control de Fallujah. No podemos saber quin es bueno y quin es malo, dijo.

  
Vea este artculo en:
http://www.usatoday.com/news/world/iraq/2007-07-12-iraq-database_N.htm
 
------------- 

Esfuerzo de identificacin cruza toda la zona de fuego

Por Thomas Frank, USA TODAY

2007-08-10

FALLUJAH, Irak --  Los hombres iraques que se aproximaron una maana reciente a la tienda Thomas Rigney, cabo de los infantes de marina, no parecan peligrosos, hasta que uno de ellos entreg el carn de identificacin que los infantes de marina le entregaran hace un ao.

Al pasar la tarjeta por el escner, Rigney abri en su computadora porttil el informe de datos personales del ejrcito que corresponde a Amar Salaman y vio que haba problemas.

La pantalla mostraba una foto de Salaman en el overol anaranjado que visten los detenidos. El mensaje que apareca al lado de En alerta? deca: Si, asalto/ataque a PC fuerzas de coalicin.

Toda persona de la que tengamos algn motivos para monitorear aparece aqu, afirm Rigney.

El ejrcito de los Estados Unidos est combatiendo cada vez ms a la insurgencia iraqu con un arma no letal, pero muy eficaz: la identificacin. Los efectivos de los EE.UU. estn creando una base de datos con cientos de miles de entradas de hombres iraques adultos, que luego pueden utilizar para realizar una verificacin rpida de antecedentes e identificar a posibles elementos perturbadores.

El mayor problema que tenemos en Irak es diferenciar a los insurgentes de la poblacin", apunt Owen West, que ha servido dos veces en Irak como mayor de los infates de marina y que ha defendido la utilizacin de datos biomtricos para identificar a los iraques. Una vez que uno identifica a alguien, se puede comenzar a luchar contra la red insurgente de la misma forma en que la policia actuara contra una pandilla.

Huellas dactilares e imgenes del iris  conocidas como datos biomtricos-- constituyen la base de los archivos confiables de identificacin. A la base de datos se aaden los iraques cuando se determina que son insurgentes, se encuentran cerca del lugar de los ataques o son detenidos. A otros iraques se le han tomado los datos en sus hogares, centros de trabajo o en puestos de control.

Irak no cuenta con un sistema de identificacin confiable emitido por el gobierno. Muchos iraques llevan carns de identificacin falsos que indican un antecedente sectario diferente al suyo propio un mtodo de supervivencia en un pas donde la violencia entre los sunitas y los chitas ha dejado muchos muertos desde que estall la guerra.

Cooperacin, algunas dudas

El esfuerzo marca la primera vez que las tropas estadounidenses toman datos biomtricos en toda la zona de guerra, afirm el teniente coronel Brian Maka, vocero del Pentgono.

Comenz a principios de la guerra con el almacenamiento de los datos biomtricos de los insurgentes en una base de datos del Departamento de Defensa en West Virigina donde se comparten con las bases de datos del FBI y el Departamento de Seguridad Interna para evitar que la gente entre a los Estados Unidos.

En una gasolinera de Bagdad atacada por los insurgentes, los soldados tomaron los datos de los trabajadores en junio para garantizar que los que trabajaban aqu no se correspondieran con alguien registrado en la base de datos como militantes.

Cuando uno sale a averiguar quin vive dnde, si un individuo le dice que es dueo de su casa cuando ya lo tiene identificado en otro lugar del pas, uno empieza a sospechar", afirm Sam Musa, investigador de la Universidad de Defensa Nacional.

El esfuerzo reproduce las tcticas utilizadas por la policia de los EE.UU. para identificar a los miembros de las pandillas, dijo Musa.

El ejrcito tambin ha tomado datos biomtricos para realizar las verificaciones de antecedentes de los iraques que trabajan en las bases de los EE.UU. y la mayora de los 350.000 miembros de la polica iraqu y los soldados.

Comenz con el acceso a la base, pero luego el ejrcito comenz a abrir los ojos ante la idea de que hay muchas otras cosas que se pueden hacer, en especial si uno se encuentra con individuos que cometen delitos", afirm John Young, director de investigacin e ingeniera de la defensa el Pentgono.

Los efectivos estadounidenses dicen que casi todos los iraques cooperan con los escneres, aunque algunos muestran recelo.

Ziyad Tariq de Bagdad dice que se sinti como un sospechoso cuando los soldados estadounidenses le tomaron sus datos biomtricos durante un peine en el vecindario en junio. Los soldados dijeron que queran datos para encontrar a los terroristas, pero Tariq teme que utilicen los datos para investigar solamente los ataques contra las tropas estadounidenses pero no los efectuados contra los iraques.

Este proceso es intil, declar Tariq.

Mejorar las conexiones

El Congreso design $360 millones en mayo para mejorar las conexiones de modo que las tropas tengan una capacidad casi en tiempo real para identificar positivamente a los iraques en la calle, revel Maka, vocero del Pentgono. Los fondos tambin mejorarn la recopilacin de las huellas dactilares tomadas en los lugares que han sido objeto de ataques.

El esfuerzo para identificar a los iraques que obedecen la ley se ha acelerado desde marzo, cuando los soldados del rea de Bagdad comenzaron a utilizar un esfuerzo iniciado por los marines que comenz en 2004 en la provincia de Anbar, que constituye el caldo de cultivo para la insurgencia sunita.

En la provincia de Anbar, los infantes de marina han recopilado los datos biomtricos de miles de hombres entre 16 y los 65 aos de edad, les han entregado tarjetas de identificacin y establecido puestos de control por las ciudades como Fallujah. Las personas sin tarjetas se enfrentan a un chequeo ms estricto en los puestos de control, dijo el teniente coronel de los marines Jeff Smitherman. Recientemente, el gobierno de Fallujah prohibi la entrada a la ciudad de los que no fueran residentes.

En una maana reciente en uno de los seis puestos de control de Fallujah, los iraques hacan fila bajo el ardiente sol y pasaban de uno en uno hacia un infante de marina mientras mostraban una tarjeta de identificacin plstica. A la mayora lo dejaban pasar.

Los que tenan tarjetas que haban caducado o que estaban a punto de caducar lo enviaban a renovarlas en una tienda cercana donde Rigney, el cabo de los infantes de marina, cheque a Salaman y su identificacin vencida.

Alerta por el correo de Rigney, los infantes de marina en un puesto de mando cercano realizaron una verificacin a Salaman y no encontraron nada adems del supuesto ataque en el 2005 que trajo como resultado su detencin durante tres meses sin que fuera acusado.

Sin rencores, Salaman dijo que esper 10 minutos sentado al borde de una silla plegable metlica, estrujndose las manos. Dice que est contento por renovar su tarjeta de identificacin incluso si eso significa que el ejrcito de los Estados Unidos siempre puede interrogarlo sobre el ataque que l afirma no haber cometido.

Es mi identificacin personal, afirm Salaman, observando que la necesita para entrar y salir de su ciudad. Si no tengo la identificacin, cmo entonces sabrn que soy de Fallujah?

Contribuy: Zaid Sabah



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter