Portada :: Otro mundo es posible
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-10-2004

Mxico: Huelgas obreras y crisis de la alternancia

Martn Jurez
Panorama Internacional


Crisis del rgimen y desprestigio del gobierno

En julio del 2000, Vicente Fox Quesada y el derechista PAN1, llegaron al gobierno capitalizando las aspiraciones de cambio de las masas, despus de 70 aos de antidemocrtico priato2. El nuevo rgimen de la alternancia surgi a partir del desvo hacia las elecciones del descontento con el viejo rgimen. Aunque muchos le adjudicaron una fortaleza sin lmites a la transicin, la realidad fue otra.

Desde el 2003, la popularidad de Fox cay notablemente y el PAN fue derrotado en las elecciones de medio trmino de ese ao. A la vez, las instituciones y los partidos se desprestigiaron, envueltos en escndalos de corrupcin, enfrentamientos entre los partidos y una creciente judicializacin de la poltica, por ejemplo con la amenaza de desafuero contra Andrs Manuel Lpez Obrador, jefe de gobierno de la ciudad de Mxico y principal precandidato del PRD3 para el 2006 4.
El trasfondo es el desencanto de amplios sectores obreros, campesinos y de las capas medias con la transicin democrtica que en un marco de estancamiento econmico y rasgos antidemocrticos del foxismo, vieron frustradas las aspiraciones de cambio con las que fueron a las urnas para sacar al PRI.

Esto se expres en la movilizacin del 27 de noviembre del 2003, cuando decenas de miles de trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y de la central sindical UNT (Unin Nacional de los Trabajadores) llenaron el Zcalo de la Ciudad de Mxico en repudio al intento de reforma fiscal (IVA para alimentos y medicinas) y a la privatizacin de la electricidad. Esta accin mostr un gran frente nico obrero y popular contra los planes, y fue la accin obrera ms importante en aos, marcando el inicio de una nueva situacin en el pas y un gran cambio en el estado de nimo de las masas. El movimiento obrero, atacado en sus conquistas, empezaba a moverse. Si en los aos previos, Mxico fue un polo de estabilidad reaccionaria en el continente (contrastando con Argentina o Bolivia) ahora se agitaban vientos de cambio y el espectro de nuevas luchas obreras, que se concretaron en el 2004.

La lucha contra la reforma en el Seguro Social

Ante esta nueva situacin, la burguesa, para avanzar con la agenda exigida por el imperialismo, impuls una reaccionaria reforma al Rgimen de Jubilaciones y Pensiones de los ms de 350.000 trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Con dicho plan pretendan elevar la edad de jubilacin de los trabajadores a los 65 aos y 30 de servicio5 y aumentar las aportaciones obreras.

A fines del 2003 comenz la lucha de los trabajadores del IMSS y en marzo de este ao, la burocracia sindical encabezada por Roberto Vega Galina (diputado del PRI y presidente colegiado de la UNT) intent pasar, en el 23 Congreso extraordinario del Sindicato (SNTSS) la reforma pactada con el director del IMSS, Santiago Levy. Sin embargo la combatividad de los y las delegadas y la presin de la movilizacin a las puertas del Congreso, fren la traicin de la burocracia.

Ante ello, el gobierno y el PAN recurrieron a un reaccionario pacto con el PRI, para impulsar conjuntamente (y con la oposicin del PRD) la reforma en el Congreso de la Unin. Esta reforma sienta nuevas reglas para la asignacin del presupuesto para el pago de pensiones y desconoce el derecho del sindicato a la contratacin bilateral.

Desde julio se sucedieron las marchas, los mtines, y los bloqueos viales. Inicialmente fueron impulsados por sectores democrticos y antiburocrticos, que desde meses antes enfrentaron a la burocracia del sindicato al grito de Si hay traicin, habr destitucin. Como parte de este proceso antiburocrtico se form el Frente de Trabajadores Activos, Jubilados y Pensionados, que en sus definiciones polticas apuntaba hacia la independencia de clase, y que el 24/7 realiz un Encuentro Nacional de trabajadores activos, jubilados y pensionados en defensa de la salud y la seguridad social.
La presin de las bases oblig a la direccin de Vega a convocar tardamente a movilizaciones, mientras la direccin de la UNT (que en los meses previos no hizo ninguna accin) anunci medidas de solidaridad. Durante agosto, la lucha de los trabajadores del Seguro Social adquiri un carcter nacional -llegando a los estados ms lejanos-, y gran masividad, con la incorporacin a la lucha de sectores hasta ayer pasivos, con tomas de reas administrativas y el surgimiento de comits de base en algunos centros de salud. El grito de Huelga, huelga sacuda las movilizaciones, as como la exigencia Vega Galina renuncia al PRI. Ante la inminencia de la votacin de la ley, miles de trabajadores cercaron las cmaras legislativas, y en un hecho indito, los senadores debieron ingresar bajo el resguardo de los toletes policiales. Despus de la votacin, los trabajadores del IMSS y otros sectores dieron un nuevo impulso a su lucha.

Mxico, 1 de septiembre de 2004: Primer paro obrero en dcadas

El 31 de agosto, 150 mil trabajadores, nutriendo los contingentes del SNTSS, del SME y de otros sindicatos de la UNT, marcharon al grito de No a la reforma, llenando el Zcalo del DF, mostrando gran disposicin a la lucha de un importante sector de la clase obrera.

Esto se evidenci el da siguiente: los trabajadores del IMSS, junto a otros sindicatos (SME, STUNAM, Aeronuticos, Telefonistas, tranviarios) realizaron, en la modalidad de falta colectiva (ya que las direcciones sindicales se negaron al paro), lo que fue, en los hechos, un verdadero paro. Como dice La Jornada del 2/9 Suspendieron labores entre 80 y 85 por ciento del total de trabajadores del IMSS adscritos a las unidades de medicina familiar, guarderas, velatorios, reas administrativas, mdulo central, centros de recreacin y tiendas. En los gremios solidarios, consumaron una falta colectiva ms de 30 mil electricistas; pararon a partir de las 14 horas telefonistas; diversas organizaciones campesinas hicieron bloqueos intermitentes en carreteras de Chiapas, Oaxaca, Tlaxcala y Michoacn; sobrecargos y personal del aeropuerto realizaron un mitin en la terminal area y tambin los tranviarios dejaron de operar trolebuses y tren ligero a partir del medioda. Este paro (al igual que las movilizaciones) fue esquiroleado por la direccin de la propatronal CTM (Central de Trabajadores de Mxico), que apoy la reforma.

Ese mismo da, Fox present en el Congreso su IV Informe Presidencial, bajo la proteccin de altas vallas metlicas y con el centro de la ciudad ocupado por el ejrcito y la polica, mientras miles de trabajadores cercaban el Congreso y repudiaban la reforma.

Estas grandes acciones muestran un avance en la recomposicin de la clase obrera. El paro (a pesar de ser parcial) fue un hecho histrico y el primero en dcadas en unificar a varios sectores. La clase obrera comienza a realizar acciones ofensivas (y en algunos casos radicales), retomando sus mtodos, como la huelga, la movilizacin y los cortes de calle. Se muestra adems un salto en la conciencia de los trabajadores, con el cuestionamiento a las instituciones democrticas y el cerco al Congreso de la Unin.

Esto abre la posibilidad de que la movilizacin de los trabajadores de los servicios sea un acicate para el proletariado industrial, avanzando hacia una movilizacin generalizada. La clase obrera mexicana, gigante dormido durante dcadas por la accin de la burocracia sindical, empieza a estar a tono con la lucha de clases en Amrica Latina.

Las perspectivas de la situacin y el camino de la independencia de clase

Ante ello se preparan alternativas para frenar la radicalizacin de la lucha obrera y evitar una crisis de las instituciones. Mientras el gobierno llama a una tregua y sectores del rgimen (como el PRD) a un pacto nacional, hay quienes proponen una reforma del Estado y un rgimen semi-parlamentario, con responsabilidades divididas entre un jefe de estado y de gabinete. A la vez, cobra fuerza el PRD y el jefe de gobierno del DF, Andrs Manuel Lpez Obrador (AMLO). ste, con sus acercamientos al magnate Carlos Slim (dueo de la fortuna ms grande de Amrica Latina) y al rector de la UNAM, Juan Ramn De La Fuente (prista con gran popularidad entre la clase media), quiere aparecer, ante la burguesa y el imperialismo, como una alternativa responsable para el 2006.

El PRD est capitalizando el descontento, como mostraron las masivas movilizaciones contra el eventual desafuero de AMLO, el poltico con ms simpatas para competir por la presidencia en el 2006. Se prepara el desvo del descontento hacia la confianza en un gobierno del PRD, partido burgus que, a pesar de su discurso opositor, es garante de la estabilidad del rgimen y ya administra eficientemente los negocios capitalistas donde gobierna.

Frente al ataque en curso, la nica salida es profundizar la lucha. Contra ello conspiran las burocracias sindicales, evitando la continuidad de la movilizacin. Es el caso de la direccin del SNTSS, que emplaz a huelga por revisin salarial pero se comprometi ante Fox a no mezclar en ello la cuestin de la reforma, para evitar la huelga por violaciones al contrato colectivo.

El anuncio de nuevos ataques contra los trabajadores del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de Trabajadores del Estado (ISSSTE) y otros sectores, plantea la necesidad de una resistencia unificada. El paro del 1 de septiembre mostr una pequea parte de la capacidad de la clase obrera. Desde la Liga de Trabajadores por el Socialismo-ContraCorriente (LTS-CC), mientras ponemos nuestras humildes fuerzas al servicio de esta lucha, creemos que no hay que confiar en las trampas del rgimen y en los partidos de la burguesa (an de los opositores) y que el camino es preparar la huelga general para frenar los planes de Fox y el imperialismo, en la perspectiva de luchar por una segunda revolucin mexicana, obrera y socialista.


Notas


1 Partido Accin Nacional: partido burgus liberal de derecha aliado incondicional del imperialismo norteamericano.

2 Partido Revolucionario Institucional: partido surgido de las facciones triunfantes en la revolucin mexicana, que luego se transform, instaurando un rgimen de partido-estado, el priato.

3 Partido de la Revolucin Democrtica: surgido de una escisin del PRI, se convirti en la oposicin de centroizquierda burguesa en el pas. Gan en los comicios de 1988 pero debido al escandaloso fraude del PRI no pudo acceder al gobierno. Su dirigente histrico es Cuahtmoc Crdenas.

4 Este desprestigio de los partidos se evidenci en julio del 2003. Aunque el PRI fue la primera fuerza electoral y el PRD duplic sus escaos en el Congreso, ninguno de ellos super los votos obtenidos en el 2000. Un elemento clave del desprestigio del rgimen fue entonces el gran aumento del abstencionismo.

5 Hoy se jubilan con 27 aos de servicio las mujeres y 29 los hombres.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter