Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-08-2007

Estados Unidos: Un panorama del bienestar infantil

Juan Luis Berterretche y Tali Feld Gleicer

Los polticos de otros pases que imitan las conductas de los mediocres lderes estadounidenses, surgen como hongos en todos los continentes. Y muchos de esos que tratan de emular a la pandilla de Washington provienen de lo que en el siglo anterior se consideraba izquierda.


El texto que sigue es el captulo de un libro a publicarse prximamente. Fue enviado a Correspondencia de Prensa por los autores, a quienes le agradecemos el gesto solidario.

La verdadera medida del progreso de una nacin es la calidad con que atiende a sus nixs: su salud y proteccin, su seguridad material, su educacin y socializacin y el modo en que se sienten queridos, valorados e integrados en las familias y sociedades en las que han nacido.

Con este epgrafe se abre la investigacin ms completa realizada hasta el 2007 sobre bienestar infantil en los pases ricos. El Centro de Investigaciones Innocenti de UNICEF produjo un Report Card [1] que proporciona un amplio anlisis de la vida y el bienestar de nixs y jvenes de 21 naciones del mundo industrializado.

El informe representa un avance significativo con respecto a ttulos anteriores de esta serie que han usado la pobreza de ingresos como una medida indirecta del bienestar infantil general en los pases de la OCDE.[2] Especficamente, intenta medir y comparar el bienestar infantil segn seis dimensiones diferentes: bienestar material, salud y seguridad, educacin, relaciones familiares y entre iguales, conductas y riesgos y percepcin subjetiva de bienestar entre los adolescentes. En conjunto, se basa en 40 indicadores independientes, relevantes para la vida de los nixs y los derechos de la infancia.

Aunque con una fuerte dependencia de los datos disponibles, -lo que oblig a dejar fuera de la investigacin a algunos pases de la OCDE- esta valoracin est guiada asimismo por un concepto de bienestar infantil que se inspira, a su vez, en la Convencin sobre los Derechos del Nio de las Naciones Unidas.

La definicin implcita de bienestar infantil que impregna todo el informe se corresponde tambin con la visin y experiencia del pblico general. Sobre la base de esta investigacin recorreremos las seis dimensiones nombradas para ubicar la calidad de la atencin que da EE.UU. a sus nixs.

Bienestar material

Comencemos con el principal indicador de bienestar material de los nixs y adolescentes segn la investigacin de UNICEF. Nos referimos a pobreza de ingresos relativa.[3]

Cuando se mide el porcentaje de nixs que crecen en una situacin de pobreza relativa comprobamos que el Reino Unido y EE.UU. estn en los dos ltimos lugares. Reino Unido con casi el 17% de los nixs en situacin de pobreza relativa es el penltimo de la tabla y EE.UU. con el 23%, es el ltimo. Es decir es el nico de los 24 pases del OCDE estudiados, con casi la cuarta parte de los nixs en situacin de pobreza relativa. Para poder comparar, digamos que los que ocupan los cuatro primeros lugares -Dinamarca, Finlandia, Noruega, Suecia- entre los pases estudiados, no alcanzan a tener 5% de los nixs en esa situacin.

Este es un ndice que no compara poder adquisitivo entre los pases sino que indica distribucin de ingresos ms o menos equitativa. Reino Unido y EE.UU. tienen la peor distribucin de ingresos de estos 24 pases estudiados porque tienen el mayor porcentaje de nixs en familias cuya renta est por debajo de la mitad de la media nacional.

Segn este estudio de UNICEF En los ltimos aos, la pobreza infantil ha aumentado en 17 de los 24 pases de la OCDE para los que se dispone de datos. Y esto es resultado de un menor gasto de los gobiernos en prestaciones familiares y sociales.

Ningn pas de la OCDE que dedica el 10% o ms del PIB a transferencias sociales tiene una tasa de pobreza infantil superior al 10%. Ningn pas que dedica menos del 5% del PIB a dichas transferencias tiene una tasa de pobreza infantil menor del 15%.[4] El cambio en la poltica gubernamental respecto a beneficios sociales es directamente responsable del aumento o descenso de la pobreza infantil. Podemos concluir que el ms eficiente trabajo contra los beneficios sociales y a favor de un aumento de la tasa de pobreza infantil ha sido realizado por EE.UU. y que el Reino Unido ocupa un meritorio segundo lugar.

Salud y seguridad infantil

Examinando los indicadores parciales que componen salud y seguridad infantil comenzaremos con la tasa de mortalidad infantil.

La tasa de mortalidad infantil (TMI) es un indicador estndar de la salud del nio(a) y refleja una disposicin bsica de la Convencin sobre los Derechos del Nio que insta a todos los pases a asegurar el derecho del nio al ms alto nivel posible de salud y la disminucin de la mortalidad infantil.[5]

En TMI, EE.UU. ocupa el lugar 24 de los 25 pases estudiados, desplazado del ltimo puesto por Hungra. Mientras en los cinco pases con mortalidad infantil ms baja la cifra es de alrededor de 3 muertes por 1000 nacidos, en EE.UU. la mortalidad infantil es ms del doble (ms de 7 muertes por 1000 nacidos). En las grandes ciudades con porcentaje alto de minoras raciales la tasa de mortalidad infantil es mayor. En la capital del imperio, Washington, DC., vecindario mayoritariamente negro, es del doble que en Beijing, China. El nmero de bebs que murieron en 2002 antes de cumplir su primer ao aument a 11.5 por cada 1 000 nacidos vivos, comparados con 4.6 en Beijing.

...la TMI refleja, en particular, el grado en que se cumplen los derechos de la infancia en reas tan fundamentales como la nutricin adecuada, el agua limpia, la higiene y la disponibilidad y adopcin de servicios bsicos y preventivos de salud (...) y tambin como una medida del grado en que cada pas cumple con el ideal de proteger los embarazos, incluyendo los que se dan en poblaciones marginadas, y adoptar todas las precauciones y medidas preventivas necesarias; desde revisiones prenatales regulares, hasta la pronta disponibilidad de atencin de emergencia y obsttrica.[6] EE.UU. por lo tanto, con la mayor economa del mundo es el pas con el peor grado de cumplimiento de los derechos de la infancia en todos esos parmetros que detalla UNICEF.

El bajo peso al nacer [7] es una medida reconocida como de mayor riesgo para la vida y la salud en los primeros das y semanas de vida. Tambin se ha asociado con una mayor inseguridad para el desarrollo cognitivo y fsico durante toda la infancia. Puede adems ser indicativo de cuestiones ms amplias en las que se sabe que el bajo peso al nacer est asociado con la salud y el estado socioeconmico de la madre. Las madres cuyas dietas han sido deficientes en sus aos de adolescencia y durante el embarazo, o que fuman o consumen alcohol durante la gestacin, presentan una probabilidad bastante mayor de tener bebs con bajo peso al nacer. Por tanto, este indicador refleja tambin el bienestar de las madres, un factor crtico para prcticamente todos los aspectos del bienestar infantil.[8]

En este indicador EE.UU. comparte los ltimos lugares con otros tres pases (Grecia, Hungra y Japn). Mientras el pas que est en primer lugar de la investigacin (Islandia) tiene un 3% de nacimientos con bajo peso al nacer, EE.UU. alcanza ms del doble: 7%. El doble en porcentaje, porque en nmeros absolutos la diferencia es escandalosa. Mientras Islandia tiene 3000 nacimientos por ao, EE.UU. tiene 2,91 millones. Lo que significa que en EE.UU. nacen 203.700 nixs con bajo peso y en Islandia 90 por ao en iguales condiciones. Por cada nix de Islandia recin nacido con bajo peso, EE.UU. trae al mundo 2263 bajo igual riesgo para la vida y la salud.[9]

En inmunizacin, EE.UU. est en el medio de la tabla de los 25 pases con un 93% de vacunacin para las enfermedades indicadas (sarampin, DPT -difteria, ttanos y tos ferina- y polio). En este aspecto el estndar debe fijarse en un nivel muy alto, en especial porque la vacunacin es barata, adems de eficaz y segura. Pero si salimos de esa inmunizacin bsica de la infancia veremos que en la vacunacin para otras enfermedades infantiles la negligencia de la nacin indispensable se dispara. Los Estados Unidos est en el lugar nmero 84 del mundo en vacunas contra las paperas y en el 89 , en lo que a polio se refiere.

El tercer y ltimo componente usado para valorar la salud y seguridad infantil es la tasa de muertes entre nixs y adolescentes, causadas por accidentes, asesinatos, suicidio y violencia. En cuatro pases, (Suecia, Reino Unido, los Pases Bajos e Italia) puede observarse una reduccin en la incidencia de muertes por accidentes y lesiones hasta el nivel, notablemente bajo, de menos de 10 por cada 100.000. En los otros pases de la OCDE, todos salvo dos estn registrando tasas inferiores a 20 por 100.000. Descubra quin est entre los dos nicos pases que tienen tasas superiores a 20 por 100.000? Usted es muy astuto, acert!! EEUU es uno de ellos. El otro es Nueva Zelanda.

Combinando los tres indicadores que integran la tabla clasificatoria de salud y seguridad infantil que muestra la actuacin de cada pas en relacin con la media de los 25 pases de la OCDE que integran el estudio, EE.UU. se ubica en el ltimo lugar. Doce pases estn por encima de la media y trece estn por debajo. EE.UU. est en el lugar 25: 20 puntos por debajo de la media y 40 puntos por debajo del que ocupa el primer lugar de los que estn por encima de la media (Suecia).

Es posible que ese vergonzoso lugar ocupado por EE.UU. en salud y seguridad infantil no refleje con exactitud su verdadera situacin. No olvidemos que en las estadsticas USamericanas no se registran los nixs de los indocumentados que son trabajadores criminalizados perseguidos por la migra- y cuyas familias no cuentan ni con los deficientes beneficios de bienestar para nios y nias estadounidenses.

Bienestar educativo

Para los investigadores de UNICEF Una medida del bienestar infantil general debe incluir una consideracin de la calidad con que los sistemas educativos atienden a los nios y nias que pasan una gran parte de su infancia en el colegio y que en tan alta medida depender probablemente su bienestar futuro. Idealmente, una medida semejante reflejara la manera con la que cada pas est cumpliendo su compromiso con el Artculo 29 de la Convencin sobre los Derechos del Nio que reclama desarrollar la personalidad, las aptitudes y la capacidad mental y fsica del nio hasta el mximo de sus posibilidades. [10]

El primer indicador elegido para representar el bienestar educativo es el rendimiento acadmico de los jvenes en lectura, matemticas y ciencias. En esta grfica EE.UU. ocupa el lugar 8 por debajo de la media y el puesto 20 en el conjunto de los 24 pases.

En el grfico que indica las competencias ms all de lo bsico para mostrar el porcentaje de nios y nias que siguen escolarizados despus de la enseanza obligatoria, EE.UU. se ubica en el lugar 21 entre 23 pases estudiados.

En la tabla que combina todos los aspectos de bienestar educativo, EE.UU. es el primer pas por debajo de la media de las naciones estudiadas. An as, es en este indicador que EE.UU. sale mejor puntuado entre las seis dimensiones que se utilizan para definir el grado de bienestar infantil. Con todo, est once lugares ms abajo que Polonia, el pas ms pobre de los 24 enumerados.

Para los investigadores de UNICEF Existe una omisin manifiesta en el intento de establecer un marco panormico del bienestar educativo infantil en los pases de la OCDE. Durante varias dcadas, la investigacin educativa ha sealado de manera persistente el hecho de que las bases para el aprendizaje se construyen en los primeros meses y aos de vida y que el esfuerzo para dar a cada nio el mejor inicio posible debe empezar mucho antes de la edad de escolarizacin formal. Se dispone de estadsticas internacionales que muestran el porcentaje de nios de edades entre 0 y 2 aos que estn inscritos en centros infantiles, pero estos exponen en mayor medida la disponibilidad (y la necesidad) de las mujeres de acceder a un trabajo remunerado y hablan muy poco de la calidad de los cuidados suministrados al nio; tampoco abordan la actual controversia, muy candente, sobre las ventajas del cuidado diario de los nios menores de dos aos.[11]

La poca en que la investigacin educativa comenz a preocuparse ms ampliamente por el desarrollo del aprendizaje antes de los aos de escolarizacin formal, coincide en gran medida con el inicio de las tres ltimas dcadas de lideranza global del neoconservadurismo. La omisin en la preocupacin de los gobiernos por este tema es resultado del recorte de los gastos sociales impulsado globalmente por EE.UU. y sus instituciones subordinadas (FMI, Banco Mundial, OMC, etc). La gran mayora de los lderes gubernamentales mundiales han acompaado a EE.UU. en esa poltica regresiva.

Relaciones de los nixs y los jvenes con su familia y sus compaeros

Segn los especialistas que elaboraron esta investigacin: Las relaciones con la familia y los amigos suponen un asunto de mxima importancia para los nios y nias en todo momento y lugar, y son importantes tambin para el desarrollo emocional y psicolgico a largo plazo. A pesar de los evidentes problemas de definicin y medicin, se ha realizado un intento por aprehender parte de esta dimensin crtica del bienestar infantil.[12]

Estos diferentes conjuntos de datos intentan representar una dimensin del bienestar infantil que es difcil de definir, medir y comparar entre naciones. A partir de los limitados datos disponibles, se han seleccionado tres componentes para representar esta dimensin: estructura familiar, relaciones con los padres y relaciones con los amigos y compaeros. De acuerdo a las estadsticas disponibles, en este estudio intervinieron 21 pases del OCDE.

El grfico que combina los tres indicadores de esta dimensin ubica a EE.UU. y Reino Unido en los lugares penltimo y ltimo (20 y 21) de la tabla, respectivamente.

Conductas y riesgos

Las conductas y riesgos que se exponen en esta seccin se presentan no como un catlogo de problemas sociales sino como un intento de medir una dimensin importante y esquiva del bienestar infantil. Puede haber muchas razones por las cuales los nios y adolescentes consumen drogas, no desayunan o no comen frutas o en general llevan estilos de vida insanos o por las que las jvenes se quedan embarazadas a edades muy tempranas. Estas razones a menudo reflejan circunstancias, presiones y percepciones de uno mismo que socavan el bienestar. Aunque de forma indirecta, indican problemas y presiones a los que se enfrenta una proporcin importante de nixs y jvenes en los pases sometidos a revisin. [13]

Los componentes de este indicador de conductas y riesgos incluyen conductas de salud, conductas de riesgo y experiencia de la violencia.

Conductas de salud

Como varias de las medidas de esta revisin, los hbitos de alimentacin en la infancia y la adolescencia son indicadores de bienestar presente y futuro. Los nios que comen de forma insana durante sus primeros aos de vida tendrn ms probabilidades de mantener esta pauta en la edad adulta y sufrirn un riesgo mayor de padecer problemas de salud como diabetes, cardiopata y cncer. [14]

Conductas de salud comienza por contabilizar la cantidad de jvenes de 11, 13 y 15 aos que declaran tomar desayuno todos los das de colegio. Los 8 primeros pases de la tabla tienen ms del 70% de los jvenes que desayunan diariamente. Slo los dos ltimos del grfico tienen mas de la mitad de los jvenes diciendo que no desayunan diariamente. El lugar 20 lo ocupa EE.UU. y el 21 Grecia.

El grfico que indica el porcentaje de jvenes que declaran comer fruta todos los das tiene 14 pases que se encuentran entre el 30 y el 50%. EE.UU. est entre los ltimos 7 pases que tienen entre un 20 y un 30% de jvenes que dicen comer fruta todos los das.

Pero el indicador ms expresivo en conductas de salud es el de los jvenes entre 13 y 15 aos que dicen tener sobrepeso. En ese cuadro EE.UU. dispara como el nico pas con ms del 25% de jvenes que se consideran obesos, ocupando de esta forma el ltimo puesto en 21 pases de la OCDE.

Combinando los indicadores de conductas de salud se realiz un grfico para ubicar los pases en relacin a la media de las 21 naciones con estadsticas al respecto. Once pases estn por encima de la media y diez por debajo. En este grfico de conductas saludables, EE.UU. ocupa el ltimo lugar por debajo de la media. En realidad debera decirse que ocupa el primer puesto en conductas enfermizas.

En EE.UU., La dcada de 1990 presenci un aumento fenomenal de 1384% en acuerdos exclusivos entre escuelas y embotelladoras de refrigerantes. Doscientos cuarenta distritos escolares y 31 Estados vendieron derechos exclusivos para una de las tres grandes fabricantes de refrigerantes (Coca-Cola, Pepsi y Dr. Pepper) para colocar sus productos dentro de las escuelas. Alguien se pregunta por qu hay ms nios por encima del peso de lo que jams se vio? O ms jvenes mujeres con deficiencia de calcio porque beben menos leche? Y, aunque la legislacin federal prohbe la venta de refrigerantes en escuelas hasta la hora del almuerzo, en algunas escuelas con exceso de alumnos el almuerzo comienza a media maana. Agua azucarada, gasificada, (colorida) y aromatizada artificialmente: el desayuno de los campeones. [15]

Conductas de riesgo

El segundo componente elegido para representar esta dimensin es la predominancia de la asuncin de riesgos entre los jvenes, lo que incluye fumar, consumir drogas y alcohol, mantener actividad sexual de riesgo y, en las chicas, quedar embarazadas a edades demasiado tempranas.

En este ndice, el ltimo lugar por debajo de la media lo ocupa el Reino Unido con el puesto 21. EE.UU. se ubica en el 18 lugar, destacndose en el consumo de cannabis con ms del 30% entre jvenes de 11-15 y en la tasa de fecundidad de adolescentes con ms de 45 nacimientos por cada 1000 chicas entre 15 y 19 aos. Los otros 23 pases de la tabla estn por debajo de los 30 nacimientos cada 1000 jvenes.

Los indicadores de participacin en peleas y acoso escolar dan una representacin inadecuada de las violencia entre los jvenes en los pases implicados. Y no existen datos confiables sobre malos tratos a nixs as como sobre violencia domstica.

El grafico que combina todos los componentes de la dimensin conductas y riesgos rene los datos disponibles en 21 pases de la OCDE sobre cuestiones como la obesidad, el consumo abusivo de sustancias, la violencia y la asuncin de riesgos entre nixs y jvenes. La tabla-resumen indica la distancia de cada pas por encima y por debajo de la media del conjunto de estos 21 pases.

Para variar EE.UU. y Reino Unido se ubican en el penltimo y ltimo lugar por debajo de la media respectivamente. EE.UU. est a ms de 30 puntos por debajo del primero (Suecia) y el Reino Unido 10 puntos ms abajo.

Bienestar subjetivo de los jvenes

La 6ta. Dimensin de la investigacin de UNICEF intenta reunir los resultados de un panorama de la sensacin subjetiva de bienestar de los propios nixs y jvenes. La inclusin del bienestar subjetivo como una dimensin diferenciada representa un intento de centrarse ms directamente en las percepciones de los nios y nias sobre su propio bienestar.

El grfico que ubica los pases incluidos tiene 9 pases de los 20, sobre la media y 11 bajo esta media. Lamentablemente no tenemos encuestas sobre este aspecto en EE.UU.. Pero no podemos dejar de sealar que el Reino Unido ocupa el ltimo lugar por debajo de la media. No estando el lder tenemos a su mejor compinche defendiendo los honores.

Resumen

Una tabla resumen de la investigacin de UNICEF que combina ms de 40 ndices sobre bienestar infantil, da las posiciones de cada pas en los seis indicadores que hemos expuesto.

En este cuadro el Reino Unido y los Estados Unidos se sitan en el tercio inferior de las clasificaciones en cinco de las seis dimensiones revisadas. En la clasificacin general se colocan en el ltimo y penltimo lugar respectivamente.

EE.UU. est en el nmero 17 en bienestar material ; en el ltimo lugar 21- en salud y seguridad; en el 12 lugar en bienestar educativo y en el penltimo lugar de la tabla -20- en relaciones familiares y entre iguales y en conductas y riesgos.

EE.UU. se sita seis lugares por debajo de Polonia que es el pas ms pobre de la OCDE. An as, en bienestar material slo lo supera en cuatro puntos.

Tanto en bienestar material como en salud y seguridad y quiz en otros ndices, ciertamente la situacin en EE.UU. debe ser bien peor de lo que revelan los indicadores ya que los datos comparables internacionalmente suelen describir la situacin de los nixs que viven en sus casas y estn inmersos en la educacin quedando por fuera nixs excluidos y en desventaja como los pertenecientes a minoras tnicas y los de familias inmigrantes, en especial los nixs de padres indocumentados.

Los peores indicadores coinciden con los dos pases que realizan desde hace tres dcadas la aplicacin sistemtica de una poltica neoconservadora con los gobiernos Thatcher-Blair y Reagan-Bush-Clinton-Bush Jnior.

Si como dicen en el epgrafe los analistas del Centro de Investigaciones Innocenti de UNICEF, la verdadera medida del progreso de una nacin es la calidad con que atiende a sus nixs seguir el modelo de EE.UU. sobre bienestar infantil equivale a optar por la eutanasia como nacin. Sin embargo los dirigentes de otros pases que imitan las conductas de los mediocres lderes estadounidenses, surgen como hongos en todos los continentes. Y muchos de esos que tratan de emular a la pandilla de Washington provienen de lo que en el siglo anterior se consideraba izquierda. Esto no es fruto de un espejismo globalizado. Esto es resultado de la dinmica perversa de la reproduccin del capital. No estamos en una etapa transitoria retrgrada que podra revertirse. Estamos en una nueva poca histrica en que el funcionamiento del capitalismo impone una orientacin que atenta cada vez ms contra la salud y proteccin, la seguridad material, la educacin y socializacin de los nixs.

Los indicadores de la investigacin nos dan un panorama funesto de la situacin de los nixs y adolescentes en EE.UU. y el Reino Unido. Pero es mucho peor el dao que estos pases realizan sobre los nixs de los pases pobres. El espectro va desde el trabajo infantil esclavo para la recoleccin de algodn o la confeccin de tenis en talleres tenebrosos del Tercer Mundo, -para que los neoyorquinos que corren en el Central Park usen vistosas camisetas y calzado barato- hasta el genocidio infantil en pases invadidos como Afganistn e Irak. O Palestina, donde financian y arman a los israeles para que realicen el trabajo sucio. Y entre esos dos extremos encontramos todos los matices de la infamia.

Acaso sea por eso que EE.UU. es uno de los dos nicos pases[16] que no han adherido a la Convencin sobre los Derechos del Nio de Naciones Unidas.

* Juan Luis Berterretche, escritor y periodista uruguayo, militante del Frente Social y Poltico. Tali Feld Gleicer es traductora y periodista chilena. Ambos radican en la isla de Santa Catarina (Brasil)


Notas

[1] UNICEF, Pobreza infantil en perspectiva: Un panorama del bienestar infantil en los pases ricos, Innocenti Report Card 7, 2007, Centro de Investigaciones Innocenti de UNICEF, Florencia. Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, 2007.
[2] Organizacin para la Cooperacin y el Desarrollo Econmico (OECD Organisation for Economic Co-operation and Development)
[3] Situacin de pobreza relativa es definida como la vida en una familia en la que la renta equivalente es inferior al 50% de la media nacional.
[4] UNICEF Innocenti Report Card 7
[5] Ibid.
[6] Ibid.
[7] Porcentaje de nacimientos de menos de 2.500 g.
[8] UNICEF Innocenti Report Card 7
[9] Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) Relatorio de Desarrollo Humano 2004, Indicadores de Desarrollo Humano, Cuadro 5 Tendencias demogrficas. Datos correspondientes al 2002.
[10] Ibid.
[11] Ibid.
[12] Ibid.
[13] Ibid.
[14] Ibid.
[15] Michael Moore, Stupid White Men, cap. 5, ReganBooks HarperCollins Publishers, Inc. 2001.
[16] El otro es Somalia.

Correspondencia de Prensa. [email protected]




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter