Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-08-2007

El cambio climtico ya es una realidad: algo debe modificarse de inmediato

Gerardo Honty
Rel-UITA


En los ltimos meses han aparecido tres informes sobre cambio climtico que han causado revuelo a nivel mundial. Se trata de el Informe Stern, que analiza los impactos econmicos del cambio climtico; el libro y la pelcula de Al Gore: La verdad Incmoda, que trae una muy didctica presentacin del problema, y el Cuarto Informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climtico, la ms completa actualizacin del conocimiento sobre el tema. Todos hacen una fuerte advertencia: el fenmeno del cambio climtico es una realidad y ya est entre nosotros. No se puede insistir ms con la duda.

El Panel Intergubernamental de Cambio Climtico (PICC) que rene cada cinco aos toda la nueva informacin cientfica disponible es categrico en su ltimo reporte: Las concentraciones atmosfricas de dixido de carbono (CO2), metano y xido nitroso han crecido notoriamente como resultado de las actividades humanas desde 1750 y ahora exceden largamente los valores preindustriales. El aumento global de la concentracin de dixido de carbono en la atmsfera se debe principalmente al uso de combustibles fsiles y cambio en el uso de la tierra mientras el metano y el xido nitroso se debe principalmente a la agricultura () El calentamiento del sistema climtico es inequvoco, como ahora es evidente a partir de observaciones de los incrementos de las temperaturas medias mundiales del aire y los ocanos, la extensin de los derretimientos de las nieves y los hielos, y el aumento del nivel medio del mar.

El PICC es la reunin de expertos cientficos en cambio climtico ms importante que existe. Rene a ms de dos mil investigadores de todo el mundo y es patrocinado por la Organizacin Meteorolgica Mundial y Naciones Unidas. Cada cinco aos aproximadamente emite un vasto informe distribuido en tres tomos: La ciencia bsica del cambio climtico; Impactos, vulnerabilidad y adaptacin"; y Mitigacin del cambio climtico. Cada uno de ellos contiene ms de mil pginas de informacin, grficos y tablas que vienen acompaadas por un Sumario para tomadores de decisin con las conclusiones ms relevantes. Entre febrero y mayo de este ao se dieron a conocer los tres sumarios del Cuarto Informe de Evaluacin del PICC, de donde se extrajo el fragmento reseado ms arriba.[1]

Entre la informacin nueva ms relevante surge una serie de datos que demuestra que el cambio climtico ya est entre nosotros y no es una cosa del futuro. El mar ha subido a una tasa de 1,7mm a lo largo del siglo XX. Pero si medimos los ltimos 40 aos, la tasa fue de 1,8 mm. Para el intervalo 1993 - 2003 la tasa de aumento del nivel medio del mar ya haba subido a 3,1mm por ao. (PICC 2007). Algo similar ocurre con la temperatura. Durante el siglo XX la temperatura subi a una tasa promedio de 0,06 grados por dcada. Pero si tomamos los ltimos 50 aos, la tasa fue de 0,13 grados por dcada. Entre tanto, los once aos con la temperatura media ms elevada de toda la historia ocurrieron en los ltimos doce.

Adems, el reporte da cuenta del aumento de las temperaturas medias y el decrecimiento de las superficies heladas en el rtico, de la disminucin de los glaciares, del aumento de las precipitaciones en algunas reas, as como el aumento de las sequas en otras y el incremento de la actividad de ciclones y huracanes. (PICC 2007)

Impactos esperados

Hacia el futuro las tendencias no son nada tranquilizadoras. La temperatura media del planeta podra estar hacia fin del siglo XXI hasta 5 grados por encima de la actual. Esto puede parecer poco significativo. Por eso vale la pena recordar que 5 grados es la diferencia existente entre la temperatura media de la ltima era glacial y la temperatura media actual.

Segn el informe Stern (2006), con una suba de entre 2 y 3 grados, la selva del Amazonas ser daada irrevocablemente. Y esto podra ocurrir en los prximos 50 aos. Nicholas Stern fue economista jefe del Banco Mundial. En el ltimo ao estuvo trabajando para el gobierno del Reino Unido en una evaluacin econmica de los impactos del cambio climtico. Segn sus cuentas, cambiar hoy el rumbo del desarrollo hacia una economa descarbonizada podra tener un costo de un 1 por ciento de Producto Interno Bruto (PIB) mundial. Pero no hacer nada y dejar que contine el escenario tendencial podra llegar a tener costos para la economa global de entre el 5 y el 20 por ciento del PIB del mundo.

Entre los impactos sociales ms graves el informe prev que para el ao 2050 habr 200 millones de personas desplazadas y problemas con la produccin de alimentos. Segn su reporte, algunas regiones agrcolas de las zonas templadas podran llegar a verse favorecidas si la temperatura aumentara en el entorno de los 2 grados. Sin embargo, a partir de los 4 grados de aumento la produccin mundial de alimentos ser seriamente afectada. Una conclusin que podemos sacar es que los pequeos agricultores que no tengan acceso a costosos sistemas de riego y transporte de agua, perdern la capacidad de autosostenerse debido a las sequas esperadas.[2]

Estos impactos podran tener un efecto negativo expansivo en la economa de los pases. Al Gore, ex vicepresidente de Estados Unidos, relata en su ltimo y comentado libro La Verdad Incmoda (Gore, 2007) las amenazas que se estn comenzando a ver en el mundo de la industria de los seguros. Segn el autor, algunas compaas aseguradoras han visto multiplicarse por 15 la cantidad de dinero pagado a las vctimas de los fenmenos climticos extremos. Esto podra tener como consecuencia una suba desmesurada de las primas de los seguros climticos, e incluso que en algunas zonas potencialmente vulnerables o de riesgo difcil de estimar, directamente se dejaran de aplicar. Una crisis de las aseguradoras por pagos mayores a los previstos con base en los promedios climticos histricos, podra incluso arrastrar a fondos de pensiones y mutualistas que tienen sus dineros invertidos en las compaas de seguros.

En Amrica Latina, hacia el ao 2050 se espera que buena parte de la selva amaznica se convierta en sabana, las zonas semiridas tiendan a desertificarse y esto conduzca a una significativa prdida de biodiversidad. Las zonas secas tendern a salinizarse, perdindose muchas tierras dedicadas a la agricultura, y ocurrir un descenso generalizado de la productividad agropecuaria. Algunas ciudades y zonas agrcolas que dependen del agua que proviene del derretimiento anual de los glaciares andinos sufrirn escasez, mientras que el rea centroamericana y el Pacfico Sur perdern stock pesquero (PICC 2007b).

Adaptacin

Ms all de la necesaria preocupacin por reducir los gases de efecto invernadero y de las oportunidades que el Mecanismo de Desarrollo Limpio ofrece a la regin para generar proyectos de energas renovables, es imprescindible que los gobiernos latinoamericanos concentren sus esfuerzos en dos asuntos: primero, la fuerte exigencia a los pases industrializados para que reduzcan sus emisiones al menos a la mitad para evitar las grandes catstrofes que se avecinan y que nos arrastrarn a culpables e inocentes. Segundo, comenzar a pensar estrategias y acciones para adaptarse al cambio climtico.

Prever sistemas de alerta temprana para los eventos extremos; buscar cambios en los cultivos agrcolas hacia especies y variedades ms resistentes a las esperadas variaciones climticas (sobre todo a los perodos prolongados de sequa); ordenamientos territoriales que eviten los asentamientos humanos en las costas vulnerables; sistemas de emergencia sanitaria que puedan atender las situaciones de evacuacin en caso de inundaciones y tormentas o contrarrestar las grandes olas de calor que se esperan; son algunas de las medidas que los pases deben comenzar a pensar e implementar.

Esto no puede esperar porque an suponiendo que se logren reducir las emisiones, los impactos ya estn ocurriendo. Como dice el informe del PICC: Las emisiones pasadas y futuras de CO2 de origen antropognico continuarn contribuyendo al calentamiento y al aumento del nivel del mar por ms de un milenio, debido a las escalas de tiempo requeridas para remover este gas de la atmsfera. Informe Stern.


* Gerardo Honty es socilogo y es Coordinador del Programa de Energa del Centro Uruguayo de Tecnologas Apropiadas, e investigador del Centro Latino Americano de Ecologa Social. Delegado de las ONG ante la Convencin de las Naciones Unidas para el Cambio Climtico.

Publicado en el boletn de Rel-UITA (http://www.rel-uita.org)

Notas:

[1] Sntesis de los datos ms relevantes [pdf] http://www.uruguayambiental.com/articulos/HontyBrechaCambioClimatico1.pdf

[2] Informe Stern. http://www.hm-treasury.gov.uk/independent_reviewscfm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter