Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-09-2007

Apuntes sobre las consecuencias estratgicas en Occidente de la crisis militar, financiera y econmica de EEUU
El Apocalipsis en el Primer Mundo: todo se volatiliza

Antonio Maira
Insurgente


Tenemos que tener presentes varias evidencias generales sobre fenmenos globales, cuyo desarrollo se hace ahora plenamente visible precisamente porque estamos en una crisis catastrfica del capitalismo neoliberal. En primer lugar en la economa. Los hechos plenamente observables y que ya no pueden enmascararse son los siguientes: la parte de economa real aplicada a la produccin de mercancas y servicios bsicos para la poblacin mundial, es un guisante dentro de un enorme baln. La esfera exterior es la economa productiva vinculada al gigantesco desarrollo del consumismo irracional, de los servicios superfluos, de la economa de guerra; de la aplicada a dominacin exterior y al establecimiento del orden imperial, de la que sirve a la mercantilizacin de la democracia y al enmascaramiento de la realidad a las poblaciones. La distribucin de los bienes de esta economa real tanto la dedicada a la satisfaccin de las necesidades bsicas: alimentacin, salud, educacin, vivienda; como la que es subordinada de la economa del consumo masivo, de los servicios superfluos y de la dominacin poltica e ideolgica- es enormemente desigualitaria entre los pases desarrollados-destructores y los pases del Sur. ()

La economa real (con sus dos componentes: bienes para la vida; y bienes para la desigualdad, el consumismo criminal y la dictadura democrtica en los pases de Occidente) es, a su vez. un pequeo guisante comparada con el enorme globo aerosttico de la economa financiera, es decir, la economa vinculada a la multiplicacin y a la circulacin del dinero.

La bolsa y el sistema bancario son las instituciones cuya funcin fundamental es extraer (el trmino adecuado es, naturalmente, robar) los pequeos ahorros de la pequea y media burguesa en los pases ricos, y de los pequeos ahorradores en las economas pobres (recordemos a Argentina, o a la Venezuela anterior a Chvez) para volcarlos en el sistema financiero. En los pases ricos tambin han robado y estn robando los enormes fondos de pensiones por el procedimiento de los depsitos bancarios o las privatizaciones.

La bolsa de Nueva York es el espejo instantneo desde el que controlan los funcionarios del sistema financiero la marcha del gigantesco globo de aire, y las enormes corporaciones la marcha de sus negocios. En una economa vertiginosa, la bolsa es el gran centro de comunicaciones.

Lo que tenemos ante nosotros no es un crac de la bolsa, sino un crac financiero y, por lo tanto, una enorme crisis econmica del capitalismo global. Es decir, empieza el derrumbe, empiezan los tiempos de una enorme tragedia vertiginosa. Pero tambin empiezan los tiempos de la Revolucin.

La crisis estratgica

Los EEUU han utilizado dos guerras contra Iraq siguiendo dos modelos estratgicos militares distintos y las han perdido.

La primera dur una dcada y se realiz en dos fases:

La primera fase fue la de la Guerra de Destruccin Masiva Unilateral (con cero bajas para los EEUU). Tuvo, a su vez, dos perodos: Guerra Trampa del Golfo con incitacin a la ocupacin de Kuwait y destruccin del ejrcito convencional iraqu; y Guerra Larga Genocida con bloqueo total del pas y destruccin sistemticas de sus instalaciones militares y de sus infraestructuras especialmente las conducciones de aguas residuales y de agua potable, la red de carreteras y autopistas, y los sistemas sanitario y educativo.

La segunda fase fue la de la guerra relmpago de 2004, con la destruccin total del pas, la ocupacin y la puesta en marcha de una economa libre del Mercado. Los objetivos generales eran: implantar por la fuerza un modelo de relacin internacional basado en la voluntad soberana de los EEUU; la apropiacin del petrleo; y la instalacin de una base militar estratgica, de cobertura mundial, en el pas ms petrolero, ms rico, ms prspero, ms laico y ms culto de Oriente Medio.

Los EEUU perdieron la Guerra de Destruccin Masiva Unilateral y perdieron la Guerra Genocida de Ocupacin a pesar de que usaron un ejrcito profesional (sus legiones romanas, encuadradas por centuriones yanquis e integradas por marginales y marginados en los propios EEUU. El ejrcito de ocupacin est formado por lumpen nacional; marginados estadounidenses: negros y latinos; y mercenarios residentes en EEUU (centroamericanos y mexicanos sin papeles).

Adems de ese contingente nacido de la pobreza y educado para matar tan poco recomendable para restablecer la Democracia, la Libertad y la Soberana de Iraq; y la Seguridad Internacional de la Justicia Infinita rebautizada sucesivamente como Libertad Duradera y Guerra Mundial Anterrorista; Washington alist a travs de transnacionales de la muerte, de la tortura, y del asesinato- un gigantesco ejrcito mercenario dedicado a labores de inteligencia y de Guerra Sucia de Alta Intensidad.

La crisis financiera

El gigantesco presupuesto de Defensa de los EEUU -con crecimiento acelerado desde hace muchos aos (a partir de la finalizacin de la Guerra Fra)- se increment con un enorme gasto de guerra que fue aumentando a medida que la ocupacin tena que reforzarse. El ejrcito triunfante cuya victoria anunci Bush, vestido de piloto de combate y sentado en el trono del fascismo contemporneo el silln de mando de uno de los gigantescos portaviones de la fuerza de combate estratgica del Pentgono-, no slo no poda volver a casa sino que reclamaba armas, ms armas combustible, ms combustible.

La crisis estratgica militar provoca un desplome financiero que afecta a casi la totalidad de la economa estadounidense, y la totalidad de la economa mundial. Los dos gigantescos globos estallan, y comienzan las quiebras.

La crisis econmica mundial

La crisis financiera alcanza a toda la economa para el consumo y a toda la economa de subsistencia incluso en EEUU, donde hay 40 millones de pobres.

La crisis alcanza inmediatamente a los sectores metalrgicos, petrolero, cemento, construccin de infraestructuras, vivienda, especulacin urbana, servicios masivos como el turismo, transporte, complejo militar industrial, automvil, industria qumica, industria agroalimentaria, pequeas empresas, restaurantes de comida basura, industria agroexportadora e importadora, aviacin civil, transporte martimo, electrodomsticos, servicios de salud privatizados dedicados a la esttica corporal y a las carsima ciruga reparadora, asistencia mdica, servicios sociales mnimos, por citar slo unos cuantos.

Mire a su alrededor e intente localizar un objeto de mobiliario, un producto para alimentacin, ropas, electrodomsticos, ordenadores, Internet, consumo en general, envases, etc, que no haya sido producido dentro de la economa al servicio de las grandes entidades financieras.

Apuntes breves sobre las consecuencias econmicas, sociales y polticas de la crisis en Occidente

Estados Unidos

-Desplome de los grandes fondos financieros y de la enorme economa productiva vinculada a los servicios y al consumo. Crisis econmica catastrfica.

-Incremento dramtico del paro en un pas sin cobertura social.

-Crisis en las medianas y pequeas empresas.

-Cada vertical del comercio exterior.

-Crisis poltica sin precedentes. Posibles juicios penales en el entorno presidencial, dimisin de Bush para evitar el impeachment.

-Los EEUU no pueden extender la guerra ni decretar una movilizacin general para las guerras del Imperio. El proyecto de dominacin por va militar ha quebrado. El proyecto de guerra de ocupacin bajo cobertura de la OTAN ha quebrado tambin. La posibilidad de invasin de la segunda gran potencia petrolera Venezuela-, es absolutamente irrealizable.

-El elemento estratgico fundamental para el mantenimiento de una parte de la estructura industrial y de toda la gran industria para los servicios ha desaparecido. Es el petrleo.

-A los pases del Sur se les ha abierto la posibilidad de reclamar el derecho de no transferencia del petrleo (patente) tal como ha hecho occidente con la tecnologa-, y de asegurar el intercambio de petrleo por tecnologa para un desarrollo compartido y sostenible.

La Unin Europea: el amigo fiel, la poltica indigna, los pueblos muertos

Desde los procesos coloniales, las dos grandes Guerras Mundiales, y el fascismo; jams Europa haba cometido una indignidad semejante a la de la aprobacin de la resolucin 1483 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

En esa resolucin se legitimaba la ocupacin de Iraq y la autoridad de los pases ocupantes. Adems se autorizaba la administracin del petrleo por los EEUU y el Reino Unido y se organizaba el saqueo del pas convocando la famosa Conferencia de Donantes.

En la Cumbre de Salnica, semanas despus, la indignidad llega hasta el lmite: la Unin Europea proclama que el derrocamiento de Sadam Hussein abre el camino a un futuro prspero y democrtico en Iraq. Adems la Cumbre aprueba, para lectura y trmite posterior, un documento estratgico sobre la Nueva estrategia de Seguridad europea. Se denomin Documento Solana para honrar al embajador y bufn de EEUU, y criminal de guerra en Yugoslavia. Solana presida una asamblea de siervos que tendr que dar cuenta de un genocidio y una catstrofe que alcanza a 4 millones de muertos y desplazados y a un pas hambreado y destruido.



El descalabro en Europa va a ser mucho ms dramtico.

-El crecimiento del paro y del paro encubierto bajo contratos basura, temporales y subcalificados, va a ser gigantesco, de la misma proporcin que la de la desaparicin de la economa productiva vinculada a los servicios, o puramente especulativa.

-La crisis energtica afectar, liquidndolas, a todas las posibilidad de sostenimiento del sistema econmico. El paro adquirir cifras colosales, muy concentrada en las ciudades, en la antigua clase trabajadora absolutamente desorganizada y en la nueva clase obrera urbana: los subtrabajadores jvenes. (1)

-La recuperacin de una economa agraria que asegure la soberana alimenticia es una necesidad estratgica. En pases como Espaa se puede hacer rpidamente, utilizando los enormes sistemas de riego empleados para la economa de lujo del turismo en las enormes extensiones de antiguos huertos, en las antiguas tierras de secano, o en las dehesas andaluzas dedicadas a la cra de toros bravos.

-Toda la clase poltica y los lderes y cuadros sindicales carecen de integridad y de capacidad para reorganizar a los trabajadores. Los nuevos lderes polticos, sociales y sindicales surgirn de las grandes luchas que se avecinan. (2) (3).

(1). Ver: Francia otra vez: la revuelta de los marginados

http://www.insurgente.org/modules.php?name=Content&pa=showpage&pid=527

(2)(3) Notas del autor

(2) ste artculo es el primero de una serie.

El segundo artculo llevar por ttulo:

Apuntes sobre las consecuencias de la crisis mundial en los pases del Sur.

El tercero llevar por ttulo:

El liderazgo cubano bolivariano en Amrica Latina y en el Tercer Mundo.

El cuarto artculo se titular:

Catstrofe en la periferia europea : la crisis en el Estado Espaol.

El quinto:

Las nuevas luchas sociales en Norte y en el Sur

Todos los artculos son Artculos en Marcha. Sern ampliados cuando la prisa permita matizaciones o ampliaciones.



Dedicatoria:

Con toda humildad dedico esta serie de artculos:

-A los cientficos sociales cubanos injustamente tratados hace algunas semanas. -A los Cinco Cubanos Presos, Hroes del Mundo. -A los luchadores aislados, marginados y resistentes del Primer Mundo. -A Pilar Manjn: sufrimiento, dignidad y puo; reclamando justicia para las vctimas del 11-M, contra sus asesinos menores y sus asesinos mayores. A Pilar casi la destruyen los genocidas de Iraq y los nuevos cmplices de los EEUU. Pilar aguant a lo ms duro del fascismo espaol y lo ms cobarde del PSOE. Contra ella se lanzaron los criminales, los hipcritas, los ventajistas, e incluso los necios. A sus compaeras y compaeros de asocicin, de dolor y de demanda de justicia. Pilar ha enseado dignidad a los honrados y a los que guardan esas cosas "en el bolsillo del chaleco". -A los jvenes que son explotados por millones en mi pas y que todava no saben de dnde les llega la explotacin y el desprecio. -A la resistencia cubana y al impulso bolivariano. -A Isabel Allende, ex embajadora de Cuba en Espaa, inteligencia, modestia y sencillez: ense por estos lares como es la diplomacia del pueblo. A Armando: modestia de los intelectuales cubanos. -A ngeles Maestro nico dirigente poltico que conozco, en mi pas, con experiencia de lucha; capacidad de observacin; y capacidad para vincular la teora con la lucha poltica. ngeles es, adems, la revolucin hecha de paciencia, de constancia y de ternura. -A Ana Mari Snchez, una humilde pero brava luchadora feminista; intransigente en su lucha, odiaba los sectarismos. Ella me ense que la Declaracin de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de la Revolucin Francesa, exclua a las mujeres. Ana Mari falleci hace unos meses. -A los dirigentes de Batasuna porque han luchado en unas condiciones muy difciles por el xito del Proceso de Paz. -A Arnaldo Otegi que est en la crcel a consecuencia del fascismo del PP, y de la cobarda e integracin del PSOE en el proyecto del Imperio. -A los luchadores de la II Repblica, los asesinados y reprimidos por el franquismo y por el estado de la Transicin. A su Memoria que sigue viva y es, de nuevo, germen y esperanza. -A Luis Otero y a todos los dems miembros de la Unin Militar Democrtica (UMD) con los que compart entusiasmos, lucha muy dura, y angustias personales y familiares. Especialmente a los compaeros que con Luis fueron expulsados de las Fuerzas Armadas. La negativa de los polticos de la Transicin a readmitirlos con honores, fue una de las primeras expresiones de su carcter antidemocrtico y antipopular. -A nuestra memoria histrica concreta: los antiguos militares republicanos de la Unin Militar Republicana antifascista (UNRA). -A Iaki Gil de San Vicente, un terico marxista que ejerce y aprende en la lucha. -A los redactores y colaboradores permanentes de inSurGente. Nos hemos esforzado para equiparnos y formarnos, convirtindonos en una unidad de combate informativa contra Falsimedia y contra el imperialismo. -A mi amigo vasco, Iaki Errazkin, a quin leen en este diario inSurGente. l es, aqu, el valor y la piedra. -A los lectores.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter