Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-10-2004

Ignacio Ramonet explica su propuesta del Quinto Poder
"Vivimos en un estado de inseguridad informativa"

Fernando Arellano Ortiz
Cronicn


El proceso de globalizacin ha consolidado emporios de la tecnologa y de las comunicaciones que en los ltimos aos han dado un giro ostensible al tratamiento de la informacin, dejando atrs el valor social que en un principio se les otorg a los medios que cumplan un papel de contrapeso frente a los poderes instituidos en el Estado, hasta el punto que se les termin denominando el "cuarto poder".

Para contrarrestar esa distorsin del papel de los medios, el director de Le Monde Diplomatique, el periodista y semilogo espaol, IGNACIO RAMONET ha propuesto la creacin de un Quinto Poder como una opcin para recuperar un espacio de lo pblico como eje de la labor que hoy cumple el periodismo

Para Ramonet el neoliberalismo termin convirtiendo a los medios de comunicacin en una herramienta de valor comercial que modifica conductas, transforma culturas y gua a las masas hacia una manera de pensar universal.

La aldea global que Marshall Mc Luhan describi en el siglo pasado y que ha trado como consecuencia la imposicin de un "pensamiento nico" en palabras de Ramonet, consiste no solo en las facilidades de interconectarse con el mundo gracias a las nuevas tecnologas, sino en el desmedido control por parte del poder financiero internacional de los medios de produccin y comunicacin en un desmedido juego en que imperan los intereses del libre mercado.

Como consecuencia del fenmeno neoliberal, los medios de comunicacin fueron perdiendo paulatinamente su funcin primordial de contrapoder y se convirtieron en instrumentos de los grupos econmicos planetarios.

Por esta razn, los medios masivos de informacin (emisoras de radio, prensa escrita, canales de televisin, Internet) se han ido agrupando en el seno de inmensas estructuras para consolidar grupos mediticos con vocacin mundial.

Para analizar el rol de los medios en el contexto de la globalizacin, Ramonet estuvo en Bogot participando en un foro acadmico organizado por la Universidad Central y la Asociacin Colombiana de Facultades y Programas de Comunicacin Social.

En desarrollo de este certamen, CRONICN tuvo oportunidad de dialogar con el especialista espaol, que adems de su labor periodstica, se desempea como profesor de teora de la comunicacin en las Universidades Denis Diderot y Sorbona de Pars.

EL CUARTO PODER NO TIENE CONTRAPODER

En qu consiste su propuesta de crear un quinto poder para contrarrestar el papel dominante de las grandes empresas mediticas en esta era de la globalizacin?

La expresin quinto poder hace alusin al contrapeso de lo que se llamaba el cuarto poder que era la posibilidad de articular los medios de comunicacin para contribuir a corregir las imperfecciones de la democracia, en la medida en que se puede criticar y denunciar los abusos en un marco democrtico. Era adems una expresin un poco irnica porque no es un poder institucional. Era un poco el poder de la opinin pblica en una democracia. Hoy en da la preocupacin central de los conglomerados mediticos es el beneficio, la ganancia, el provecho. Es decir, es una preocupacin de tipo empresarial que es legtima pero el problema es que la sociedad ha perdido ese poder que lo denominamos cuarto poder, por consiguiente estamos en la necesidad de crear o de recrear el cuarto poder y para que no haya confusin, esta propuesta la hemos llamado quinto poder, en la medida en que adems curiosa y paradjicamente los medios son el nico poder que no tiene contrapoder. El poder poltico tiene una oposicin; el que gobierna en cualquier democracia tiene un partido que se opone a l institucionalmente. El poder econmico tiene una oposicin que es el poder sindical, por ejemplo. Mientras que el poder meditico no tiene contrapoder porque el poder poltico no se le puede oponer, sino pasara por tener tentaciones dictatoriales y nadie puede limitar la libertad de expresin en un marco democrtico. El poder econmico tampoco porque adems est mezclado al poder meditico, luego por consiguiente es indispensable para perfeccionar la democracia crear un contrapeso legtimo al exceso de poder meditico, el cual se est convirtiendo en poder ideolgico dominante y pretende dirigir la sociedad.

Y cmo lograr mayor transparencia en la informacin?

No hay una relacin entre la inmediatez de la comunicacin y el proyecto de crear un contrapeso cvico al exceso de poder meditico. Para crear este quinto poder yo he venido proponiendo que se establezca un observatorio de medios, el cual no tiene la vocacin de dominar o de ejercer un poder, sino tiene la vocacin de criticar los excesos y las imperfecciones de los medios. Yo creo que hasta los propios grupos mediticos hoy da deberan comprender la necesidad de que exista una crtica para que ellos mismos puedan corregir sus errores. En los ltimos veinte aos hemos visto cmo en muchos pases se han dotado de un ombudsman (defensor del lector) o de cdigos deontolgicos porque han visto que es necesario que haya lmites a la prctica meditica, pero tambin hemos visto que no funcionan. Por ejemplo, el ombudsman del New York Times no denunci a tiempo las imperfecciones de la informacin de ese peridico con respecto a la guerra de Irak, lo ha hecho ahora, pero ya la guerra lleva dos aos. El ombudsman del Washington Post tampoco denunci la misma situacin. Dnde estaban las pruebas de las armas de destruccin masiva? Porqu se hablaba de ellas si nadie tena una prueba, si ninguna fuente era fiable, ninguna, puesto que sabemos que solo haba una y era el seor Chalabi que estaba en la oposicin al rgimen iraqu. Por qu la prensa norteamericana con ombudsman no dijo concretamente lo que pensaba el 71 por ciento de los norteamericanos que Saddam Hussein no tena nada que ver con el 11 de septiembre? Por consiguiente los ombudsman no funcionaron y esta situacin ha llevado a que se estn creando constantemente sitios web de crtica de los medios. Por qu hay esa proliferacin gigantesca en nuestras sociedades de instituciones, grupos, asociaciones que critican a los medios? Porque estamos convencidos de que vivimos en un estado que podramos llamar de inseguridad informativa. Ahora, cuando yo veo una informacin en televisin, antes de creerla, tengo que esperar un tiempo porque igualmente me viene la rectificacin de la misma. Me hablan de destruccin de armas masiva y luego me dicen que no haba; me hablan de relacin entre Al Qaeda y Saddam Hussein y luego me dicen que no existi tal relacin; el gobierno espaol de Aznar y la televisin espaola dijeron que la autora de los atentados del 11 de marzo era ETA, y luego resulta que no. Entonces, cul es la buena informacin? Luego los medios, ellos solos no son capaces de autocorregirse y la instantaneidad ha complicado las cosas. Un periodista que se limita a reproducir instantneamente lo que est pasando ante sus ojos, no controla lo que est difundiendo, no lo puede verificar, en tiempo real no se puede verificar nada. Adems, la instantaneidad liquida al periodista. Cuando se produjo los atentados del 11 de septiembre, quin recuerda los comentarios, nadie. Todos recordamos la imagen, pero el comentario que se haca en ese momento no nos interesaba porque la instantaneidad anula al mediador, suprime la mediacin dado que el contacto es directo entre el acontecimiento y el televidente. De esta manera la televisin se impone como el rgano de informacin ms eficaz. Pero lo grave es que ver no quiere decir entender. Por eso es indispensable que los consumidores de medios constituyamos rganos de alerta, dotndonos de un instrumento de aprendizaje y de anlisis sobre el funcionamiento de los medios para poder estar bien informados.

Un caso que ilustra muy bien la distorsin del papel de los medios de comunicacin y el abuso de los mismos es el venezolano. Usted que ha seguido muy de cerca ese proceso qu nos puede decir al respecto?

En Venezuela los partidos polticos desaparecieron electoralmente y los grandes medios asumieron un papel protagnico para el que no estn hechos. La gran prensa asumi la tarea de oposicin y ha manipulado la informacin a su manera. Los principales grupos de prensa, radio y televisin desataron una verdadera guerra meditica contra la legitimidad del gobierno del presidente Hugo Chvez. Mientras Chvez ha respetado el marco democrtico y, por ende, la libertad de expresin, los principales medios en manos de un puado de privilegiados, continan utilizando toda la artillera de las manipulaciones y la mentira. Esta arrogancia meditica ha conducido a casos extremos hasta el punto de haber inducido al golpe de Estado del 11 de abril de 2002. Sin embargo los medios no hablan ni del golpe ni de la victoria de Chvez el 15 de agosto en el referendo. Esta ha sido una guerra ideolgica, en que los medios han abandonado por completo la funcin del cuarto poder para defender los privilegios de una casta y demuestra adems, que lo econmico ms lo meditico da poder poltico, pero los medios no pueden aspirar a controlar, dirigir o dominar la sociedad.

Los medios definitivamente han desvirtuado su rol?

Los medios se estn olvidando de su misin cvica, de su misin de servicio pblico preocupados por cuestiones de rentabilidad y de provecho, pero el olvidarse de su papel hace que el pblico se aleje de ellos. Adems, la mayora de los grandes medios ya no estn dirigidos por periodistas, eso era antes, hoy estn dirigidos por empresarios. En la actualidad para dirigir una empresa periodstica no hay que hacer una escuela de periodismo sino una escuela de comercio, ese es el drama.

Dentro del esquema de rentabilidad y para lograr grandes ndices de sintona, las grandes empresas mediticas se inventaron los llamados realitys. Cul es su visin sobre este tipo de programas?

Es un tipo de televisin que se hace de cualquier manera con alto grado de vulgaridad. Se trata de una perversin cuyo esquema se tom de Holanda y de Inglaterra. Infortunadamente estos realitys se han convertido en una epidemia general. En estos programas los valores tradicionales no tienen sentido, su temtica es cada vez ms escabrosa, pues al fin y al cabo en esta poca en que impera el neoliberalismo, la creencia es que no hay sociedad sino individuos.

Cmo observa la irrupcin de los denominados medios alternativos?

El problema del medio alternativo es que evidentemente es muy variable. Resaltara, en primer lugar, la importancia de la utilizacin de Internet por parte de estos medios. Lo que estamos observando hoy en la sociedad y nos respaldamos con estadsticas a la mano, es que la credibilidad de los grandes medios est bajando y la credibilidad de los llamados medios alternativos est subiendo. Pero los medios alternativos funcionan la mayora de las veces sobre el principio segn el cual, si los medios dominantes dicen blanco, ellos dicen negro y yo creo que eso es insuficiente. Entonces, un medio alternativo si quiere ganar en credibilidad debe ser ms profesional, ms riguroso con los hechos, que los grandes medios que cada vez pierden profesionalismo.

Para poner en marcha su propuesta del quinto poder, usted viene recomendando el establecimiento de observatorios de medios. Dada su experiencia con los que ya existen como en Francia, Brasil y Venezuela, entre otros, cmo se integran y cul es su funcin?

La creacin del Observatorio de Medios de Comunicacin es una propuesta del movimiento social planetario reunido en el marco del Foro Social Mundial de Porto Alegre, Brasil. Su fuerza es ante todo moral: cuestiona y reprende basndose en la tica y sanciona las faltas de honestidad meditica a travs de informes, investigaciones y estudios que elabora, publica y difunde. Los observatorios que se han establecido en algunos pases rene tres tipos de miembros: periodistas profesionales de diversos medios; universitarios e investigadores de todas las disciplinas, particularmente especialistas en comunicacin; y usuarios de los medios, ciudadanos comunes y personalidades reconocidas por su estatura moral.

Ante el avance inusitado de las nuevas tecnologas de la comunicacin, el periodista espaol y directivo del diario El Pas de Madrid, Jos Luis Cebrin ha sealado que la prensa escrita pertenece al pasado. Usted qu opina al respecto?

No comparto exactamente esa opinin. Sin embargo es una idea que se puede expresar en la actualidad porque si observamos lo que ocurre podemos ver que hoy hay menos peridicos de prensa escrita que nunca y sus tirajes son mucho menores que en el inmediato pasado. Cada ao que pasa, la prensa escrita del mundo pierde dos por ciento en trminos medios de sus compradores, lo cual hace en 10 aos un veinte por ciento, lo que refleja que en determinados aos pueda desaparecer. Eso no es fatal, ni mucho menos. Por otra parte, la prensa escrita en muchos pases es ya una prensa de elite porque no toda la gente tiene capacidad para adquirirla y los que pueden hacerlo pertenecen a una categora social reducida. No nos olvidemos que la informacin es gratuita en nuestra sociedad y que la ltima informacin que se paga es la de la prensa escrita. La prensa impresa puede desaparecer como expresin de la informacin de la era industrial, pero tambin podemos decir que la historia nos ensea que ningn rgano de comunicacin desaparece cuando aparece uno nuevo.

[email protected]

 






Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter