Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-09-2007

Podran permanecer en Irak las tropas de Estados Unidos por lo menos una dcada

David Brooks
La Jornada


Los dos rayos de luz blanca que durante los ltimos das suban verticalmente al infinito desde donde estuvieron las Torres Gemelas en Nueva York fueron apagados al amanecer, pero la guerra que desat el gobierno de Estados Unidos en nombre del 11-S continuar oscureciendo el mundo infinitamente, revelan militares y la Casa Blanca.

Despus de dos das de interrogatorio en el Congreso, el general David Petraeus, comandante supremo de las fuerzas de Estados Unidos en Irak, y el embajador estadunidense en ese pas, Ryan Crocker, qued claro que la estrategia propuesta es simplemente ms de lo mismo.

Pero en sus declaraciones, y en los documentos presentados, se revel que el gobierno estadunidense est operando con la suposicin de mantener una presencia militar importante en Irak durante por lo menos una dcada, o tal vez de manera permanente.

Aunque se mencion que para el prximo verano se podra contemplar el retiro de 30 mil tropas, eso slo sera regresar al mismo nivel de tropas (130 mil) que haba en Irak a comienzo de este ao, antes del incremento supuestamente extemporneo ordenado por el presidente George W. Bush.

Ms all de este regreso a los niveles anteriores, las proyecciones a futuro sobre la presencia militar en Irak ofrecidas por el general Petraeus dejaban claro que se trataba de muchos aos.

La presidenta de la Cmara de Representantes, la demcrata Nancy Pelosi, dijo el pasado martes que las declaraciones del general y el embajador me suenan como un compromiso de por lo menos 10 aos a una presencia y guerra indefinida.

Jim Fine, analista legislativo de Friends Comittee on National Legislation, organizacin de cabildeo antiguerra, seal que Petraeus mostr una grfica a los legisladores para ilustrar cmo, a lo largo de un nmero indeterminado de aos, la misin militar de Estados Unidos se transformar de contrainsurgencia a una de supervisin estratgica con entre 30 mil a 40 mil tropas estadunidenses estacionadas en Irak.

Aadi que al observar estas presentaciones me di cuenta de que estaba atestiguando la propuesta ms explcita hasta la fecha del gobierno de Bush para la ocupacin indefinida de Irak.

Agreg: los oficiales de mayor rango militar y diplomtico estaban informando al Congreso y al pueblo de Estados Unidos que la guerra de Irak es una aventura imperial del siglo XXI con un propsito de crear un rgimen subordinado y protegido en el corazn petrolero de Medio Oriente.

Fine y otros han indicado que las frecuentes comparaciones de Corea con Irak por Bush y otros altos funcionarios subraya la intencin de establecer una presencia militar perpetua en Irak, igual a la presencia durante medio siglo de soldados estadunidenses en ese pas asitico.

Bush tiene programado un mensaje a la nacin para este jueves, donde se espera que refrendar las propuestas estratgicas presentadas por el general y el embajador de mantener el curso en Irak. Seguramente repetir el mantra de su gobierno de que la guerra se libra en Irak para evitar que sea librada aqu, y que tiene el objetivo fundamental de hacernos ms seguros.

Seguridad insegura

Pero tal vez el momento ms notable de las presentaciones de Petraeus y Crocker ante el Senado fue cuando el senador republicano John Warner de los ms respetados en poltica exterior y de defensa le pregunt al general si la estrategia en Irak estaba haciendo ms seguro a Estados Unidos.

Petraeus intent responder hablando de los intentos por lograr los objetivos de la guerra en Irak, pero Warner insisti y el jefe militar finalmente declar: seor, no lo s, realmente.

El Congreso y la clase poltica ahora tendrn que decidir cmo proceder sobre el financiamiento de la guerra, qu condiciones intentar imponer al comandante en jefe y cmo reducir los daos polticos ante una opinin pblica que no confa ni en la Casa Blanca ni en el Congreso para resolver esta guerra cada vez ms reprobada.

Sin embargo, los demcratas todava no cuentan con la suficiente unidad interna para lograr con su mayora legislativa imponer condiciones a la Casa Blanca y demandar el retiro de tropas, ni un calendario fijo para iniciarlo.

Por la otra parte, Bush ya no cuenta con el endoso de varios legisladores republicanos que cada da ms buscan alejarse o expresar ms explcitamente sus diferencias con la estrategia del comandante en jefe. Casi todos hablan de la necesidad de un cambio en curso, pero hasta ahora no hay consenso hacia dnde o qu tan rpidamente.

Y es que casi ningn poltico desea abordar esta guerra y despus ser responsabilizado de su fracaso. En gran medida, eso explica la renuencia a ofrecer propuestas concretas y la necesidad de evitar cualquier crtica o duda sobre nuestros uniformados.

Ya inici la temporada electoral de 2008 (entre los legisladores en las audiencias con el general y el embajador haba cinco candidatos presidenciales potenciales comandantes en jefe, y la guerra ahora se trata tanto del juego poltico aqu como de la estrategia blica en el exterior.

La estrategia poltica de Bush, sealan comentaristas de ambos partidos, es sostener esta aventura blica hasta despus del fin de su mandato y entregarle el paquete a su sucesor. Por el lado militar y geopoltico, todo indica que muchos expertos consideran que tal vez el peor desastre de poltica exterior en la historia reciente podra continuar por una dcada o ms.

Este fin de semana se convoca una marcha y manifestacin nacional en esta capital, donde veteranos de sta y otras guerras, familiares de soldados, ex funcionarios y figuras nacionales como Cindy Sheehan, Ramsey Clark y Ralph Nader esperan contar con la presencia de decenas de miles de estadunidenses para, una vez ms, demandar el fin de la guerra.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter