Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-09-2007

Espaa-Guinea Ecuatorial: El timo de la cooperacin

Agustn Velloso
Revista Pueblos

La cooperacin entre Espaa y Guinea Ecuatorial es un ejercicio de retrica poltica, bueno para tranquilizar las conciencias de los ciudadanos sensibles y tiles para enmascarar las polticas de los gobernantes de los dos pases. Los ciudadanos creen que ayudan a los pobres y los polticos ocultan que la cooperacin es buena para aumentar la escandalosa riqueza del clan Obiang y contribuir a la expansin poltica y empresarial espaola, pero intil para desarrollar al pas africano.


Hay gente para quien la cooperacin internacional y la ayuda oficial al desarrollo son cuestiones relativas a la actual poltica exterior. Lo cierto es que algunos elementos son nuevos y otros no. En los aos pre-democrticos la clase gobernante deca que Espaa haba sido generosa en su etapa colonial y que prueba de ello era la difusin de la religin catlica y la civilizacin, adems del mestizaje. Sin embargo esa generosidad no fue suficiente para formar mdicos e ingenieros y dejar una infraestructura poltica y social en el Sahara Occidental y en Guinea Ecuatorial, as que llegada la hora de las independencias, frustrada en el caso saharaui, la cooperacin era cosa obligada en el segundo caso.

Lo mismo ocurri con las otras metrpolis, Inglaterra, Francia, Portugal. Dejaron naciones independientes polticamente, pero no econmica ni culturalmente. Del colonialismo se pas al neocolonialismo. Los poderosos no podan explotar directamente a los dbiles como anteriormente, pero disearon nuevos sistemas: prstamos condicionados, acuerdos comerciales desfavorables (Convencin de Lom de 1975), cobro elevado por servicios, poltica fiscal del Fondo Monetario Internacional, proyectos del Banco Mundial, etc.

Desde la llegada de la independencia en 1968 hasta aproximadamente 1995 (cuando comienzan los aos de la explotacin petrolfera) Espaa cooper con Guinea Ecuatorial en el terreno poltico, econmico, militar, educativo, etc. Irnicamente, uno de los primeros acuerdos se firm en 1979: el Protocolo de Cooperacin en Materia de Hidrocarburos.

Sorprende que la cooperacin entre la dcima potencia mundial y su ex colonia de 28.000 kilmetros cuadrados, con unos 400.000 habitantes y con abundantes recursos naturales, no haya conseguido sacar a sta de los ltimos puestos en el ndice de Desarrollo Humano (IDH) del Programa de las Naciones para el Desarrollo (PNUD) en los primeros 30 aos de independencia. Ms an si se tiene en cuenta que tambin cooperaron Estados Unidos, Francia, China y otros pases, sin contar organismos y agencias internacionales: Naciones Unidas, Organizacin Mundial para la Salud, UNESCO, UNICEF y Comunidad Econmica Europea.

A partir de los ltimos aos del siglo pasado, especialmente en los primeros del XXI, Guinea Ecuatorial experiment un crecimiento econmico sin par. La razn est en el gas y el petrleo: 81.000 barriles diarios en 1998, 300.000 en 2004 y 420.000 en 2005.

Esto ha dado lugar a que el Producto Interior Bruto (PIB) haya crecido 18% en 2000, 66 en 2001, 20 en 2002, 10 en 2003 y 25 en 2004. El ingreso per cpita se ha elevado de unos 600 dlares en 1998 a 2.000 en 2000 y a 5.300 en 2004. (Bureau of African Affairs, 2007: www.state.gov/r/pa/ei/bgn/7221.htm).

Este sector constituye el 97% de las exportaciones del pas y el 92 del PIB, pero adems hay madera, cacao, minerales, pesca, productos agrcolas y potencial turstico. De nuevo sorprende que un pas que produce un barril de petrleo diario por habitante, que cuenta con otras riquezas y que es socio comercial de los pases ms ricos del mundo, los citados ms el Reino Unido, Canad y Noruega, precise de la cooperacin de escolares estadounidenses, del Ayuntamiento de Alcorcn y de los Escolapios de Monforte. Todos ellos muestran lo que comnmente entienden por cooperacin los ciudadanos de pases ricos que sienten preocupacin por los pobres.

Karen Miller, ex secretaria de la escuela primaria Hatcher (Kentucky, Estados Unidos), se mud en 2006 a Malabo -capital de Guinea Ecuatorial- y desde all envi un email a su amiga, la profesora Jenny Johnson, en el que relataba las necesidades de las escuelas. Marathon Oil, quinta compaa petrolera mundial, que opera en el pas, hizo pblica la reaccin de Jenny:

Sent la necesidad de ayudar. Supe que esto era algo que Dios quera que yo hiciese. Puse carteles en la escuela, el nico problema era hacer llegar los libros donados por profesores y alumnos. Todo el tiempo rezaba para que Dios lograra que llegasen los libros. Contact con Marathon en Houston y ellos se hicieron cargo. Quiero agradecer a todos los que han ayudado en este proyecto. Primero de todos a Dios, mi padre, por hacer que esto ocurra, a la comunidad escolar y especialmente a Marathon por iniciar este proyecto de ayuda a los estudiantes de la isla de Bioko. El valor estimado por la compaa asciende a unos 35.000 euros. (www.marathon.com)

El pasado 13 de abril el Ayuntamiento de Alcorcn (Madrid) firm un acuerdo de colaboracin permanente con la Organizacin de Estados Iberoamericanos. El hecho de que Guinea Ecuatorial no se encuentre precisamente en Iberoamrica, no es bice para que en el ayuntamiento nos sintamos muy orgullosos de incorporarnos como ciudad a un proyecto de encuentro entre culturas. La colaboracin concreta con Guinea Ecuatorial, inicial de 60.000 euros, permitir la puesta en marcha de un proyecto de lectura, por una parte, con bibliotecas escolares y, por otra, la formacin del profesorado en las lenguas espaolas y propias del pas, y en matemticas. (www.oei.es/noticias/)

El primer fin de semana de junio los Escolapios de Monforte (Galicia) organizaron una fiesta solidaria para recaudar fondos para sus colegios en Guinea Ecuatorial. Segn un diario local, con la piata, el mercadillo, el guateque, el pincho solidario y los donativos recaudaron 7.794 euros. A diferencia de los dos anteriores no se informa sobre el uso concreto del dinero. (www.lavozdegalicia.es/)

Acaso la profesora, al alcalde y los religiosos ignoran que el gobierno de Guinea Ecuatorial, con un presupuesto de 2.000 millones de dlares (2005), bien puede pagar unos libros de texto y unas bibliotecas escolares?

Ocupados en rezos, reuniones y meriendas quizs no han tenido oportunidad de conocer la situacin del pas, pero a cambio han sumado algo ms de 100.000 euros. Incluso si el 100% llega a Guinea Ecuatorial, lo cual es harto dudoso, ese dinero ni se acerca a los 380.000 euros que cost el coche deportivo de la marca Lamborghini que adquiri en 2005 el hijo del presidente Obiang, Teodoro Nguema, ministro de agricultura y bosques, segn inform el 20 de julio de ese ao el diario Cape Times de Sudfrica.

Se dir que una aportacin similar de otros 16 grupos solidarios equilibra el dinero que poda haber empleado Nguema en beneficio de su pueblo. Esto ltimo parece ms conveniente para el desarrollo de Guinea Ecuatorial que la supuesta cooperacin, salvo que se prefiera que unos vivan dependientes de la caridad de otros.

Hacen falta 27 grupos ms con un rendimiento similar para equilibrar la aficin de Nguema por los coches de lujo, ya que el mismo diario informa de que tambin adquiri ese ao un Bentley Arnage y un Bentley Mulliner por unos 800.000 euros.

Con todo, no es fcil que la buena voluntad de cooperantes, donantes, patrocinadores y voluntarios sea suficiente para igualar su ritmo de gasto: la revista estadounidense Forbes, especializada en listar a los ms ricos del mundo, inform el 5 de junio de 2006 de que tambin pag cerca de 600.000 euros para alquilar el yate del cofundador de Microsoft y quinto hombre ms rico del mundo, Paul Allen.

Teodorn, como se le conoce, tiene una mansin y un estudio de grabacin en Estados Unidos y diferentes propiedades e intereses en otros pases. Global Witness, organizacin dedicada a destapar la corrupcin en pases ricos en materias primas, informa de que la mansin vale 35 millones de dlares. (http://www.globalwitness.org)

Aunque ciudadanos particulares no conozcan esos datos, el gobierno s, aunque no por ello deja de cooperar. Sobre la cooperacin estatal, hay abundante informacin que facilitan varias fuentes oficiales (y para-oficiales: partidos polticos, institutos y fundaciones) y todas son buenas para no enterarse de casi nada y para confundir a cualquiera.

La Secretara de Estado de Cooperacin Internacional (www.aeci.es) anuncia: al gobierno () le incumbe la responsabilidad colectiva de respetar y defender la paz, la dignidad humana, la igualdad y la equidad en el plano mundial. Reducir la pobreza es un deber tico para la ciudadana del mundo ms prspero y es una obligacin poltica para todos los gobiernos del Planeta.

Bellos objetivos que quizs no casan bien con su gasto militar: 17.000 millones de euros en 2007, decimoquinto puesto mundial (http://www.antimilitaristas.org), mientras que su gasto en ayuda es de 3.000 (www.realinstitutoelcano.org/). De la segunda cantidad hay que restar el dinero de la ayuda ligada, de los crditos que generan ms deuda, de la condonacin, etc. (http://www.intermonoxfam.org/page.asp?id=2673), mientras que la primera hay que restarla en su totalidad hasta que se demuestre la relacin entre armas y desarrollo.

La cooperacin espaola en Guinea Ecuatorial destin 4.471.950 euros a sanidad en el ejercicio 2004-2005, repartidos en varios proyectos: control de endemias, depuracin de aguas, salud comunitaria y recursos humanos sanitarios. (www.mae.es/Embajadas/Malabo/es) Con esa cantidad el presidente Obiang apenas ha podido adquirir las dos mansiones que posee en Maryland, Estados Unidos.

Pero no se trata se dir- de ir detrs de cada cntimo, ya se sabe que los pases africanos tienen su propia idiosincrasia, que nada es perfecto, etc. En ese caso, tmese una sanidad de calidad, pongamos la espaola, pas que ocupa el puesto 21 en el IDH, mientras que Guinea Ecuatorial est en el 121. (www.planalfa.es/fers/) El gasto per cpita en salud es 1640 dlares y 139 respectivamente.

Una cooperacin galctica, por usar un trmino de moda, hara que los ecuato-guineanos disfrutaran del mismo nivel que los espaoles. Unos 450.000 habitantes por 1640 dlares equivale a poco ms de 700 millones de dlares. Casualmente la misma cantidad que Obiang transfiri a cuentas personales al imprevistamente extinto banco Riggs, incidentalmente radicado en Estados Unidos, fortuitamente primer inversor extranjero en Guinea Ecuatorial. (www.forbes.com)

An se puede ver de otra manera. Obiang gasta en seguridad alrededor de 70 millones de dlares al ao, cifra que hay que tomar con cautela, ya que ni siquiera lo sabe el Instituto Internacional de Investigacin sobre la Paz de Estocolmo (www.sipri.se), pero que se infiere de algunas compras de material blico. Espaa, Estados Unidos e Israel le han vendido material militar y han adiestrado a sus militares y policas. En los diez aos de explotacin petrolfera, caba esperar que Obiang aumentase la esperanza de vida en su pas con esa cantidad, pero hoy todava es casi la mitad que en Espaa: 43.5 y 79.5 aos respectivamente.

Por otro lado, la cooperacin es bastante ms que dinero. Segn la Ley de cooperacin internacional para el desarrollo (23/1998, de 7 de julio), se impulsar procesos de desarrollo que atiendan a la defensa proteccin de los derechos humanos y las libertades fundamentales, las necesidades de bienestar econmico y social

Estos procesos no existen (www.amnistiainternacional.org/ - www.state.gov/g/drl/hr/), lo cual sabe Espaa aunque el ministro de asuntos exteriores no lo mencione y prefiera hablar de otras cosas y los parlamentarios que han viajado en junio de 2007 al pas constaten mejoras y vuelvan esperanzados. (www.asodegue.org/junio1607.htm)

Abundan las declaraciones polticas, los proyectos, los informes y los cooperantes, pero eso no es cooperacin. Hablar de cooperacin es una ofensa al pueblo ecuato-guineano, en realidad hay que hablar del timo de la cooperacin.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter