Portada :: Otro mundo es posible
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-09-2007

Ms all de la Lucha de Clases
La Lucha Cultural de los Pueblos Originarios en la Izquierda Amplia

Osmn Jurez
Rebelin

Una aportacin para el debate


Ms all de la Lucha de Clases

  1. De la Cultura Insurreccional Originaria y de Izquierda

La cultura insurreccional de los Pueblos Originarios y la Izquierda Americana lograron consolidar la Revolucin Cubana en el Siglo XX. Y en el Siglo XXI estn desarrollando las Revoluciones de Venezuela y Bolivia contra la dominacin occidental, convertida en una Cultura Imperial Capitalista. La defensa de estas revoluciones y el desarrollo de otras, exige articular luchas sociopolticas multilaterales en una Movilizacin Permanente de redes de diversos Movimientos Originarios y Populares; cuya comprensin e interpretacin requiere trascender el Paradigma Marxista de la Lucha de Clases.

La razn fundamental para ampliar la Lucha de Clases, radica en que el concepto de clase social carece de suficiente contenido emprico. Y por ende, ha perdido poder descriptivo e interpretativo de los sujetos en insurreccin y de los procesos revolucionarios que estamos observando. Una explicacin es que las lites del colonialismo y los estados nacionales, NO lograron industrializar las sociedades y crear una amplia clase obrera. Y por el contrario, en la mayora de los casos, basados en sistemas semi-feudales siguieron explotando una amplia poblacin campesina. Concepto que tampoco describa, sino que esconda la amplia diversidad de Pueblos Originarios que se aferraban a defender la tierra y sus territorios como principio para preservar las culturas originarias. Y en esa Lucha por las Culturas Originarias, han dado un salto cualitativo pasando de la resistencia a una lucha por el poder, que los ha convertido en factores de poder real a nivel local y en ascenso al nivel nacional; ocupando irreverentemente el centro de la escena sociopoltica, portando una alternativa revolucionaria para las multitudes colonizadas de Amrica.

Los Pueblos Originarios son el movimiento social y no la clase social que esta dando respuesta a los problemas centrales de la Izquierda, e innovando, dinamizando y potenciando la Cultura Insurreccional en el Siglo XXI.

Una comprensin de estas y las futuras insurrecciones y revoluciones, de los sujetos que las dinamizan, sus luchas sociopolticas y los problemas que representan para la Izquierda, requiere una interpretacin que va ms all de la Lucha de Clases. Y ampliandola, intento terico-ideolgicamente desarrollar la perspectiva de la Lucha Cultural o Lucha de Culturas; construyndola a partir de la historia.

  1. De la Lucha Cultural o Lucha de Culturas

Los Pueblos Originarios y Movimientos Populares han desarrollado una Lucha Cultural desde inicios de la invasin y colonizacin europea, que se convirti en una tendencia histrica de insurrecciones que algunas veces han desembocado en revoluciones. La nocin de la Lucha Cultural, la defino como la confrontacin entre Movimientos Socioculturales impregnados de las dos totalidades culturales que coexisten en el continente: la Occidental y la Originaria. Son dos concepciones del mundo antagnicas e inconciliables que se manifiestan en una amplia gama de conflictos en todas las esferas de las sociedades Americanas; donde las culturas de los Pueblos Originarios y Movimientos Populares son contra-culturas o culturas en resistencia y lucha, contra la dominacin occidental, expresada en una Cultura Imperial Capitalista (CIC).

Entendiendo la cultura como todo lo que los humanos hacen y desarrollan en las sociedades, la dominacin de la CIC, la vemos a travs de los gobiernos, la cosmovisin, los idiomas y sistemas de valores establecidos. Pero tal dominacin cultural no ha sido hegemnica ni homognea y ha tenido que enfrentar durante 500 aos, la lucha de los pueblos originarios y movimientos populares, que han logrado conservar gran parte de su herencia cultural: Cosmovisin, idiomas, organizacin social y sistemas de valores, que se han vuelto centrales para el desarrollo de las luchas sociopolticas contra las nuevas formas de colonizacin norteamericana y europea en el Siglo XXI.

La denomino Lucha Cultural porque en ese proceso histrico, la cultura es el medio y el fin de la lucha. Como medio, la cultura provee a los pueblos originarios y movimientos populares de una cosmovisin o ideologa a practicar y ejercer, de un sistema simblico, ritualismo, idiomas, sistemas de valores, vestimenta y otros elementos originarios que los arman de una identidad tnica-cultural, portadora de una alternativa revolucionaria contra la cultura dominante.

Y la creciente tendencia de crecimiento de identidades en los Movimientos Originarios y Populares, haciendo nfasis en su etnicidad y cultura como formas de resistencia y lucha contra los procesos hegmonicos de la globalizacin occidental y las dinmicas homogeneizadoras y discriminadoras de los estados nacionales, evidencian como la cultura se convierte en punta de lanza de una lucha cuyo fin ulterior es conservar y perpetuar los espacios socio-naturales de las Culturas Originarias para garantizar su reproduccin y evolucin.

  1. De la Lucha de Clases a la Lucha Cultural de la Izquierda Amplia

La Lucha Cultural es una construccin que incluye, se nutre y ampla la Lucha de Clases, intentando explicar y plantear ideas para el debate de Izquierda que tienda a superar los problemas de la Izquierda Tradicional. Su base emprica sigue siendo: el problema del poder; que las Izquierdas del continente NO lograron conquistar y mucho menos desarrollar a pesar de dcadas de lucha armada guerrillera con la paradigmtica excepcin de la Revolucin Cubana. Estas problemticas bifurcaron y desmovilizaron a amplios sectores de la Izquierda Tradicional (IT), sufriendo una crisis en los 90s.

De tal crisis, surgi la Izquierda Renovada con una posicin de centro. Pero que en el peor de los casos renunci al Marxismo y abandon los mtodos insurreccionales de la lucha de Izquierda, insertndose en el sistema sociopoltico de la Cultura Imperial Capitalista. Se convirtieron en movimientos de derecha utilizados por la derecha para combatir a la Izquierda. Por eso, los ms audaces fracasaron y desaparecieron de la arena sociopoltica. En general, han confirmado que NO representan ninguna salida para los problemas de la Izquierda.

En ese devenir resurgieron los Pueblos Originarios con sus luchas ancestrales y a partir de su Cosmovisin y el ejercicio de sus principios culturales han construido una interpretacin Marxista ampliada del contexto contemporneo. Y a travs de su accionar sociopoltico han ido creando un tejido social y redes de movimientos con diversas organizaciones populares; que gracias a Gramsci se pueden describir como sujetos polticos autnomos cuyas luchas buscan una soberana popular descentralizada y plural. Esto implica que los Movimientos Originarios y Populares tienden a construir una concepcin de hegemona desde y de los de abajo, que expresa la voluntad colectiva de una unidad de la diversidad tnica y sociocultural de las sociedades Americanas. Es un sujeto colectivo que articula una Izquierda Amplia (IA), de Movimientos Originarios y Populares, intentando superar los vicios y errores de la IT.

En ese sentido, en la IA se supera la visin de que una Clase Social vanguardizar la Insurreccin y dirigir la Revolucin. Con esto, se rompe con sectarismos. Pero adems, se hace evidente que el concepto clase, tiende a separar, aislar y excluir a grupos sociales. Y no describe a los Pueblos Originarios, grupos tnicos y socioculturales de la diversidad natural de las sociedades Americanas, pues fue construido para otras sociedades en otros tiempos. Por el contrario, el concepto cultura, brinda identidad e ideologa que tiende a incluir y unir esa diversidad tnica y sociocultural a travs de la bsqueda del consenso sociopoltico. Esto ha configurado una utopa y un desafo comn en la Izquierda Amplia, adems de diversas formas de organizacin y coordinacin para construirlas.

  1. Cultura Imperial Capitalista contra Cultura Socialista de Poder Popular

El podero occidental se evidencia a travs de la CIC, que se expande con la globalizacin. En s, es un proceso de transculturacin o el intento ulterior de occidentalizacin del planeta a travs de dinmicas neo-coloniales, lideradas por los Estados Unidos e Inglaterra. En ese proceso, La Derecha es el sujeto poltico que que gobierna reproduciendo la CIC. Y en Amrica la hemos conocido a travs del colonialismo, las dictaduras militares y la Democracia Liberal Representativa (DLR) que han institucionalizado y legalizado los regmenes de terrorismo de estado.

A travs del terrorismo de estado nos impusieron el cristianismo, nos obligaron a respetar a quin posee capital, a pensar individualistamente y a vernos en trminos de mercanca en un mercado de pocos dueos. A comportarnos dentro de normas y tradiciones comunicndonos en idiomas occidentales. Estos son los principales sistemas de valores occidentales que la derecha contina reproduciendo y difundiendo a travs de un exacerbado terrorismo meditico. Legitimado con el discurso de la DLR, que es principal mecanismo de dominacin de la CIC.

La Lucha Cultural de la IA le esta disputando espacios a la DLR a travs de redes de movimientos autnomos, y presenta una alternativa cultural impregnada de la Cosmovisin Originaria: Su punto de partida es la visin de convivencia armoniosa y de equilibrio total con la Madre TierraNaturaleza. Esto requiere de una visin socialista basada en la igualdad y la autonoma de las personas, los grupos tnicos y sociales que implica autodeterminacin local y regional. Acoplada a una visin de democracia directa expresada en el ejercicio del poder popular que implica un auto-gobierno al seno de los pueblos originarios, los grupos tnicos y sociales. En s, es una lucha por el pleno respeto a los derechos humanos y la solidaridad entre las personas que garanticen una convivencia en base a los principios comunitarios de reciprocidad, cooperacin, intercambio en igual proporcin y complementariedad entre lo colectivo e individual. Estos principios originarios se conjugan en una lucha multidimensional contra los remanentes del colonialismo y las dinmicas neo-coloniales para quebrar el podero de la CIC y transformarla en una Cultura Socialista de Poder Popular (CSPP).

En la Lucha de Culturas del Siglo XXI, el discurso de las clases sociales sirve para describir la estructura de la derecha, formada por todas las clases sociales, incluyendo amplios sectores de los ms pobres de los pobres. Y en analoga, la Izquierda presenta una estructura similar, incluyendo elementos de los menos ricos de los ricos. Son dos sujetos policlasistas y multigeneracionales portadores de dos culturas antagnicas, incompatibles e inconciliables. Son los actores principales de una guerra poltica, donde la IA es portadora de una CSPP: Una visin hacia las sociedades sin clases sociales, que rechaza cualquier tipo de dictadura, ya sea de clase, elite, partido o estado; que exige continuar la guerra por otros medios.

  1. De la Guerra de Guerrillas a la Guerra de Culturas

La Guerra de Guerrillas en Amrica no ha concluido, slo se ha transformado. En primera instancia se ha convertido en la retaguardia estratgica de las luchas de la IA: las FARCEP y el ELN en Colombia son el mejor ejemplo. Tambin se ha redimensionado y el EZLN lo demuestra. Pero sobre todo, su accionar militar se ha transformado en movilizacin poltica: La visin Marxista de Guerra de Maniobras: del intento de asalto armado frontal sobre el estado, se ampla con la visin de Gramsci de Guerra de Posiciones: Basada en un proceso de Subversin Cultural que transforme los sistemas de valores occidentales, la moralidad individual y las relaciones sociales para crear Poderes Populares Locales (PPL), de forma progresiva en los territorios de los Pueblos Originarios y Movimientos Populares. Y principalmente en los Municipios y Estados donde Movimientos de la IA estn gobernando y consolidando Poder Popular va insurrecin-eleccin. Estamos en trnsito a la Guerra Cultural, dialectizando la tesis de Clausewitz: la poltica es la continuacin de la guerra por otros medios.

Los Mayas salieron de la oscuridad redimensionando la Lucha Guerrillera con el EZLN en 1994, conmocionando al mundo real y virtual desde el sureste Mexicano, cuando lo que pareca el ltimo bastin guerrillero capaz de crear Poder Popular en el continente, el FMLN en El Salvador, se converta en partido poltico... Los Zapatistas, inspirados en los principios comunitarios de la Cultura Maya continan ejerciendo el poder a travs de Municipios Autnomos, productos de una Movilizacin desarmada y militar semi-armada Permanente.

En ese sentido, los movimientos guerrilleros de liberacin nacional: FMLN, FSLN, URNG, MRTA, entre otros, afrontan el desafo de transformar la experiencia guerrillera en accionar sociopolticocultural. Es decir: de la experiencia de haber creado ejrcitos militares para la Guerra de Guerrillas es posible crear ejrcitos sociopolticos para la Guerra de Culturas. En el siglo XXI, los Movimientos de Liberacin Nacional deben convertirse en redes de guerrillas desarmadas de las armas usadas en la guerra convencional, pero ejerciendo el legtimo derecho al uso de la fuerza y la violenvia popular contra el terrorismo de estado. De ah, la Guerra de Posiciones se ir desarrollando a travs de subvertir los sistemas de valores y de poder sociocultural establecidos por la CIC, tanto fuera como dentro del estado.

  1. La Lucha y Subversin Cultural de la Guerrilla Desarmada

La Guerra de Posiciones es desarrollada por la Guerrilla Desarmada. Sus unidades son los Movimientos Originarios y Populares, y su tctica principal es la Movilizacin Permanente. Cuyo mximo impacto se da al implementar la principal forma originaria de protesta: Una serie de cercos permanentes y/o intermitentes a las ciudades. El cerco se complementa con el cierre de caminos y carreteras, la toma de instituciones estatales, puestos de polica, plazas, etctera. En ese esfuerzo, cada movimiento/multitud define sus espacios y tiempos en coyunturas claves, pero estn permanentemente defendiendo sus posiciones y territorios con el objetivo de paralizar los sistemas de dominacin de la derecha y consolidar espacios para la construccin de los PPL y Regionales, rumbo a la transformacin de los estados nacionales.

Subvertir el poder de los estados nacionales requiere de la articulacin de un sujeto poltico que dialectice las dinmicas insurreccin-eleccin en la Movilizacin Permanente. Construir poder al seno del estado implica subvertir el sistema de partidos de la CIC e incluso, descolonizar la concepcin de partido de la IT al seno de la Izquierda Amplia.

  1. Del Partido nico al Partido de Movimientos

La visin del Partido nico Marxista/Leninista/Trostkista/Maoista... de la Clase Obrera/de los Trabajadores entr en crisis al seno de la IT en los 6070s. Esto dio origen a una amplia gama de movimientos guerrilleros, organizaciones polticomilitares, partidos, ejrcitos de liberacin nacional... Desarrollndose una cultura de sectarismo, que se convirti y sigue siendo uno de los principales obstculos, para conquistar y consolidar Poder Popular. Las luchas fallidas de la IT acopladas a la crisis del sistema tradicional de partidos, le exigen a la IA, construir un partido impregnado de la cultura del ejercicio del poder popular originario, para convertirse en instrumento poltico por la soberana de los pueblos.

La IA articula un instrumento poltico que denomino Partido de Movimientos (PM). Su estructuracin es producto de la sabia aplicacin del principio originario del consenso sociopoltico y la bsqueda de la unidad de la diversidad tnica, sociocultural y poltica de los Movimientos Originarios y Populares.

El PM se refleja en el MAS de Bolivia y el MVR de Venezuela, que han derrumbado, elegido y restituido presidentes a travs de insurrecciones-elecciones, manteniendo una Movilizacin Permanente en defensa de sus proyectos Socialistas. De esas experiencias, se est construyendo el Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, que en base al consenso en una visin Socialista, busca la unidad de la diversidad tnica, social y poltica de la poblacin en una organizacin de batallones que estn ejerciendo Poder Popular y defendiendo sus territorios. Paradjica e irnicamente, slo los movimientos de verdadera izquierda?, no se han sumado a este esfuerzo revolucionario.

El PM articula un multitudinario activismo a travs de la dialectica DirigenciaMilitancia, dndole participacin directa a la gente, las multitudes y movimientos, rompiendo el esquema tradicional de que la poltica es un asunto de expertos o de una clase social privilegiada. Socializar la actividad poltica implica convertirla en una Cultura Popular que por s misma, tienda a eliminar la corrupcin y los vicios tradicionales de la poltica, hacindola ms visible y tangible. La Militancia tiene poder sobre y control de la Dirigencia, lo cual tambin implica una desarticulacin del PM, cuando NO cumple los compromisos en funcin de la diversidad tnica y sociocultural. Esto permite la continuidad de la Movilizacin de los movimientos de la IA y la creacin de ms movimientos, lo cual potencia la subversin cultural que se ampla travs de la alfabetizacin poltica de las poblaciones.

  1. La Subversin Cultural

La Subversin Cultural es la principal dinmica de la Guerrilla Desarmada y su objetivo central es la alfabetizacin poltica de la poblaciones Americanas. Y debe desarrollarse principalmente al seno de las clases y estratos ms pobres, pues paradjicamente son las bases del voto duro y accionar radicalizado de la derecha. El analfabetismo poltico es un problema para la IA, existente en todo el continente y son las clases sociales bajas las que principalmente carecen de una identidad sociopoltica y por eso se convierten en multitudes movilizadas por la derecha.

Por eso, la Subversin Cultural de la Guerrilla Desarmada tiene el desafo de crear una Identidad de Izquierda en las clases bajas que les permita comprender, ubicarse y accionar sociopoltica y culturalmente en el mundo que habitan. Se trata de una alfabetizacin poltica que las lleve a defender su entorno territorial y los recursos que ste contiene ante la voracidad de la empresas, instituciones y estructuras de poder que dinamizan y reproducen la CIC.

La alfabetizacin poltica implica una lucha poltica y tericoideolgica contra la derecha, principalmente en el problema de la Democracia y el Socialismo. El cual debe explicarse desde su nivel ms elemental: La solucin de los problemas heredados del colonialismo requieren de una Democracia Directa opuesta a la DLR y de un sistema Socialista contrario al capitalismo. En ese sentido, Democracia Directa significa que [email protected] tenemos y ejercemos poder y Socialismo significa que [email protected] debemos vivir en igualdad cultural y socioeconmica.

Se trata de transmitir una interpretacin de democracia donde el poder reside y se ejerce por el pueblo, lo que significa construir un autogobierno popular que no permitir que elites ni clases sociales continen privilegindose cultural y econmicamente del ejercicio poltico, acoplado a una visin socialista que garantiza deberes y derechos en igualdad de condiciones para [email protected] las clases sociales deben desaparecer.

La alfabetizacin poltica debe crear Movimientos con Identidad de Izquierda, que como guerrillas desarmadas potenciarn la dialctica insurreccin-eleccin, manteniendo la Movilizacin Permanente del Partido de Movimientos. El objetivo es posicionarse en y posesionarse del sistema poltico tradicional, para subvertir el status quo e ir configurando un proceso de democratizacin que supere la crisis de la DLR; cuya inviabilidad en el continente hace necesario descentralizar los estados nacionales y crear y consolidar PPL y autonoma originaria y popular.

  1. La Visin Originaria de la Democracia Multicultural

La Lucha Cultural de los Movimientos Originarios y Populares ampla la Democratizacin en una lgica que va configurando un proceso de Descolonizacin. En consecuencia se posibilita la regeneracin de las culturas originarias, cuyo fin ulterior se vislumbra en la construccin de un Autonomismo Multicultural en Estados Plurinacionales. Es decir: naciones de naciones, la unidad de la diversidad tnicacultural o un mundo de muchos mundos con una cultura de culturas. Esto plantea una transformacin radical de las sociedades Americanas, una Revolucin Cultural, que se va configurando a travs de las insurrecciones que estamos observando, que implica un cambio sociocultural que intento explicar en trminos de la construccin de una Cultura Socialista de Poder Popular.

La CSPP se basa en una Democracia Directa que se fundamenta en la Cosmovisin de los Pueblos Originarios y se dinamiza a travs del ejercicio de los principios culturales, articulando un Poder Popular. De ah se deriva la Democracia Multicultural: una democracia por y para las culturas originarias, donde la cultura occidental ser slo una ms en el mosaico cultural Americano. Y donde los Pueblos Originarios gozan de autonoma y de forma directa ejercen el poder en sus propios territorios y sobre sus propios recursos.

Por eso, la construccin de la CSPP exige de un cambio en la relaciones de poder existentes. Es un cambio de los conceptos occidentales de colonialismo y democracia en descolonizacin y democratizacin, que implicaran la re-construccin de los significados de Autonomismo y Multiculturalismo que son propios de los Pueblos Originarios. Estos cambios se estn dinamizando de acuerdo a la siguiente lgica...

  1. Democratizacin: Autonomismo

En la perspectiva de la Lucha Cultural: la democratizacin implica y conlleva a un Autonomismo, en el sentido de que se rompe con la estructura histrica de desigualdades entre las elites y las personas, los grupos tnicos y sociales impuestas por la Cultura Occidental. Democratizacin implica un cambio hacia la estructuracin de los principios de Igualdad, Autodeterminacin y Solidaridad donde las personas y los grupos tnicos y sociales deciden sus propias formas de vida y desarrollo con sus propios recursos y en sus propios territorios: El poder se desplaza de un elitismo a un Autonomismo. Y de esa misma manera ...

  1. Descolonizacin: Multiculturalismo

La Descolonizacin implica y conlleva a un Multiculturalismo en el sentido de que se rompe con el verticalismo histrico de dominacin cultural occidental sobre las culturas originarias. Descolonizacon implica un cambio a una relacin horizontal: El poder se desplaza de un uniculturalismo a un Multiculturalismo.

El Autonomismo Multicultural Americano tiene sus principales expresiones en los Municipios Autnomos de los Mayas del sureste Mexicano, en las Comunidades Autnomas de los Aymaras, Quechuas, Guaranes... de Bolivia, en los Consejos Locales del Pueblo en Venezuela y los Gobiernos y Territorios Originarios Autnomos de Panam, Canad, Ecuador, Brasil y otros pases, que son Poderes Populares Locales o Regionales, que estn desmontando las estructuras de poder instauradas por cinco siglos de colonialismo.

Y en esa Guerra Cultural, los Pueblos Originarios han consolidado sus posiciones expulsando de sus territorios a las instituciones polticas, sociales, jurdicas, culturales y en algunos casos, hasta las guarniciones militares que son el ltimo bastin de poder de los estados nacionales. Esto ha permitido el auto-gobierno recuperando y dinamizando los principios comunitarios ancestrales de las Culturas Originarias que expresan diversas formas de Socialismo.

  1. Diversidad tnicaCultural: Diversidad Socialista

La Lucha Cultural desemboca en una diversidad de auto-gobiernos y Poderes Populares que correspondiendo a la diversidad tnica-cultural, estn desarrollando una diversidad de formas de Socialismo. Por eso, en Bolivia, al dinamizar los principios de las Culturas Andinas, se est desarrollando un Socialismo Originario o Socialismo Andino, que puede ser considerado como el proyecto dominante, debido a que la poblacin originaria es mayora en el pas.

Sin embargo, en Venezuela el proyecto dominante es el Socialismo del Siglo XXI (ver Dieterich en www.rebelion.org). Pero donde los Pueblos Originarios an siendo minora, son autnomos y ejercen sus propias formas de auto-gobierno y Socialismo. Potenciando esos y otros proyectos, existe como paradigma el Socialismo de la Revolucin Cubana, que es un centro proveedor de experiencias y conocimientos que abrazando la sabidura ancestral de la Cosmovisin Originaria, estn enrumbados a articular y dinamizar la utopa de la Izquierda Amplia...

  1. La Cultura Socialista de Poder Popular

La construccin de la Cultura Socialista de Poder Popular ya est en marcha a partir del consenso socialista existente entre los estados de Cuba, Venezuela, Bolivia y la amplia diversidad de Pueblos y Movimientos Originarios y Populares en el continente. Como referentes principales de la IA se esfuerzan por mantenerse permanentemente movilizados en defensa de sus proyectos de Socialismo y como una Federacin de Poderes Populares Autnomos estn construyendo una alternativa contra el neo-colonialismo Norteamericano y Europeo.

La conquista no ha terminado y descolonizarnos exige dinamizar la cultura que heredamos de Amaru, Katari, Aquino, Zapata, Sandino, Farabundo, Guevara... lo cual slo es posible a travs de multilaterales insurrecciones y revoluciones.

San Salvador 12 de Agosto 2007



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter