Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-09-2007

Centros infantiles tienen prohibido el acceso a medicamentos y tecnologa
El bloqueo estadounidense se ensaa con los hospitales cubanos

Jos A. de la Osa
Rebelin


El Cardiocentro Peditrico William Soler de Altahabana, inaugurado por Fidel Castro hace 21 aos con el objetivo fundamental de ofrecer atencin a nios y nias con malformaciones congnitas del corazn, en un nuevo gesto de evidente inhumanidad ha sido incluido por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos en una extraa categora: la de Hospital Denegado.

Los primeros sntomas de esa medida, que obstaculiza an ms la adquisicin de medicamentos y dispositivos para tratamientos de enfermedades cardacas que en ocasiones solo son fabricados por empresas o filiales norteamericanas, es la reciente prohibicin de que las compaas AGA y Numed vendan al Cardiocentro dispositivos y catteres que son utilizados por los especialistas para la realizacin de la tcnica conocida como Cateterismo Intervencionista.

Ese avanzado proceder mnimamente invasivo se practica con muy buenos resultados en el Cardiocentro, para el cierre de defectos de comunicacin entre cavidades del corazn, la dilatacin de vlvulas cardacas estrechas, entre otros, que evitan tener que llevar al paciente al saln de operaciones para practicarle una intervencin quirrgica a "corazn abierto".

Desde el pasado ao, segn fuentes consultadas del Ministerio de Salud Pblica, el Departamento de Comercio de Estados Unidos comenz a alistar los ms importantes hospitales del sistema nacional de salud cubano como Hospitales Denegados, en un nuevo y criminal intento por estrangular el desarrollo de la atencin mdica en nuestro pas.

Este no es un problema poltico, valor el cirujano cardiovascular Doctor en Ciencias Mdicas Eugenio Selman-Housein Sosa, director del Cardiocentro William Soler, sino tico, humano y moral, que en su opinin denigra al gobierno norteamericano.

El especialista indic que desde finales del pasado ao se vienen produciendo, dentro de los mecanismos de licencia establecidos por el Departamento del Tesoro de ese pas, cambios en la implementacin e interpretacin de las leyes, para impedir la adquisicin de instrumental, equipos y medicamentos por la institucin que dirige.

El Cardiocentro William Soler, a travs de una Red Cardiopeditrica Nacional, bajo la Direccin del Programa Materno-Infantil del Ministerio de Salud Pblica, ha organizado en estas ms de dos dcadas de existencia, la atencin a los nios aquejados de enfermedades del corazn, lo que ha permitido la disminucin en un 75% de la tasa de mortalidad por cardiopatas en edades peditricas. Ello se traduce en la incorporacin a la vida til de cientos de nios, muchos de los cuales son adultos en la actualidad.

Desde 1986 hasta la fecha, en el Cardiocentro William Soler, Centro de Referencia Nacional, se han realizado ms de 6 500 operaciones del corazn, incluyendo a recin nacidos, un 60% de las cuales se han practicado a "corazn abierto".

Esa prestigiosa institucin peditrica, que brinda seguridad y felicidad a las familias cubanas, muestra logros reconocidos mundialmente en el tratamiento de las anomalas congnitas cardiovasculares y, tambin, en la introduccin de nuevas tcnicas diagnsticas, teraputicas y de rehabilitacin. De ello es fruto la amplia gama de trabajos cientficos, docentes y de investigacin que han presentado sus especialistas en congresos y eventos nacionales e internacionales.

No es de extraar por eso la sistemtica negativa a la concesin de visas para que sus profesionales puedan asistir a encuentros cientficos en suelo norteamericano, alegando el socorrido pretexto de que "la entrada podra ir en detrimento de los intereses de Estados Unidos".

Tal es el caso de dos destacadas cientficas del Cardiocentro William Soler, las profesoras Herminia Palenzuela Lpez, especialista en Cardiopediatra y vicedirectora mdica de la institucin, y Dunia Bentez Ramos, quien se desempea como intensivista cardiovascular, encargada de la atencin de nios en estado de gravedad.

Ambas especialistas coincidieron en afirmar que cualquier persona de buena voluntad puede calificar esas prohibiciones como "inmorales" y "antiticas", porque la participacin en encuentros cientficos internacionales en los que se renen en general lo que ms brilla y vale en los temas mdicos que se debaten enriquece los conocimientos en diversos campos del saber y contribuye a una mejor atencin de los pacientes.

Estos intercambios son esenciales para todos los especialistas, y fundamentalmente para los dedicados a la cardiologa y ciruga cardiovascular peditrica, que requieren una sistemtica actualizacin y entrenamiento, acot la doctora Palenzuela.

A todas luces, en tema de tan alta sensibilidad como el abordado, lo que eufemsticamente quieren llamar ahora Hospitales Denegados, constituye la reafirmacin de las nuevas y criminales acciones que se siguen tejiendo bajo el oscuro manto del bloqueo que mantiene Estados Unidos contra nuestro pas desde hace casi medio siglo.





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter