Portada :: Conocimiento Libre
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-09-2007

Internet y participacin ciudadana

Pascual Serrano
Rebelin


Desde hace tiempo no cesan de insistirnos triunfalmente sobre el gran avance democrtico y de participacin ciudadana que supone Internet. La reflexin no se limita a la red como mecanismo de libertad de expresin o acceso a informacin, se insina como nuevo formato de democracia participativa. El pasado 20 de septiembre el suplemento EP3 de El Pas deca: Las ONG dan el salto a Internet, desde 2004 cien campaas llevadas a cabo desde la red, actan para parar lapidaciones, protestar contra el cambio climtico o cerrar Guantnamo. Con un par de clicks puedes cambiar el mundo, apoyar campaas que funcionan, que muestran el malestar social. El individuo cobra poder, y como dijo Dylan, Los tiempos estn cambiando. Ciberacta. 

El objetivo es hacernos creer que sentados delante de nuestro ordenador escuchando msica y tomando un caf estamos luchando por un mundo mejor a golpe de click, como el propio peridico afirma. Si hasta ahora dudbamos de la eficacia de asistir a manifestaciones para cambiar el mundo, ms absurdo resulta hacernos creer que los clicks en el ratn de nuestro ordenador son una forma de compromiso y lucha social.  

En la red existen pginas web como la denominada firmas online, destinada a acoger todo tipo de campaas de recogida de firmas. En el momento en que yo entr pude apreciar la campaa de Defensa de la vaca Sayaguesa, la Convocatoria para el cierre de la Escuela de las Amricas, la Recontruccion circuito coches teledirigidos Ganda (Espaa), o la reivindicacin del Tour Celestial 2007 en Nueva York. Hace unos meses yo mismo entr en ella para firmar en contra de la instalacin de una escuela de pilotos de la OTAN en mi provincia. Despus de haber firmado y haber soportado los correspondientes banner de publicidad, me pregunt y ahora qu? La pgina me informaba de los miles de personas que habamos, firmado, y qu ms da que fusemos mil o cien mil? Qu coo le va a importar eso a la OTAN, y por qu va a cambiar su decisin si en lugar de cien mil firman un milln? Sin duda, el tipo que invent la pgina fue original, crea una pgina para que la gente organice campaas virtuales de recogida de firmas y los ciudadanos firmen, todo ello con sus correspondientes publicidades cuando yo la consult se anunciaba una inmobiliaria- y nos creemos que estamos cambiando el mundo.

Las supuestas bondades de la participacin democrtica llevan a que los medios de comunicacin propongan a sus lectores internautas todo tipo de votaciones. El escritor Santiago Alba explicaba en la presentacin de su libro el pasado fin de semana en Madrid su lgica indignacin por el hecho de que un peridico preguntara a los lectores si crean que los padres de la nia britnica Madelaine la haban matado. Y ah tenemos, Alba lo recordaba, a ciudadanos a los que su sistema democrtico no les consulta nada entre elecciones y elecciones, pero s les preguntan si unos padres han matado a su hija, como si ellos tuviera remota idea o fuera legtimo responder a esa barbaridad.

Toda esa ciudadana ha dejado de participar en asambleas vecinales, asociaciones polticas y sindicales o movilizaciones en la calle, para sentarse frente al ordenador y firmar manifiestos virtuales u opinar sobre la muerte de Madelaine. Y para convencerles de tamaa estupidez hace falta todo un eficaz aparato de abduccin, como el comentario del diario El Pas. Es urgente decirles a los ciudadanos que ni la criminal Escuela de las Amricas, con la que Estados Unidos entren y sigue entrenando a militares de todo el mundo, se cerrar porque pulsemos una tecla de nuestro ordenador, ni cambiarn nuestros legisladores un proyecto de ley, ni se suspender la construccin de una escuela de pilotos militares. Existe algo peor que desmovilizar a los ciudadanos y es hacerles creer que se estn movilizando cuando slo estn tomndose un caf frente al ordenador.

www.pascualserrano.net




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter