Portada :: Mentiras y medios :: Proyecto Censurado 2005/06
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-10-2007

Proyecto Censurado 2008
Otra masacre de las tropas de la ONU en Hait

Wadner Pierre y Jeb Sprague
Haiti Information Proyect/IPS



Testimonios de testigos presenciales confirman matanzas indiscriminadas de las fuerzas de la ONU en la comunidad de Cit Soleil de Hait, el 22 de diciembre de 2006, reportadas como un castigo colectivo contra la comunidad por una demostracin masiva de los partidarios de Lavalas que reuni a cerca de diez mil personas que reclamaron el regreso del presidente Aristide en una clara condena a la ocupacin militar extranjera de su pas. Segn los vecinos residentes, las fuerzas de la ONU atacaron sus domicilios por la maana temprano, matando a ms de 30 personas, incluyendo mujeres y nios. Un video grabado por camargrafos del Proyecto de Informacin de Hait (Haiti Information Project, HIP) muestra a civiles desarmados mientras mueren bajo el intenso fuego de las fuerzas pacificadoras de la Misin de Naciones Unidas para la Estabilizacin de Hait (MINUSTAH).

El endurecimiento de la estrategia de la ONU pareci evidente das despus de la demostracin, cuando sus funcionarios admitieron que entraron a Cit Soleil para capturar o matar gngsteres y secuestradores. Mientras los funcionarios de la MINUSTAH admitan el 'dao colateral' en las incursiones de diciembre de 2006, dijeron que estaban all para luchar contra los gngsteres a peticin del gobierno de Ren Prval.

Pero muchos residentes y activistas locales de derechos humanos informaron que en las incursiones fueron muertas, heridas y arrestadas personas sin ninguna relacin con las bandas. Aunque la MINUSTAH neg haber disparado desde helicpteros artillados, el HIP grab ms de tres horas de video y una gran seleccin de fotos digitales que ilustran el comportamiento de la ONU en Hait.

Un hombre no identificado de unos 28 aos, filmado por el HIP, pudo ser visto morir, atestiguando as que le dispararon desde un helicptero de la ONU que volaba en crculos descargando una lluvia de fuego. La pelcula del HIP tambin muestra a un joven de diecisis aos muriendo inmediatamente despus de ser abatido por el fuego de la ONU. Antes de morir describi los detalles del comienzo del fuego de la MINUSTAH contra civiles desarmados de su vecindad. Las imgenes del herido y su muerte registradas por el HIP expresan horror y confusin.

Inter Press Service (IPS) observ que las viviendas a travs de Cit Soleil quedaron marcadas por las balas. Muchas muestran enormes agujeros hechos por las armas de la ONU de grueso calibre, como lo atestiguan los residentes. Por la rotura de las caeras, a menudo se instalan pipas de agua para abastecer a la comunidad del maltrecho tugurio.

Un documento recientemente desclasificado de la embajada de EEUU en Puerto Prncipe revela que durante una operacin similar realizada en julio de 2005, la MINUSTAH dispar 22.000 balas durante varias horas. En el informe, un reconocido funcionario de la MINUSTAH dijo: 'Dado la dbil construccin de los hogares en Cit Soleil y la gran cantidad de municin expendida, es probable que los proyectiles penetraran muchos edificios, atacando blancos involuntarios'.

Frantz Michel Guerrier, portavoz del Comit de Notables para el Desarrollo de Cit Soleil, asentado en la zona de Bois Neuf, ha dicho: 'Es muy difcil para m explicarle a usted qu vivi la gente de Bois Neuf durante el 22 de diciembre de 2006. Es casi inexplicable. Fue una verdadera masacre. Contamos ms de 60 heridos y ms de 25 muertos, entre [ellos] nios y gente joven'.

'Vimos a los helicpteros disparando sobre nosotros, nuestras casas rotas por los tanques', le dijo Guerrier a IPS. 'Omos detonaciones de armas pesadas. Muchos muertos y heridos fueron encontrados dentro de sus casas. Debo decirle a usted que no respetaron a nadie, ni siquiera a los bebs. A la Cruz Roja no se le permiti ayudar a la gente. Los soldados han rechazado categricamente dejar adentro a la Cruz Roja, en violacin de la Convencin de Ginebra'. Varios residentes dijeron a IPS que los efectivos de la MINUSTAH, despus de concluir sus operaciones, evacuaron el lugar sin comprobar si haba heridos.

Despus de derrocar en Hait al gobierno elegido de Jean-Bertrand Aristide (vase Censurado 2005, historia 12), ms de mil activistas polticos de Lavalas fueron encarcelados bajo el gobierno interino respaldado por EEUU, de acuerdo a un estudio de derechos humanos de la Universidad de Miami. Otro estudio publicado por el diario Lancet Journal de Medicina, en agosto de 2006, estima que durante la poca del gobierno interino (2004-2006) fueron asesinadas 8.000 personas y otras 35.000 fueron asaltadas sexualmente en el rea mayor de Puerto Prncipe. El estudio atribuy los abusos de derechos humanos a presuntos 'criminales', la polica, las bandas anti-Lavalas y las fuerzas de paz de la ONU.

El redactor fundador de HIP Kevin Pina coment: 'Est claro que esto representa un acto de terror contra la comunidad. Esta evidencia en video comprueba claramente que los hombres de la ONU, acusados de nuevo, apuntaron a civiles desarmados en Cit Soleil. No puede haber justificacin para usar este nivel de fuerza contra las precarias viviendas de esas vecindades. Est claro que la visin de la ONU encuentra de alguna manera aceptable la matanza de estos inocentes en su meta de pacificar a esta comunidad. Cada demostracin, no importa que sea pacfica, se considera una amenaza para su control si incluye demandas por la vuelta de Aristide a Hait. En ese contexto, es difcil continuar viendo a la misin de la ONU como una fuerza independiente y neutral en Hait. Al parecer, decidieron que alguna vez ser aceptable utilizar la fuerza militar para alterar el paisaje poltico de Hait para compatibilizar sus metas estratgicas para el pueblo haitiano'.

Actualizacin de Kevin Pina

Desde que el presidente Jean-Bertrand-Bertrand Aristide y su partido poltico Lavalas fue expulsado del poder, el 29 de febrero de 2004, han persistido en Hait las acusaciones de gruesas violaciones de los derechos humanos. Mientras, la Polica Nacional Haitiana (HNP, sigla en ingls) reciba entrenamiento y asistencia de la ONU tras la expulsin de Aristide, tambin fue acusada de ejecuciones sumarias, de detenciones arbitrarias y de matanzas de manifestantes desarmados. Las acciones de la polica haitiana llegaron a ser tan notorias que incluso los adiestradores de polica de la ONU (CIVPOL) comenzaron a cuestionar los motivos de sus comandantes y los objetivos de la misin. El Proyecto de Informacin de Hait (HIP, sigla en ingls) recibi la siguiente correspondencia en respuesta al artculo del 8 de mayo de 2005 'ONU acomoda abusos de derechos humanos de la polica en Haiti'.1 Esta es la primera vez que se publica esta correspondencia:

Justamente deseo reforzar sus observaciones como exactas. Soy uno de los 25 CIVPOL de EEUU aqu en la tierra en Hait, habiendo llegado en el pasado mes de noviembre. Como grupo estamos frustrados ante la falta de buena voluntad de la ONU y de CIVPOL al interpretar agresivamente su mandato. He estado presionando sin xito para conducir investigaciones en todos los tiroteos y otras violaciones significativas de los derechos humanos. El Comisionado de Polica y el comandante del grupo muestran poco inters y alegan que el mandato no permite que se haga esto. Desafortunadamente, tengo ejemplos incontables. La corrupcin en la HNP es masiva, con poco inters en enderezar el problema. En cuanto contine la presin, yo no s qu ms poder hacer.

Stephen MacKinnon
Chief, Strategic Planning Unit
CIVPOL-MINUSTAH

El jefe MacKinnon proporcion a la HIP informacin y documentos que pintaron un cuadro perturbador de una operacin de la ONU ms obsesionada con la vergenza poltica causada por las demostraciones montadas para el regreso de Aristide que el inters en el reinado de los abusos de los derechos humanos ahora cometidos por la HNP(2). La misin de Naciones Unidas en Hait (MINUSTAH) ahora est acusada por s misma de la comisin de varias masacres en el tugurio de chabolas del borde costero de Cit Soleil. Este rea de la capital sirvi como rampa de lanzamiento de las demostraciones masivas que exigan la vuelta del presidente Aristide y demandaban el fin de lo que llamaron la ocupacin extranjera de su pas.

Los militares brasileos tienen la responsabilidad de la jefatura de las fuerzas militares de la ONU en Hait y estn autorizados para utilizar fuerza mortal. Estn en la cabeza de la estructura del mando y su influencia en la misin total no debe ser minimizada.

Ms importante es que existe un paralelo directo entre las tcticas militares brasileas utilizadas por las fuerzas de la ONU en Hait y los asaltos similares de estilo militar ejecutados por la polica en su propio pas. La polica militar brasilea ha sido acusada de encender indistintamente los tugurios pobres llamados favelas de Sao Paulo y de Ro de Janeiro. Esto fue destacado en un informe de Amnista Internacional titulado 'Brasil: `vienen a tirar ': Limpian comunidades socialmente excluidas, emitido el 2 de diciembre de 2005.(3)

Esto es similar a las tctica autorizadas por los generales brasileos en Hait. Ha dado como resultado varias masacres de alto perfil cometidas en los tugurios pobres de Cit Soleil en donde los manifestantes desafiaron la autoridad de la ONU continuando la realizacin de sus demostraciones masivas exigiendo el regreso de Aristide y condenando la presencia de la ONU en Hait. En cada caso, la ONU y la lite instrumental de la prensa haitiana demonizan a la comunidad entera como supuestos criminales y gngsteres y/o colaboradores de criminales y de gngsteres. Mientras fue verdad que las 'bandas armadas' operaban en la vecindad y algunas denuncias las alineaban con el movimiento Lavalas de Aristide, estas incursiones de los militares tenan una clara correlacin con las demostraciones en curso y la oposicin a la presencia de la ONU en Hait.

Cit Soleil fue aterrorizada el 6 de julio de 2005 cuando los comandantes brasileos autorizaron una incursin de las fuerzas de la ONU con la mira supuestamente dirigida a las bandas en el rea(4). Para los partidarios de Aristide, la incursin fue un golpe premeditado por la ONU para disminuir el impacto de las protestas en el cumpleaos de Aristide, previstas para acontecer slo nueve das despus, el 15 de julio. Tambin represent la primera vez que las fuerzas de la ONU intentaron adrede asesinar al liderazgo del movimiento Lavalas de Aristide alegando su identificacin con los grupos armados(5). Para cuando las armas de la ONU pararon el fuego, incontables civiles desarmados estaban muertos, muchos de ellos abatidos por impactos en la cabeza disparados desde un solo rifle de alta potencia. Desde entonces, los documentos obtenidos bajo la ley Acta de Libertad de Informacin muestran que la embajada de EEUU y varias agencias de inteligencia estaban enteradas del uso de fuerza excesiva por las tropas de la ONU en Hait el 6 de julio de 2005 (6). A pesar de la censura de los funcionarios de EEUU, emergi una clara evidencia sobre el uso de fuerza desproporcionada por parte de las tropas de la ONU en Cit Soleil.

El 16 de diciembre de 2006 hubo otra gran demostracin pro Aristide que comenz adentro de Cit Soleil y solamente seis das despus, el 22 de diciembre, los comandantes brasileos autorizaran una segunda incursin mortal que los residentes y los grupos de derechos humanos dicen que ha sido una matanza al por mayor de vctimas inocentes. El poco mencionado paralelo del rol de Brasil en conducir la estrategia militar de la ONU en Hait es el hecho de que las tctica de terror tales como stas han sido su modus operandi en su propio pas.

A primeras horas de la maana del 2 de febrero de 2007, las fuerzas de la ONU hicieron fuego indiscriminadamente en Cit Soleil y sus vctimas fueron dos muchachas jvenes muertas mientras dorman en su propio hogar (7). En todo de Hait se programaron demostraciones masivas para realizarse cinco das despus, el 7 de febrero, exigiendo el regreso de Aristide. Mientras estas demostraciones fueron en gran parte ignoradas por los grandes medios corporativos internacionales, fue un gran contraste la avalancha de noticias que salieron dos das despus, el 9 de febrero, cuando las fuerzas de la ONU lanzaron otra operacin militar mortal en Cit Soleil (8). Aunque estas incursiones aparentemente fueron para proteger a los vecinos de las bandas, siguieron un patrn idntico a las anteriores, y guardaron la misma relacin con las demostraciones por la vuelta de Aristide y las tcticas militares usadas por los comandantes brasileos en operaciones anteriores de la ONU.

Las nicas organizaciones de derechos humanos que documentan la prdida de vidas y la destruccin de la propiedad resultantes de la incursin de la ONU del 22 de diciembre de 2006, as como las operaciones militares anteriores y sigueintes de la ONU, son el Instituto para la Justicia y la Democracia en Hait (IJDH) y el Bureau de Abogados Internacional (BAI (9). El HIP, la organizacin originalmente autora del artculo que fue reconocido por Project Censored, es una agencia de noticias que tiene extensa evidencia en video y entrevistas grabadas en Cit Soleil el mismo da en que fueron ejecutados estos ataques por las fuerzas de la ONU. El HIP ofrece a cualquier organizacin de derechos humanos la oportunidad de observar una gran cantidad de metraje documental que evidencian un soporte para las demandas de los residentes de Cit Soleil de que las masacres de las fuerzas de la ONU han estado dirigidas contra ellos.

Desafortunadamente, Amnista Internacional, Human Rights Watcvh y la Comisin InterAmericana de Derechos Humanos de la Organizacin de Estados Americanos han seguido mostrando un visible desinters y silencio sobre esta evidencia. Para ms informacin y actualizaciones futuras sobre Hait, visite www.haitiaction.net, www.ijdh.org, www.HaitiInformationProject.net, www.haitianalysis.com, www.canadahaitiaction.ca, y
www.ahphaiti.org.

Notas
1. Haiti Information Project,UN accommodates Human Rights Abuses by police in Haiti, May 8, 2005. See http://haitiaction.net/News/HIP/5_8_5/5_8_5.html.
2. Internet correspondence received from Steve McKinnon to HIP May 12, 2005.
3. Amnesty International Report, Brazil: They come in Shooting: Policing socially excluded communities December 2, 2005. See http://www.amnestyusa.org/document.php?lang=e &id=ENGAMR190252005
4. Haiti Information Project, Evidence mounts of a UN massacre in Haiti, July 12, 2005. See http://www.haitiaction.net/News/HIP/7_12_5.html.
5. Haiti Information Project,The UNs disconnect with the poor in Haiti, December 25, 2005. See http://haitiaction.net/News/HIP/12_25_5/12_25a_5.html.
6. Haiti Information Project, US Embassy in Haiti acknowledges excessive force by UN, January 24, 2007. Article based on FOIA documents obtained by College of DuPage Geography Professor Keith Yearman. See http://haitiaction.net/News/HIP/1_23_7/1_23_7.html.
7. Haiti Information ProjectFebruary 2, 2007. UN terror kills Haitis children at night http://haitiaction.net/News/HIP/2_2_7a/2_2_7a.html.
8. Haiti Information Project, Massive demonstrations in Haiti catch UN by surprise, February 9, 2007. See http://haitiaction.net/News/HIP/2_9_7/2_9_7.html.
9. Haiti Information Project,The UNspoken truth about gangs in Haiti, February 15, 2007. See http://haitiaction.net/News/HIP/2_15_7/2_15_7.html.
10. Video images documenting UN military operations on July 6, 2005 and December 22, 2006 were taken by HIP videographer Jean-Baptiste Ristil.

Actualizacin de Jeb Sprague y Wadner Pierre

Los residentes pobres de la capital describen un estado de sitio. Inicialmente ninguno de nosotros mismos como periodistas lo consideramos as, pero sentimos una sacudida elctrica por los acontecimientos en Hait (que raramente eran cubiertos) que nos vimos obligados a escribir sobre ellos.

En la retrica dominante de los grupos ligados al poder y en la cobertura de los medios corporativos encontramos que estaban ausentes las voces de la sociedad civil de los pueblos. Ms que cualquier pas en el hemisferio occidental, la cultura de Hait rebosa una vitalidad para la democracia, la interaccin personal y el dilogo.

La radio es la forma ms popular de comunicacin, porque anima la discusin y el debate, aunque parcialmente debido a la accesibilidad econmica. Para investigar nuestras historias hemos venido a ver que en Hait existen dos sociedades civiles, una conectada firmemente con los donantes extranjeros, las embajadas presentes en Puerto Prncipe y los grandes medios corporativos; y hay otra sociedad civil, formada por un pueblo pobre que generalmente no hace caso a los periodistas ni a los donantes extranjeros.

Los testimonios y las opiniones de los donantes y de los gobiernos extranjeros estn sustentados en una lite de clase media basada en grupos a quienes los medios presentan como imparcial e independiente: la llamada sociedad civil haitiana. Estos son los grupos que tienen habilidades de lengua bilinges, una educacin a menudo ms alta y las herramientas tecnolgicas para comunicar sus programas a una audiencia transnacional. Los grupos de ayuda los invitan al extranjero para hacer presentaciones o para intervenir en seminarios de entrenamiento en la Repblica Dominicana o en Washington, DC.

En las comunidades de base de los tugurios urbanos y rurales existe otra sociedad civil que no recibe la luz de calcio internacional. Los miembros de esta sociedad civil, a menudo maltrechos, raramente recibieron algn beneficio de sus posiciones. Son relativamente desconocidos y poco entendidos por el mundo exterior. Estos grupos populares y bien organizados en su tierra, tienen amplia participacin, realizan grandes movilizaciones, llenan las calles con sus amigos y familias, promueven huelgas, estn en la radio, organizan cooperativas, centros de instruccin y programas de la comunidad.

As, en nuestros artculos hemos intentado proporcionar tantas citas y testimonios directos como nos fue posible de esta sociedad civil del pueblo. Al mismo tiempo, intentamos exponer la retrica oficial, abordando a los funcionarios responsables de los rganos del Estado, enfrentndolos y hacindoles preguntas duras (a menudo al orlas sintieron una sacudida elctrica). Pero lo ms importante, son las voces de las vctimas de la violencia, de la esposa y del marido que perdieron a sus nios, del hombre parado herido a un lado de la calle; sta es la gente que raramente se oye en los grandes medios. En parte, esto se debe a que los periodistas corporativos eligen pasar su tiempo con las lites, especialmente en los pases en vas de desarrollo, y tambin porque sus editores jefes son dependientes de sus avisadores y no ven estas historias como viables.

Las operaciones de la MINUSTAH en Cit Soleil han continuado, desde que publicamos nuestro artculo. Pero en los meses recientes las matanzas han disminuido (aunque justo la semana pasada un hombre fue baleado y muerto por las tropas de la ONU, a comienzos de junio de 2007). En los meses siguientes a nuestro artculo, la MINUSTAH pudo arrestar a uno de los lderes mejor conocidos de las bandas, Evens Jeune, junto a muchos otros de su grupo. La MINUSTAH se ha jactado de haber instalado hospitales en los inmuebles usados por estas bandas, pero las visitas a estos sitios han mostrado casas vacas, sin clnicas y ninguna presencia de personal de la ONU. Las promesas de programas de trabajo del gobierno haitiano han sido lentas en materializarse en Cit Soleil. Los funcionarios de la ONU se propusieron adrede no hacer caso a los reclamos de reparacin que exigen los pobres. Sin embargo, un cierto nmero de escuelas de la comunidad y de organizaciones de salud, tales como la fundacin Lamp (Lamp Foundation), continan haciendo un buen trabajo en Cit Soleil. Algunos grupos de derechos humanos, como el GDP, BAI, CONODH y AUHMOD, continan mantenindose activos en las vecindades, pero otros grupos formados localmente, como el HNVNPC, han regresado de nuevo a sus trabajos, sobre todo en iglesias y escuelas.

La poblacin de Cit Soleil ha sufrido horriblemente, cogida por el tiroteo o apuntada a propsito. La situacin socioeconmica y la pobreza calamitosa de Cit Soleil es un resultado directo de la prolongada poltica de mezquindad de los pases ricos y de las instituciones dispensadoras de ayuda, que desestabilizaron y forzaron a salir del poder a los gobiernos haitianos elegidos, que abogaron por las polticas clave de soberana y de inversin social, mientras se oponan hasta donde pudieron a la privatizacin y al ajuste neoliberal. Raramente se dice cmo la poltica haitiana, a travs de los aos '90 y a principios de la dcada del 2000, fue manipulada sistemticamente por la Embajada de EEUU, la CIA y la lite haitiana, gestando como resultado directo la situacin de seguridad de Hait. La inestabilidad econmica aument por los golpes y las prolongadas crisis polticas promovidas por lites nada felices con la opcin electoral popular tuvieron un costo en el trabajo y el desarrollo de Hait. Todo esto ha empujado a Hait ms al fondo del abismo.

Cuando las instituciones y los gobiernos internacionales estaban ocupados en coordinar esa clase de actividades egregias, sentimos la responsabilidad de investigar, como periodistas, activistas o acadmicos (especialmente aquellos bastante afortunados como para tener los recursos); todo esto mientras hablbamos con los pobres para descubrir sus preocupaciones. De esta experiencia fundamos un sitio web, haitianalysis.com, para conectar a periodistas jvenes extranjeros con periodistas haitianos jvenes de comunidades pobres, con el propsito especfico de cubrir comunidades y la organizacin del pueblo pobre. Poco despus de que nuestro artculo apareciera en IPS, miembros de la dispora haitiana de Nueva York pudieron msandar millares de dlares para ayudar en los costos fnebres de las dos hijas jvenes de Lubin, muertas por la ONU segn sus padres: Stephanie, de siete aos, y Alexandra, de cuatro. Las fotos de Wadner de las jvenes muchachas han aparecido en numerosos peridicos haitianos y sitios web en varias idiomas. Los padres de Lubin, enloquecidos de dolor, desean saber qu ocurri esa noche del 1 de febrero de 2007. A nuestro entender, las Naciones Unidas nunca han lanzado una investigacin sobre la muerte de las dos hijas de Lubin. Continuaremos preguntando por qu lo hicieron. Para ms informacin, sugerimos que los lectores consulten websites como ijdh.org, hurah.revolt.org, haitianalysis.com, pih.org, haiti.quixote.org, jubileeusa.org y haitilabor.org.

Fuentes:
HaitiAction.net, January 21, 2007
Ttulo: UN in Haiti: Accused of Second Massacre
Autores: Haiti Information Project
http://www.haitiaction.net/News/HIP/1_21_7/1_21_7.html

Inter Press Service
Ttulo: Haiti: Poor Residents of Capital Describe a State of Siege
Autores: Wadner Pierre and Jeb Sprague
http://ipsnews.net/news.asp?idnews=36772

Estudiante investigador: William Leeming
Evaluador acadmico: Dianne Parness


Traduccin: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter