Portada :: Mentiras y medios :: Proyecto Censurado 2005/06
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-10-2007

Proyecto Censurado 2008
Impunidad para los criminales de guerra de Estados Unidos

Jeff Stein
Congressional Quarterly



Momentos antes de aprobarse en el Congreso, una misteriosa disposicin fue incluida en la nueva ley Military Commission Act (MCA), firmada por el presidente Bush el 17 de octubre de 2006 (vase la historia n 1). La norma redefine la tortura, quitndole lo ms riguroso a la mayora de las tcnicas polmicas que tipifican los crmenes de guerra y exime de proceso judicial a los interrogadores que hayan cometido tales ultrajes desde noviembre de 1997.

El periodista Jeff Stein pregunt: "Quin desliz en la ley MCA esas disposiciones que de lejos eximirn de proceso judicial a los torturadores?" La Casa Blanca niega cualquier implicacin o conocimiento respecto a la insercin de tal normativa, dejando en el misterio el origen del ajuste de esta parte significativa de la ley MCA.

El motivo para esta provisin, sin embargo, conduce claramente a la cabeza de la administracin Bush, como un pasadizo eficaz en los esfuerzos de EEUU por reescribir la Convencin de Ginebra sobre Crmenes de Guerra, tal como indican los testimonios bajo juramento del teniente general Randall M. Schmidt, mayor general Mike Dunlavey y el brigadier comandante general Janis Karpinski, cuando se debati la responsabilidad del ex secretario de defensa Donald Rumsfeld, del vice presidente Dick Cheney y del presidente George Bush en la direccin de los actos de tortura sobre los detenidos de Guantnamo y Abu Ghraib (ver censura 2007, historia n 7).

Un portavoz del Centro por los Derechos Constitucionales coment: "Las discutibles definiciones restringidas de la MCA eximiran a ciertos funcionarios de EEUU que han puesto en ejecucin tcnicas coactivas de interrogacin o tuvieron responsabilidad de comando en el procesamiento de crmenes de guerra". Esta enmienda se dise para proteger a los autores del gobierno de EEUU de los abusos cometidos durante la prosecucin de la 'guerra contra el terrorismo'.

Joanne Mariner, de Human Rights Watch, agreg que el efecto de esta disposicin de la MCA 'es que los perpetradores de diferentes categoras de variados crmenes de guerra cometidos podrn quedar largamente sin castigo bajo ley de EEUU.

En su totalidad, la MCA se desarroll fuera de la necesidad de eliminar la declaracin del Tribunal Supremo de junio de 2006 sobre la inconstitucionalidad de las comisiones militares montadas precipitadamente por la administracin. Esa decisin trascendental del Tribunal Supremo confirm que todos los presos bajo custodia de EEUU deben ser mantenidos de acuerdo con el artculo 3 de la Convencin de Ginebra, que prohbe 'ultrajes sobre la dignidad personal, en particular un trato humillante y degradante. A travs de la aprobacin de la MCA, el Congreso y el presidente negaron el papel correctivo de las cortes en la comprobacin del equilibrio de los actos del poder ejecutivo.

Un ayudante del senado involucrado en el diseo de la versin del proyecto patrocinado por John McCain, Lindsey Graham y John Warner dijo: 'Nosotros no tenamos ninguna idea de que [la disposicin relativa a la impunidad] vino o cmo lleg'. La portavoz de la Casa Blanca Dana Perrino dijo que los cambios no vinieron de la oficina del consejo. 'Pudieron venir de otra parte de dentro de la Casa Blanca o del departamento de Justicia,' dijo. 'Pero no vino de nosotros'.

Sea como fuere, la enmendada disposicin fue aprobada y ahora forma parte de la ley de EEUU.

Fuente:
Congressional Quarterly, November 22, 2006
Ttulo: A Senate Mystery Keeps Torture Alive-and Its Practitioners Free
Autor: Jeff Stein
http://public.cq.com/public/20061122_homeland.html
Estudiante Investigador: Marley Miller
Evaluador Acadmico, James Dean Ph.D.

Traduccin: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter