Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-10-2007

Record de asesinatos en Iraq de los mercenarios de Blackwater

Kate Randall
World Socialist Web Site

Traducido del ingls por Sinfo Fernndez


Tras la desgracia del tiroteo sangriento sucedido en Bagdad el 16 de septiembre pasado, en el que se vieron implicados los mercenarios de Blackwater USA, va saliendo a la luz cada vez ms informacin sobre las operaciones en Iraq de esa y otras firmas similares.

El Ministerio iraqu del Interior sostuvo que en la masacre fueron asesinados hasta 20 civiles iraques y heridos varias docenas ms, y que las acciones de los contratistas de seguridad no respondieron a provocacin alguna. Hasta la fecha, Blackwater no ha publicado informacin alguna sobre el incidente, aunque ha mantenido que sus guardias dispararon en defensa propia.

Nuevos detalles sobre los disparos del 16 de septiembre y otros incidentes violentos en que se ha visto implicada Blackwater demuestran que la firma de seguridad viene actuando con total impunidad en Bagdad y en otras reas de Iraq, disparando sobre civiles desarmados sin que medie provocacin alguna. Informes del Departamento de Estado estadounidense, que probablemente infravalora los incidentes violentos de Blackwater, muestran que desde principios de ao los guardias de Blackwater fueron desplegados en 1.873 misiones y que efectuaron disparos en el curso de 56 de ellas.

A pesar de la extendida indignacin de la poblacin civil por el episodio, y de las peticiones del gobierno iraqu para que la firma de seguridad salga del pas, los convoyes armados de Blackwater continan patrullando por Bagdad escoltando a los diplomticos estadounidenses.

Segn la informacin proporcionada al New York Times por un oficial estadounidense que estuvo haciendo averiguaciones para una investigacin sobre el mencionado tiroteo, durante el mismo, hubo al menos un guardia que continu disparando sobre los civiles mientras el resto le peda que parara. Un portavoz de Blackwater no confirm ninguno de esos detalles.

El suceso empez alrededor de las 11,50 horas cuando se estaban reuniendo un grupo de diplomticos de la Agencia estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID, en sus siglas en ingls) en un recinto protegido situado a una milla (1) al noroeste de la plaza Nisur.

Una bomba explot a unos cuantos cientos de yardas (2) de donde se reunan los diplomticos de USAID. En lugar de esperar unos 15-30 minutos, como es prctica habitual, para que las cosas se calmaran, los convoyes de Blackwater procedieron a trasladar rpidamente a los diplomticos hacia el sur, hacia la Zona Verde, a travs de la plaza Nisur.

Al menos cuatro vehculos todo terreno de Blackwater bloquearon el trfico que entraba en la plaza por el sur y el oeste y algunos guardias armados salieron de sus vehculos tomando posiciones para atacar.

A las 12,08 horas, al menos uno de los guardias, que no ha sido identificado, dispar contra el conductor de un coche que se acercaba a la plaza, matndole. Siguieron disparando y mataron tambin a una mujer que iba en el asiento del copiloto Mahisin Muhsin, una doctora- y al beb que sostena en brazos. Y despus lanzaron una granada o una bengala hacia el coche, prendindole fuego.

El oficial de trfico Ali Jalaf, que estaba all, dijo a la Agencia France-Presse que los estadounidenses continuaron disparando: Los estadounidenses disparaban contra todo lo que se mova con una ametralladora e incluso con un lanzagranadas. Hubo mucho pnico. Todo el mundo trataba de huir. Los vehculos intentaban girar en U para escapar. Haba muertos y heridos por todas partes. La carretera estaba llena de sangre. Un autobs fue alcanzado tambin y varios de sus ocupantes resultaron heridos.

Aadi que dos pequeos helicpteros negros que planeaban sobre el lugar fueron descendiendo y rocindolo todo con fuego de ametralladora.

Una de las asesinadas fue Ghania Hussein, madre de ocho nios, que estaba subiendo a un autobs que iba hacia la plaza con su hija Afrah Sattar. Cuando los guardias de Blackwater se volvieron hacia el autobs, Sattar grit: Mama, van a dispararnos. Momentos despus una bala atravesaba el crneo de su madre y la mataba.

Son unos asesinos, dijo Sattar de los guardias de Blackwater. Lo juro por Dios, nadie dispar ninguna bala contra ellos. Por qu nos dispararon? Mi madre no llevaba ningn arma.

Tras la masacre del 16 de septiembre, EEUU inici una serie de investigaciones sobre el incidente as como sobre las actividades de Blackwater y otras firmas de seguridad. Aunque esas investigaciones suponen un intento de controlar los daos, tambin reflejan las tensiones alrededor de las operaciones de los mercenarios alquilados tanto entre el ejrcito estadounidense y el Departamento de Estado como entre la administracin Bush y el rgimen ttere iraqu.

Despus de los tiroteos, una comisin conjunta EEUU-Iraq, integrada por miembros de la Embajada estadounidense y el Ministerio iraqu de Defensa, ms cinco funcionarios del Departamento de Estado, tres oficiales militares estadounidenses y ocho iraques, inici una investigacin. Aunque el Primer Ministro Nuri al-Maliki haba dicho en un principio que Blackwater debera salir inmediatamente de Iraq, pronto se ech atrs y se mostr conforme con esperar a los resultados de la investigacin. El pasado sbado, la comisin an no se haba reunido ni haba respondido a las peticiones de informacin formuladas por el gobierno iraqu.

El pasado viernes, el Departamento de Estado anunci que iba a enviar un equipo a Iraq para que evaluara las medidas de seguridad utilizadas para proteger a los diplomticos estadounidenses. Sin embargo, la Secretaria de Estado Condoleezza Rice no ha tomado medida alguna que suponga algn cambio en las polticas que afectan a los 842 guardias de Blackwater que trabajan para el Departamento. El Departamento de Estado contina defendiendo a la firma de seguridad, manifestando que los guardias haban sufrido una emboscada en la plaza Nisur y que reaccionaron de forma adecuada.

El Vicesecretario de Estado John Negroponte declar que el Departamento de Estado haba llevado a cabo una estrecha supervisin de Blackwater en Iraq. Cuando serv como embajador en Iraq, me sent personalmente agradecido por la presencia de mi destacamento de seguridad de Blackwater, integrado en gran medida por antiguas Fuerzas Especiales y otros militares, dijo.

El Departamento de Estado est recibiendo presiones del gobierno iraqu para que investigue siete sucesos en los que Blackwater se ha visto implicada desde comienzos de ao, pero los funcionarios del Departamento han declarado que slo van a revisar cinco.

El gobierno iraqu ha amenazado con someter a los guardias de Blackwater a la ley iraqu y est considerando la legislacin que permitira poner bajo su control la supervisin de los contratistas privados. Esto es bastante improbable, ya que, bajo las provisiones adoptadas por EEUU tras la invasin de 2003, los militares y contratistas extranjeros gozan de inmunidad ante la ley iraqu.

Uno de los incidentes que el gobierno de Maliki quiere investigar tuvo lugar el 9 de septiembre, una semana antes del ltimo tiroteo de Blackwater. Batul Mohammed Ali Hussein, empleada en las oficinas de la aduana iraqu en la provincia de Diyala, lleg a Bagdad para pasar all un da y resolver papeleos en la oficina central, cerca de la fortificada Zona Verde.

Segn un relato aparecido en el Seattle Times, cuando sala del edificio de las aduanas pasaba por all un convoy de la Embajada de EEUU bajo la proteccin de Blackwater. Cuando los guardias ordenaron a unos trabajadores de la construccin que se movieran hacia atrs, los trabajadores respondieron lanzndoles piedras. Los testigos dijeron que entonces los guardias rociaron de balas la interseccin.

Hussein, que se encontraba en la calle en el lado de enfrente al lugar en construccin, cay al suelo con una bala en la pierna. Como ella trataba de moverse y dio un paso, los testigos dijeron que un guardia de seguridad de Blackwater le dispar mltiples veces. Muri en el acto, segn inform el Seattle Times. Antes de que acabara el tiroteo, otras cuatro personas cayeron asesinadas en lo que fue el comienzo de ocho das de violencia.

Tres das despus, los guardias de Blackwater regresaron a la plaza Al-Jilani aterrorizando a sus residentes, arrojando botellas de agua congelada contra los parabrisas de los coches y los escaparates de las tiendas.

Otro incidente que implic un tiroteo tuvo lugar la vspera de la ltima Navidad y afect a un guardia iraqu del vicepresidente de Iraq, asesinado por un contratista borracho de Blackwater, que fue sacado inmediatamente del pas, exasperando al gobierno iraqu. Aunque este asesinato est siendo investigado por el Departamento de Justicia de EEUU, como el crimen tuvo lugar fuera del pas, no est muy claro qu ley podra aplicarse.

La indignacin iraqu sigue aumentando ante el sangriento balance de muerte y de violencia gratuita desencadenada por los contratistas de seguridad, por ello, el Secretario de Defensa estadounidense Robert Gates ha enviado a Iraq un equipo de cinco hombres para que investigue las relaciones entre las fuerzas del ejrcito estadounidense y esas firmas privadas. Las acciones de esos mercenarios en alquiler estn atrayendo de nuevo la atencin sobre los crmenes de la ocupacin estadounidense y sobre la creciente debacle que asola Iraq.

La pasada semana, un alto cargo del Departamento de Defensa envi una directiva de tres pginas a altos oficiales del Pentgono ordenndoles que revisaran las normas que regulan el uso de armas de los contratistas y, segn se dice, que empezaran acciones legales contra aquellos que hayan violado las leyes militares. En una copia de la directiva obtenida por Los Angeles Times, el Vicesecretario de Defensa Gordon R. England escribi: Los comandantes tienen autoridad UCMJ [Cdigo de Justicia Militar de EEUU] para desarmar, prender y detener a los contratistas del DoD [Departamento de Defensa] sospechosos de haber cometido felonas violando las normas sobre el uso de la fuerza.

Debera no olvidarse que ste es el mismo Departamento de Defensa que ha rechazado procesar a cualquier oficial militar de alto rango que estuviera vinculado con las mltiples atrocidades en Iraq que han llegado a ser de conocimiento pblico, desde Abu Ghraib a Hadiza, a Mahmudiya, a Faluya, etc Ni tampoco que, adems, est bien establecido que las normas de conducta promulgadas por los comandantes en Iraq permiten, cuando no fomentan, el asesinato de los civiles iraques.

En testimonio ante el Comit de Asignaciones del Senado sobre la peticin de la administracin Bush de una suma adicional de 189,3 miles de millones de dlares para financiar las guerras en Iraq y Afganistn en 2008, Gates dijo: Me preocupa saber si ha habido suficiente responsabilidad y supervisin en la regin acerca de las actividades de esas compaas de seguridad.

Los comentarios del Secretario de defensa ponen de relieve las tensiones entre el ejrcito estadounidense y los mercenarios alquilados de Blackwater USA y otros contratistas de seguridad que actan en Iraq: las compaas estadounidenses DynCorp International y Triple Canopy, y las britnicas Aegis Security y Erinys International. Se estima que entre 20.000 y 48.000 contratistas armados, en al menos 25 compaas de seguridad privada, operan en la actualidad en Iraq.

Por lo general, esos contratistas ganan mucho ms que los soldados estadounidenses. Los guardias de Blackwater que proporcionan seguridad al Embajador estadounidense Ryan Crocker y a otros diplomticos pueden llegar a ganar hasta 1.000 dlares al da, ms de diez veces la paga del peor pagado soldado estadounidense y ms de cuatro de la de un general de cuatro estrellas.

Muchos de ellos tienen antecedentes en los Navy Seals (1) o en la Fuerza Delta del Ejrcito (2), y hacen gala de estar hambrientos de sangre y violencia y de un abierto desdn hacia la poblacin civil. Conducen a altas velocidades a travs las barriadas iraques, asomndose a los vehculos para apuntar a la gente con sus armas y berrear obscenidades a los vecinos.

En un caso presentado en un tribunal civil el pasado mes en Virginia contra Triple Canopy, dos antiguos empleados del contratista testificaron que su supervisor que en tiempos anteriores haba pertenecido al ejrcito- dispar indiscriminadamente contra dos vehculos civiles iraques en la carretera del aeropuerto en Bagdad, dicindoles que quera matar a alguien antes de salir de vacaciones. l lo neg.

Estos mercenarios forman parte de la privatizacin de las operaciones militares estadounidenses (3). Cuando EEUU invadi Iraq en marzo de 2003, compraron la mayor fuerza de contratistas privados jams desplegada en las guerras modernas. Mientras que durante la Primera Guerra del Golfo la ratio de tropas respecto a los contratistas privados era de 60 a 1, en la actual guerra en Iraq los operativos empleados a nivel privado superan a las tropas estadounidenses, con 180.000 personas contratadas implicadas tanto en tareas de seguridad como de otro tipo, y procedentes de ms de 100 pases, comparado con la presencia oficial militar estadounidense de 160.000 tropas.

En el desencadenamiento de las guerras en Iraq y Afganistn, inmensas sumas de dinero se han ido canalizando hacia los bolsillos de los compinches de la administracin Bush y de las corporaciones multinacionales estadounidenses. Aunque no es fcil disponer de las cifras de gastos que en EEUU se destinan a los mercenarios y a los servicios de los contratistas privados, algunas estimaciones del Congreso sealan que 40 cntimos de cada dlar gastado en la guerra van a parar a manos de los contratistas privados. Se estima que EEUU gasta unos 2.000 millones de dlares a la semana en las operaciones en Iraq

Se canalizan beneficios multimillonarios en dlares hacia compaas como Halliburton, en la que el Vicepresidente Cheney trabaj anteriormente como Director Ejecutivo. En los primeros das de la guerra, se concedi a Kellogg, Brown and Root (KBR) filial de Halliburton- un contrato sin licitacin, valorado en decenas de millones de dlares, para apagar el fuego de los pozos de petrleo iraques. KBR tiene tambin miles de contratistas militares sobre el terreno en Kuwait y en Turqua como parte de un contrato gubernamental por un valor prximo a mil millones de dlares.

Blackwater USA ha conseguido contratos gubernamentales para proporcionar seguridad al embajador estadounidense, Ryan Crocker, y otros diplomticos en Iraq por un total de al menos 800 millones de dlares. Y, muy recientemente, se le ha concedido un inmenso contrato del Departamento de Estado para proporcionar servicios en Iraq mediante helicptero.

Cofer Black, anterior Coordinador para Contraterrorismo en el Departamento de Estado y anterior Director del Centro de Contraterrorismo de la CIA, es vicepresidente de Blackwater. El antiguo director de divisiones de la CIA, Robert Richer, se uni a la compaa como vicepresidente de inteligencia en 2005.

La compaa, con sede en Carolina del Norte, ha entrenado a ms de 20.000 mercenarios que estn preparados para desplegarse en las guerras por todo el mundo. Blackwater ha alquilado tambin a 60 comandos chilenos que haban sido entrenados durante la dictadura de Pinochet.

Bajo la situacin actual de oposicin creciente a la guerra en Iraq, la administracin ha montado un ejrcito de facto en la sombra con tropas de choque que pueden ser utilizadas para proseguir esa y otras empresas militares impopulares en la guerra contra el terror global. Esos mercenarios no tienen responsabilidad ante el Congreso, el ejrcito estadounidense o las leyes internacionales que rigen la guerra y los crmenes de guerra.

La reciente avalancha de asesinatos violentos realizados por los mercenarios de Blackwater en Iraq debe servir como advertencia de la amenaza que supone una elite gobernante que subordina los intereses de la inmensa mayora de la poblacin a sus beneficios y aventuras imperialistas. Esos elementos mercenarios fascistoides estn siendo preparados para ser lanzados en EEUU contra los jvenes y trabajadores que se resisten ante los crecientes ataques contra sus niveles de vida y contra los derechos democrticos.

N. de la T.:

(1) una milla: 1.609 metros.

(2) una yarda: 0,9144 metros.

(3) Sobre el fenmeno de la privatizacin de la guerra, pueden consultarse los siguientes artculos:

http://www.nodo50.org/csca/agenda2003/sinfo_22-12-03.html;

http://www.nodo50.org/csca/agenda2004/iraq/sinfo_7-03-04.html

http://www.nodo50.org/csca/agenda2004/iraq/sinfo_7-05-04.html

http://www.nodo50.org/csca/agenda2004/iraq/sinfo_31-05-04.html

http://www.nodo50.org/csca/agenda2004/iraq/sinfo_2-06-04.html

(4) Navy SEAL: Fuerzas de la Marina por mar tierra y aire, son fuerzas especiales estadounidenses utilizadas en guerra de guerrillas, guerras no convencionales, accin directa, contraterrorismo, rescate de rehenes y operaciones especiales

(5) Delta Force: fuerza dedicada fundamentalmente a tareas de contraterrorismo y operaciones de intervencin nacional, aunque est preparada para asumir misiones de todo tipo, sobre todo las relativas a rescatar rehenes, asaltos y asesinatos secretos de fuerzas enemigas.

Enlace con texto original en ingls:

http://www.wsws.org/articles/2007/oct2007/blac-o01.shtml



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter