Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-10-2007

Comunicado ntegro
Los sindicatos mineros responsabilizan al gobierno de la tragedia que cost 24 muertos

USO
Rebelin


Una nueva tragedia enluta a los hogares ms pobres de Colombia. 24 mineros, de ellos 15 mujeres, perdieron la vida el 14 de octubre en un alud mientras trataban de sacarle unos cuantos gramos de oro a la mina de Surez, en el Cauca.

Frente al dolor del pueblo, el gobierno solo se limita a llamar la atencin sobre la operacin ilegal de la mina. Se deben exigir graves sanciones civiles y penales a los responsables, as como a los que estaban haciendo mal uso de esa mina, porque su explotacin haba sido ya prohibida por parte de Ingeominas, dijo el ministro del Interior y Justicia, Carlos Holgun Sardi.

Segn Uribe es ilegal ser pobre y tener hambre. Ms cnico result el ministro de Minas y Energa, Hernn Martnez, agente de las transnacionales del petrleo y privatizador de ECOPETROL, al afirmar que hace unos pocos das se haba inspeccionado la zona y se haba solicitado la evacuacin de los trabajadores, solicitud que no fue acogida.

Pero no hablan nada de la grave situacin social por la que padecen ms 5000 habitantes de la zona, que sin otros recursos para sostenerse se ven obligados a la minera artesanal sin ningn concurso del Estado

Toda la razn tiene el alcalde de Surez, Javier Ordez, encargado de hacer cumplir la orden, quien declarara que la difcil situacin econmica por la que atraviesan los humildes pobladores del municipio les obligaba a arriesgar sus propias vidas.

A las humildes mujeres se les encomienda el lavado del oro, que luego venden a comercializadores que les pagan el equivalente a unos 14 dlares por gramo del mineral, que posteriormente en las ciudades alcanza unos 23 dlares y en el exterior hasta cuatro veces ms.

La bsqueda del sustento diario es el aliciente para una cantidad de colombianos que abren boquetes en la tierra en busca de esmeraldas, oro, carbn o cualquier mineral que les permita agenciarse de ingresos, y operan esas "minas" con ninguna o escasa supervisin de autoridades y mnimas medidas de seguridad.

En febrero murieron 30 hombres al inflamarse una acumulacin de gas metano cuando trabajaban en una explotacin artesanal de carbn en Sardinata, Santander y el ao pasado tambin ocurri una sucesin de tragedias como la de seis mineros que perecieron al explotar otra pequea mina a unos 70 kilmetros al norte de Bogot y en enero pasado tres ms se envenenaron por inhalar gases venenosos, tambin en cercanas de la capital.

Al menos el cuarenta por ciento de la pequea minera del pas es artesanal e ilegal y su explotacin es insegura. En esas condiciones se encuentran al menos 2400 minas. Mientras el gobierno no defiende a las decenas de miles de familias que realizan la minera artesanal, entrega los mejores yacimientos de oro a multinacionales como Kedada, que ya ocupa miles de hectreas en Caldas, Risaralda, nordeste antioqueo y sur de Bolvar.

Otras empresas se han tomado los yacimientos del Choco, Santander y Nario.

En manos de las transnacionales todo vale hasta la misma guerra de hambre contra los pases dbiles. Con el cuento de la insercin internacional de la economa colombiana en el mercado mundial se entregan los ms ricos yacimientos aurferos a compaas que se lucran de una legislacin minera que permite que solo entreguen como regalas a la nacin el 10%.
La Unin Sindical Obrera de la Industria del Petrleo USO, a la vez que se solidariza con las familias de todos los mineros de Surez, condena una vez ms el tratamiento de parias que el Estado le brinda a miles de colombianos que en la minera artesanal han refugiado sus esperanzas de sobrevivir.

Junta Directiva Nacional
USO
Bogota octubre 17 de 2007


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter