Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-10-2007

Contexto mundial
Incertidumbre econmica e inestabilidad poltica en aumento

Juan Francisco Coloane
Argenpress


Los vaivenes en varios pliegues de la economa, y la intensificacin del comercio global estn afectando, ms de lo esperado, la distribucin de la riqueza y la rentabilidad. Esta intensidad comercial global acoplada con la transformacin tecnolgica, incide negativamente en el empleo. Las personas se endeudan ms que antes y el andamio monetario se resiente.

Esa mezcla de disconformidad y estado de alerta en la autoridad central de la economa del planeta situada en el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), se acentu en 2007. Aunque los ltimos informes del BM y el FMI relativizan el diagnstico, los desequilibrios son marcados, y lo que es ms grave: las respuestas polticas para contener la demanda social, son insuficientes, o inadecuadas. En pases emblemticos para Occidente como India, Brasil, Mxico, Chile, Argentina, Sudfrica, entre otros, los polticos se sustentan en el poder con un lenguaje propendiendo a la distribucin de la riqueza, sabiendo que cualquier poltica para revertir la situacin de desigualdad, conlleva enormes limitantes. Todava ms, cualquier cambio drstico en la lnea, debera ser cotejado con las directrices de estos organismos.

El FMI en su World Economic Outlook de 2007 lo plantea sin ambages: Se puede hacer ms para ayudar a aquellos cuyos empleos han sido particularmente afectados por tendencias recientes en tecnologa y comercio, a travs de mejores sistemas de educacin, mercados de empleos ms flexibles, y sistemas de bienestar que absorban el impacto, pero, que no obstruyan los cambios econmicos.

Este pero, es un claro aviso al poltico que no enfrenta a su electorado con una agenda ms realista. La demagogia no es slo de los pases emergentes. En Alemania Angela Merkel y en Francia Nicols Sarkozy, pudieron ser elegidos hacindole un guio a la presin popular de mantener algn remanente del estado de bienestar.

Poltica fiscal unilateral

Hay inquietud en las cpulas internacionales polticas y financieras. El sistema doble de economa y poltica, a pesar del progreso en su sofisticacin tcnica, contina movindose como si recorriera una jungla del Congo en el siglo XIX: midiendo paso a paso, pronosticando, preparndose con el equipamiento inadecuado, conteniendo el mpetu con el desastre en mente. Sucede en cada rengln: con inversin, flujo de capitales, inflacin, crecimiento econmico, empleo, demandas sociales, entre otros. Sin embargo, la opcin para manejar este sistema es la cantidad de dinero que se suelta al mercado del dinero.

El resto se deja a la dinmica del otro mercado. Se sabe que la maquinita del sistema capitalista, desde John Maynard Keynes y Joseph Schumpeter hacia adelante, no funciona con menor incertidumbre, sin la mediacin de un aparato central - el estado- que determina la poltica fiscal. Si la impone (en forma negociada), respecto al dinero, por qu no intercede en otros tems de la economa? Generalmente se esperan las crisis para que esto suceda. De all que haya recuperado vigencia el pacto social, reestablecido como corriente salvadora del sistema.

La sensible inflacin

A pesar del crecimiento sostenido de la economa mundial 5.4 % en 2006 y 4.9% estimado para 2007-, la reconocida robustez del fenmeno, no es suficiente para evitar la volatilidad financiera, y la persistente inflacin. No hay respuestas claras a la recurrencia de estos fenmenos, y cuando un sistema anclado en normas demasiado centralizadas no descubre las causas tcnicas del problema econmico, habra que escarbar en otras races, la poltica por ejemplo.

El aumento de la inflacin perturba a los centros financieros. As como el alza del combustible afecta con mayor severidad a los pases de menores ingresos, la inflacin global les es an ms perniciosa. Hay 81 pases con un ingreso per cpita de US$ 1.000, situacin que amenaza la estabilidad de sus estados y sus tejidos sociales. Aunque para el BM y el FMI los riesgos de la inflacin son moderados, aumenta en un pas pivote como los EEUU, llegando al 6.0% el primer trimestre de 2007. En India, partes de Asia y Africa, tambin se observa una tendencia al alza.

En Amrica Latina segn las estimaciones del BID (Powell y Salazni), la inflacin asciende a un 6.4% en 2007, y la estimacin en los ltimos tres meses para 2008, se eleva de un 6.64% a un 6.87%, En 2007, la inflacin en Brasil, subi de 3.59% a 5.03%, en Uruguay de 7.68% a 8.69%. En Costa Rica bordea el 9.00%, y en Guatemala el 6.00%. En Chile, est estimada en 5.7%, con Mxico mostrando un alza brusca de 3.58% a 6.65%, en los ltimos tres meses.

Centralizando decisiones

En un discurso del 11 de octubre, el presidente del Banco Mundial Robert Zoellick, destac que El 70 por ciento de los pobres del mundo, viven en pases en vas de prosperidad y de que la asistencia internacional era necesaria para ayudarlos a manejar los problemas del dao medio ambiental, la escasez de energa, y otros problemas que generan inestabilidad. Para el Banco Mundial, las prioridades son: atacar la pobreza, ayudar a los pases devastados por guerra o conflictos internos, encausar la cooperacin internacional para combatir las enfermedades y el cambio climtico, ayudar al mundo rabe, y promover la asistencia tcnica para guiar el desarrollo en los pases ms vulnerables.

Si se revisa la agenda de la ONU desde su fundacin, esta del BM de 2007, no es diferente, con la excepcin del calentamiento del planeta y una sorprendente preocupacin con los rabes. Lo que se visualiza con nitidez, son las directrices de los organismos financieros internacionales con un nfasis en asegurar la estabilidad social y poltica. La reconstruccin de sociedades diezmadas, queda suspendida en su nombre menos divulgado: Banco Internacional para la Reconstruccin y el Desarrollo. El altruismo realista actual, no alcanza para sentar polticas que ayudaron en los aos 70, en el desarrollo de India por ejemplo.

Son 185 los ministros de hacienda y de economa representando a un nmero similar de naciones, que se renen en Washington esta semana con los rganos financieros internacionales. En un esquema remozado de centralidad, frente a las amenazas de desequilibrios o crisis econmicas, estos rganos resuelven como si gobernaran una factora global, donde lo nico realmente global es la hacienda., mientras la pobreza se reparte como en la poca colonial.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter