Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-10-2007

El petrleo, en ascenso sostenido
Sube, sube, sube la marea negra

Pablo Ramos
APM

El barril de crudo se aproxima a los 90 dlares. Motivos econmicos y geopolticos subyacen en esta escalada del oro negro. Mucho ms complejo que el simple juego de la oferta y la demanda.


La semana econmica que cerr este viernes mostr al mundo ms paranoico de lo habitual. La razn fue que el combustible que lo hace rotar sobre su eje, es decir, el petrleo, no ces de elevar su precio, y quedar a las puertas de los 90 dlares por barril. La explicacin de este comportamiento basada en la ley de la oferta y la demanda no satisface como en muchos otros escenarios- a nadie, por lo cual tanto desde el mbito empresarial como poltico se admiten otros motivos ante este incremento de este insumo central a nuestra existencia.

La unidad de medida del petrleo es el barril, que equivale a 159 litros. Adems, como la mayora de los commodities, su cotizacin se efecta en dlares estadounidenses. Este hidrocarburo mantena un crecimiento sostenido de su valor de venta en los mercados centrales de transaccin, que son Nueva York y Londres, pero la alarma se encendi cuando el mircoles lleg a los 89 dlares. Y a partir de este precio, se tejieron tantas hiptesis como sujetos que hipotetizaron. Asimismo se multiplicaron los pronsticos en la medida que surgan los pronosticadores.

La explotacin de hidrocarburos (petrleo y gas natural) brinda algunas certezas inapelables. Se trata de recursos no renovables, estratgicos y centrales al modo de produccin global. La matriz energtica mundial depende bsicamente del petrleo; el transporte e industrias qumicas tienen a los derivados del crudo como su insumo bsico y, hasta hoy, irremplazable. Y su apropiacin ha desestabilizado regiones enteras y desencadenado el inicio de guerras.

La demanda de petrleo, cuyo nombre significa aceite de piedra, aumenta en forma sostenida su demanda, mientras que su oferta lo hace en forma ms conservadora. Pero cmo est constituido este mercado? Al tratarse de un recurso natural de origen mineral, su extraccin slo puede realizarse all donde se encuentra. Este enunciado, que semeja una verdad de Perogrullo, conviene salvarlo para cualquier anlisis posterior. Aunque se encuentra petrleo en prcticamente toda la superficie terrestre y marina, se halla concentrado en grandes yacimientos en tres regiones concretas: el Medio Oriente, el Mar Caspio y la cuenca del ro Orinoco (Venezuela).

A su vez, para un anlisis correcto debemos partir de los conceptos y aclaraciones correctas. En los mercados de explotacin de recursos naturales no renovables (todos los minerales lo son) en general, y en el de hidrocarburos en particular, debemos separar los conceptos de produccin del de reservas. El primero se refiere a la extraccin que se lleva a cabo en este momento, mientras que el segundo describe por cunto tiempo se van a poder explotar los yacimientos.

Hecha la salvedad, vamos a describir ambos mercados. Los pases que ms petrleo producen o extraen son Arabia Saudita, con 9.450.000 barriles por da (bpd), la Federacin Rusa, con 9.400.000 bpd, Estados Unidos (7.610.000 bpd), Irn (3.979.000 bpd) y China (3.631.000 bpd). La produccin mundial es de 83.000.000 de bpd, segn datos de 2005.

Pero cuando observamos las reservas certificadas (comprobadas) de petrleo, el horizonte de produccin cambia sustancialmente. El primer lugar lo conserva Arabia Saudita, con 261.900.000.000 de barriles, seguido de Canad, con 178.800.000.000 barriles, Irn (132.500.000.000), Irak (112.500.000.000) y Emiratos Arabes Unidos (97.800.000.000). Las reservas mundiales alcanzan, a 2005, 1.230.000.000.000 de barriles (un billn doscientos treinta mil millones de barriles).

Estos datos no se encuentran exentos de controversias. Existen cuatro tipos de petrleo, segn su consistencia: crudo liviano, mediano, pesado y extrapesado tambin conocido como bitumen o arenas bituminosas. Los dos primeros son los ms fciles de extraer y procesar, mientras que los segundos ofrecen mayores dificultades. El crudo extrapesado, por ejemplo, es casi slido y debe ser sometido a un proceso previo para poder ser extrado. Por este motivo, las agencias de energa globales no lo contabilizan como reserva certificada. Pero ante los actuales precios y la alta demanda, esta posicin podra cambiar en breve.

De resultar as, el primer puesto en el listado de las reservas mundiales pasara a estar encabezado por Venezuela, que dispone de 1.200.000.000.000 de barriles (un billn doscientos mil millones) en la faja petrolfera del Orinoco, seguido de Canad, gracias a su equivalente conocido como Arenas de Athasca.

Si se considera el consumo mundial de 2004, y la produccin de entonces que ascenda a 82.590.000.000 bpd, las reservas certificadas (1.230.000.000.000 de barriles), el petrleo se acabara en 2044.

La estadstica nos muestra que el mayor consumidor es Estados Unidos, con 20.730.000 bpd, seguido de la Unin Europea (UE), con 14.680.000 bpd, China (6.534.000 bpd), Japn (5.578.000 bpd) y Rusia (2.500.000 bpd). Primera conclusin evidente: el petrleo se encuentra en forma abundante en aquellas regiones y pases de consumo moderado. Ergo, aquellas naciones que ms lo queman disponen de reservas escasas.

La comercializacin del petrleo no se rige por el simple juego de la oferta y la demanda. El intercambio mundial de este commoditie se encuentra concentrado en pocas naciones. El mayor exportador mundial de crudo es Arabia Saudita, con 8.554.000 bpd, seguido de Rusia, con 7.000.000 bpd, Noruega (3.018.000 bpd), Irn (2.836.000 bpd) y Emiratos Arabes Unidos (2.540.000 bpd). Para evitar la fijacin de precios por parte de las empresas petroleras occidentales y manejar el mercado mundial de este hidrocarburo, en 1960 fue fundada la Organizacin de Pases Exportadores de Petrleo (OPEP) en Bagdad, hoy integrada por Angola, Arabia Saudita, Argelia, Emiratos Arabes Unidos, Indonesia, Libia, Nigeria, Irn, Irak, Kuwait, Qatar y Venezuela.

La OPEP controla aproximadamente el 43 por ciento de la produccin mundial de petrleo, el 51 por ciento de las exportaciones y atesora el 75 por ciento de las reservas certificadas. Su dominio en este mercado es evidente. Adems, concentra la totalidad de la capacidad excedentaria de produccin de petrleo del mundo, lo que la convierte en el banco central del oro negro.

Como el punto de partida es el precio actual y futuro del petrleo, conviene aclarar que no todos los pases integrantes de la OPEP tienen la misma capacidad de produccin. De hecho, la posicin predominante de Riyadh es casi absoluta, ya que la nacin saudita es la nica que puede literalmente abrir el grifo en cualquier momento e inundar de crudo el mundo. Para los otros pases miembros del crtel, cualquier incremento de produccin necesita de cierto tiempo de maduracin.

Entonces, ante un pico en la demanda mundial, slo los sauditas pueden acudir en forma inmediata. Pero la capacidad de esa nacin islmica no es infinita.

Este es uno de los motivos que han provocado el aumento del precio del barril de crudo. Entre los integrantes de la OPEP, debemos contabilizar a Bahrein, Qatar, Emiratos Arabes Unidos y Arabia Saudita como los que pueden satisfacer con ms premura las alzas en la demanda. Pero Irak, Irn, Nigeria, Angola y Venezuela no pueden seguirles el trajn, por causas diversas.

Bagdad no puede explotar su potencial por la ausencia de todo tipo de autoridad y por el accionar de grupos guerrilleros y separatistas. Tehern, por su parte, se encuentra bajo sancin de Estados Unidos a raz de su programa nuclear, por lo cual no dispone del capital necesario para explotar el subsuelo de la antigua Persia. Lagos y Luanda atraviesan graves conflictos internos, y distintos grupos nacionales atentan militarmente contra la explotacin del crudo. El panorama en Caracas es ms alentador, ya que se encuentra en proceso de conversin de su industria para procesar el petrleo extrapesado.

Por el lado de la demanda, la misma ya no se concentra en el Primer Mundo (Norteamrica, la UE y Japn) sino que todo el orbe se ha vuelta ms sediento de petrleo. Una informacin difundida por la agencia britnica Reuters seala que, segn Tim Guinness, presidente de Guinness Asset Management, la demanda de los pases emergentes emula lo ya vivido por el mundo desarrollado entre 1950 y 1970.

"Es comparable al crecimiento de la demanda que vimos entre 1950 y 1970 en los pases de la OCDE (NdeR.: Organizacin para la Cooperacin y el Desarrollo Econmico) Lo estamos viendo nuevamente generado por China, Asia ex-Japn y la India. Supone un crecimiento muy fuerte de la potencial demanda durante 10 a 15 aos si el mundo en desarrollo contina creciendo un 5 por ciento anual. Para m ese es una escenario razonable," sostuvo el ejecutivo.

Guinness agreg que "del otro lado de la moneda, el suministro no OPEP est mostrando un extremadamente difcil aumento (...) El crecimiento que estamos viendo en el Caspio, Africa occidental, Brasil (...) simplemente no es suficiente para abastecer la (demanda) adicional.

La semana que culmin ayer, el Parlamento turco autoriz a las Fuerzas Armadas a intervenir en forma terrestre y area en el norte de Irak, en la zona conocida como Kurdistn. Sucede que la poblacin kurda all establecida lucha hace aos por la conformacin de un Estado propio, con el inconveniente de que estara a caballo de Irn, Irak, Siria y Turqua. Esa regin es rica en hidrocarburos, y de fcil extraccin. Se trata esta de una causa geopoltica.

No obstante cualquier explicacin que podamos dar sobre el motivo del alza del precio del barril de crudo, a mediano y largo plazo no se avizora una baja del precio. Porque no debemos olvidar que se trata de un recurso que se agota. La teora del pico de Hubbert una influyente hiptesis acerca de la tasa de agotamiento a largo plazo- nos grafica cmo va a desenvolverse el mercado de este mineral. Predice que la produccin mundial de petrleo llegar a su cenit y despus declinar tan rpido como creci, resaltando el hecho de que el factor limitador de la extraccin de petrleo es la energa requerida y no su coste econmico.

Aunque la comunidad cientfica no se pone de acuerdo en cundo se puede producir ese cenit, la curva de Hubbert tiene forma de campana, con el mximo (o cenit) en su centro, a partir del cual se inicia el descenso. Esta parte de la curva se corresponde al de una oferta en descenso. Y los manuales de Ciencia Econmica nos han enseado que, ante una retraccin de la oferta, el precio del bien o servicio tiende a elevarse. Con la aclaracin de que no existe posibilidad de incrementar lo ofertado por la condicin de recurso agotable.

El ltimo factor de peso que se debe citar es la debilidad de la divisa norteamericana. El dlar ha retrocedido frente al euro, el yen, la libra esterlina y el yuan. Por lo tanto, al cotizarse el precio de los commodities en la moneda verde, su depreciacin eleva el precio de los bienes y servicios atados a su evolucin. El hecho de que la Reserva Federal maneje la mquina de emitir de la moneda mundial le permite a Washington poder exportar su inflacin. Es decir, que una depreciacin del dlar reacomoda hacia arriba todos los precios mundiales.

Existe, entonces, una solucin definitiva a este incremento? La respuesta es negativa. La actual matriz energtica mundial est basada en el consumo de petrleo. Ergo, para hallar esa solucin terminante se debe abandonar la matriz presente y reemplazarla por otra, que sea sustentable en el tiempo.

Existe, entonces, una solucin transitoria? La respuesta es afirmativa. Pero de consecuencias negativas. "La demanda petrolera es tan importante para el transporte y el transporte es tan importante y relativamente barato que el precio del crudo podra tener que subir a los 150 dlares por barril para realmente erosionar el consumo," opin Guinness. Esto es, que una recesin mundial podra detener el alza del petrleo

El panorama no es para nada auspicioso. La respuesta a la pregunta qu pasa con el precio del petrleo? es que este recurso fsil originado hace millones de aos va a continuar con su carrera ascendente hasta agotarse por completo.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter