Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-10-2007

Entrevista a Luis Alegre Zahonero, Carlos y Pedro Fernndez Liria, autores del libro "Educacin para la ciudadana"
"Amaestrar nios en lo polticamente correcto"

Miguel Arrniz
Rebelin


- El libro que habis publicado ha creado una gran polmica. Qu ha sucedido en concreto?

La reaccin de los medios de comunicacin de la derecha contra nuestro libro ha sido desproporcionada y furibunda. Nuestro libro podra haber sido ignorado por los medios, como ocurre en este pas con casi todas publicaciones realizadas por la izquierda. Pero la oportunidad de utilizarnos como arma arrojadiza en su guerra particular contra el PSOE era demasiado tentadora para el PP y sus aliados. As es que todos los medios de la derecha se pusieron a escenificar una grandsima indignacin por lo que presentaron como la mejor ilustracin de lo que pretenda el PSOE con la asignatura de Educacin para la Ciudadana. Pero la campaa que dichos medios desataron en contra de nuestro libro durante los meses de agosto y de septiembre de 2007 ha superado todos lmites de la falsedad, la mentira y la hipocresa. En primer lugar, presentaron el libro como un manual destinado a las aulas, cuando era absolutamente obvio que no era tal, ni haba sido concebido en ningn momento como tal. Luego, como denunci en su momento Javier Ortiz, siguieron la tctica habitual de la Inquisicin: primero se dice que el contrario ha dicho lo que no ha dicho y luego se le condena sin apelacin posible por haber dicho lo que no ha dicho (El Mundo, 9-9-2007).

Que nuestro ensayo no es ni ha pretendido nunca ser un libro de texto es algo que saban perfectamente en Telemadrid, en la Cadena Cope, en el diario El Mundo, en La Razn, en el ABC, en Libertad Digital, en el Canal 7, y en todos los medios que, sin embargo, no han parado de insistir en que lo era. Todos ellos haban decidido seguir la estrategia de dar a entender a la opinin pblica que nuestro ensayo era un libro de texto, y no slo eso, sino que era, adems, el libro de texto que desvelaba las verdaderas intenciones que esconda el gobierno del PSOE al implantar la asignatura de Educacin para la Ciudadana. Hasta tal punto se lleg en esta sucia estrategia que en algunos de esos medios que empezaron a referirse a nuestro libro como al manual de Zapatero.

Pero lo nico cierto es que nuestro no ensayo no es un manual. Lo hemos dicho por activa y por pasiva. Se trata ms bien de un antimanual especialmente escrito en contra de la asignatura y en contra de la iniciativa del Gobierno de Zapatero. Por supuesto, este detalle ha pasado desapercibido porque la prensa de derechas estaba muy interesada en monopolizar la oposicin a la asignatura y la prensa gubernamental muy interesada en ocultar el hecho de que, desde el principio, hubo una oposicin de izquierdas a la Educacin para la Ciudadana.

Se han publicado otras mentiras absolutamente descabelladas sobre nuestro libro como, por ejemplo, que mostramos algn tipo de menosprecio hacia los gitanos (Alfonso Ussa, La Razn, 19-08-2007) cuando, en realidad, son aludidos precisamente como modelo de resistencia frente a los mecanismos destructores de la familia que pone en juego el capitalismo (que constituye, ste s, el blanco de nuestras crticas); mentiras absurdas, como que consideremos intolerable mantener la virginidad hasta el matrimonio, cuando lo nico que decimos a ese respecto es que se trata de un asunto que debe quedar gobernado por la voluntad libre de cada uno; o mentiras delirantes, como que defendamos que la dignidad es comportarse como un buen cerdo machista y tenerlos bien puestos (La Razn 17-08-2007), cuando, como es obvio, eso se propone precisamente como ejemplo de indignidad.

Se han apuntado, por una parte, mentiras, y por otra, insultos y descalificaciones, y siempre sin aportar ni un solo argumento. Fernando Savater nos llam necios y sectarios (ABC, 7-08-2007); Delgado Gal nos consider ineptos, fanticos y paranoicos, al tiempo que se lamentaba de que furamos (ay!) profesores (ABC, 5-08-2007); Martn Prieto, nos tild de retroprogres, locos, chequistas y lamelibranquios (El Mundo, 12-08-2007); Cesar Vidal nos llam escritores fracasados y no s cuntas cosas ms (COPE, 12-07-2007); Alfonso Ussa dijo que ramos unos stalinistas, comunistas, genocidas y nos invit a irnos a vivir a Cuba (La Razn, 19-08-2007); Jimnez Losantos y Pedro J. Ramrez han hablado bastante de nuestro libro no sabiendo si llorar o rer y llegando a la conclusin de que, ms que nada, somos unos zumbaos.

Respecto a los insultos publicados en El Mundo y en La Razn hay que aadir, adems, que han sido especialmente cobardes y maleducados, porque estos diarios (al contrario que El Pas o el ABC), no nos han concedido derecho de rplica, ni siquiera las quince lneas de rigor en cartas al director. Tres cartas enviadas a Pedro J. Ramrez fueron rechazadas sin explicaciones.

Pero sea como fuese, el caso es que nuestro libro se col en los informativos de televisin y en los peridicos. Por lo general, los argumentos de la izquierda no tienen ninguna posibilidad meditica en el espacio pblico de nuestra bendita libertad de expresin. No hace falta censura, en efecto, all donde todo el mundo obedece, por la cuenta que le trae, la voz de su amo. Sin embargo, en esta ocasin se ha colado en los grandes medios de comunicacin un argumento de la llamada extrema izquierda. Ello se ha debido, como hemos dicho, a que al PP le convena muchsimo, en su guerra particular contra la asignatura de Educacin para la Ciudadana propuesta por el PSOE, presentar nuestro libro como el manual de Zapatero. sa ha sido la nica razn, pues el blindaje informativo contra los argumentos formulados desde la izquierda del PSOE ha sido siempre absoluto.

- Cuando el gobierno propone esta asignatura en los planes de estudio el Partido Popular reprueba la medida. En qu discrepa?

No hay ms que cinismo e hipocresa en la posicin del PP. La mayor parte de los dirigentes del PP no tiene nada contra el contenido de la asignatura. De estar ellos en el gobierno, se les podra haber ocurrido perfectamente a ellos su implantacin. La razn de su oposicin a la misma es puramente electoralista: creen que con ella pueden arrancar al PSOE parte de los votos que han calculado que pueden faltarles para gobernar en la prxima legislatura.

La razn esgrimida por el PP para oponerse a la asignatura de Educacin para la ciudadana es que la consideran un potencial instrumento de adoctrinamiento ideolgico. Algunos sectores de la Iglesia Catlica prximos al PP aaden, adems, la idea de que la educacin moral de los nios y adolescentes compete exclusivamente a sus padres y a la propia Iglesia, y que en ningn caso deben las Administraciones pblicas arrogarse competencia alguna en dicho terreno. Alegacin que, aparte de ser completamente necia, resulta realmente chocante, porque no slo la ya anciana materia de tica de 4 de ESO est dedicada de cabo a rabo a formar en el terreno de lo moral a los adolescentes, sino que toda LOGSE, vigente desde 1990, se halla animada por el principio de que hay que dar a la educacin en valores al menos tanta importancia como a la educacin en contenidos. Los llamados contenidos transversales que se vienen impartiendo en los centros desde que la Ley entro en vigor responden, como es obvio, a ese mismo principio.

Pero es que la oposicin del PP a la Educacin para la ciudadana no tiene en realidad nada que ver con los contenidos oficiales de la asignatura. Con toda seguridad, el PP se pronunciara en contra de las Matemticas si tuviese garantas de que eso le iba a proporcionar los votos suficientes para recuperar el poder en 2008.

El cinismo y la hipocresa de la derecha a propsito de la Educacin para la Ciudadana raya lo delictivo. Precisamente ellos que han detentado el monopolio del adoctrinamiento durante siglos, ellos, que durante dcadas de franquismo han adoctrinado a travs de todas las asignaturas, desde la Gimnasia hasta la Religin, y ellos, que en la actualidad vampirizan sin ningn pudor el erario pblico para practicar sus catequesis al amparo de la asignatura de Religin ahora fingen escandalizarse porque la nueva asignatura pueda incurrir en adoctrinamiento. Escandalizarse ellos, los inventores de la Formacin del Espritu Nacional, de la misa y la confesin quincenal, del crucifijo sobre la pizarra y de la audicin del Himno Nacional de la dictadura, puestos en pie, al comenzar la clase!

-Existen crticas a los contenidos de esta asignatura desde la izquierda ms all del PSOE?

Por supuesto que s, aunque tanto la derecha oficial como el PSOE han hecho todo lo posible por silenciarla. Existe una oposicin de izquierdas a la asignatura desde antes de que el PP adoptara como estrategia atacar la iniciativa del Gobierno sobre la asignatura.

Los medios de comunicacin de la derecha y la ultraderecha, los nicos capaces de saturar con sus informaciones el espacio pblico en toda extensin, han contribuido decisivamente a transmitir la idea de que la polmica sobre la Educacin para la Ciudadana se agotaba en la pugna entre el PP, que la atacaba, y el PSOE, que la defenda. Pero en absoluto es as. La oposicin de izquierdas a esta asignatura ha existido desde el primer momento. Parti fundamentalmente del rea de Filosofa, como una llamada de atencin sobre la degradacin de la enseanza pblica en general. Era previsible, en efecto, que la asignatura de Filosofa quedara muy daada con la implantacin de la Educacin para la Ciudadana. Y de hecho, as ha sido. Pero la defensa de la Filosofa frente a este estropicio educativo no ha sido nunca una mera cuestin de corporativismo. Lo que ocurre es que algunos profesores, como nosotros, creemos de verdad que la asignatura de Filosofa, en su actual perfil cientfico, es el mejor instrumento del que dispone nuestro sistema educativo para formar ciudadanos capaces de razonar y argumentar con criterio propio e independiente. Estamos convencidos de que no hay mejor forma de encaminarse a ese objetivo que la enseanza de la Filosofa y la Historia de la Filosofa, del mismo modo que creemos que con los programas de Educacin para la Ciudadana, lo que se pretende ms bien es amaestrar a los nios en lo polticamente correcto y en las supercheras de la ideologa neoliberal. Pero, sobre todo, es que estamos convencidos de que este atentado contra el perfil cientfico de la asignatura de Filosofa no es ms que un sntoma fatal del rumbo que est tomando la enseanza pblica en general. Los perfiles cientficos de las asignaturas en la enseanza secundaria tienden cada vez ms a disolverse porque el edificio mismo de la enseanza pblica se desmorona ms y ms, viniendo a ocupar su lugar una especie de asistencia social, como si se fuese muy consciente de que mientras la enseanza privada y concertada prepara para la Universidad, el futuro en la enseanza pblica viene ms bien marcado por la crcel, el paro o el inframundo laboral del trabajo basura. En esto, las polticas del PSOE y del PP han sido igualmente letales. Legislatura a legislatura han ido haciendo y deshaciendo leyes y decretos como si fueran buenas intenciones y no muchsimo ms dinero y recursos humanos lo que la enseanza pblica necesitara para poder frenar esa tendencia hacia el desastre. Eso, por supuesto, sin la menor iniciativa legal para acabar con la ignominia de la enseanza concertada, con su legin de profesores nombrados a dedo y pagados con dinero pblico. Si a esta situacin le aadimos los planes a nivel europeo y mundial que desde la Organizacin Mundial del Comercio (OMC) y el Acuerdo General de Comercio de Servicios (GATS, por sus siglas en ingls) planean sobre el mundo de la enseanza estatal, encaminados de forma inequvoca a la instrumentalizacin privada de la enseanza pblica superior y la mercantilizacin de la Universidad, el panorama es desolador.

- En vuestra opinin, en qu debe consistir la asignatura de Educacin para la Ciudadana?

Nosotros hemos mantenido desde el momento mismo en que el Gobierno anunci su intencin de implantar la asignatura una postura activamente contraria a la misma. Pero, como decamos, en estos ltimos aos cruciales, la voz de la izquierda ha sido casi por completo acallada e ignorada, tanto respecto a la enseanza secundaria como respecto a la superior. Hartos de estrellarnos contra este muro de silencio, en el momento en que vimos que la implantacin de la Educacin para la Ciudadana era ya un hecho consumado, decidimos hacer de la necesidad virtud. Nos dijimos que si haba que educar a nuestros jvenes para la ciudadana, alguien deba explicar la posibilidad real que la propia ciudadana tiene de existir en un mundo como el nuestro, en la sociedad capitalista. Y, as, nos entregamos a la tarea de denunciar lo que el Gobierno haba decido interesadamente obviar en su plan de la asignatura.

El racismo, la xenofobia, el trabajo ilegal de los sin-papeles y el trabajo basura de los con-papeles, la des-estructuracin social, la precariedad laboral, la marginacin y todo lo que ella conlleva, la imposibilidad de acceder a una vivienda digna y las consiguientes dificultades para la vida familiar y la procreacin, todos estos asuntos tienen su causa en problemas sociales y econmicos enraizados en las estructuras ms bsicas de esta sociedad en la que vivimos. Es ridculo, pattico e hipcrita pretender que todo ello hay que afrontarlo con una educacin en valores. Pero, sobre todo, se trata de una estafa que pretende encubrir y legitimar las verdaderas causas de estos problemas. As pues, lo primero que debe quedar claro en una Educacin para la Ciudadana es el carcter capitalista de nuestra realidad social. Despus habr que decidir en qu consiste y qu posibilidades tiene la vida ciudadana en semejantes condiciones.

El PSOE, por el contrario, parece encantado con que la asignatura se convierta en una especie de Barrio Ssamo empalagoso y conformista para explicar a los nios lo contentos que tienen que estar por vivir en una sociedad fatalmente determinada por la iniciativa privada y la economa de mercado: puro adoctrinamiento neoliberal.

Nuestro libro, por el contrario, pretende denunciar el intento de convertir la Educacin para la Ciudadana en una escuela de espejismos y banalidades y se propone contrarrestar la pretensin del Gobierno socialista de utilizar la asignatura de Educacin para la Ciudadana para enmascarar el hecho de que vivimos en una sociedad que es, de forma ms fundamental que cualquier otra cosa, una sociedad capitalista. Sin un conocimiento a fondo de este extremo ningn alumno podra llegar a conocer nada cierto acerca de su condicin ciudadana. As, pues, nuestro libro se propone someter a anlisis y a evaluacin todos aquellos aspectos materiales de la sociedad en la que vivimos que son deliberadamente excluidos del currculo oficial de la asignatura promovida por el Gobierno y que son, sin embargo, los aspectos de los que ms decisivamente depende la posibilidad de convertir la ciudadana en algo ms que una ilusin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter