Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-10-2007

Educacin para la ciudadana

Rafael Feito Alonso
Rebelin


 

Al igual que otras tantas campaas a la contra que ha realizado la derecha desde el inicio de la transicin (divorcio, interrupcin voluntaria del embarazo, matrimonios entre homosexuales, etc.), la que se est llevando a cabo sobre la asignatura Educacin para la ciudadana pronto caer en el olvido. Cuando hayan transcurrido unos pocos aos, quizs meses, veremos que ni la familia ni la escuela se han descompuesto por la introduccin de esta materia.

Educacin para la ciudadana pretende, tal y como se explicita en los decretos correspondientes de enseanzas mnimas, formar a los nios y adolescentes en el conocimiento de nuestro ordenamiento constitucional y nuestro marco de convivencia democrtica, conocer los derechos humanos, desarrollar la autoestima, etc. Para ello propone, y es una lstima que no se plantee lo mismo para el resto de las asignaturas, que esta materia se imparta de modo que se promueva la deliberacin en clase entre el estudiantado. Por otro lado, se trata de una asignatura existente en prcticamente todos los pases de la Unin Europea, incluyendo a la recalcitrante Polonia. No es, por tanto, un invento del actual gobierno.

Dnde est el quid de la cuestin? Lo que ms preocupa a la jerarqua eclesistica es que en los libros pese a que en los decretos ms arriba mencionados nada se dice especficamente al respecto- se hable de que hay distintos tipos de familia, una de las cuales es la constituida por personas del mismo sexo. Que esto se diga no es ms que respetar la legalidad vigente, le guste o no le guste a algunos.

Aducir que la educacin solo debe tener lugar en la familia, que es la familia el nico sitio donde los nios y adolescentes deben or sobre estos temas es una aberracin. En primer lugar, la escuela tiene como funcin no solo instruir la mera adquisicin de conocimientos supuestamente neutros- sino tambin la de educar. Ello es as porque es la nica institucin en que es posible conocer al otro, al que no es como t tarea que a la fuerza o de grado cumple mejor la enseanza pblica que la privada-, es decir, asentar las bases de la convivencia. De no ser as no tendramos una sociedad, tendramos tribus o clanes lo que, por ejemplo, no deseamos para los gitanos tradicionalistas-. Ya Kant planteaba que la escuela deba ser capaz de ir ms all de los particularismos de las familias por muy buenos que estos pudieran ser-.

En segundo lugar, la enseanza debe promover en todas sus asignaturas- la libre circulacin de ideas. Es que los nios y los adolescentes deben quedar recluidos en el silencio? Con independencia de que existiera Educacin para la ciudadana, no se va a hablar en los centros escolares de las familias homosexuales, de las clulas madre o de lo que fuere?, o es que los profesores se limitan a seguir fielmente los contenidos de los libros de texto y no se apartan ni un milmetro de su guin? Y, qu ocurrir en aquellos heroicos centros que simplemente no utilizan libros de texto? Dirn los padres catlicos a los profesores de sus hijos sobre qu cosas se puede hablar y sobre cules no.

Un apunte marginal, pero importante. Hasta ahora hemos ledo sobre los contenidos de los libros de texto. Sin embargo, a los profesores tan proclives a inundar la seccin de cartas al director de la prensa escrita para otros temas- apenas se les oye. Van a ser unos adoctrinadores como algunos temen? O, por el contrario, es la nuestra una enseanza democrtica en la que los estudiantes pueden aportar sus puntos de vista en cualquiera de las asignaturas, sean las Matemticas o la Historia? Varios de los libros de texto de Educacin para la ciudadana son todo un ejemplo de sectarismo, habitualmente desde posiciones ultraconservadoras, pero tambin los hay de extrema izquierda.

Tengo en mis manos el libro de texto de la editorial Pearson para la educacin secundaria. Con solo una ojeada me resulta difcil pensar quin, en una sociedad democrtica, puede oponerse a los aspectos que all se abordan: los derechos humanos, las sociedades democrticas del siglo XXI, la participacin ciudadana, la pobreza, etc.

La lstima es que esta asignatura no haya existido desde mucho tiempo atrs y que se circunscriba a tan solo dos cursos uno en primaria y otro en secundaria-. 

* Rafael Feito Alonso. Profesor titular de Sociologa en la UCM.
[email protected]



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter