Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-10-2007

Queman y destruyen campo palestino en el Lbano y el mundo guarda silencio
Qu sucedi en Nahr Al Bared?

Michael Birmingham
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Nahr Al Bared es un campo de refugiados palestinos en el norte del Lbano que ha albergado a unos 40.000 palestinos, en su mayora hijos y nietos de los que abandonaron Palestina en 1948. Algunos, como Abu Mohammad, nacieron en Palestina. Tena diez aos, y el prximo ao habrn pasado sesenta desde entonces, cuando la formacin del Estado de Israel fue lograda mediante la limpieza tnica de Abu Mohammad y de tantos otros de sus hogares en Palestina. Me lo dijo mientras estbamos solos en la oscuridad total mientras las ratas corran alrededor de nuestras sillas en su casa. Cuando me iba, entr a dormir entre cenizas y roedores, sin vecinos a su alrededor, tratando de creer que todava quedaba algo que proteger.

Entre mayo y septiembre de este ao, tuvo lugar una feroz batalla entre el ejrcito libans y un pequeo grupo armado conocido como Fatah Al Islam. Desde el primer da, el ejrcito libans rode el campo y dispar su artillera, manteniendo esa accin durante meses. La mayora de los residentes fueron obligados a irse, acarreando su ropa, dentro de los primeros tres das. Al aumentar el nmero de jvenes soldados libaneses y horriblemente mutilados durante la batalla, el Lbano se inund de patriotismo y dolor, y todo cuestionamiento del ejrcito fue tab.

Algo terrible ha sido cometido contra los residentes de Nahr al Bared, y al pueblo libans se le ocultan los detalles. Durante las ltimas dos semanas, desde que el campo fue parcialmente reabierto a unos pocos de sus residentes, muchos de los que hemos estado all nos sorprendimos ante la espantosa realidad. Ms all de la masiva destruccin de las casas despus de tres meses de bombardeo, han quemado pieza tras pieza, casa tras casa. Fueron quemadas desde adentro. Entre las cenizas en el suelo, estn las entraas de lo que parecen haber sido neumticos. Por los muros corre holln producido por lo que evidentemente de haber sido algn producto inflamable con el que fueron pulverizados. Habitaciones, casas, tiendas, garajes todo son ruinas ennegrecidas, a pesar de no haber sufrido daos por bombas o combates. Fueron quemados deliberadamente por gente que entr y les prendi fuego.

La cantidad no la conocemos, es demasiado grande como para que unas pocas personas puedan evaluarla exhaustivamente. Pero es ciertamente muy difcil encontrar una casa que no haya sido bombardeada o un negocio que no haya sido incendiado.

Por qu sucedi esto? Por qu no informaron a la gente cuyo trabajo de toda una vida fue convertido en cenizas sobre el suelo de sus hogares calcinados, ni entregaron alguna informacin sobre estos hechos ni una palabra? Cada da vuelve ms gente y descubre lo que ha pasado con sus casas.

No se trata slo del incendio de casas. Los coches que ordenaron a los residentes que abandonaran en los primeros das de la batalla han sido destrozados. Tambin despedazaron motonetas, televisores y todo lo que aprecia la gente corriente. Acribillaron un refrigerador tras el otro. Todo esto lo hicieron evidentemente dentro de las casas, no como resultado de alguna batalla exterior.

Los que han vuelto a sus hogares, estn sentados solos en el suelo. Conmocionados. Cuando uno les pide que lo lleven a sus casas, cuentan, uno tras otro, cmo les han robado sus cosas de valor. Incluso si estaban bien ocultas, destruyeron todo y hallaron los objetos de valor. Utilizaron explosivos para irrumpir por puertas cerradas o para abrir cajas fuertes. Entre las cosas robadas haba de todo, desde ropa hasta coches. Lo que no fue quemado, lo que no fue destruido, lo que tena algn valor parece haberse evaporado. Hacia dnde?

Todos los palestinos haban sido estrictamente excluidos de este campo. No podran haberlo hecho. Hay que investigar exhaustivamente quin hizo esto y el motivo para hacerlo, antes de que haya desaparecido ms evidencia esencial. Una pequea parte de lo sucedido puede ser atribuido a combatientes de Fatal al-Islam. Pero existe evidencia concreta de la actuacin incorrecta de algunos elementos del ejrcito.

Escribieron consignas sobre las paredes interiores de numerosas casas. Todo, desde soldados orgullosos que inscribieron la identificacin de sus unidades del ejrcito, hasta eslganes profundamente racistas y ofensivos contra los palestinos. Muchas familias han encontrado algunas de sus pertenencias en casas cercanas. Hay excrementos sobre algunos colchones y pisos.

Cada da que pasa hay ms familias que vuelven al campo. En unas horas, barren y limpian sus casas de cenizas y escombros, para tratar de imaginar por dnde volver a comenzar. Estn quemando colchones con excrementos. Las autoridades siguen prohibiendo que los periodistas visiten el campo. Las cmaras son ilegales. Los grupos de derechos humanos no han ingresado. Cada da que pasa se pierde ms evidencia.

Para aquellos de entre nosotros que vivimos en el cercano campo de refugiados Baddawi durante la batalla, esto viene despus de meses durante los cuales la gente de Nahr al Bared cont historias de torturas y abusos en los puntos de control, y en el Ministerio Libans de Defensa en Yarsi. Tambin sucede despus del asesinato a tiros cerca de Baddawi de manifestantes pacficos de Nahr al Bared que trataban valerosamente de informar al mundo sobre lo que aconteca. El mundo ignor por completo incluso sus muertes.

Amnista Internacional, la mayor organizacin de derechos humanos del mundo, estaba concluyendo un informe sobre la situacin de los palestinos en el Lbano durante la semana pasada. Su delegacin abandon el Lbano sin ver Nahr Al Bared. Antes de partir realiz una conferencia de prensa en Beirut que termin abruptamente a la primera mencin de Nahr Al Bared.

El gobierno de EE.UU. jug un papel crucial en esta batalla, apoyando enrgica, polticamente y con municiones la decisin del gobierno libans de buscar una solucin militar. Los libaneses ofrecieron a Fatah Al Islam la simple alternativa de rendirse o morir. La Unin Europea y muchos pases rabes tambin apoyaron claramente esta actitud. El imperativo moral y legal de distinguir entre combatientes y civiles, y de no atacar a comunidades civiles, no form parte de sus preocupaciones. Los palestinos del Lbano, tema de tantas lgrimas de cocodrilo en todo el mundo durante infames masacres del pasado, estn una vez ms sin apoyo alguno cuando ste tendra verdadera importancia.

Qu sucedi en Nahr al Bared? Por qu parece que no le interesa a nadie en el mundo?

-------

Michael Birmingham es un activista irlands por la paz que ha estado principalmente basado en el Lbano desde julio de 2006. Antes ha trabajado por los derechos humanos y la justicia social en Irlanda e Iraq.

http://www.counterpunch.org/birmingham10242007.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter