Portada :: Cultura :: Eva Forest, in memorian
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-11-2007

Los ASKEncuentros desvelan la faceta ms literaria de Eva Forest
Eva sigue aqu

Martin Anso
Gara

Eva Forest en el recuerdo, pero tambin en el amor... y en la guerra, que nosotros tenemos la certeza de que no descansa en paz, porque no hay paz en la que descansar y s mucha guerra que dar. Con estas palabras, ante un pblico emocionado que aplauda puesto en pie, cerr Alfonso Sastre los ASKEncuentros 2007, en una jornada que estuvo centrada en una de las facetas menos conocidas de Forest: su escritura.


reflexin que Alfonso Sastre Kultur Elkartea celebra anualmente en el centro Koldo Mitxelena han estado en esta ocasin dedicadas a analizar las diversas facetas de Eva Forest, fallecida en mayo pasado. La ltima, en la que intervino el propio Sastre, adems de Santiago Alba y Esther Zorrozua, se centr en la Eva escritora y, sobre todo, en la Eva `literata', sin duda menos conocida que la Eva solidaria o la Eva editora, tal y como record Xabi Puerta, coordinador de ASKE.
Precisamente Hiru acaba de publicar tres obras hasta ahora inditas de Forest: Una extraa aventura, dramatizacin basada en testimonios de torturas, Los nuevos cubanos, sobre las experiencias vividas por la autora en una granja de la isla caribea en 1966, y Es y no es un cuento, coleccin de relatos.
Son libros muy importantes -dijo al respecto Alfonso Sastre-, a pesar de lo cual, si Eva no nos hubiera abandonado, no se habran publicado, porque ella no tena ningn inters en atraer la atencin sobre su talento literario, que era mucho, por cierto, y era la ltima en sus proyectos editoriales.
De hecho, de Forest son conocidas obras como Operacin Ogro, Proceso al jurado? o Manual de solidarios, que ella misma consideraba, como quitndoles importancia, literatura de urgencia, un arma ms de denuncia. Su obra de ficcin o -convencionalmente- ms literaria, ha quedado casi indita, sacrificada, por un lado, a sus escrpulos perfeccionistas y, por otro, a su imperativo moral asentado en la lucha de los pueblos por su soberana, seal su compaero de toda la vida.
Pero incluso en esa literatura de urgencia, en cierto modo por ella misma desdeada, se percibe una gran escritora. Ese pequeo monumento del periodismo que es `Operacin Ogro' es tambin una gran obra literaria, ocultada por la importancia de su testimonio; `Diario y cartas desde la crcel' es tambin una gran obra, en todos los sentidos; y a m me parece que `Los nuevos cubanos' es una obra maestra, asegur Sastre.
En su opinin, Forest demostr que es posible hacer gran literatura sobre temas sociales y polticos de hoy, como siempre se hizo, por otra parte. En ese sentido, ella es un tesoro inagotable de experiencias y reflexiones que conducen a anlisis que desvelan que la democracia en la que vivimos, por `democrtica' que se presente, es un hecho oprobioso y terrible; se descubre en ella que presuntos partidarios de la justicia y la libertad, hombrecillos como Felipe Gonzlez, Garzn o Zapatero, han sido y son en realidad cmplices de muchos desafueros.
Pero Eva Forest es autora tambin de una importante obra de ficcin prcticamente desconocida y que no ha hecho ms que empezar a ver la luz. Alfonso Sastre, quiz el nico que la conoce en profundidad, adelant que es apasionante.
El filsofo Santiago Alba, en una intervencin llena de imgenes y matices, retom la cuestin de la renuncia de Forest a la literatura en el sentido ms convencional de la palabra. Desconfiaba de la literatura? -se pregunt-. Todo lo contrario, y ah est para desmotrarlo el catlogo de Hiru, su editorial. Eva quera llamar a las cosas por su nombre, y qu es un escritor sino el que se esfuerza en llamar a las cosas por su nombre? Yo creo que ella, que se prohibi a s misma hacer literatura, era tanto ms literaria cuanto ms se lo prohiba.
Equilibrio entre forma y fondo
Alba valor que Operacin Ogro es una novela extraordinaria, apasionante como relato y muy instructiva como documento, y que Los nuevos cubanos es una crnica impres- cindible de la aparicin de un mundo nuevo. Pero son sus textos sobre la tortura -confes- los que ms me sacuden literariamente, porque en ellos Eva se mide al problema de hacer literatura donde la literatura parece condenada a fracasar.
En concreto, Onintze en el pas de la democracia, especie de cmic escrito sobre las vivencias de una andereo en manos de los torturadores, es, en opinin de Alba, el ms bello manual de instrucciones que se ha escrito nunca. Pero a l le gusta sobre todo Una extraa aventura, una experiencia en la que lo ms extraordinario y lo ms cotidiano convergen en una especie de escenografa que mezcla sin solucin de continuidad todos los gneros teatrales, lo cmico, lo bufo, lo trgico, lo operstico, lo domstico; y, adems, inesperadamente, uno ve al final salir mariposas de dignidad de esos gusanos que los verdugos han querido fabricar.
Alba destac que la obra de Forest resuelve el debate entre lo que se dice y cmo se dice. La literatura es tan autnoma que puede servir tanto a las malas como a las buenas causas. Es tan autnoma que las malas, eso que Eva llamaba la Internacional del Antihombre, querran monopolizarla y despojarla de su punta. Porque hay una belleza que acaricia y otra que pincha. La belleza de la obra de Eva es de las que pincha. Duele, s, pero tambin despierta, tonifica, sacude todo declive hacia la rendicin. Puede parecer paradjico, pero gran parte de la fortaleza literaria de Eva reside en que sus libros sobre la tortura no son ni sombros ni desmoralizadores. Como ella misma, sus textos, incluso los ms duros, nos dejan una impresin extraamente luminosa, fresca, optimista... invencible. `Onintze en el pas de la democracia' y `Una extraa aventura', libros en los que se nos describe de un modo tan doloroso y estremecedor el abismo de la tortura, son en realidad cuentos para nios, cuentos de hadas, que nos ensean las dos lecciones que Chesterton atribua a los cuentos infantiles: la primera, que los ogros existen; la segunda, que podemos vencerlos, concluy Alba.
La escritora Esther Zorrozua hizo notar que, a la espera de que vayan publicndose las obras de ficcin de Forest, sus ensayos, artculos y diarios permiten un acercamiento razonable a sus tics de escritora. Destac como una de sus caractersticas su afn obstinado de no protagonismo, de que la escritura funcione como vehculo de sus ideas. Jerarquiza siempre. Su obsesin es manejar la herramienta del modo ms objetivo, y el objetivo siempre es el mismo: la verdad. Siguiendo su instinto prctico, buscaba la eficacia, buscaba que `los dormidos despierten y los despiertos adquieran compromisos', que sa era una de sus consignas.
Advirti que esto no debe malinterpretarse, en el sentido de que Forest tuviera una concepcin exclusivamente utilitarista de la escritura. Su actitud era adaptarse al medio en cada momento y conceba su obra como un todo, sin divisiones artificiales entre forma y fondo.
No hizo de s misma un personaje sobre el que proyectar sus sueos y sus ambiciones, como hacen otros autores, sino que se verti sobre el papel tal como era, con lucidez pero con llaneza, con sensibilidad pero con firmeza. Por eso en su obra encontramos toda su calidez humana, toda su sabidura, todo su poder de conviccin, porque escribi como vivi y vivi como pens que deba hacerlo, asever Zorrozua.
Torturadores, Eva os acusar eternamente!
Alfonso Sastre record que la tortura moviliz a Eva Forest desde antes de que ella misma la sufriera en su propio cuerpo y, sobre todo, en su alma. La denuncia de esta prctica fue una actividad a la que dedic infinidad de horas. Intentar penetrar en esos bajos fondos de regmenes que se consideran a s mismos democrticos fue una continua preocupacin de Forest que se refleja tambin en sus libros, como Una extraa aventura, que Sastre defini como un alcaloide literario de sus obras publicadas, pero tambin de las que estn por publicar y de las que no se publicarn, porque son testimonios grabados a pie de cuartelillo, comisara o crcel. Son cientos de horas que, adelant, quedarn archivadas en la biblitoeca Forest-Sastre que en su da se abrir en el KM. Desde el recuerdo de las torturas a las que ella misma fue sometida, pongo aqu una vez ms el grito en el cielo: Malditos torturadores! Eva Forest os va a acusar eternamente!, afirm Sastre. M.A.
El catlogo de Hiru, una obra maestra
La Eva Forest escritora ha quedado eclipsada en los ltimos aos, a raz de la creacin de Hiru, por la Eva Forest editora. Precisamente a esta Eva editora estuvieron dedicados el lunes los ASKEncuentros. Luis Alegre dijo que Forest demostr que es posible poner determinadas cosas al resguardo de la lgica puramente mercantil; demostr que es humanamente posible no tener precio y, por tanto, tenemos la obligacin de no tenerlo. Carlos Fernndez Liria destac que Hiru se ha convertido en un arma insustituible para la izquierda, y el cubano Julio Csar Guanche matiz que para la izquierda mundial, especialmente en Latinoamrica. Carlo Frabetti no dud en afirmar que, en realidad, Hiru es la obra maestra de Forest: No hay ms que ver el catlogo, 300 obras y todas fundamentales. Xabi Puerta , como colofn, hizo notar que Hiru no slo tiene pasado, sino tambin presente y futuro, pues la continuidad est garantizada por Eva Sastre y Mari Elena Castillo, adems de por el propio Alfonso Sastre. Eva Sastre y Maria Elna Castillo, Xabi Puerta, no slo tiene pasado, sino presente y futuo. M.A.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter