Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Silencio, habla el rey de Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-11-2007

Si bebes, no conduzcas, ni vayas a reuniones internacionales con cmaras abiertas
Borbonada

Raimundo Fitero
Gara



La actitud desptica, colonialista, xenfoba y antidemocrtica del seor Borbn y Borbn debe ser aplaudida con fervor republicano. Nadie ha hecho tanto en tan pocos segundos para adscribir sin remordimiento a cientos o miles de ciudadanos a los mtodos expeditivos de los republicanos franceses para quitarse de en medio a los reyes absolutistas. Hoy hemos tomado el verm brindando por Maximilien Robespierre. Una vez mostrado nuestro ms incondicional apoyo a su borbonada, deberamos empezar a reclamarle la devolucin de salarios, y proponer un expediente para dejarle seis siglos sin empleo ni sueldo a toda su estirpe.

Si nos atendemos al asunto con una mirada exclusivamente televisiva, debemos convenir en que ha actuado de acuerdo con la moda actual, abandonar los plats, indignado, porque as, se entiende, se sube de cach y se tiene asegurada la presencia en otros programas. Lo hemos visto hace muy pocos das en un programa de supuesto rasgo poltico, pero cuando tenemos la ocasin de ver algunos programas de las televisiones iberoamericanas, encontramos formatos en donde sus conductores van exacerbando los nimos de los invitados hasta llegar a las manos. Estuvieron a punto.

Pero lo que es absolutamente aleccionador es el espritu imperial, colonial del tono empleado, absolutamente deplorable, fuera de toda norma. Es lgico que un monarca no comprenda nada de democracia, que no le queda debajo de la corona ningn rasgo de autoridad adquirida en las urnas, cedida por el pueblo. Y ese es el punto clave, ese seor all, no pinta nada, y si est de adorno, que se calle. Pero para siempre. El gobierno espaol tiene un grave problema. Los intereses econmicos de las grandes corporaciones bancarias, petroleras o telefnicas, tambin. Si bebes, no conduzcas, ni vayas a reuniones internacionales con cmaras abiertas.

El ridculo que estn haciendo pblicamente los que apoyan desde los televisivos programas de toda ndole a esta salida de pata de banco del heredero del franquismo es supino. La vergenza ajena nos inunda. Ceuta, Melilla, Amrica. Esto se acaba. De borbonada en borbonada, hasta el triunfo republicano final.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter