Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Silencio, habla el rey de Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-11-2007

Recuperamos de la hemeroteca la comparecencia del ministro de Asuntos Exteriores espaol, Miguel Angel Moratinos, ante la Comisin de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados de Espaa, 1 de diciembre del 2004
Los cables cifrados que envi la embajada espaola en Caracas que muestran el papel del gobierno Aznar en el golpe de Venezuela

Rebelin

Moratinos: El gobierno Aznar no conden, endos y di legitimidad internacional al golpe de estado en Venezuela


Seoras,

El objetivo de esta comparecencia -que el Gobierno ha solicitado a peticin propia-, es establecer si faltaron a la verdad las afirmaciones que realic el pasado lunes 22 de noviembre en el programa 59 segundos de TVE1 sobre los sucesos ocurridos en Venezuela del 11 al 14 de abril del 2002.

Espero en esta comparecencia aclarar todos aquellos aspectos e interrogantes relacionados con mis afirmaciones, lo que, lgicamente, no es posible en 59 segundos.

Soy perfectamente consciente de la importancia poltica que tiene demostrar su veracidad. Este pas no est dispuesto a consentir nunca ms que sus gobernantes le mientan. Y yo he venido a decir la verdad.

Han distribuido en sala fotocopia de la trascripcin de mis palabras en el programa 59 segundos en relacin con Venezuela. Sus seoras pueden consultarla. Mis afirmaciones fueron:

1. que hubo un golpe de estado en Venezuela;

2. que el Embajador espaol recibi instrucciones del Gobierno;

3. que el objetivo de estas instrucciones, o mejor dicho, para evitar juicios de intencin, que el efecto de la ejecucin de esas instrucciones y de otras actuaciones fue apoyar el golpe.

En ningn momento acus al anterior Gobierno espaol de instigar o participar en la preparacin y ejecucin del golpe de estado.

Mis palabras deben entenderse en el sentido de que por apoyar quise y quiero decir que no conden el golpe de estado, que lo endos y que le ofreci legitimidad internacional.

Pasar a demostrar la veracidad de cada una de estas afirmaciones. Toda la informacin que voy a utilizar procede exclusivamente de los archivos del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperacin, las hemerotecas y el Diario de sesiones de esta Cmara.

Seoras,

Como ustedes saben, existen otras informaciones pblicas de fuentes distintas. Pero mis afirmaciones se cieron a los tres puntos antes sealados y especialmente a las instrucciones del anterior Gobierno espaol. Y es por eso que mis explicaciones se fundamentaran en documentos espaoles. Me lo exige adems mi sentido del estado. Y espero que ese mismo sentido del estado sea compartido por sus Seoras.

Asimismo me he entrevistado con el que entonces era el Embajador de Espaa en Caracas, el Sr. Viturro de la Torre, cuya versin de lo acaecido aquellos das he escuchado con atencin. Estoy convencido de que el Embajador Viturro actu siempre convencido de que las instrucciones que recibi no eran contrarias a su conciencia y desempe sus funciones con celo profesional.

Tal vez podramos obviar la cuestin de demostrar que en Venezuela hubo un golpe de estado, porque existe un consenso generalizado entre todas las fuerzas polticas de que en Venezuela se produjo un golpe de estado el 12 y 13 de abril de 2003.

-El entonces Ministro de Asuntos Exteriores, Sr. Piqu, en declaraciones a Radio Nacional de Espaa el 14 de abril del 2002 seal que no se poda distinguir entre golpes de estado buenos y malos.

-El portavoz de Asuntos Exteriores del PP en esta comisin, Gustavo de Arstegui, que en un primer articulo en El Mundo ese 14 de abril haba considerado que la revuelta popular del jueves abre una puerta a la esperanza y saludaba con optimismo al Presidente Provisional Carmona, no dudaba tras su fracaso de calificar lo ocurrido de golpe cvico-militar en otro artculo publicado cuatro das ms tarde en el mismo diario.

Sin embargo, no podemos obviarlo. Porque es importante demostrar que el calificativo de golpe de estado es exacto jurdica y polticamente. Exacto para designar el pronunciamiento de Pedro Carmona como Presidente de la Junta Cvico?Militar en la madrugada del da 12 de abril del 2002. Y exacto tambin para calificar el llamado Decretazo, o Acta de Constitucin del Gobierno de Transicin Democrtica y Unidad Nacional por el que se designaba a Pedro Carmona Estanga en la tarde de ese mismo da 12 de abril de 2002 Presidente de la Repblica de Venezuela.

Y, efectivamente, como seal el Ministro Piqu, no hay golpes de estado buenos y malos. Afirmacin que comparto plenamente.

Seoras,

El anterior Gobierno dio correctamente ese calificativo de golpe de estado a lo ocurrido despus de los hechos, cuando se restableci la legalidad constitucional el da 14 de abril en Venezuela. Pero lo cierto es que no utiliz esa calificacin de golpe de estado pblicamente los das 12 y 13 ni en la Declaracin Conjunta ni en la Declaracin que hizo como Presidencia de turno de la Unin Europea.

El Gobierno anterior interpret pblicamente lo que estaba sucediendo en Venezuela, es decir el golpe de estado, como un vaco de poder para que pudiese encajar en las previsiones del artculo 350 de la misma Constitucin venezolana y transformar un golpe de estado malo en un traspaso de poderes provisional bueno dentro de los marcos legales constitucionales. Tras lo cual, el rgimen golpista de Carmona podra ser reconocido internacionalmente.

Vayamos a los hechos.

Efectivamente, en un telegrama fechado el da 8 de abril, el Embajador Viturro informaba que y cito:

la Confederacin de Trabajadores de Venezuela (CTV), anuncia con apoyo patronal, paro maana martes da 9, que podra llegar a ser indefinido. Entre tanto, existe riesgo algunos sectores oposicin intenten aprovechar situacin para, una vez ms, incitar a ejrcito a derrocar presidente Chvez (?) Por otra parte -continuaba el Embajador- exclusin definitiva va dilogo y despidos se estn realizando ha radicalizado actitud oposicin, sindicatos y empresarios, que pretenden aprovechar esta ocasin para dar golpe definitivo a Presidente Chvez (?) Igualmente circulan rumores distintos sectores oposicin, vinculados preferentemente a Bandera Roja, estn recibiendo algn tipo armas para generar en momento y lugar adecuados (se menciona universidad Central Venezuela-Caracas) situacin caos que pudiera llevar, en intencin citados grupos, a intervencin ejrcito (Tierra, Armada y, ms dividido, Aire) para restablecer tranquilidad y, llegado el caso, establecer junta patritica, que contara, por primera vez, con apoyo totalidad partidos oposicin.

Al da siguiente, da 9, una vez iniciado el paro convocado por la Confederacin de Trabajadores de Venezuela, el Embajador vuelve a informar. Y cito:

los rumores de golpe de estado militar (?) y se ha confirmado presencia en Caracas del General Enrique Medina Gmez, destinado en Washington como representante de Venezuela en Comit militar OEA, que goza de gran prestigio entre Fuerzas Armadas y que, se dice, podra liderar golpe cvico militar en unin de Efran Vzquez Velasco, Comandante del Ejrcito de Tierra.

El Embajador conclua subrayando que

intervenciones oficialistas no se recatan en manifestar que no se trata de una huelga con reivindicaciones laborales o de otro tipo, sino de un intento de desestabilizar Gobierno y provocar anticonstitucionalmente salida presidente Chvez.

Es decir, ese mismo da 9, el Gobierno ya haba sido advertido por el Embajador que se podra estar gestando un golpe cvico-militar para provocar anti-constitucionalmente salida del Presidente Chavez.


En un tono cada vez ms acuciante, el Embajador Viturro sigui informando, con celo profesional, en idnticos trminos a lo largo de los das 10 y 11.

A la una de la madrugada del da 12, despus de que se confirmaran una veintena de muertos en las inmediaciones del palacio presidencial y se difundieran imgenes de los francotiradores apostados que supuestamente haban disparado, envi uno de sus telegramas ms elocuentes en el que conclua:

estrategia oposicin dirigida a conseguir salida Presidente Chvez a travs presin ejrcito, est dando, pues resultado. Confederacin trabajadores Venezuela patronal aprovecharon conflicto Petrleos de Venezuela Sociedad Annima (PeDeVeSA) para conseguir movilizacin masiva poblacin caraquea, que por su parte..

- y quiero llamar la atencin de sus seoras sobre la siguiente frase-

puso ayer tarde muertos necesarios para provocar intervencin ejrcito, nica fuerza en este pas, frente a debilidad partidos polticos oposicin, capaz de poner fin al Gobierno del Presidente Chvez.

Repito:

puso ayer tarde muertos necesarios para provocar intervencin ejrcito, nica fuerza en este pas, frente a debilidad partidos polticos oposicin, capaz de poner fin al Gobierno del Presidente Chvez.

Y as fue. De nuevo, el Embajador Viturro explicaba en la madrugada, hora de Caracas, del da 12 de abril, el pronunciamiento de la Junta Cvico-Militar presidida por Carmona. Cito:

Presidente Carmona, rodeado de militares haban conseguido renuncia expresidente Chvez, anunci desde cuartel general ejrcito tierra fin paro nacional indefinido y llam a pueblo venezolano a reanudar actividades vida normal en la ms absoluta calma. Durante negociacin con expresidente Chvez, se acord que ste decretara previamente destitucin su equipo ministerial y especialmente vicepresidente Repblica, quien est constitucionalmente llamado a suceder al Presidente Repblica en caso acefala del Estado. Slo tras firma dicho documento, se procedi a que Presidente Chvez firmara su renuncia. De esta forma se pretende cubrir jurdicamente cambios se estn produciendo. Legitimidad junta cvico militar nombr a Pedro Carmona Presidente Gobierno provisional vendra dada en Artculo 350 esta Constitucin.

Seoras,

Este telegrama informa perfectamente, sin ambigedad ni confusin posible, de la trama jurdico-poltica del golpe de estado.

Repito y reitero lo que dice el telegrama:

de esta forma se pretende cubrir jurdicamente cambios se estn produciendo.

En ese mismo telegrama el Embajador Viturro explicaba el contenido del artculo 233 de la Constitucin, aunque de manera parcial, al olvidar que ste tambin exiga que dimitiesen el Presidente y Vicepresidente de la Asamblea Nacional, dando simplemente por buenas las palabras de los golpistas de que el presidente Hugo Chvez haba dimitido, tras cesar antes a su Vicepresidente ?oculto para protegerse- y a todo su gobierno.

No seal sin embargo que el artculo 233 de la Constitucin exiga que adems dimitiesen el Presidente y el Vicepresidente de la Asamblea Nacional.

Como sabemos todos, los documentos de renuncia del Presidente Hugo Chvez y el decreto de cese de su Vicepresidente y Gobierno jams fueron mostrados pblicamente por la Junta Cvico-Militar, ni han aparecido despus.

Pero insisto, an cuando eso hubiera ocurrido, el artculo 233 exiga que tambin dimitiesen de sus responsabilidades el Presidente y el Vicepresidente de la Asamblea Nacional. Y les aseguro que tanto en nuestra Embajada en Caracas como en nuestro Ministerio de Asuntos Exteriores en Madrid existan copias de la Constitucin Venezolana de 1999.

Me he permitido tambin distribuir copias de estos artculos de la Constitucin venezolana.

No caba por lo tanto, siguiendo las informaciones del propio Embajador y con la Constitucin de Venezuela en la mano, malentendido alguno: aquello era un golpe de estado.

Mientras tanto, en Madrid, el entonces Secretario de Estado de Cooperacin e Iberoamrica, Miguel ngel Corts -segn declaraciones propias que recoge El Pas en su edicin de 24 de noviembre del 2004, y ampla la del 25 de noviembre-, inici contactos para hacer pblica la Declaracin Conjunta sobre Venezuela que les he distribuido. Incluso ha trascendido a travs de declaraciones pblicas de altos funcionarios que participaron en la elaboracin del texto, que la iniciativa de la Declaracin Conjunta parti del Gobierno espaol.

En dicha Declaracin, se manifestaba el rechazo a los actos de violencia y se peda su cese, se expresaban el deseo de una normalizacin democrtica plena, la consolidacin de las instituciones democrticas con ayuda de la Organizacin de Estados Americanos, y la conviccin de que slo un marco democrtico estable puede ofrecer un futuro de libertad y progreso al pueblo venezolano.

Dicha Declaracin Conjunta fue distribuida despus del pronunciamiento de la Junta Cvico-Militar y la detencin por los militares golpistas del Presidente constitucional de Venezuela Hugo Chvez en la madrugada del da 12, pero antes de que Carmona y la junta golpista emitiesen el llamado Decretazo, designando a Carmona presidente provisional y estableciendo un gobierno provisional en abierta violacin del orden constitucional.

Por qu era tan importante esa declaracin? Ante todo porque pona en cuestin que el Gobierno del Presidente Chvez fuese capaz de asegurar un marco democrtico estable, la plena garanta de los derechos y libertades fundamentales, el orden pblico y la seguridad ciudadana. Todos ellos elementos extrados del Artculo 350 de la Constitucin venezolana de 1999, en el que se afirma textualmente que

el pueblo de Venezuela, fiel a su tradicin republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocer cualquier rgimen, legislacin o autoridad que contrare los valores, principios y garantas democrticos o menoscabe los derechos humanos.

Este Artculo 350 es clave, como acertadamente haba informado antes el Embajador Viturro, porque la legitimidad de la junta cvico militar slo poda sustentarse en l, para a continuacin aplicar el articulo 233 y producir as una transicin de poderes en el marco constitucional. Porque la Constitucin de Venezuela de 1999 simplemente no contempla la posibilidad de un vaco de poder y por eso exige la renuncia en cadena de hasta cuatro autoridades del estado.

Seoras,

Recordemos, para dar continuidad a la lnea argumental, que el anterior Gobierno de Espaa saba que el fundamento jurdico del golpe de Estado se basaba en el artculo 350 de la Constitucin venezolana y que cualquier posicionamiento internacional de Espaa o la UE, dara amparo internacional a las pretensiones de los golpistas.

Y ello era adems fundamental, porque la Carta Democrtica Interamericana aprobada por la OEA el 11 de septiembre de 2001 en Lima, que Espaa ha hecho suya, haca imposible que los estados miembros pudieran reconocer un Gobierno surgido de un golpe de estado, haciendo imposible invocar la doctrina Estrada. Si la junta provisional golpista quera ser reconocida por la OEA, tena que argumentar jurdicamente que se haba producido un traspaso de poderes constitucional y no un golpe de estado.

Como sabemos, tras intensos debates que comenzaron el da 13 de abril, el Consejo Permanente de la Organizacin de Estados Americanos, en sesin extraordinaria, acabara condenando sin ambages el golpe de estado.

Nuestra embajada ante la OEA, que tiene estatuto de observadora, remiti inmediatamente al Secretario General Gaviria copia, tras hacerse pblica, de la Declaracin como Presidencia de la UE emitida por el anterior Gobierno espaol, en la que se hacia un reconocimiento implcito del Gobierno Provisional golpista.

El Ministro Piqu, segn un telegrama de nuestra embajada en la OEA fechado el da 13, habl por telfono con Gaviria sobre la conveniencia de retrasar la reunin extraordinaria del Consejo Permanente, a la espera de los resultados de la Cumbre del Grupo de Ro, que se reuna en San Jos de Costa Rica, y cito:
evitar asistencia del todava representante permanente de Venezuela, Embajador Jorge Valero, cuya presencia podra producir situacin tensa.

Quiero subrayar que tambin el Grupo de Ro conden sin paliativos el golpe de estado el mismo da 12 de abril y que dicha decisin fue adoptada por los jefes de estado de los 19 pases latino-americanos antes del Decretazo.

Asimismo, el gobierno de Chile ces a su Embajador en Caracas como consecuencia de sus declaraciones de apoyo a Carmona despus del Decretazo. Adems, cuatro pases a los que se solicit que sumasen su firma a la Declaracin Conjunta, se negaron. Estamos hablando de Mxico, Brasil, Argentina y Francia.

El entonces canciller mexicano, Jorge Castaeda ?que no era precisamente un admirador de Chvez- ha afirmado pblicamente que hubo el intento de buscar una declaracin que, de alguna manera, apoyara, sancionara, avalara el golpe de estado y reconociera al nuevo gobierno, una declaracin que no procede de un observador distante, si no del Ministro de Asuntos exteriores de un pas que haba sido invitado a sumarse a la Declaracin. Estas afirmaciones se recogen El Pas en su edicin de 27 de noviembre ltimo.

El Ministerio de Asuntos Exteriores conoci la promulgacin del Decretazo y la ruptura de cualquier atisbo de legalidad constitucional, con posterioridad a que se hiciera pblica la Declaracin conjunta, que instaba a los golpistas a preservar las apariencias de legalidad rotas. Por ello dio instrucciones al Embajador Viturro para que se entrevistase con el autoproclamado Presidente Carmona y le subrayara la importancia de mantener la apariencia de legalidad constitucional, condicin imprescindible para su reconocimiento internacional.

Ese telegrama del Embajador Viturro, fechado el mismo da 13 de abril comienza con cuatro palabras:

siguiendo instrucciones V.E., (de Vuecencia)

Repito:

siguiendo instrucciones V.E.

Y continua:

fuimos recibidos por Presidente Gobierno provisional, Pedro Carmona, y por Ministro de Asuntos Exteriores Jos Rodrguez Iturbe. Desde primer momento, puntualizbamos que se trataba de una gestin de representantes de dos pases amigos de Venezuela que por su parte se consideraban amigos del Sr. Carmona y que gestin no tena por objeto inmiscuirnos en asuntos internos.

Seoras,

Antes de continuar con la descripcin de lo que ocurri en esa entrevista, la primera que concedi a representantes extranjeros el golpista Presidente Provisional Carmona tras su designacin por los 50 firmantes del Decretazo, permtanme Sus Seoras recapitular hasta donde hemos llegado en la exposicin de los hechos.

1. En Venezuela hubo un golpe de Estado el da 12 con el pronunciamiento de la junta cvico militar, que detuvo al Presidente Chvez y a los miembros de su Gobierno.

2. Este golpe basaba su legitimidad en el artculo 350 de la Constitucin, que he ledo antes, y en la veintena de muertos asesinados por francotiradores.

3. La junta cvico militar anunci que el Presidente Chvez haba renunciado a su cargo y que el Vicepresidente haba abandonado su cargo. Sin embargo, no present documento alguno que lo probara. El Embajador Viturro envi la versin de los militares golpistas a Madrid sin contrastarla.

4. A partir del la condena sin paliativos del Grupo de Ro del da 12 al Gobierno espaol slo le caben 2 opciones: O sumarse a la condena de los pases ms importantes de Amrica Latina o adoptar otra posicin.

5. De acuerdo con el Artculo 233 de la Constitucin Bolivariana, la jefatura del Estado corresponda en esta situacin al Presidente de la Asamblea Nacional. Este y su Vicepresidente se opusieron al golpe de Estado y no dimitieron. Es en esas circunstancias cuando la junta cvico militar decide firmar el Decretazo y disolver la Asamblea Nacional, quitndose as cualquier disfraz de legalidad constitucional y colocndose fuera de la Carta Democrtica Interamericana.

Si hasta ese momento se poda hacer una interpretacin, por forzada que fuera, de los hechos, comprensiva o alegar un supuesto vaco de poder, no cabe duda alguna que tras el Decretazo, esta interpretacin slo poda repugnar a la razn.

Seoras,

Volvamos ahora, tras esta recapitulacin, a la entrevista del Embajador de Espaa con Pedro Carmona Estanga, Presidente provisional golpista tras el Decretazo.

El Embajador Viturro -que se entrevista con el golpista Carmona siguiendo instrucciones, reitero, siguiendo instrucciones, mientras el Presidente constitucional Chvez est retenido por las fuerzas golpistas- informa a Madrid. Cito:

la conversacin que se desarroll en ambiente distendido y cordialidad nos permiti incluso subrayar nuestra sorpresa por la disolucin de la Asamblea (?) y que actitudes como esa podan hacer difcil que pudisemos en el futuro, expresar nuestra amistad hacia l y nuestra comprensin hacia el anunciado proceso de consolidacin de las instituciones democrticas en Venezuela.

Me permito aqu subrayar ese inslito en el futuro, porque previamente el Embajador Viturro haba expresado a Carmona, segn su telegrama, cito:

nuestra sorpresa por algunas de las medidas de este Decreto que contradecan expresiones que el Presidente Carmona haba hecho al asumir mandato provisional en la noche anterior, en el sentido de que se respetara al mximo legalidad vigente.

Cabra pensar que el anterior Gobierno de Espaa haba actuado de buena fe desde la madrugada del da 12, cuando se produce el pronunciamiento cvico-militar, hasta el Decretazo.

Sin embargo, los hechos antes relatados demuestran que el Gobierno anterior cometi un grave error de apreciacin y gestin diplomtica de esta crisis.

Las gestiones posteriores del Ministro Piqu y del Secretario de Estado Miguel ngel Cortes y las instrucciones que se impartieron oralmente y de las que el Embajador Viturro acus recibo tuvieron lugar sabiendo que se trataba de un golpe de estado y participando en la articulacin de su reconocimiento internacional.

Pero adems, hay un elemento adicional an ms revelador. El da 12, bajo su exclusiva responsabilidad, como Presidencia de la Unin Europea, el Gobierno espaol hizo pblico una declaracin que citar a sus Seoras y que tambin ha sido distribuida.

En su ltimo punto deca, traducido al castellano del original ingls:

Finalmente, la Unin Europea confa que el Gobierno Provisional ?insisto, gobierno provisional, no ya la junta cvico-militar- respetar los valores e instituciones democrticas con el objetivo de superar la actual crisis en un marco de concordia nacional y respetando plenamente los derechos y libertades fundamentales

Seoras,

El objetivo de la entrevista del Embajador con el Seor Carmona era insistir en que el Decretazo haba violado precisamente los valores e instituciones democrticas y no caba la menor duda que no respetaba los derechos y libertades fundamentales del Presidente Constitucional Hugo Chvez y de los miembros de su Gobierno a los que retena por la fuerza.

El Embajador Viturro finaliza el informe de su entrevista con el Seor Carmona as:

insisto en subrayar la cordialidad y franqueza con que se desarroll toda la conversacin en la que los hechos y opiniones fueron expuestos sin paos calientes y que tanto mi colega como yo coincidimos en la percepcin de que los propsitos de nuestros interlocutores eran sinceros.

Sobran comentarios.

Para evitar que persista la menor duda, permtanme sus Seoras llegar a las mismas conclusiones por otras vas.

De nuevo, Le poda caber al Embajador Viturro y al Gobierno espaol alguna duda de que el autoproclamado Presidente Carmona estaba fuera de la legalidad?

Difcilmente. En cualquier caso, toda posible justificacin desaparece entrado el da 13.

En ese da 13 el Embajador Viturro advirti en un informe que la Fiscal del ministerio publico venezolano y directora de derechos fundamentales del citado organismo se haba personado el da 12 en Fuerte Tiuna, base militar donde estaba retenido Chvez. Solicit verle y exigi constancia escrita expresa de su renuncia como Presidente y que ambas peticiones le haban sido denegadas.

En el mismo informe enviado por telegrama, el Embajador Viturro aada que la ONG de derechos humanos PROVEA haba exigido la expulsin de Venezuela como miembro de la OEA por el golpe de estado, que el Presidente de la Federacin Iberoamericana de Ombudsman haba anunciado que elevara una denuncia ante al Comisin de Derechos Humanos en Ginebra el siguiente 18 de abril por las violaciones de los derechos fundamentales que estaban cometiendo los golpistas, y que tambin haban denunciado el golpe de estado el Fiscal General de la Repblica y el Defensor del Pueblo, mientras que los documentos de renuncia exigibles por el artculo 233 seguan sin aparecer.

A pesar de todo ello, el Gobierno sigui insistiendo en su lnea de actuacin. El entonces Presidente Jos Mara Aznar, atendi la llamada telefnica que le hizo Carmona, como confirm el mismo en esta Cmara en respuesta al Seor Llamazares el 17 de abril del 2002.

El Presidente del Gobierno espaol, insisto, no poda ignorar que estaba hablando por telfono con un golpista porque as lo haba informado el Embajador de Espaa en Venezuela.

El Embajador continu informando.

Ese mismo da 13 de abril, advierte que los tres francotiradores detenidos tras lo asesinatos del jueves pertenecan a la polica metropolitana de Caracas, a la polica del municipio de Baruta y a la polica del municipio de Chacao, curiosamente ?advierte el Embajador- todos ellos controlados por partidos opositores al Gobierno Chvez.

Aade adems:

nmero de militares apoyan restablecimiento constitucin 1999 es ms numerosos del que se cree y, pidiendo calma poblacin, afirmaron se iba a restablecer situacin en prximas horas.

De hecho, efectivamente, la normalidad institucional se restablecera pocas horas despus, acabando con el golpe cvico militar encabezado por Carmona.

Carmona se dirigi al pas el mismo da 13 por la noche para reconocer la asuncin de la Presidencia por el Vicepresidente constitucional Cabello, de acuerdo con el artculo 233 de la Constitucin Venezuela que Carmona evidentemente s conoca y no haba ignorado como otros.

Con la evidente intencin de preparar su defensa posterior y mantener hasta el ltimo momento la ficcin de que haba actuado de acuerdo con el artculo 350 de la Constitucin, hizo entrega de su cargo como Presidente golpista, paradjicamente, a la misma Asamblea Nacional que haba disuelto cuando ni su Presidente ni su Vicepresidente haban dimitido.

El da 14 el diario Ultima Noticia de Caracas publicaba en portada un texto manuscrito del Presidente Chvez, firmado el da 13, en el que aseguraba que en ningn momento haba renunciado a su cargo como Presidente Constitucional de Venezuela.

Preguntado el entonces Secretario de Estado Director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Jorge Dezcallar, en una entrevista publicada por El Pas el 28 de abril del 2002 si,

- Hablando de eficacia, Se enter previamente el CESID de la crisis que se estaba preparando en Venezuela?
- El Sr. Dezcallar responde: Tuvimos una informacin bastante buena. Se supone que iba a ser ms tarde y todo se precipit. Aquello tuvo altos y bajos, ni los propios actores saban como iba a terminar. Que la situacin se estaba degradando y se descontrol en un momento determinado?..Si, estuvimos en condiciones de saberlo. Tenemos un servicio que es bueno?en aquello de lo que sabemos

Seoras,

El propio Embajador Viturro, al hacer balance de lo sucedido en un telegrama del da 16 de abril del 2002, deca:

Citado gobierno naci ilegalmente,

Repito, segn el propio Embajador:

Citado gobierno naci ilegalmente si bien es cierto que articulo 350 Constitucin 1999 permite y justifica derecho de rebelin frente a autoridad establecida, esa misma Constitucin establece que Presidencia Repblica debe recaer en Vicepresidente y, por interpretacin analgica, en Presidente Asamblea Nacional en caso ausencia aquel. Autoridad constituida tras derrocamiento Presidente Chvez era ilegal. Pero esa ilegalidad se hizo mas fuerte, y Carmona mostr su gran torpeza al no saber disimularla, cuando decreto establece gobierno transicin democrtica disuelve Asamblea Nacional, destituye titulares rganos del estado y faculta a dicho gobierno para deponer a gobernadores y alcaldes elegidos democrticamente y para legislar por encima Constitucin y ordenamiento jurdico establecido.

No puedo estar ms de acuerdo, ni se puede explicar mejor.


Continuando con su balance de los sucesos en telegrama del da 17, el Embajador Viturro aada:
Conforme pasan los das, se van conociendo ms datos sobre sucesos pasado jueves 11

Quiero de nuevo llamar su atencin sobre lo que sigue:

que confirman tesis inicial haba avanzado esta embajada sobre intento aprovechar crisis Petrleos de Venezuela (PeDeVeSA) para provocar muertes dieran lugar derrocamiento Presidente Chavez a cargo militares estaban siendo incitados a ello por ciertos grupos conspiradores oposicin.

Seoras,

No quiero cansarles ms y lamento haberme alargado bastante ms que 59 segundos para sustentar lo mismo que dije en el programa de televisin.

Abusando de su paciencia, permtanme por tercera y ltima vez recapitular lo expuesto:

1. No existe duda alguna de que en Venezuela se produjo un golpe de estado.

2. Los inspiradores del golpe de estado, la junta cvico militar, buscaba una transicin de poder con apariencia constitucional que le permitiese ser reconocido internacionalmente como el nuevo Gobierno de Venezuela de acuerdo con la Carta Democrtica Interamericana de la OEA.

3. El anterior Gobierno de Espaa tom la iniciativa de emitir un comunicado conjunto, que pretenda facilitar legitimidad internacional al golpe en los mismos trminos que el artculo 350 de la Constitucin Venezolana y la Carta Democrtica Interamericana de la OEA. Otros cuatro pases que fueron invitados a sumarse a la declaracin conjunta declinaron hacerlo. Por otra parte, el Gobierno de Espaa como Presidencia en ejercicio de la Unin Europea emiti una Declaracin en la que se elude cualquier referencia al golpe y se menciona el gobierno provisional. Ello contrasta con la declaracin de condena del Grupo de Ro en la que se condena la ruptura institucional.

4. La resistencia de Hugo Chvez, el ocultamiento del Vicepresidente Cabello, y la oposicin del Presidente y Vicepresidente de la Asamblea Nacional bloquearon una transmisin de poderes de apariencia constitucional, a los golpistas de acuerdo con el artculo 233 de la Constitucin Bolivariana. Ello situ a Carmona y al resto de los firmantes del Decretazo que proclamaba el Gobierno provisional fuera de la legalidad constitucional y la Carta Democrtica Interamericana de la OEA.

5. Que a pesar de todo lo anterior, y haber sido informados con gran detalle por el Embajador de Espaa y por otras fuentes de que se trataba de un golpe de estado, los entonces responsables del Ministerio de Asuntos Exteriores dieron instrucciones al Embajador, de las que ste acuso recibo, para que se entrevistase con el Presidente Provisional golpista Carmona. Y ello mientras estaba detenido por la fuerza el Presidente constitucional Chvez y su gobierno, y le advirtiese no que deba liberar inmediatamente al Presidente Constitucional, sino que debera respetar los compromisos rotos por el Decretazo para que el Gobierno provisional surgido de la junta cvico militar pudiera ser reconocido por la OEA. El propio Presidente Aznar respondi a la llamada de Carmona, a pesar de saber que era un golpista, para aconsejarle en este mismo sentido.

Con ello he demostrado fehacientemente que mis tres afirmaciones son ciertas: que en Venezuela hubo un golpe de estado; que el Embajador Viturro recibi instrucciones; y que el efecto de dichas instrucciones ayudaba a legitimar el golpe de Estado de la junta cvico militar, dndole cobertura internacional.

Y slo cuando el golpe fracas, la ambigedad implcita de los trminos utilizados permiti que el mismo discurso sirviera para exigir al Presidente Chvez dilogo y respeto de los derechos cvicos para los golpistas que acababan de violarlos.


Insisto. En ningn momento se puede interpretar de mis palabras que el anterior Gobierno espaol instigase o participase en la preparacin y ejecucin del golpe de estado. Nunca dije eso. Afirmar lo contrario sera una calumnia.

Mis afirmaciones deben entenderse en el sentido de que por apoyar quiero decir no condenar el golpe de estado, endosarlo y tratar de ofrecer legitimidad internacional. Pero de todo lo anterior se deduce que el anterior Gobierno cometi, cuanto menos, un grave error de apreciacin y de gestin de la crisis, en contra de la prctica y los usos diplomticos.

Seoras,

Hasta aqu les he relatado lo acaecido, la secuencia de los hechos. Hechos sobre los que no ment. Ahora bien, an siendo ciertas mis afirmaciones, creo que existe un consenso general en el pas, que yo tambin comparto, que el lugar para hacer esas afirmaciones, aunque sean verdad, no era el adecuado ni el momento el oportuno y que fueron desafortunadas. Por lo tanto asumo mi error y me disculpo.

Este Gobierno, como ha explicado en varias ocasiones el Presidente Zapatero, tiene a gala reconocer sus errores ante los ciudadanos y corregirlos. Y eso hago en este instante sobre la oportunidad y el momento de mis afirmaciones, que he demostrado por otra parte, ciertas.

Dicho lo cual, queda un ltimo aspecto.

En qu coyuntura poltica se inscribe esta polmica?

Mis declaraciones se produjeron cuando el Partido Popular estaba interpelando al Gobierno y a m mismo como Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperacin sobre la poltica iberoamericana y en concreto sobre Venezuela. Lejos de buscar espacios para el consenso, las crticas del principal partido de la oposicin arreciaron tras la Cumbre Iberoamericana de San Jos de Costa Rica. Esta fue tambin la actitud del representante del Partido Popular, creando tensin y buscando polarizar la discusin en el debate televisivo, del pasado lunes 22.

Nunca existi por mi parte voluntad alguna de ofrecer la oportunidad de desatar una confrontacin poltica en torno a este tema. La poltica exterior se ha convertido en parte esencial del debate poltico ciudadano, que exige la construccin de un nuevo consenso en defensa de nuestros intereses nacionales y nuestros objetivos internacionales, pero a partir de unos valores democrticos y ciudadanos, entre ellos y sobre todo, la verdad, lo que para m es esencial.

Desde que tuve el honor de asumir mis responsabilidades como Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperacin siempre he ofrecido en todas mis intervenciones parlamentarias a todos los grupos parlamentarios la voluntad de construir un consenso en poltica exterior. Hasta ahora desde el Partido popular slo hemos escuchado rechazos.

No obstante, una vez ms, apelo al sentido de estado del Partido Popular para que podamos construir todos juntos una poltica exterior de estado.

Asumo que he podido estar desafortunado en la forma. Me obliga a esta admisin una exigencia tica que me he impuesto siempre por encima de cualquier otra consideracin de conveniencia personal o poltica. Pero me lo exige tambin, y sobre todo, una adhesin incondicional al juego limpio poltico que dignifica a esa poltica con maysculas que se encuentra en las antpodas de la poltica partidista con minsculas y de regate corto.

Concluyo. Lamento que mis declaraciones hayan sido aprovechadas para crear una polmica poltica sobredimensionada. Muchas de sus Seoras y gran parte de la ciudadana saben de mi trayectoria personal y profesional. En todas mis responsabilidades siempre me he guiado por mi compromiso con los principios y valores democrticos. El respeto al otro y el dilogo siempre han sido parte de ese compromiso.

Muchas gracias.


Acta del Congreso de los Diputados




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter