Portada :: Espaa :: Inmigracin
(defendiendo el libre mercado)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-11-2007

Reflexiones sobre el Informe sobre la emigracin de Jorge Vestrynge con Gema y Rubn Snchez Medero
Nuevo frente a viejo proletariado

Carlos Martnez
El Viejo Topo



El fenmeno de la inmigracin, como cualquier otro, se puede estudiar desde mltiples punto de vista y de unos mismos datos se pueden obtener conclusiones muy diferentes. En el Informe sobre la Inmigracin que han publicado en El Viejo Topo de Octubre de 2007 Jorge Vestrynge, Gema y Rubn Snchez Medero, los autores aportan mucha y valiosa informacin sobre la inmigracin bajo las tesis de que los principales perjudicados por este cambio demogrfico son las clases trabajadoras espaolas y que el auge de la ultraderecha en Europa est asociada al aumento de la inmigracin. Ambas premisas contienen mucha dosis de verdad, pero como afirma Fernndez Buey 1 , mejorando la original cita de Karl Marx, para ser comunista hace falta mucha ciencia y mucha compasin. Entiendo que probablemente los autores del informe citado no tienen excesiva empata con los trabajadores emigrantes, cuestin esta que no se puede rebatir con otro texto, es un sentimiento. Pero el texto tambin comete graves errores cientficos en la interpretacin de la realidad y/o omite datos y hechos importantes que deberan haberse aportado para realizar un ms completo y cabal anlisis.

El mito de la raza

El texto comienza alarmndose: como ha vuelto el ha regresado a galope el concepto de raza y su uso de extiende en las ciencias sociales. Cierto que la cuestin de la raza, que se crea superada, ha regresado al debate poltico y/o pblico, pero una aproximacin rigurosa al tema racial no debera obviar que la gran mayora de cientficos y antroplogos postulan que la especie humana est compuesta por una nica raza aunque sta se divide en diferentes orgenes tnicos, que a su vez se dividen en pueblos 2 .

Incluso admitiendo el uso coloquial del trmino raza o entendindolo como categora social, las clasificaciones realizadas en el Reino Unido, Francia o EE.UU, a las que alude el informe no dejan de ser artificiosas, irreales y realizadas bajo criterios racistas y en todo caso no dejan de tener ms connotaciones culturales que genticas. Marvin Harris 3 escribe que Las razas sociales son grupos emics 4 cuyos miembros se creen o creen que otros son afines fsica y psicolgicamente como consecuencia de un origen comn. En el mundo se utilizan varios sistemas para determinar las razas sociales. En los Estados Unidos, los norteamericanos africanos (negros) se identifican y son identificados por los dems como una raza social diferenciada ante todo en funcin del color de su piel. Partir de esta premisa nica supondra, sin embargo, poner en entredicho la identidad de millones de personas, por que el color de la piel (y otros rasgos africanos y caucsicos) vara en toda una inmensa gama de diferencias sutiles, desde el muy oscuro al moreno o el muy claro, como resultado de los recientes emparejamientos y matrimonios interraciales... Para resolver este embrollo, se ide la norma de basta una sola gota de sangre; negro es quien tiene la ms mnima cantidad de sangre negra.

No se debera mezclar inmigracin con raza, ya no tanto por el temor social que supone la llegada de grupos humanos cohesionados sino por la existencia de minoras tnicas nativas en la gran mayora de Estados, minoras a quienes en muchas ocasiones se les puede acusar de los mismos males que a los inmigrantes 5 y con resultados (la Alemania nazi, la ex-Yugoslavia) que nadie desea. Por tanto, en el debate de los problemas anejos a la inmigracin bien haramos en dejar de lado toda referencia a la raza tanto de nativos como forasteros.


El impacto econmico de la inmigracin

El Informe sobre la emigracin citando se basa en un laureado artculo de Concha Martn 6 que atribuye todo el crecimiento de la economa espaola a la lluvia de dinero recibida desde nuestro ingreso en la Unin Europea. Por el contrario, el informe no recoge ninguno de los mltiples estudios que afirman que los inmigrantes han sido el factor clave del "milagro econmico espaol", que entre 1995 y 2005 tuvo un crecimiento anual del 3,6 por ciento. Sin el aporte de esta mano de obra extranjera el producto interior bruto (PBI) espaol habra sido negativo 7 .

Baste recordar que Espaa entr en la Unin Europea conjuntamente con Portugal y cuatro aos antes lo hizo Grecia, y que los tres estados han recibido sumas similares per capita en concepto de fondos de cohesin de las instituciones europeas. Curiosamente Espaa es el estado de los tres que mayor inmigracin ha recibido y el que mayor crecimiento econmico ha tenido. No soy economista, pero es razonable deducir que, sin tratarse de una relacin causa-efecto, pero la llegada de trabajadores extranjeros ha contribuido a afianzar el crecimiento econmico espaol, sobretodo cuando ha estado basado en los sectores de la construccin y servicios.

La realidad en el mundo rural es que sin los trabajadores extranjeros no se podran recoger las cosechas, dndose la paradoja que los jornaleros espaoles prefieren trabajar la vendimia en Francia que les ofrece mejores salarios y prestaciones sociales, mientras que en Espaa las autoridades hacen la vista gorda 8 , pues en otro caso se perderan las cosechas por falta de mano de obra. No tengo noticia que ningn jornalero espaol se quede sin trabajar durante las campaas de recogida de la aceituna, la uva o la naranja.


La inmigracin contra la clase trabajadora

El estudio recoge acertadamente que la inmigracin, especialmente la ilegal, empuja los salarios hacia abajo favoreciendo a los capitalistas y perjudicando a los trabajadores oriundos. Tambin recuerda (para esto no haca falta ningn estudio) que los inmigrantes utilizan ms los servicios pblicos (educacin, sanidad...) que la media y que como hay mayor ndice de delincuencia en este grupo tambin supone un gasto mayor en justicia, seguridad y prisiones.

A mi entender, el informe estudia estos problemas desde una primigenia distincin y contraposicin: trabajadores inmigrantes trabajadores nativos. Es cierto que es un problema no solo de este informe, sino de mucha de la literatura de la izquierda europea. Uno, que es un clsico, prefiere analizar estas cuestiones desde el punto de vista de clase, por ejemplo la cuestin de la delincuencia en la inmigracin.


El mito del delincuente inmigrante

El sistema de seguridad interior de un estado se basa en el trpode polica-justicia-prisiones. Todo este sistema est diseado bsicamente para defender el sistema social contra los delitos contra el patrimonio cometidos bajo violencia o intimidacin. De este modo la poblacin reclusa esta formada mayoritariamente por varones sin ninguna o escasa cualificacin laboral. Como recordaba Miguel Riera en el mismo nmero del Viejo Topo Espaa tiene la cifra ms alta de poblacin reclusa en trminos relativos de los pases de nuestro entorno, slo igualada por el Reino Unido. En el mismo artculo recordaba que el gasto social continua estancado o en retroceso.

Lo que realmente es un factor peligroso para la comisin de actos delictivos de bajo nivel, no es el origen, ni la cultura, ni los genes, sino la pertenencia a las clases ms desfavorecidas socialmente. En todo caso, la pobreza es un factor decisivo para ser detenido, procesado, condenado e ingresar en prisin, pero no para ser un delincuente. Muchos son los delitos que recoge nuestro Cdigo Penal y slo son unos pocos los perseguidos realmente, el resto de tipos penales, como el delito ecolgico o los delitos contra la seguridad de los trabajadores son calificados como delitos simblicos sin apenas aplicacin prctica. Si el ciudadano medio observa un poblado chabolista inmediatamente lo asocia a la delincuencia; si llevamos este ciudadano a una lujosa urbanizacin no asociara tan rpidamente esa situacin a la comisin de hechos delictivos, a pesar que muchos, por no decir todos, de los propietarios de esas fastuosas viviendas con toda seguridad han delinquido alguna vez contra el fisco, contra el medio ambiente o contra los derechos de los trabajadores, o incluso, en algunos casos, contra bienes jurdicos ms inviolables.

An reconociendo que los extranjeros tienen un ndice ms alto de criminalidad demostrada, tambin es cierto que al ser los ciudadanos ms desprotegidos por los poderes pblicos, especialmente en el supuesto de estancia irregular, tienen una mayor probabilidad de ser vctima de delitos o de no recibir un suficiente amparo por parte de polica, abogados, jueces y fiscales. Si hiciramos un retrato robot de la vctima de un delito en el Reino de Espaa nos encontraramos a una mujer, emigrante, sin papeles y de piel oscura 9 .


Los servicios pblicos y la inmigracin

Uno de los grandes mritos del Informe sobre la inmigracin es recordarnos la divergencia de consideraciones entre las lites y la clase trabajadora en lo relativo a el problema de la emigracin. Cada se escuchan ms quejas como mi hijo no tiene plaza en el colegio por culpa de los inmigrantes, las becas son para los inmigrantes, la sanidad pblica la colapsan los inmigrantes. Y aunque parezca una perogrullada hay que recordar que las prestaciones pblicas no se otorgan por criterios tnicos sino solamente por baremos econmicos.

El informe repasa lo costoso que resultan los inmigrantes, citando, por cierto, nicamente informes de la Comunidad Autnoma de Madrid, la ms derechizada ideolgicamente de todas las que forman el Reino de Espaa y la que tiene un ms alto porcentaje de poblacin extranjera, por lo que no pueden extrapolarse sus datos al resto de las Comunidades Autnomas. An as los datos se pueden asumir como ciertos y ser seguramente verdad que los inmigrantes gastan el 46% de la factura en los escasos programas sociales de la regin y que son el 12% de los afiliados pero solo aportan el 6% y que pagan menos impuestos... Todos ellos son indicadores que nos encontramos ante personas que forman parte de la clase trabajadora ms desfavorecida. Si no existiera en Espaa ningn inmigrante ocurrira lo exactamente lo mismo, podra afirmarse del sector trabajador ms desfavorecido (supongamos un 10% de la poblacin) absorbe el 50% de los presupuestos sociales. Ese es el papel del Estado y los impuestos, redistribuir la riqueza entre quienes estn en mejor situacin en favor de los ms desfavorecidos. Pero para los autores uno de los problemas es que los subsidios de paro se reenven como remesas a terceros pases produciendo desinversin. Cierto, pero es lamentable que a un analista de izquierdas le parezca esta situacin un problema. Porque la cuestin, como siempre, es: qu tenemos que defender y ante quin?


La clase trabajadora en la vieja Europa

Los autores del informe nos proponen soluciones tales como cerrar las puertas, expulsin de todos los inmigrantes ilegales, un sistema de cupos y nmeros clausus en empresas o la prohibicin de la reagrupacin familiar, todo ello para proteger a los ms desfavorecidos nativos de Espaa frente a la inmigracin. Sin embargo, entiendo, que situndonos en una tradicin marxista o afn, la izquierda debe trabajar para los ms desfavorecidos de la clase trabajadora, independientemente de su nacionalidad u origen. Proteger a nuestros trabajadores frente a los trabajadores que vienen del Sur no deja de ser un racismo de nuevo cuo, por mucho que, como apuntan los autores, el racismo lo llevamos de alguna manera en los genes, nos guste o no. Y combatirlo requiere un nivel de conciencia y voluntad no desdeable. Afirmacin cierta en lo relativo a que el racismo es una conducta primaria y muy extendida pero absolutamente discutible que tenga su origen en los genes, tal y como afirman autores tan reconocidos (y rojos) como Richard Lewontin o Richard "Dick" Levins, pues podra algn autor localizar el aminocido donde se contiene el gen racista ?.

Uno de los factores de la derechizacin en aumento que se observa desde hace varias dcadas en la clase trabajadora europea es la creciente brecha econmica entre el norte y el sur. Los trabajadores europeos son plenamente conscientes de su nivel de vida, aceptando que, siendo unos empleados por cuenta ajena lo asumen, con todo los inconvenientes que supone ello, teniendo en cuenta que en este mundo globalizado son el sector de los trabajadores que cuentan con un mejor nivel de vida o consumo (aunque tal vez no con mejor calidad de vida ). Son perfectamente conscientes que hay otras personas ms al sur que se juegan la vida en las pateras para tener un trabajo en peores condiciones que las que ellos sufren a diario, sin que ello signifique, claro esta, que los derechos de los trabajadores, digamos, oriundos no estn pisoteados diaria y masivamente.

Tambin la intensa inmigracin ha favorecido la aproximacin de la clase trabajadora a la derecha. Lo explicaba claramente Enrique Gil Calvo: Unos inmigrantes que, al ocuparse de los trabajos serviles, son relegados a los estratos ms bajos de la escala social, desplazando hacia arriba al resto de clases sociales que por efecto comparativo experimentan movilidad ascendente. La antigua clase obrera ha dejado de serlo porque ya no se ocupa del trabajo manual, y ahora se siente clase media propietaria de su vivienda privada, deseando distanciarse de sus vecinos inmigrantes que ahora okupan los servicios pblicos (educacin y sanidad). De ah que los antiguos barrios de clase obrera dejen de votar socialista y se pasen al PP 10 .

Quizs el nuevo y emergente proletariado que sea el motor del cambio lo tengamos en los barrios de inmigrantes en Pars, Los ngeles o Madrid. No sera descartable que en un futuro prximo las cclicas revueltas raciales tomen un cariz poltico y se conviertan en algo ms que un simple problema de orden pblico.

No me siento capaz de proponer polticas claras en relacin con la inmigracin, pero s que considero que nos debemos preguntar si la izquierda debe preocuparse de defender el estatus quo de la clase trabajadora en Europa o fomentar cambios econmicos y sociales en profundidad aprovechando las contradicciones que salen a la luz con la inmigracin. Aunque sea algo ms complicada, y debamos ir con todo el ojo del mundo pensando en realidades cercanas, yo me apunto a esta segunda opcin.


marcarlosENgmail.com
http://www.carlosmartinez.info




Texto relacionado:
Informe sobre la inmigracin de Jorge Vestrynge con Gema y Rubn Snchez Medero

-------------------------------------------------------------------------------------------------

Notas:

1 FRANCISCO FERNANDEZ BUEY, Cambiar el mundo sin tomar el poder? Herramienta , nm. 22

2 http://es.wikipedia.org/wiki/Raza

3 MARIN HARRIS, Teoras sobre la cultura en la era posmoderna, BARCELONA, Critica 2000

4 Una descripcin emic, o mica, es una descripcin en trminos significativos (conscientes o inconscientes) para el agente que las realiza. As por ejemplo una descripcin emic de cierta costumbre tradicional estara basada en cmo explican los miembros de esa sociedad tradicional el significado y los motivos de esa costumbre. Definicin tomada de Wikipedia

5 Los gitanos en el caso espaol o los aborgenes australianos son minoras tnicas que tambin sufren un mayor ndice de poblacin reclusa sin que se trae de inmigracin, incluso en el caso australiano podra considerarse que los inmigrantes son la lite gobernante y colonizadora.

6 http://www.croem.es/Web/CroemWebEconomia1.nsf/ca9fbec891192b50c1256bd7004f727c/b2d9c93443e4970bc12570ea002e7f5c?OpenDocument

7 Estudio realizado en agosto del 2006 por Caixa Catalunya -http://other-news.info/noticias/index.php?p=1597

8 http://www.elpais.com/articulo/espana/vendimia/manchega/arranca/inmigrantes/papeles/elpepuesp/20070915elpepinac_15/Tes y http://www.pascualserrano.net/noticias/el-tunel-del-tiempo-de-la-vendimia-en-espana

9 Tpicos y estadsticas judiciales - El inmigrante delincuente o vctima? http://www.rebelion.org/noticia.php?id=13243.
Los fmosos hechos grabados en el tren de Barcelona en el que un jven racista agrede a una joven ecuatoriana, posteriores a la redaccin de este artculo, han corroborado la frgil situacin de las mujeres inmigrantes en Espaa.

10 Enrique Gil Calvo,.La americanizacin de Madrid, El Pas 16/06/07, se puede consultar en http://www.almendron.com/tribuna/?p=15999



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter