Portada :: Cultura :: Eva Forest, in memorian
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-11-2007

Una pequea obra de teatro en homenaje a Eva Forest
La mula y el buey

Carlo Frabetti
Rebelin



A Eva Forest,

coprotagonista e inspiradora de esta obrita,

y de tantas otras cosas.

In memoriam, in amorem, in bellum.


El General est en su despacho, sentado tras su escritorio. Colgada de la pared, la foto de Benedicto XVI con tricornio. Llaman a la puerta.

GENERAL

Adelante.

Entra el Escritor.

GENERAL

Pase, sintese.

El Escritor avanza un par de pasos, pero no se sienta.

ESCRITOR

Estoy detenido?

GENERAL

Detenido? Acaso lo han esposado, lo han trado aqu por la fuerza, lo han obligado a venir a punta de pistola?

ESCRITOR

Un par de hombres uniformados y armados se han presentado en mi casa sin previo aviso y me han dicho: Venga con nosotros.

GENERAL

Celebro que haya venido usted voluntariamente. Pero sintese, por favor.

El Escritor se sienta frente al General, al otro lado de la mesa. ESCRITOR Usted dir. El General le tiende un papel al Escritor, que lo mira con detenimiento. GENERAL Conoce esa lista? ESCRITOR S, claro. Como usted sin duda ya sabe, pertenezco a la organizacin que la recopil. GENERAL Y que la public. Ustedes hicieron y publicaron esa lista. ESCRITOR Ni una cosa ni otra, en realidad. Sera ms exacto decir que la recopilamos y la reeditamos. GENERAL Le importara aclararme ese matiz? ESCRITOR Todos los nombres de los torturadores que aparecen en esta lista... GENERAL Supuestos torturadores. ESCRITOR No, general. Los aqu consignados son torturadores convictos. Los supuestos torturadores, los que a pesar de las denuncias ni siquiera llegan a sentarse en el banquillo de los acusados, son por lo menos diez veces ms. GENERAL Quin lo dice? ESCRITOR

Cientos de testimonios recogidos y comprobados cada ao por diversas organizaciones nacionales e internacionales como...

GENERAL

Como esa Asociacin Contra la Tortura a la que usted pertenece?

ESCRITOR

Como la Asociacin Contra la Tortura, s, a la que tengo el honor de pertenecer; y como Amnista Internacional, o la ONU...

GENERAL

La ONU dice tantas tonteras...

ESCRITOR

Muchsimas; pero no suele mentir cuando denuncia a los gobiernos supuestamente democrticos. No necesita mentir, puesto que sus declaraciones a nada comprometen.

GENERAL

Vayamos al grano, por favor.

ESCRITOR

Bien, pues como le deca, general, todos los nombres de los torturadores que aparecen en esta lista fueron publicados primero en la prensa. Nosotros nos limitamos a recopilarlos. Una simple labor de corta y pega.

GENERAL

Una simple labor de corta y pega por la que se les puso una multa bastante considerable, no es cierto?

ESCRITOR

Sesenta millones de pesetas. Diez millones por tener la lista, y cincuenta por colgarla en nuestra pgina web. Lo que significa que, por el mero hecho de guardar en una carpeta una serie de recortes de prensa, en la Espaa democrtica pueden caerte diez millones de multa.

GENERAL

Ser que lo de cortar y pegar no siempre es una labor tan inocente.

ESCRITOR

O ser que a algunos supuestos demcratas les molesta la verdad, incluso la mera informacin.

GENERAL

No es mi caso, se lo aseguro: a m la informacin me interesa muchsimo. Precisamente por eso le he invitado a venir... Tengo entendido que estn ampliando esa lista.

ESCRITOR

No s de qu me habla.

GENERAL

S que lo sabe. Y la estn ampliando no solo en longitud, sino tambin en anchura.

ESCRITOR

Ahora, adems de no saber de qu me habla, no entiendo lo que me dice.

GENERAL

S que lo entiende, pero se lo explicar de todos modos, para que sepa que lo sabemos: no estn haciendo una mera lista de nombres y cargos, sino un autntico fichero con todo tipo de datos profesionales y personales de los funcionarios que estn en su punto de mira.

ESCRITOR

Nosotros no tenemos armas, general, y por lo tanto no tenemos punto de mira.

GENERAL

A veces, unos apuntan y otros disparan.

ESCRITOR

Los que tienen la voluntad y la capacidad de disparar, no necesitan que otros apunten por ellos.

GENERAL

Entonces, por qu y para qu estn confeccionando ese fichero?

ESCRITOR

Se lo repito: no s de qu me habla.

El General coge un peridico que hay sobre la mesa y empieza a leer en voz alta.

GENERAL (lee)

Como narrador, he de hacer a menudo el esfuerzo de ponerme en el lugar de personajes que poco o nada tienen que ver conmigo. Y ms de una vez me he preguntado, en los ltimos meses, cmo me sentira si fuera un guardia civil honrado y con dos dedos de frente. Pues bien, si yo fuera un guardia civil honrado (y estoy seguro de que los hay) me sentira muy mal... En la primera plana de un diario que se vende en los quioscos de todo el Estado espaol, se lea hace poco en grandes titulares: Amaia Urizar denuncia que fue violada con un arma durante su arresto, y en el interior de dicho diario, a doble pgina, el estremecedor relato del ultraje enmarca una fotografa de la madre de la torturada leyendo pblicamente su denuncia... Si yo fuera un guardia civil honrado y con dos dedos de frente, tendra que asumir que solo hay dos posibilidades: o el testimonio de Amaia es veraz, o es un montaje. Y, en consecuencia, no podra evitar preguntarme: Si es verdad, por qu no se castiga a los culpables de tan infame atropello? Y si es mentira, por qu la Guardia Civil tolera tan tremenda acusacin, de la que se desprendera que nuestro cuerpo alberga a los ms repugnantes canallas, a los seres ms envilecidos y cobardes que se pueda imaginar?... Si yo fuera un guardia civil honrado y tuviera lo que hay que tener (es decir, dignidad y coraje), exigira una investigacin. Si descubriera que algunos de mis compaeros de cuerpo haban cometido realmente las atrocidades denunciadas por Amaia Urizar, los retara a duelo, les partira la cara con mis propias manos, no parara hasta verlos en la crcel. Porque, de ser ciertas las acusaciones de Amaia, esos canallas, adems de cometer el ms repugnante de los crmenes, habran deshonrado mi uniforme, habran pisoteado mi bandera y habran escupido sobre la Constitucin y sobre el Estado de derecho que hemos jurado defender. Y si, por el contrario, llegara a la conclusin de que todo haba sido un montaje, exigira que cayera sobre los calumniadores todo el peso de la ley. Acaso podra publicar un diario de amplia difusin, en primera plana y a tres columnas, que, pongamos por caso, el presidente del Gobierno haba violado a un jardinero de la Moncloa con una manguera? Pues bien, la mencionada acusacin es an ms grave. Y no es la primera... Por lo tanto, si yo fuera un guardia civil honrado y con dos dedos de frente, llevara mucho tiempo estupefacto e indignado. Me habra quedado de piedra al ver como Anika Gil denunciaba haber sufrido torturas y agresiones sexuales por parte de la Guardia Civil en un documental visto por millones de espectadores (La pelota vasca, de Julio Medem). Me habra estremecido ante artculos como El silencio de los lobos o La cobarda de los lobos, donde se plantean preguntas que, al haber quedado sin respuesta, ponen en entredicho el honor de la Benemrita... Y si yo fuera ministro del Interior o de Defensa y hubiese dicho recientemente que siento la mayor de las repugnancias ante la tortura, no podra cruzarme de brazos ante una denuncia como la de Amaia Urizar. Abrira inmediatamente una investigacin rigurosa para depurar responsabilidades, en un sentido o en otro. Porque un ministro del Interior o de Defensa con un mnimo de dignidad y de respeto por su pas y por su cargo, no puede ignorar un testimonio as, tanto si es cierto como si es falso. En el primer caso, tiene el inexcusable deber de castigar a los culpables con la mayor severidad; en el segundo, el de perseguir a los calumniadores con igual rigor. Porque decir que la Guardia Civil viola con pistolas a las detenidas equivale a decir que nuestra supuesta democracia es una farsa tan grotesca como la democracia orgnica de Franco, y que las estereotipadas sonrisas de nuestros gobernantes no son ms que la tapadera de una cloaca hedionda... Y aunque no fuera ni guardia civil ni ministro, sino un simple ciudadano, me sentira como una autntica rata una rata de esa cloaca en la que terroristas de uniforme torturan y violan impunemente-- si no hiciera todo lo posible por arrancar esa tapadera de talantes y sonrisas, para mostrarles a los que no se enteran, o no quieren enterarse, en qu clase de democracia nos estamos revolcando. Como, adems de ciudadano, soy escritor, me sentira como una rata si no escribiera lo que estoy escribiendo y si no denunciara pblicamente el silencio cmplice de tantos compaeros y compaeras de oficio. (Deja de leer y mira al Escritor). Sabe ahora de qu le estoy hablando?

ESCRITOR

S, ahora s. Y tambin s que se ha dejado usted el final.

GENERAL

He ledo el artculo completo. Su artculo.

ESCRITOR

Pero no ha ledo la nota que viene a continuacin: Las y los abajo firmantes compartimos la indignacin y la alarma expresadas en este artculo, y exigimos a la Direccin General de la Guardia Civil y al Ministerio del Interior que lleven a cabo una investigacin rigurosa sobre los gravsimos hechos aqu denunciados. Y debajo hay una lista con un centenar de firmas de intelectuales y artistas. Me sorprende que no se haya fijado, general, teniendo en cuenta lo mucho que le interesan las listas.

GENERAL (lee)

Santiago Alba , Irene Amador , Javier Azpeitia , Gloria Berrocal, Constantino Brtolo , Tina Blanco , Quintn Cabrera , Blanca Calvo, Justo Carracedo, Alfons Cervera, Jordi Dauder , Iaki Errazkin, Carlos Fernndez Liria , Eva Forest, Iaki Gil de San Vicente, Ricardo Gmez, Nahia Gonzlez , Beln Gopegui , Juan Madrid , ngeles Maestro , Antonio Maira, Javier Maqua , Andreu Martn , Juan Manuel Morales, Gonzalo Moure, Higinio Polo , Vicente Romano , Sara Rosenberg , Juan Ramn Sanz , Marta Sanz, Alfonso Sastre, Pascual Serrano, Manuel Talns, Carlos Tena ... Los de siempre.

ESCRITOR

Los de siempre y algunos ms, general. En esa lista hay varios parlamentarios e importantes cargos pblicos.

GENERAL

Lo s. Tenemos fichas muy detalladas de todos ellos.

ESCRITOR

Con una foto de frente y otra de perfil, supongo.

GENERAL

Y con huellas dactilares, patrones de voz, ADN... Y adems hemos intervenido sus telfonos y sus correos electrnicos.

ESCRITOR

Ilegalmente.

GENERAL

Y qu?

ESCRITOR

Y nada. Luego por navidad cantan eso de Viva el orden y la ley, viva la mula y el buey, y aqu no ha pasado nada. La mula sigue dando coces, y el manso buey sigue aguantando.

GENERAL

No es la mula y el buey sino la patria y el rey. Y no lo cantamos solo por navidad.

ESCRITOR

Ah, crea que era un villancico. Por lo de la rima, ya sabe: ley, buey...

GENERAL

Tambin rima con carey, grey, mamey... Pero esa rima consonante es secundaria. Lo importante es la rima conceptual entre orden y ley. El orden y la ley son, en el fondo, una misma cosa. Viva el orden y la ley es en realidad un pleonasmo, una redundancia puramente enftica.

ESCRITOR

Acaba usted de admitir que hacen cosas ilegales, o sea, que se saltan las leyes.

GENERAL

Las leyes, pero no la ley.

ESCRITOR

Le importara aclararme esa sutileza?

GENERAL

Se lo acabo de decir: la ley y el orden son una misma cosa; por lo tanto, la primera regla, que hay que anteponer a todas las dems, es mantener el orden.

ESCRITOR

A cualquier precio?

GENERAL

A cualquier precio. Ya lo dijo Goethe: Prefiero la injusticia al desorden.

ESCRITOR

La bolsa o la vida...

GENERAL

Cmo ha dicho? No pretender atracarme, aqu, en mi propio despacho...?

ESCRITOR

La bolsa o la vida es una falsa eleccin, puesto que entregando la vida no se salva la bolsa. En realidad, la propuesta del atracador, y la eleccin del atracado, es: La bolsa solo, o la bolsa y la vida. .. Los que, siguiendo al nefasto Goethe, prefieren la injusticia al desorden, una de dos: o son los beneficiarios directos de la injusticia (como el privilegiado Goethe), o no se han dado cuenta de que es una eleccin tan falsa como la bolsa o la vida. Porque la injusticia es el peor de los desrdenes, el desorden premeditado y alevoso que --con cinismo o hipocresa, segn los casos-- trastoca deliberadamente el pacto de solidaridad y respeto que hace posible la convivencia pacfica y libre, el nico orden deseable... La injusticia le impone a la sociedad toda, no solo a quienes la sufren directamente, una insoportable carga de desorden concentrado, de desorden ordenado (es decir, derivado de una orden), un desorden mucho ms nocivo que cualquier otro, porque no revuelve, sino que desestructura. Para tapar las grietas de la fachada, la injusticia socava los cimientos del edificio social. Y de todas las injusticias cometidas en nombre del orden, ninguna tan abyecta, tan repulsiva y tan desestructurante como la tortura.

GENERAL

Se da cuenta de que ha llamado nefasto nada menos que a Goethe, una de las cimas de la literatura universal?

ESCRITOR

S. Y tambin lo he llamado privilegiado. Los que se aferran a sus privilegios e intentan justificarlos por todos los medios, como muchos escritores y artistas, cuanto ms cultos e inteligentes, ms nefastos. Por eso es tan importante que un centenar de intelectuales hayan firmado esa nota.

GENERAL

Un centenar de amargados frente a millones de personas que confan ciegamente en las fuerzas del orden. Realmente se creen tan importantes? Qu esperan conseguir con sus proclamas?

ESCRITOR

Que la confianza de la gente no sea tan ciega. Que se hagan algunas preguntas, de vez en cuando. Que los propios agentes de la ley se hagan algunas preguntas... Estoy seguro de que ese artculo habr inquietado a alguno de sus hombres, general.

GENERAL

S cmo tranquilizarlos.

El escritor se levanta y coge el peridico.

ESCRITOR

Estoy seguro de que algn joven oficial se le habr acercado con este peridico en la mano y le habr dicho: Disculpe, mi general, ha ledo usted este artculo?.

GENERAL

S, teniente, lo he ledo.

ESCRITOR

Y no vamos a hacer nada, seor?

GENERAL

Qu cree usted que deberamos hacer, teniente?

ESCRITOR

Perseguir a quienes nos insultan, seor.

GENERAL

Se refiere al autor del artculo, a los firmantes de la nota...?

ESCRITOR

Me refiero, sobre todo, a quienes nos acusan de torturas y vejaciones sexuales, seor. En eso el artculo tiene razn: no podemos dejar esas calumnias sin respuesta.

GENERAL

Tampoco podemos darles ms publicidad, teniente.

ESCRITOR

Pero, seor, el honor del cuerpo...

GENERAL

El honor, teniente, es una cuestin de audiencia, y sera un craso error facilitarle al enemigo el acceso a los medios de comunicacin; no hay que dar difusin a sus argumentos, sobre todo cuando son difciles de rebatir. Vivimos en democracia, teniente; eso significa que mientras la mitad de los espaoles ms uno piensen que somos honorables, seremos honorables.

ESCRITOR

Pero, seor...

GENERAL

Se lo dir de otro modo, teniente: cuanto ms se remueve la mierda, peor huele.

ESCRITOR

Pero, seor, no se trata de remover... la mierda, sino de proclamar la verdad.

GENERAL (tras una pausa)

Teniente, voy a decirle algo que no le va a gustar, y no hace falta que le aclare que espero de usted la mxima discrecin, incluso entre sus compaeros... Por desgracia, esas acusaciones no son del todo infundadas.

ESCRITOR

Quiere decir, seor, que algunas detenidas realmente han sido maltratadas y sometidas a vejaciones sexuales por... por nuestros...?

GENERAL

Claro que no, teniente, claro que no. Pero ya sabe lo estresantes que son los interrogatorios de esos terroristas y de las personas de su entorno. Algunos de nuestros hombres, despus de muchas horas de tensin, sin dormir, sin comer caliente, a veces pierden los nervios. Y hay indicios de que en los dos casos mencionados en ese artculo se... propasaron. A una de las detenidas le levantaron la voz, e incluso la llamaron... tonta del culo.

ESCRITOR

Tonta del culo, seor?

GENERAL

S, teniente. Ya s que es inadmisible, pero no somos de piedra. Y lo peor es que a la otra detenida, la tal Amaia, parece ser que llegaron a apoyarle una mano en un hombro y a zarandearla durante varios segundos.

ESCRITOR

Es lamentable, seor, y ojal no vuelva a suceder; pero no creo que el hecho de que un par de compaeros se hayan propasado ligeramente nos impida responder a las intolerables calumnias que han lanzado contra nosotros.

GENERAL

Piense en un posible juicio, teniente. Imagnese a uno de esos malignos abogados que defienden a los terroristas, acosando con sus insidiosas preguntas al pobre oficial que, en un momento de desesperacin, zarande a Amaia: Es o no cierto que le apoy usted la mano en el hombro a la detenida?. El oficial, un hombre de honor que ha jurado decir la verdad, es incapaz de negarlo, e inmediatamente nuestros enemigos, que estn por todas partes, se abalanzan como buitres sobre la carnaza: Si han reconocido que le han tocado el hombro, qu no habrn hecho en realidad; seguro que lo de la pistola en la vagina es cierto..., etctera, etctera, etctera. Se da cuenta, teniente? No vamos a hacerles el juego a esos terroristas. No vamos a levantar la liebre.

ESCRITOR

Pero, seor, de todos modos la liebre ya est levantada.

GENERAL

Se refiere a esa proclama, teniente?

ESCRITOR

La firman algunas personas muy conocidas, seor.

GENERAL

Ah, s? Como quin?

ESCRITOR

Como Alfonso Sastre, seor. Es un famoso dramaturgo.

GENERAL

S, muy famoso, sobre todo por sus coqueteos con los terroristas, igual que su mujer, Eva Forest... Saba que los dos han pasado por la crcel? La gente de bien no escucha a esa clase de famosos, teniente.

ESCRITOR

Tambin est Juan Madrid, seor. Hizo una serie de televisin sobre la polica que no estaba nada mal; yo nunca me la perda.

GENERAL

Ah, s, Brigada central, la recuerdo bien. Una buena serie... Pero ltimamente ese Juan Madrid va mucho a Cuba; si saca los pies del tiesto, diremos que sigue consignas del rgimen castrista... Quin ms, teniente?

ESCRITOR

A los dems no los identifico, seor; pero algunos nombres me suenan mucho.

GENERAL

Pues cada vez le sonarn menos, porque esos intelectuales cada vez van a tener ms dificultades para publicar, para cantar, para salir en los medios...

ESCRITOR

Pero puesto que piden una explicacin, seor, no sera oportuno hablar con ellos, intentar... tranquilizarlos?

GENERAL

Por supuesto, teniente, y estamos en ello. Hoy mismo vamos a tranquilizar al autor de ese artculo. Y de paso le preguntaremos por cierta lista...



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter