Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-11-2007

Entrevista al escritor Carlo Frabetti
"Es necesario poner el arte y la literatura al servicio de la revolucin"

Dax Toscano Segovia
Rebelin


1. Los Estados Unidos, sobre todo bajo la administracin de W. Bush, abiertamente llevan a cabo un sinnmero de acciones con el propsito manifiesto de establecer un control militar, poltico, econmico y cultural en todo el planeta. No obstante la agresividad del imperialismo yanqui, los pueblos del mundo han rechazado estas pretensiones por medio de una lucha tenaz que se expresa en hechos concretos como la resistencia iraqu a la invasin gringa, el avance de la revolucin bolivariana venezolana, el fortalecimiento de la revolucin Cubana, las posturas progresistas de Evo en Bolivia y de Correa en Ecuador; todo lo cual nos hace pensar que, en la situacin actual, EEUU se halla debilitado. Est seriamente golpeada la hegemona de los EEUU? Las fuerzas revolucionarias estn en verdad fortalecidas?

S. En lo econmico, algunos ya hablan de EEUU como "imperio mendicante"; en lo poltico, su influencia en Latinoamrica es cada vez menor; e incluso en lo blico est sufriendo importantes reveses, como antes en Vietnam. Y tambin es indudable el fortalecimiento de las fuerzas revolucionarias (de hecho, ambas cosas estn estrechamente relacionadas). Todo ello permite pensar en cambios drsticos y muy rpidos (en trminos histricos). En este sentido, creo que la prxima dcada ser decisiva.

2. Cules seran esos cambios drsticos y decisivos a los que te refieres? y en qu sentido ser decisiva la prxima dcada?

Los peligros que afrontamos (econmicos, polticos, blicos, ecolgicos, demogrficos...) son muy serios y acuciantes. Pero tambin creo que las fuerzas transformadoras, revolucionarias, estn en su mejor momento. Creo que la prxima dcada ser decisiva porque se est librando una batalla muy encarnizada y muy rpida en muchos frentes. Podramos hablar de los combustibles fsiles y de las nuevas fuentes de energa, del control del agua, del cambio climtico... Pero voy a centrarme en la gran batalla por el domino del ciberespacio: los poderes establecidos se han dado cuenta de que Internet es un arma poderossima y muy difcil de controlar (como ocurri con la imprenta, que democratiz la lectura y propici la revolucin humanista del Renacimiento, que puso fin a la Edad Media). Si el telgrafo hizo posible la revolucin rusa, Internet est haciendo posible una nueva revolucin an difcil de calibrar, y en los prximos aos asistiremos sin duda a grandes acontecimientos ciberespaciales.

3. El imperialismo y la burguesa a nivel mundial utilizan los mass media como instrumentos para pretender imponer, abierta o sutilmente, sus ideas, sus pensamientos y seudo valores. Esto lo han logrado en gran medida. Nios y jvenes actan, creen, sienten y piensan de acuerdo a los parmetros establecidos por el poder adulto que impone su visin particular del mundo a travs de un sinnmero de mecanismos de manipulacin y de represin psicolgica y fsica. La niez y la juventud estn alienadas al punto de no querer y no poder romper con estos mecanismos de manipulacin y represin? Hay una aceptacin pasiva por parte de la niez y la juventud de estos mecanismos? Han llegado realmente a justificarlos y reproducirlos sin que medie reflexin alguna?

Los nios (y en buena medida tambin los adolescentes) estn indefensos ante los poderosos estmulos de los mass media; de ah que tenga una especial importancia la tarea de padres, maestros, escritores y dems personas vinculadas con la educacin y la cultura; nuestra responsabilidad, en este sentido, es muy grande: tenemos que luchar por todos los medios para contrarrestar la nefasta influencia que el poder ejerce sobre los ms jvenes mediante los seductores productos de la cultura de masas. No se les puede pedir a los nios que reflexionen sobre estos productos, pero los adultos podemos y debemos hacerlo por y para ellos, a la vez que les ofrecemos otros productos. En este sentido, la literatura infantil, potenciada por maestros y bibliotecarios responsables, est llevando a cabo una importante tarea.

4. T hablas de que los adultos debemos ser quienes posibilitemos la reflexin sobre los productos que ofrecen los mass media. Pero es el poder adulto, como seala Iaki Gil de San Vicente, el que los elabora. Marx seal en la 3ra tesis sobre Feuerbach una pregunta: quin educa al educador? Entonces cmo lograr en forma efectiva que las y los nios, la juventud no caiga en la alienacin que le interesa a los adultos.

Afortunadamente, no todos los adultos son iguales. Nosotros, los de izquierdas, tenemos dos tareas complementarias: producir y difundir productos culturales distintos (y en ese sentido Internet juega un papel fundamental) y combatir la cultura de masas impuesta desde el poder, sobre todo de cara a los nios: hay que defenderlos de la publicidad y de las agresiones audiovisuales en general; no prohibindoles verlas, pero s controlando lo que ven y discutindolo con ellos. Ningn padre responsable dejara unas tijeras o unas cerillas en manos de un nio pequeo, y sin embargo muchos los dejan a solas con un televisor, que es un instrumento mucho ms peligroso.

5. Los idelogos del imperialismo, sus intelectuales orgnicos, los pensadores posmodernos y los defensores del pensamiento nico, a travs de una poderosa campaa de propaganda, se presentan como los defensores de la libertad, la democracia, de la pluralidad. En este contexto las industrias culturales del capitalismo publicitan, promocionan y comercializan un sinnmero de obras literarias, musicales, plsticas que carecen de belleza, esttica y calidad artstica. Vivimos el tiempo de la cultura light, del todo vale que se caracteriza por la presencia de: a) publicaciones basura como las obras de Cuauhtmoc Snchez, Deepak Chopra; b) msica comercial con gneros como el hip-hop y el reegeton con letras de canciones caracterizadas, en muchos casos, por ser machistas, sexistas, agresivas; c) programas de televisin en los que prevalecen las novelas sensibleras, los reality shows, los programas concurso, etc.; d) pelculas taquilleras mediocres, donde se exalta la violencia, el racismo y la estupidez humana. Cmo enfrentarnos a este mundo enajenante, alienante?

La actual cultura de masas es un vil sucedneo de la cultura popular, cuyo lugar y cuya funcin usurpa gracias a la fuerza bruta de los grandes medios de comunicacin. Y la llamada "alta cultura" tambin est, en gran medida (en la medida en que se somete a las leyes del mercado), al servicio del poder, es decir, del capital. Fomentar las autnticas culturas populares y trabajar por crear y difundir productos artsticos y literarios de calidad forma parte de la lucha por la emancipacin de los pueblos, una parte importantsima. Todas las personas que hemos hecho de la cultura y la comunicacin nuestro oficio tenemos, por tanto, una gran responsabilidad.

6. Cul es el concepto qu tu tienes de cultura popular.

La misma expresin lo dice: cultura popular es la que el propio pueblo produce para el pueblo. Nada que ver con la cultura de masas, que es la que el poder produce para embrutecer al pueblo. En su ya clsico artculo "Masscult and Midcult", el ex trotskista estadounidense Dwight Mac Donald contrapone ambos conceptos; el artculo es muy objetable en muchos aspectos (sobre todo por su mitificacin de una supuesta "alta cultura"), pero tiene el inters de introducir el concepto de "masscult".

7. Una de las caractersticas de la sociedad capitalista es la que en ella todo se transforma en una mercanca. Los seres humanos somos considerados objetos de compra y venta. Vales ms por lo que tienes que por lo que eres realmente como persona. Ms importante es tu presencia fsica, que tu condicin humana. Vivimos en un mundo donde se da ms importancia a las cosas formales y banales. Esto se refuerza, principalmente, a travs de la publicidad comercial. Las personas son absorbidas por el mundo de la moda. La gente acude en forma frentica al centro comercial para, en unas ocasiones, comprar todo lo que puede y, en otras, quedarse obnubilados frente a lo que se exhibe en las vitrinas. Qu hacer frente a esto?

La publicidad, efectivamente, est jugando en la sociedad actual un papel oracular: nos dice lo que tenemos que hacer para ser amados, para tener xito, para resolver todos nuestros problemas. La publicidad equipara la felicidad al consumo y el ser al tener. Por eso hay que luchar contra ella por todos los medios, y creo que es especialmente importante sustraer a los nios a su nefasta e hipntica influencia. En este sentido, me parece fundamental, por ejemplo, que los padres y educadores controlen el acceso de los nios a la televisin. Y los adultos deberamos esforzarnos por ser menos consumistas, por no sumarnos a la continua ceremonia del despilfarro que nos impone el "American way of life". Mi propugnacin del vegetarianismo va en este sentido.

8. T propugnas el vegetarianismo como un mecanismo para salir de ese mundo consumista y de despilfarro que propone la publicidad. Pero esto tambin puede ser utilizado por la publicidad para promocionar nuevas cosas que consumir desde el vegetarianismo. Podras explicar cul es la relacin que t encuentras entre esta opcin de vida y la lucha contra ese mundo de consumismo y despilfarro? Por qu el carnivorismo lo consideras como uno de los enemigos de ese mundo posible, distinto al capitalismo? No significara esto ir contra tradiciones culinarias de ciertos pueblos?

La mayora de los seres humanos (sobre todo los pobres) son y han sido siempre prcticamente vegetarianos, por la sencilla razn de que la carne es casi siempre un lujo. Producir un kilo de protena crnica supone el gasto de hasta diez kilos de protena vegetal, lo que significa que con el grano y la soja que consume el ganado estadounidense se podra alimentar a toda la humanidad. El carnivorismo es un negocio ruinoso (para la humanidad, no para los fabricantes de hamburguesas, claro) desde el punto de vista econmico, ecolgico y diettico. Por supuesto, el vegetarianismo se puede convertir en una moda y en un negocio, como todo (incluso la solidaridad); pero decir, por ejemplo, que hay gente que hace negocio vendiendo camisetas con la imagen del Che no es un argumento contra la revolucin cubana. En cuanto a las tradiciones culinarias, solo merecen respeto si son tica y dietticamente vlidas; tambin es "tradicional" en muchas culturas (por no decir en todas) oprimir y maltratar a las mujeres.

9. El premio Nbel de la paz 2007 fue otorgado al ex vicepresidente de EEUU, Al Gore, por su lucha en defensa del medio ambiente lo cual ha sido cuestionado por varias organizaciones ecologistas que denuncian su doble moral sobre este tema debido a los vnculos que tiene con empresas petroleras, el fomento que hace de la produccin de los denominados agrocombustibles, etc. Hoy el tema ecolgico tambin se ha puesto de moda. Sin embargo, en la gran mayora de eventos mundiales en los cuales se debate sobre este problema, se han puesto al descubierto las causas reales que han puesto a la humanidad al borde del colapso ecolgico. La sociedad mercantil capitalista nos ha impuesto un modo de vida cuya caracterstica es la de usufructuar de los recursos de la naturaleza a cualquier costo, con tal de producir todos los objetos destinados para la venta en los grandes centros comerciales donde se fomenta el consumismo. Cules seran las alternativas que pudieran ayudarnos a encontrar una solucin a estos problemas?

En parte ya he contestado. Hay que tomar conciencia del despilfarro y combatirlo en todos los frentes, sin caer en la trampa del ecologismo romntico o anecdtico. La lucha es contra el capitalismo, y la batalla ecolgica, como todas las dems, cobra pleno sentido cuando se inscribe en esa lucha global. El carnivorismo, la cultura del automvil y la moda me parecen, precisamente por lo poco que se los cuestiona, tres de los mayores enemigos de ese "otro mundo" que, ms que posible, es urgente y necesario.

10. La educacin en muchos lugares lamentablemente es mecnica y acrtica. Los docentes carecen de creatividad o simplemente tienen pereza mental. Materias tan importantes y bonitas como las matemticas y la filosofa se hacen ridas, aburridas debido a que los maestros no saben transmitir sus conocimientos a los alumnos. T expones en tus libros un mundo fascinante para los nios y la juventud que les permite adentrarse en el campo de las matemticas y del razonamiento. Puede esto trasladarse a las aulas? Qu podras recomendar a quienes estamos inmersos en el campo de la educacin?

Creo que la mala calidad de la enseanza en materias como las matemticas o la filosofa no es culpa de los maestros, sino de los planes de estudio; pero los maestros pueden y deben hacer lo posible por convertir sus clases en una aventura en pos del conocimiento. Para ello no hay recetas, me temo; pero lo primero que yo le aconsejara a un maestro sera que escuchara a sus alumnos. La verdadera enseanza solo puede basarse en el dilogo; eso ya lo descubrieron Scrates y Platn, pero tendemos a olvidarlo.

11. Pero los planes son hechos por maestros tambin. Ahora cmo dialogar con un grupo que no tiene propuestas y que permanece impvido debido a los mecanismos de alienacin y enajenacin?

Cmo dialogar con los impvidos? El primer paso es intentarlo; el segundo, depender de su reaccin: eso es la dialctica, y no hay otro camino (excepto la "ltima ratio" de la violencia, claro).

12. Carlo Cmo conjugar en el momento actual el arte y la lucha por la revolucin socialista sin caer en los dogmas que estableci el realismo socialista? Es posible contribuir a la transformacin de la sociedad capitalista a travs del arte, de la literatura?

No solo es posible, sino necesario, poner el arte y la literatura al servicio de la revolucin; para lo cual basta con ser honesto consigo mismo y con los dems, al margen de los imperativos del mercado. Los artistas e intelectuales son, por definicin, personas que buscan la verdad y la belleza (que es otro nombre de la verdad), y la verdad es revolucionaria. Cualquier escritor o artista que, con tenacidad y honradez, se esfuerce por profundizar en los temas de nuestro tiempo, estar contribuyendo a la comprensin del mundo, y por ende a su transformacin.

13. Cmo conjugar arte y revolucin?

Arte y revolucin se conjugan automticamente cuando el artista es lcido y honrado. Porque todo artista sincero busca la verdad y la belleza. Y la verdad es intrnsecamente revolucionaria. Y tica y esttica, como ya dijo Platn y, ms recientemente, Wittgenstein, son una misma cosa. Habra que aadir que, por eso mismo, cualquier intento de controlar el arte desde el poder es, adems de grotesco, contrarrevolucionario (la Unin Sovitica y la propia Cuba nos dieron en el pasado lamentables ejemplos de ello).

Carlo Frabetti: Escritor y matemtico nacido en Italia. Autor de varios libros dedicados a jvenes y nios: Ulrico y la llave de oro, Malditas matemticas, El gran juego, etc.
Dax Toscano: comunicador social y docente universitario ecuatoriano, autor del libro El modelo de propaganda contra Cuba.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter