Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-11-2007

El PRD y las diferentes corrientes de izquierda en Mxico

Pedro Echeverra V.
Rebelin


 

 

 

1. El pasado domingo 18 unos 30 jvenes que participaban en el masivo mitin de la Convencin Nacional Democrtica presidida por Lpez Obrador, irrumpieron en la Catedral para protestar contra el terrible ruido de las campanas de la iglesia que durante 15 minutos impidieron escuchar al orador. Eran los jvenes ms conscientes y valerosos de la corriente lpezobradorista del PRD que as manifestaba su protesta contra un Cardenal que (durante aos en sus declaraciones) ha venido despotricando contra la izquierda y el PRD, particularmente contra la legalizacin del aborto. Los dirigentes de la fraccin Nueva Izquierda: secretario general del PRD y la presidenta del Congreso de diputados, salieron en defensa abierta de la iglesia y condenaron al castigo a los jvenes perredistas, a quienes acusaron de porros, bandoleros y provocadores. Nadie sali en defensa de los jvenes para que el PRD no perdiera votos. Se jodieron a los chavos!

 

2. Tendremos nuevos presos polticos, esta vez condenados por el PRD chupndoles la lengua a los pederastas del clero catlico? Los campesinos de San Salvador Atenco fueron encarcelados por rdenes de Fox; los dirigentes de la APPO de Oaxaca fueron llevados a la crcel por rdenes del panista Caldern y del gobernador prista de Oaxaca. Ahora los jvenes que defendan al PRD y a Lpez Obrador sern castigados por rdenes del mismo PRD en alianza con el clero. Qu tal! Cuntos jvenes defendern ahora al PRD de las agresiones arriesgando su libertad? Sin embargo, si se escucha bien el discurso perredista, se entender bien (como repiten los empresarios, el gobierno panista y cualquier medio de informacin) que toda resistencia tiene que ser pacfica, que no hay que meter las manos ni para defenderse, tampoco ofender al poder ni con el ptalo de una rosa. Se puede analizar, hablar, hablar y hablar, pero nada ms.

 

3. La poltica mexicana (como se ha analizado siempre) se integra con tres grandes posiciones: el Centro, la Derecha y la Izquierda. El PRI fue un partido de centro desde que naci como PNR en 1929, se inclin a la izquierda con Crdenas de 1933 a 1939, a partir de 1940 volvi al centro y desde 1982, con De la Madrid, Salinas, Zedillo y el neoliberalismo, se ubic a la derecha. Se mantuvo 71 aos en el poder porque supo jugar con sus discursos y concesiones populistas a campesinos y obreros, al mismo tiempo que beneficiaba con sus polticas al sector empresarial. Con esa poltica de concesiones, hasta 1982, el PRI pudo absorber y casi nulificar a los partidos y grupos de derecha y de izquierda. Los gobiernos del PRI, a pesar de acudir en varias ocasiones a la represin, como los casos de Nueva Rosita, de los ferrocarrileros, los estudiantes de 1968, etctera, su poltica no fue esencialmente represiva sino mediatizadora.

 

4. La derecha mexicana ha sido representada desde 1939, por el PAN. Este partido ha sido muy consecuente en su programa poltico que, al plantear la lucha contra la intervencin del Estado en la economa, combatir a las organizaciones sindicales y al estar en desacuerdo con el laicismo, defendiendo la educacin religiosa, se coloca en la defensa de los intereses empresariales y de la iglesia catlica. Dentro del PAN militan corrientes ultra conservadoras y otras menos retrgradas, pero en esencial la posicin originaria es la determinante. El PAN se mantuvo durante sus primeros 40 aos con actividad poltica mnima, se conformada con ser una fuerza de presin para lograr subsidios del gobierno y recibir las ayudas ms fuertes de la clase empresarial. Se conformaba con un diputado por ah o un presidente municipal. Fue slo a partir de 1882 con De la Madrid, pero sobre todo con Salinas, cuando obtuvo fuerza.

 

5. El PRD, aunque ha sido desde que naci en 1989 un partido socialdemcrata, no podr decirse que no pertenece a la amplia izquierda. La realidad es que el PRD surgi, (dirigido por Crdenas, Muoz Ledo, Ifigenia Martnez) como un partido esencialmente electoral de centroizquierda con la tarea de ganar elecciones; solamente fueron algunos sectores de izquierda quienes pensaron que podra radicalizarse y convertirlo en un instrumento de las luchas sociales. Con la estrecha alianza entre el PRI salinista y el PAN en la derecha, el PRD se movi hacia la izquierda y con el desafuero, la campaa presidencial y el fraude contra Lpez Obrador las corrientes de izquierda empujaron ms hacia las luchas sociales. Pero la realidad es que el aparato del PRD no se movi: continu pensando solamente en lo electoral. Por ese motiva la corriente Nueva Izquierda se ha fortalecido dentro del aparato y est a punto de quedarse con l.

 

6. Lpez Obrador es la otra fuerza dentro del PRD. l originalmente es socialdemcrata, es decir busc (y an) le da importancia esencial a las elecciones y sigue en busca de la Presidencia por esta va. En la prctica su combativa gira de denuncias al presidente ilegtimo en la Repblica y las formas de organizacin que aconseja slo tienen que ver con lo electoral. Muchos de sus mtodos movilizadores se acercan a las estrategias de la lucha social, pero sus discursos no rebasan las denuncias. No demostr inters por hacer un frente contra la represin en Atenco, en Oaxaca y los mineros, mucho menos para formar frentes de lucha social. Aunque debe reconocerse que no ha dejado de insistir en la defensa del petrleo y la electricidad (valindose de movilizaciones) para evitar su privatizacin. Se vislumbra que por eso el PRD no podr dividirse, porque casi todos sus militantes son socialdemcratas, es decir, buscan cargos y poder por la va electoral.

 

7. Ser socialdemcrata no es ser traidor; es simplemente pensar que los cambios en beneficio de las mayoras slo podrn lograrse ganando espacios en el gobierno y en los distintos poderes mediante el uso de las negociaciones, las elecciones y las presiones; es ms, usando dentro de la ley el movimiento de masas. En Alemania Willy Brandt, en Suecia Olof Palme, en Francia Miterrand, en Espaa Felipe Gonzlez, son modelos de gobiernos socialdemcratas y parlamentarios de primer mundo. Las condiciones de aquellos pases son extremadamente diferentes a las de Amrica Latina por eso all los cambios pueden esperar otros 100 aos de capitalismo. Estaremos en Mxico en las condiciones para esperar cunto? Mientras la socialdemocracia perredista moderna, decente, disciplinada es vista con buenos ojos por medios de informacin e intelectuales, a los jvenes radicalizados se les desprestigia y persigue. Qu esperar?

 

8. Pero el PRD no es toda la izquierda, aunque s es el aparato grande. En la izquierda mexicana hay un amplio abanico que va desde algunos miembros de los partidos registrados: PRI, Alternativa y Convergencia, hasta los grupos guerrilleros como el EPR, pasando por el PT, PRD, PRT, corrientes marxista/leninistas, maostas, guevaristas, de lucha popular, intelectuales progresistas y derechos humanos. Todos estn en el abanico de moderados, por un lado, y radicales por otro, que coinciden en la transformacin del pas en beneficio de los trabajadores y contra la explotacin capitalista, as como en luchar (de alguna manera) contra los gobiernos de derecha. Los grupos ms radicales estn comprometidos con las luchas sociales y las reivindicaciones ms sentidas de los trabajadores explotados. Suelen participar en procesos electorales pero no les tienen confianza a los partidos, a los polticos y a las elecciones.

 

9. Los gobiernos de Castro, Chvez, Morales, probablemente los de Correa y Ortega no son gobiernos socialdemcratas porque ellos pretenden (segn sus discursos, muchas de sus prcticas participativas de gobierno y las leyes constitucionales que transforman) construir desde arriba, con la participacin de los de abajo, el socialismo o una sociedad igualitaria. Son diferentes a los gobiernos socialdemcratas como varios europeos o los de Brasil, Uruguay y Argentina que dentro del mismo capitalismo buscan hacer algunas reformas o remiendos a partir de ocupar cargos en el gobierno y el parlamento. Mientras stos son siempre bien vistos por la clase capitalista dominante, los primeros son calumniados y combatidos por el gobierno yanqui y los gobiernos capitalistas. En este contexto puede analizarse el futuro de la poltica mexicana y de las corrientes de izquierda. Sobre todo del PRD que tantas expectativas despert en 1989 y 2006.

 

[email protected]



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter