Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-11-2007

Presentacin en Madrid de la FECU
Asociaciones cubanas denuncian la creacin de un nuevo grupo al servicio del Partido Popular y la ultraderecha de Miami

Jos Daniel Fierro
Rebelin


El pasado 19 de noviembre fue presentado en Madrid el ensimo intento de aglutinar al catico, y siempre enfrentado, exilio cubano. En esta ocasin la organizacin creada, Federacin Espaola de Asociaciones Cubanas (FECU), se present desde sus inicios con un inters premeditado por confundir y engaar. Algo que se puede comprobar desde su propio nombre.

Aunque en el acto de presentacin sus impulsores aseguraron que su intencin era la de unir a las organizaciones anticastristas del exilio en Espaa, y tambin a entidades culturales, humanitarias y a inmigrantes sin vnculos polticos, un da despus el secretario general de la FECU, Ernesto Gutirrez Tamargo, explico a Encuentro en la Red que la organizacin ha establecido nexos con grupos del exilio en Estados Unidos, que tienen "un papel fundamentalmente de apoyo", y llevar entre sus fines fundamentales el respaldo a las organizaciones de la disidencia interna cubana.

Espaola o no?

FECU dijo englobar en una sola voz y por primera vez al 90% de las organizaciones cubanas en nuestro pas, segn se afirmaba en El Mundo, y mostr su intencin de integrar a inmigracin cubana en Espaa. Sin embargo, con su sentido restrictivo del trmino organizaciones cubanas ha dejado fuera de su universo a cuantas no comulgan con su ideologa ultraderechista y sectaria, pues numerosas asociaciones de cubanos ya se han expresado en contra de este nuevo engendro creado para inmiscuirse en la poltica interna cubana y desestabilizar el sistema socialista de gobierno.

Incluso parece no contar, ni siquiera, con las de su rbita pues la Unin Liberal Cubana (ULC), que preside el terrorista Carlos Alberto Montaner, se apresur a aclarar que no tena "nada que ver" con la FECU.

Ya desde sus inicios esta nueva formacin mostr su vocacin ingerencista, vinculndose con los sectores ms violentos e irracionales del exilio de Miami desde el autodenominado mbito espaol. Trmino que, por cierto, no ha gustado ni tan siquiera a muchos de los disidentes cubanos, a tenor de los comentarios recogidos en muchas pginas web donde se alberga la noticia.

Pero su acercamiento a lo espaol tiene otras conexiones. En el acto de presentacin se dieron cita representantes del Partido Popular espaol y de la Direccin de Inmigracin de la Comunidad de Madrid, gobernada por la ultraderechista Esperanza Aguirre.

Su presencia se debi, como publicaron algunos medios de prensa, al auspicio del expresidente espaol Jos Mara Aznar, y al apoyo financiero por parte de la presidenta de la Comunidad de Madrid y de diversas organizaciones radicadas en Miami.

En realidad, el 90% de las organizaciones cubanas en Espaa, que la FECU dice aglutinar, son la Unin del Pueblo Cubano, presidida por Elena Larrinaga; la Asociacin Cubano-Espaola de Derecho, a cuyo frente se halla el citado Ernesto Gutirrez Tamargo; la Fundacin Hispano-Cubana, engendro del PP; empresarios cubanos en el exilio y otras nueve asociaciones no polticas, con carcter cultural, humanitario o de ayuda a los inmigrantes.

Amenazas y 'plantel de personalidades'

Pero la constitucin de la FECU ha trado otros 'gestos' que merecen ser tenidos en cuenta. Gutirrez Tamargo amenaz abiertamente a "aquellos miembros del rgimen que tengan voluntad de cambio" al afirmar que nosotros no buscamos venganzas, no queremos revanchas, no tenemos como objetivo fundamental la accin hostil [contra ellos], siempre y cuando estn dispuestos realmente a un cambio poltico en Cuba".

Por su parte el siniestro ngel de Fana, connotado terrorista al servicio de la CIA durante aos y ahora demcrata radicado en Miami, present durante el acto inaugural de la FECU una campaa de apadrinamiento a presos polticos, disidentes y sus familiares, que pide a los participantes enviar 50 dlares mensuales a sus ahijados. Es decir, establecer un fondo para mercenarios que complemente econmicamente lo que hasta ahora ha venido haciendo la administracin norteamericana.

Otros radicales de Miami pidieron a los cubanos actos de desobediencia civil que generen dificultades en los centros de trabajo, problemas de orden pblico, o la participacin social en los asuntos comunitarios.

Silvia Iriondo, vinculada al Partido Repblicano de George W Bush y a la mafia de Miami, calific a los comunistas e izquierdistas espaoles como bastardos, por no abrir la puerta a los que luchan por la libertad en la isla.

Otra de las asistentes, que ser vicepresidenta honorfica de la FECU, fue Zo Valds gran admiradora de Fulgencio Batista y sobre el que prepara su biografa.

Denuncia de asociaciones cubanas en el extranjero

Por todo ello no es de extraar que desde distintos puntos, numerosas asociaciones de cubanos en el extranjero hayan denunciado la constitucin de la FECU por ser un intento de justificar y legitimar la poltica agresiva del gobierno de EEUU contra Cuba con la complicidad de algunos gobiernos europeos.

Segn la Asociacin Comunidad Cubana de Madrid Sierra Maestra, los vnculos de la recin creada FECU con organizaciones de Miami como "Mar de Cuba", presidida por Silvia Irondo, y Plantados hasta la libertad de Cuba, dirigida por ngel Francisco de Fana, desmienten totalmente su carcter pacifico e ingenuo de "transicin democrtica", ya que estos grupos estn vinculados al terrorismo contra Cuba organizado desde Miami.

Por ello, contina la nota emitida por la Asociacin, cuando hablan de "transicin democrtica" lo que en realidad tratan es de devolver a la oligarqua cubana el poder y con ello la posibilidad de integrar nuestra patria en los EEUU, dentro de lo que los gobernantes norteamericanos denominan 'un retorno a la Unin'.

Tanto la Asociacin de la comunidad cubana en Madrid, como la Asociacin de cubanos Mart-Maceo del Reino Unido, la Asociacin de cubanos Estrella de Cuba en Alemania y la Asociacin de cubanos Races Cubanas de Francia, han emitido una declaracin conjunta en la que advierten que la FECU no representa la voluntad de las organizaciones de cubanos en Espaa, y que el llamado consenso del exilio cubano no es ms que una maniobra de una minora para negar la voluntad del pueblo de Cuba, acusando a sta y a la unin de organizaciones anticubanas de Miami de legitimar el genocidio perpetrado por los gobiernos norteamericanos a lo largo de estos casi cincuenta aos.

Para las asociaciones denunciantes el pueblo de Cuba, tiene derecho a vivir bajo el sistema poltico, econmico y social que desee, y las polticas sociales desempeadas por el gobierno cubano, no pueden ser destruidas por la ambicin mezquina de unos pocos.

Aclararon que la emigracin cubana, no es diferente a la del resto del mundo, pues los flujos migratorios, en los tiempos que vivimos, no estn motivados por razones polticas sino por la gran diferencia entre el primer mundo y el tercer mundo, puntualizando que los emigrantes cubanos no representamos cifras significativas, en el anteriormente mencionado flujo migratorio.

Una agresin que va ms all de Cuba

Pero esta maniobra que parece dirigirse nicamente contra Cuba, tambin tiene otros destinatarios segn explicaron las asociaciones de cubanos en el extranjero, pues en Amrica Latina Cuba ya no es el nico pas que habla de socialismo, no se trata de una poca de cambio, sino de un cambio de poca.

En la misma lnea se expres la Asociacion Cultural Jos Mart de Argentina, para quien el eje Espaa-Miami de exiliados anticastristas quieren extender su alcance contra gobiernos como los de Venezuela, Nicaragua, Ecuador, Bolivia, Guatemala y Argentina.

Esta organizacin alert en un comunicado expres que de continuar estas intromisiones sobre Cuba y otras repblicas soberanas, los manejos del fascista Partido Popular pondran en riesgo las relaciones de Espaa, y de sus empresas, con Amrica Latina.

En cualquier caso todas estas Asociaciones dejaron bien claro que el respeto a la voluntad de los pueblos, tiene que ser tenido en cuenta por las naciones del primer mundo pues, de otro modo, las maniobras contra Cuba, por parte de los enemigos que tratan de destruir la obra de un pueblo, tendrn enfrente a millones de personas en todo el mundo, ya que no solo Cuba es defendida por sus hijos naturales, dentro y fuera de sus fronteras, sino que son millones de cubanos de corazn, que luchan cada da por preservar la dignidad de una nacin por ser libre y soberana.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter