Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-11-2007

Militantes mexicanas viajan a Euskal Herria para denunciar la situacin de los derechos humanos
Queremos romper el muro de silencio y decir que en Mxico hay desapariciones

Ainara Lertxundi
Gara


No queremos quedarnos calladas, afirman con rotundidad las mexicanas Yolanda Castro y Nadn Reyes. Ambas han venido a Euskal Herria para denunciar la reciente desaparicin de los militantes Gabriel Cruz, Francisco Paredes y Edmundo Reyes, padre de Nadn, y romper el silencio en torno a las graves vulneraciones de derechos que, a diario, se dan en Mxico.

Siete aos despus de que la ultraderecha se instalara en el Gobierno mexicano, tenemos ms de cien personas desaparecidas y entre 800 y 1.000 presos polticos. El Ejrcito y sus distintas corporaciones estn criminalizando e intentado acallar toda protesta social, subraya Yolanda Castro, miembro del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), en el que participan 45 organizaciones de diversos sectores. La apuesta represiva del Ejecutivo se evidencia, segn destaca, en el aumento de las detenciones arbitrarias, en la militarizacin exagerada del pas y en la firma, el 22 de octubre, del Plan Mxico, una copia del Plan Colombia, y del acuerdo ASPAN (Alianza para la Seguridad y Prosperidad del Norte).

El primero, explica Cruz, contempla el asesoramiento militar por parte de Estados Unidos, la construccin de nuevas bases en todo el territorio mexicano, la compra de artefactos ms sofisticados.

El pasillo de Estados Unidos

En este marco de impunidad total se sitan, por ejemplo, los abusos sexuales a mujeres detenidas. El caso de Ernestina Asensio habla por s solo. Esta mujer indgena de 73 aos natural de Veracruz fue violada por miembros del Ejrcito en la sierra Songolica. Dieron carpetazo a la investigacin diciendo que haba muerto de gastroentiritis cuando haba pruebas contundentes del dao que le hicieron, denuncia.

En el municipio Coahuila de Castaos, prosigue, ms de 23 elementos del Ejrcito violaron y torturaron durante toda la noche a varias trabajadoras del sexo.

La preocupacin por el aumento de las vulneraciones de derechos llev a ms de un centenar de organismos de izquierda a crear el pasado 2 de octubre el Frente Nacional contra la Represin (FNCR), del cual es integrante el FNLS. La aparicin con vida de los desaparecidos y la libertad de los presos polticos son sus principales exigencias.

Yolanda Castro destaca tambin que, a raz de los atentados del 11-S y bajo los intereses geoestratgicos de Estados Unidos, a toda costa estn implementando esa `lucha antiterrorista'. Ahorita, en nuestro pas se considera terrorista a una organizacin como el ELPR que lleva ms de 43 aos de existencia. Al tener una plataforma de lucha y tratar de cambiar las condiciones de pobreza se les criminaliza. Todo luchador social es sinnimo de `terrorista'.

No duda tampoco de que con la militarizacin quieren dar seguridad a los inversores extranjeros. Mxico es el pasillo trasero de EEUU, pero con el Plan Mxico y el ASPAN ha quedado clara la subordinacin total de este Gobierno a Washington.

Sabemos que fueron torturados

Nadn Reyes ha vivido en carne propia esta realidad. Ya se han cumplido seis meses de la desaparicin en Oaxaca de su padre, Edmundo Reyes. Con l estaba Gabriel Cruz. Ambos militaban en el Partido Democrtico Popular Revolucionario del Ejrcito Popular Revolucionario y fueron vistos por ltima vez el pasado 25 de mayo. A estas desapariciones se sum, el 26 de setiembre, la de Francisco Paredes, ex preso poltico del Movimiento Armado Revolucionario (MAR).

Sabemos que fueron desaparecidos por autoridades del Estado de Oaxaca y por miembros del Gobierno Federal. Sin embargo, ellos han tratado de todas las formas posibles deslindarse de este hecho diciendo que se trata de un ajuste de cuentas entre organizaciones. Dicen que estn investigando pero no ha habido ninguna respuesta, subraya. Por contra, han sufrido un hostigamiento permanente. Quieren intimidarnos para que el miedo nos paralice y no sigamos buscando. Lo nico que pedimos es que los presenten con vida y, si han cometido algn delito, que los juzguen.

Un hostigamiento que se traduce en constante vigilancia; presencia de policas de paisano tomando fotos. No ha habido acciones directas, pero estn ah, observando todos nuestros movimientos.

Gracias al testimonio de algunos testigos han podido reconstruir parte de lo ocurrido: Tenemos constancia de que fueron torturados en el Estado de Oaxaca. Hubo gente que los vieron muy malheridos. De ah, los trasladaron a Ciudad de Mxico. Aunque hay testigos, no han querido prestar declaracin por temor a sufrir algn tipo de represin.

Interponer la denuncia tampoco ha sido tarea fcil. En un primer momento, se me neg bajo el argumento de que ellos no saban nada de la desaparicin y que no era competencia suya. Tuvimos que ir al Distrito Federal a ponerla, explica. Para hacer frente a este vaco institucional, apoyar a familias en situacin similar y denunciar este crimen de lesa humanidad, han creado el comit Hasta Encontrarlos.

Adems de poner voz a las violaciones de derechos en Mxico, con esta gira europea en la que visitarn ciudades como Pars, Amsterdam y Berln, desean tocar las conciencias de la poblacin.

No queremos quedarnos calladas. Venir aqu es romper ese muro de silencio y decir que en Mxico se estn dando desapariciones forzadas, las crceles se estn llenando y el Gobierno an tiene la responsabilidad de decirnos dnde estn las 800 personas desaparecidas en las dcadas de los 70 y 80, y las ms de cien de los ltimos siete aos. Es impresionante que en pleno silgo XXI, donde todos los gobiernos internacionales hablan de democracia y firman tratados, tengamos ms presos y presas polticas que en dcadas anteriores, concluyen.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter