Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-12-2007

Por una sanidad pblica digna y de calidad
Canarias se moviliza contra la privatizacin del sector de la salud

Rebelin


Con este lema en la pancarta de cabecera, unas cinco mil personas se manifestaron el pasado viernes en Las Palmas para exigir la paralizacin de las privatizaciones que, siguiendo la lnea marcada por los ejecutivos anteriores, est llevando a cabo el Gobierno de Canarias en amplios sectores relacionados con la atencin de la salud.

Los manifestantes, convocados por la Coordinadora por la Sanidad pblica, recorrieron a lo largo de dos horas las calles de la capital grancanaria hasta llegar a la sede del Gobierno autnomo, lugar en el que Jos Alfaro, en nombre de la organizacin dio lectura a una declaracin en la que se acusa al Gobierno canario de llevar a la prctica la poltica dirigida a provocar un deterioro sistemtico de la sanidad pblica, incluyendo agresivas campaas de desprestigio y manipulacin a travs de los medios informativos, con el fin de poder justificar despus su privatizacin ante los contribuyentes.

En este sentido, el documento se hace eco de la experiencia habida en pases como Gran Bretaa en los que la introduccin de las empresas privadas en la sanidad ha provocado, no slo el aumento de las desigualdades entre la poblacin, sino tambin el trato a pacientes y trabajadores, es decir a las mayoras, como meros instrumentos para generar el enriquecimiento de unos pocos.

Ayer lunes, la Coordinadora volvi a reunirse a las 19 horas (en el local de la Asociacin de Vecinos Aura del barrio de Cruz de Piedra) para acordar el calendario de acciones a ejecutar a partir de ahora y mantener vivo el movimiento ciudadano de lucha por la defensa de la sanidad pblica.

DECLARACION POR UNA SANIDAD PBLICA DE CALIDAD

Las condiciones del sistema pblico de salud en Canarias nos pone, a los ciudadanos y ciudadanas de las islas, frente a hechos que demuestran que el Gobierno canario y ms concretamente la Consejera de Sanidad nos estn arrebatando el derecho que todos y todas tenemos a que se nos garantice una atencin sanitaria digna y de calidad, capaz de resolver de forma eficiente los problemas de salud que sufre la poblacin.

El cierre progresivo de centros de salud, la falta de atencin en muchos de ellos durante los fines de semana, el nmero insuficiente de pediatras y de personal sanitario en general y, como consecuencias, el retraso en la asignacin de consultas tras la solicitud de citas previas o en la realizacin de pruebas diagnsticas (mdicas), las listas de espera interminables y la masificacin de las unidades de urgencias son slo algunos de esos hechos.

Hechos de los que sera una irresponsabilidad, adems de una mentira, echar la culpa al carcter pblico del sistema sanitario.

Ms bien al contrario, a da de hoy, el verdadero responsable de la grave crisis que afecta a la Sanidad pblica es el Gobierno de Canarias, que (siguiendo la lnea marcada por los ejecutivos anteriores) no ha querido tomar las medidas oportunas, ni llevar a cabo las acciones requeridas para contribuir al buen funcionamiento de un sistema sanitario que garantice y haga efectivo el derecho a la proteccin de la salud.

De todo ello es cmplice necesaria la Consejera de Sanidad, Mercedes Rolds cuya responsabilidad (mandato) es la (el) de asegurar la financiacin y distribucin adecuada de todos los recursos derivados de la atencin a los pacientes en los distintos niveles de asistencia sanitaria y no, como ha hecho y reconoce que seguir haciendo, la de favorecer los intereses especulativos de las empresas y la privatizacin continuada de importantes reas del sistema pblico de salud.

En este sentido, la poltica sanitaria del Gobierno de Canarias ha estado dirigida a provocar un deterioro sistemtico de la sanidad pblica, incluyendo agresivas campaas de desprestigio y manipulacin a travs de los medios informativos, con el fin de poder justificar despus su privatizacin ante los contribuyentes. As, en lugar de aumentar el presupuesto sanitario en funcin de las necesidades y el aumento de la poblacin, se vienen asignando incrementos a todas luces insuficientes, que sitan a Canarias entre las comunidades en las que menos se invierte en Atencin Primaria o en una de las que menos gasto por habitante dedica a la sanidad. No podemos tolerar que el Gobierno pretenda responsabilizar a los inmigrantes pobres de la masificacin actual del sistema sanitario pblico. Rechazamos esos mensajes racistas y reaccionarios que crean una infundada alarma social.

Paralelamente, se desvan cada vez ms servicios de los considerados rentables a la sanidad privada, lo que est suponiendo la merma de recursos del sector pblico en materias, por ejemplo, en conocimiento y tecnologa. Todo ello, como es lgico, est permitiendo la aparicin de empresas del sector privado listas para parasitar an ms el presupuesto pblico /vivir an ms a cuenta del dinero pblico.

Hacemos aqu un reconocimiento expreso a todos aquellos profesionales de la salud que reniegan de este tipo de prcticas y que con su trabajo consciente y desinteresado hacen que las deficiencias orquestadas por polticas y Gobiernos ineficaces tengan las menores repercusiones posibles para todos nosotros, para los ciudadanos y ciudadanas de Canarias.

Por lo anteriormente expuesto, declaramos que no vamos a aceptar las polticas que estn contribuyendo al deterioro acelerado de nuestro sistema sanitario pblico. Porque sabemos de la experiencia de otros pases en los que la introduccin de las empresas privadas en la sanidad ha provocado, no slo el aumento de las desigualdades entre la poblacin, sino tambin el trato a pacientes y trabajadores, es decir a las mayoras, como meros instrumentos para el enriquecimiento de unos pocos.

Por todo lo anteriormente expuesto, exigimos medidas inmediatas en cuanto a:

  1. Atencin primaria cercana al paciente, con ambulatorios y consultorios bien situados en los barrios y pueblos, preparados para una atencin de salud preventiva.

  1. Centros de Salud dotados de todos los medios para dar un buen servicio de urgencias, rayos X, anlisis clnicos y especialidades ms demandadas (cardiologa, traumatologa, pediatra, salud mental, etc), como medio para acabar con las listas de espera.

  1. Plan de choque para acabar con las listas de espera en especialistas, ciruga y rehabilitacin.

  1. Puesta en marcha de los Consejos locales de Salud, dando entrada a la participacin ciudadana.

  1. Paralizacin de todos los proyectos de privatizacin de servicios y rescate de todos aquellos gestionados por empresas privadas, acabando con la poltica de conciertos.

Las Palmas de Gran Canaria, 30 de noviembre de 2007

COORDINADORA POR UNA SANIDAD DIGNA Y PUBLICA

Jos Alfaro Castillo - Jos del Toro Augusto

c/ Azafata Delgado, 1

35014 Las Palmas de Gran Canaria



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter