Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Silencio, habla el rey de Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-12-2007

"Por qu no te callas?" o la colonialidad del poder

Boaventura de Sousa Santos
Sin Permiso



"Por qu no te callas?". Esta frase, pronunciada por el rey de Espaa dirigindose al presidente Hugo Chvez durante la XVII Cumbre Iberoamericana realizada en Chile el pasado 10 de noviembre, corre el riesgo de quedar en la historia de las relaciones internacionales como un smbolo cruelmente revelador de las cuentas por saldar entre las potencias ex colonizadoras y sus ex colonias. De hecho, nadie se imagina a un jefe de Estado europeo dirigindose pblicamente en esos trminos a un par europeo, cualesquiera fuesen las razones del primero para reaccionar ante las consideraciones del ltimo. Como cualquier frase que interviene en el presente a partir de una larga historia no resuelta, esta frase es reveladora en diferentes niveles.

En primer lugar, revela la dualidad de criterios para evaluar qu es o no democrtico. Est documentado el involucramiento del primer ministro de Espaa de entonces, Jos Mara Aznar, en el golpe de Estado que en 2002 intent derrocar a un presidente democrticamente electo, Hugo Chvez. Como a esa altura Espaa presida la Unin Europea, esta ltima no puede siquiera clamar su total inocencia. Para Chvez, Aznar al actuar de esta forma se comport como un fascista. Podra llegar hasta cuestionarse la adecuacin de este epteto. Pero, no hay tantas razones para defender las credenciales democrticas de Aznar, como hizo patticamente Zapatero, como para denunciar el carcter antidemocrtico de su injerencia? Se hara lugar a la misma vehemente defensa si un presidente electo de un pas europeo colaborase en un golpe de Estado para deponer a otro presidente europeo electo?

La dualidad de criterios tiene an otra vertiente: la valoracin de los factores externos que interfieren en el desarrollo de los pases. En los primeros discursos de la Cumbre, Zapatero critic a aquellos que invocan factores externos para encubrir su incapacidad para desarrollar a los pases. Era una alusin a Chvez y su crtica al imperialismo norteamericano. Pueden criticarse los excesos de lenguaje de Chvez, pero no es posible hacer esta afirmacin en Chile sin tener presente que all, hace 34 aos, un presidente democrticamente electo, Salvador Allende, fue depuesto y asesinado por un golpe de Estado orquestado por la CIA y Henry Kissinger. Tampoco es posible hacerlo sin tener presente que actualmente la CIA tiene en curso las mismas tcticas usando el mismo tipo de organizaciones de la "sociedad civil" para desestabilizar a la democracia venezolana.

Tanto Zapatero como el rey quedaron particularmente irritados por las crticas a las empresas multinacionales espaolas (busca desenfrenada de lucro e interferencia en la vida poltica de los pases), realizadas en diferentes tonos por los presidentes de Venezuela, Nicaragua, Ecuador, Bolivia y Argentina. Es decir, los presidentes legtimos de las ex colonias fueron mandados a callar pero, de hecho, no se callaron. Esta negacin significa que estamos por entrar en un nuevo perodo histrico, un perodo poscolonial, teorizado, entre otros, por Jos Mart, Gandhi, Franz Fanon y Amlcar Cabral, y cuyas primicias polticas se deben a grandes lderes africanos como Kwame Nkrumah. Ser un perodo duradero que se caracterizar por una fuerte afirmacin de los pases que se liberaron del colonialismo europeo en la vida internacional y se basar en la recusacin de las dominaciones neocoloniales que han persistido ms all del final del perodo colonial. Esto explica por qu la frase del rey de Espaa, destinada a aislar a Chvez, fue un tiro que sali por la culata. Por la misma razn se explican los sucesivos fracasos de la Unin Europea de aislar a Roberto Mugabe.

Pero, "por qu no te callas?" es todava reveladora a otros niveles. Destaco tres. Primero, la desorientacin de la izquierda europea, simbolizada por la indignacin hueca de Zapatero, incapaz de darle cualquier uso creble a la palabra "socialismo" e intentando desacreditar a aquellos que lo hacen. Puede cuestionarse al "socialismo del siglo XXI" yo mismo tengo reservas y preocupaciones en relacin con algunos desarrollos recientes en Venezuela, pero la izquierda europea deber tener la humildad para reaprender, con la ayuda de las izquierdas latinoamericanas, a pensar futuros poscapitalistas. Segundo, la frase espontnea del rey de Espaa, seguida del acto insolente de abandonar la sala, mostr que la monarqua espaola pertenece ms al pasado de Espaa que a su futuro. Si, como escribi el editorialista de "El Pas", el rey desempe su papel, es precisamente este papel el que ms y ms espaoles ponen en cuestin, al abogar por el fin de la monarqua, en definitiva una herencia impuesta por el franquismo. Tercero, dnde estuvieron Portugal y Brasil en esta Cumbre? Al mandar a callar a Chvez, el rey habl en familia. Brasil y Portugal son parte de ella?

* [B. de Sousa Santos es Doctor en Sociologa del Derecho por la Universidad de Yale, catedrtico en la Universidad de Coimbra, Portugal, y profesor visitante en las universidades de Wisconsin, Madison, Sao Paulo, y en la London School of Economics.]


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter