Portada :: Mentiras y medios :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-12-2007

Una teora a propsito de la crisis que afecta la relacin entre el estado boliviano y los medios
Los periodistas como obreros del conflicto

Wilson Garca Mrida
Rebelin



La ciencia poltica tuvo a bien, en su evolucin, dejar sentado el concepto de Estado en su ms estricta e irrefutable acepcin. Resume la esfera de lo pblico. Y bajo la avanzada concepcin de Gramsci es la "sociedad poltica totalizadora" en la cual deben concurrir cuatro elementos imprescindibles que constituyen esta categora: el pueblo que es su elemento humano, el territorio como su entorno fsico, el poder poltico que es la facultad de mando sobre la sociedad, y la soberana que es su capacidad de auto gestionarse.

Siendo el Estado la sociedad poltica totalizadora, es decir un germen natural del totalitarismo, Gramsci nos provey del antdoto ms eficaz en teora y convincente en la prctica: la sociedad civil, que es el germen natural de la democracia, all de donde emergen las corrientes de reforma tica e intelectual para transformar el Estado desde la cotidianidad de las necesidades culturales y domsticas, all donde es posible hallar la genuina esencia de un (todava hoy) hipottico Estado comunitario" como efecto estatal de una articulacin racional y emotiva entre la sociedad poltica (esencia estatal) y la sociedad civil (esencia comunitaria).

El exceso de racionalismo que despliega la sociedad poltica (el Estado) para imponer su dominio sobre las subalternidades refugiadas en la sociedad civil (la Comunidad), que a la vez reaccionan con naturales apasionamientos ante realidades polticas como el prebendalismo y tantas otras formas de arbitrariedad y corrupcin, da lugar a un escenario de crisis general estructural: crisis de hegemona, crisis de liderazgo, crisis de instituciones. Corresponde en estas coyunturas la definicin de discursos alternantes, es decir la formacin de renovadas corrientes de opinin pblica capaces de delimitar y aislar los mbitos absorbentes de la sociedad poltica en decadencia (la gestin pblica prebendalizada y sus eternas partidrocracias), frente a la emergencia de renovacin tica y moral gestada desde la sociedad civil como protagonista de una accin comunicativa en el sentido de Habermas.

La comunicacin es una va expedita para lograr el efecto estatal de las emergencias ticas y renovadoras de la sociedad civil (fuerza comunitaria), frenando las pulsiones totalitarias y corruptas de la sociedad poltica (fuerza estadlatra).

Para los comunicadores inmersos en este conflictivo proceso el dilema es simple: o trabajas convalidando los mensajes dominantes de la sociedad poltica (con toda esa carga de autoritarismo, sectarismo y desinformacin), o militas en la sociedad civil contribuyendo con transparencia informativa a la constitucin de un discurso contra-hegemnico y autnticamente renovador. Para los periodistas, que somos trabajadores del conflicto por excelencia, este dilema pone a prueba de fuego nuestra calidad tica y profesional.

Email: [email protected]



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter