Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-12-2007

Sobre Carlos Tena, May Graterol y Telesur
La peor defensa es un mal ataque

Santiago Alba Rico
Rebelin


Por dos motivos acog con reservas antes de ayer las crticas dirigidas por Carlos Tena a la cadena Telesur (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=60016): uno, subjetivo, relacionado con mi deseo de apoyar un proyecto de comunicacin al mismo tiempo poderoso y alternativo del que dependen en parte el destino de la revolucin bolivariana y su proyeccin internacional; y otro, objetivo, asociado al carcter ms bien expeditivo y temperamental de la crtica, desprovista de datos documentados y verificables por el lector. Pero debo decir que la respuesta de May Graterol, directora general de servicios a produccin de Telesur (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=60090), ha despertado en m la inquietud que el texto de Tena apenas haba logrado despeinar. Hay formas de defenderse que iluminan y justifican y hasta reclaman los ataques y que dan la razn al oponente. Yo no estaba preocupado y ahora s. El exabrupto furibundo y ofendido de Graterol contra un intelectual y militante de reconocido prestigio, y la deformacin intencionada y suspicaz de su discurso, me hacen temer de pronto que las crticas de Tena han dado en el blanco. Tanta pasin pone en fumigar su respuesta de todo espritu autocrtico y en ensalzar a gritos lo que nadie impugna, que el lector no puede dejar de pensar que lo que ocurre es que los reproches de Tena han pinchado a ciegas el nervio acertado.

Veamos algunas cosas que no me gustan y que me inquietan de la respuesta de Graterol. Con razn cuestiona los mecanismos de medicin y las cifras de rating de Carlos Tena, pero ella, a su vez, no slo no aporta al lector instrumentos o resultados ms fiables a partir de los cuales podamos representarnos la verdadera audiencia de Telesur sino que se apropia de alguna manera escandalizada por el derrotismo del crtico- los 50 millones de espectadores potenciales que hoy por hoy no ven la cadena. Lo que es tanto como decir que este artculo que estoy redactando es el ms ledo de la historia ms an que la Biblia y el Corn- porque podran leerlo unos 300 millones de hispanohablantes alfabetizados, aunque sepa que esto no ocurre ni ocurrir nunca. Como cobro derechos de autor por los lectores potenciales soy adems el hombre ms rico del mundo, al menos de la misma manera en que Don Quijote era el ms audaz y valiente paladn del universo y el que ms gigantes haba matado y ms doncellas liberado de la cautividad. A los que apoyamos Telesur nos gustara saber qu ndices de audiencia tiene la cadena y no los que todava no tiene y nunca podr tener.

No me gusta tampoco que May Graterol se imagine a Carlos Tena cmodamente sentado frente a un ordenador con el televisor encendido a sus espaldas, no slo porque la imaginacin a veces nos juega malas pasadas, no slo porque es difcil imaginar de otra manera a una directora de produccin de un canal de TV que cobrar por ello un sueldo mucho ms alto que el austero y atrafagado Tena, remunerado en pesos cubanos- sino sobre todo porque un argumento ad hominem (y cunto ms una fantasa ad hominem!) es siempre la forma menos elegante y ms sospechosa de escamotear una respuesta. Puesto que no ha querido callarse y ha considerado necesario dar una explicacin, la obligacin de Graterol no era la de juzgar desde dnde se hacen las crticas sino la de demostrar que no tienen fundamento.

Tampoco me ha gustado la reaccin de May Graterol a la demanda, justificada o no, de Carlos Tena. A la exigencia de dimisin de todos los cargos directivos de Telesur, Graterol opone la enumeracin de una serie de grandes proyectos (obras en la sede del canal, inversin en nuevas tecnologas, escuela de periodistas, corresponsalas en el extranjero) que Tena estara pidiendo a gritos que se abandonasen, lo que es tanto como pretender que, si yo pido la renuncia del rey Juan Carlos en Espaa, estoy pidiendo la desaparicin de la puerta de Alcal o de la catedral de Burgos o, si reclamo una gestin mejor para el ministerio de Cultura, estoy pidiendo que vuelen el Museo del Prado. Por lo dems, la extempornea enumeracin de esos proyectos slo demostrara, en todo caso, que Telesur no tiene problemas de presupuesto y que, de estar fundamentadas las crticas de Tena, no podran justificarse invocando la falta de recursos. Tan absurda es esta defensa que, a los reproches de estar haciendo las cosas mal, lo que en realidad responde Graterol para justificarse es lo siguiente: es que tenemos mucho dinero. De manera justificada o no, lo que Tena est pidiendo no es que Telesur renuncie a sus ventajas sino que las gestione bien; no est reprochando a la cadena sus recursos sino su mala utilizacin; no est reclamando que se abandone el proyecto sino que cumpla los objetivos para los que naci. Tanto tiene que bombardear el sentido comn la directora de produccin a fin de identificar sin alternativa la existencia de Telesur con el actual equipo directivo que uno acaba preguntndose si est haciendo otra cosa que proteger su cargo y su salario.

Hay protestas que slo consiguen dar consistencia a las crticas. Los que creemos en la necesidad irrenunciable de Telesur y precisamente por ello; los que consideramos que no se trata de construir la CNN de la revolucin sino de hacer una revolucin contra la CNN, nos sentimos ms inquietos por la respuesta de May Granerol que por los reproches de Carlos Tena. Por eso, con el respeto y admiracin que me merecen Aram Aharonian o Andrs Izarra entre otros tantos periodistas comprometidos y capacitados-, debo decir que despus de la defensa de Granerol somos muchos ms los que estamos interesados en conocer la respuesta a algunas preguntas que hasta ahora nos parecan superfluas o incluso destructivas: qu tiene que decirnos May Granerol de la relacin entre Telesur y Mediapro? Ha habido una purga ideolgica de periodistas en la cadena? Cul es el modelo informativo que realmente defiende? De qu modo est participando su magnfico plantel de consejo asesor en la definicin de los contenidos? La escuela de formacin John Reed, tan encomiable como necesaria, pero de la que no encuentro informacin ni en Internet ni en la pgina de Telesur, qu programa de enseanza ofrece y quines son los responsables de los cursos de formacin?

Ojal que May Granerol haya comprendido que la peor defensa de un buen proyecto es un mal ataque a un compaero de viaje y nos tranquilice a todos con sus respuestas.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter