Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-12-2007

50 mil nios devueltos y deportados a Mxico en un ao

Rmulo Hernandez
Rebelin


Hace apenas un ao, "Lupe" sali de Veracruz (Mxico) con su hijo de tres aos. Las altas temperaturas del desierto de Arizona (EEUU) acabaron con la respiracin del pequeo. Camin varios das con el cuerpecito. Finalmente lo dej al pi de un rbol para buscar ayuda.

La Patrulla Fronteriza estadounidense dio con ella, pero "Lupe" no inform de inmediato sobre el menor por temor a ser acusada por la muerte del mismo. Esper llegar al centro de detenciones. Las autoridades migratorias lo buscaron hasta conseguirlo. El juicio que estuvo a punto de iniciarse en contra de "Lupe" fue impedido por el consulado de Mxico en Tucson, segn inform en su momento el funcionario Juan Manuel Caldern.

En otras ocasiones, cuando un pequeo de cinco a diez aos camina con alguno de sus padres por las intrincadas rutas de la frontera y son sorprendidos por la Patrulla Fronteriza, alguien en el grupo toma al nio y huye con l separndolo de sus padres o familiares, agreg el mismo funcionario a la prensa. No aclar si se trataba de un tipo de secuestro cotidiano entre los "coyotes".

Si el menor es encontrado por los agentes se le notifica al consulado, por lo general, mexicano. Luego los funcionarios de su pas, si comprueban que el nio est imposibilitado de aportar informacin por ser demasiado pequeo o por expresarse en una lengua indgena, buscan en sus pertenencias por un papelito con algn nmero de telfono o direccin.

Muchas veces, cuando el infante aparece, lo hace solo. Con marcas fsicas y emocionales ocasionadas por los asaltos, golpes, abusos sexuales y accidentes que sufren durante la travesa. Otros, no llegan a concretar el paso fronterizo por perder alguna extremidad ya que en su paso por el sur de Mxico se cuelgan de barrotes en el exterior de los vagones del tren. En una ocasin no muy lejana, hasta la Conferencia de Obispos de EEUU lo denunci. Pero si prefiere la historia en primera persona, pregntele a algn vecino suyo en este pas. Lamentablemente es demasiado fcil enterarse de las dramticas ancdotas.

Para muestra bastan las cifras. De 50 mil nios, nias y adolescentes repatriados en un ao de Estados Unidos a Mxico, la mitad de ellos lo hizo sin ser acompaados por un adulto, segn lo inform recientemente Margarita Zavala de Caldern, presidenta del Consejo Consultivo del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y Primera Dama de Mxico.

Igualmente de acuerdo a las autoridades mexicanas, desde el primero de enero de 2004 al 15 de abril del 2007, ha regresado a Mxico (slo por el estado de Chihuahua) un total de 27 mil 521 menores de edad de los cuales una tercera parte son nias o jovencitas. En una oportunidad el consulado en El Paso indic que entre los nios haba pequeos de hasta dos aos de edad.

La Oficina de Control de Inmigracin y Aduanas (ICE), por su parte registr alrededor de 220 mil deportaciones de octubre de 2006 a julio de 2007, de personas de todas las edades. Cifra rcord. La ms alta alcanzada por esta agencia en su historia.

Slo para el ao pasado (2006) los datos del Instituto Nacional de Migracin (INM) en Mxico precisan que fueron 514,779 las repatriaciones procedentes de Estados Unidos, referidas a deportaciones y salidas voluntarias.

Por si fuese poco el drama, la American Immigration Law Foundation (AILF) inform hace un par de meses que entre dos mil y tres mil cadveres de hombres, mujeres y nios han sido encontrados a lo largo de la frontera suroeste desde 1995, incluyendo por lo menos mil en el sur de Arizona, lo cual segn algunos crticos de la situacin migratoria, llega a ser diez veces ms el nmero de vctimas que el total provocado por el muro de Berln durante sus 28 aos de existencia.

Las estadsticas vienen a la mente a propsito del caso de Sal, el muchachito estadounidense de ocho aos, hijo de Elvira Arellano. S, la mexicana que pas un ao escondida en una iglesia de Chicago y que por estar indocumentada, recientemente fue deportada a Mxico. En medio de su desgracia, ambos gozan del apoyo de activistas por los derechos humanos.

El pequeo, viviendo ahora sin su madre en EEUU, poco a poco se ha convertido en un elemento emblemtico de la situacin migratoria entre ambos pases.

Su deambular por iglesias y foros pidiendo una poltica migratoria ms humana nos abofetea, recordndonos el calvario de una travesa fronteriza que no siempre termina en un retn para repatriados.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter