Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-12-2007

Saquemos a Cristo de la Navidad
Liberando la Navidad del cristianismo

Raymond J. Lawrence
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Mucha gente en la comunidad cristiana se siente agraviada por el uso de Navidad por la cultura en general, y an ms atormentada por el uso de los temas navideos para propsitos que no considera congruentes con los valores cristianos. Como ministro cristiano (especficamente, episcopaliano) durante medio siglo, he escuchado este grito del corazn una y otra vez y nunca lo he considerado convincente.

Es casi seguro que la accin defensiva contra la usurpacin secular o no-cristiana de Navidad sea infructuosa. Cualquiera que viaje en Asia, en especial en Japn y Taiwn, puede presenciar una adopcin entusiasta de Navidad que se ubica an ms lejos del cristianismo. En pases en los que los cristianos forman una pequea fraccin de la poblacin muchos celebran Navidad, especialmente en Asia, sin tener ninguna idea de qu es lo que el cristianismo pueda representar para los cristianos. Ya que la cultura estadounidense domina actualmente la cultura del mundo no hay forma de extraer la exportacin de la Navidad de la exportacin de la cultura estadounidense en general.

Hay algunos excelentes motivos por los que los cristianos debieran renunciar a la lucha por restablecer la propiedad de la Navidad y dejar de resistir su as llamada secularizacin.

Ni la Navidad ni nada de lo que representa tuvieron su origen en el movimiento de Jess o en la temprana Iglesia cristiana. No hay nada sobre Navidad en la Biblia, y las historias del nacimiento de Jess en los evangelios de Mateo y Lucas no consideradas histricas por los eruditos no contienen nada que las vincule intrnsicamente con diciembre o enero. Tampoco los valores de Navidad son especficamente valores cristianos para comenzar.

La Navidad fue adoptada tarde por la cristiandad, hace unos trescientos aos. Fue incorporada al cristianismo en el Siglo IV, tal como el consumo de pescado el da viernes fue incorporado durante la misma poca. (Los romanos imperiales coman pescado los viernes para honrar a Venus, la diosa del amor, por ser el pescado el alimento del amor y del sexo.) El consumo de pescado los viernes fue simplemente adoptado por el cristianismo y recibi una justificacin revisada, es decir que Jess muri un viernes, as que hay que abstenerse de comer carne el viernes.

En la Roma imperial, la fiesta del 25 de diciembre en honor del Sol Invencible, Sol Invictus, iba acompaado por el intercambio de regalos, el corte de verduras, el encendido de velas, y festivales pblicas en conmemoracin de la nueva vida. El sol, despus de todo, haba girado en el cielo y sala antes y se pona ms tarde, despus del solsticio de invierno. Roma el 25 de diciembre, antes del cristianismo, se pareca mucho a Nueva York el 25 de diciembre despus del cristianismo.

En el siglo IV, la Iglesia cristiana, despus de ser adoptada por el emperador Constantino pas, de modo bastante repentino, de ser una minora perseguida a ser la religin imperial oficial de Roma. La Iglesia, reaccion importando las narrativas del nacimiento de Jess de Mateo y Lucas a la fiesta de Sol Invictus y borr toda referencia a los dioses paganos. Podra argumentarse que los cristianos, con la autoridad de los emperadores romanos en su apoyo, robaron Navidad a la sociedad pagana. Ahora tal vez sea hora de devolvrsela.

El reformador protestante del Siglo XVII, Juan Calvino, padre del presbiterianismo de la Reforma Protestante, aboli por completo la Navidad en Ginebra. Trataba de eliminar los aditamentos de la ltima poca de Constantino que haban distorsionado el contenido original del movimiento de Jess. Protestantes de la poca posterior decidieron que la Navidad era demasiado buena para abandonarla.

Navidad es una poca maravillosa. El encendido de velas, la entrega de regalos (incluso el intercambio de regalos) y el recuerdo del resurgimiento del mundo natural, el sol y las plantas verdes, son actividades con las que cualquiera en cualquier religin puede deleitarse y reconfortarse. No precisa ser cristiano para hacerlo.

Los cristianos que intentan construir una cerca cristiana alrededor de Navidad, protegindola de la influencia secular y no-cristiana, dan realmente la impresin de ser tacaos y hostiles hacia el mundo no-cristiano.

Es hora de sacar a Cristo de Navidad, y de alentar a todo el mundo a celebrar la renovacin del sol que da la vida (por lo menos en el hemisferio norte) mediante la luz de velas, el corte de follaje, la entrega de regalos, y para mostrar generosidad al prjimo, especialmente al necesitado. Ninguna de esas actividades exige que se sea cristiano, ni siquiera comprender algo del cristianismo.

Liberar la Navidad de las garras del cristianismo demostrara una generosidad de espritu por parte de los cristianos que establecera un buen ejemplo en estos das de creciente antagonismo entre las diversas religiones del mundo.

---------------

Raymond J. Lawrence ha sido clrigo episcopaliano durante 46 aos, Director recientemente pensionado de Atencin Pastoral, Hospital Presbiteriano de Nueva York, y autor de numerosos artculos de opinin en peridicos en EE.UU., y autor del libro recientemente publicado Sexual Liberation: The Scandal of Christendom [Liberacin sexual: el escndalo de la cristiandad] (Praeger).

http://www.counterpunch.org/lawrence12152007.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter