Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-12-2007

El informe del MST entregado a la relatora de la ONU critica el agronegocio

Adital


El Movimiento de los Sin Tierra elabor un Informe sobre la situacin del campo brasilero y los derechos humanos para ser entregado a la relatora de las Naciones Unidas (ONU) durante las celebraciones del aniversario de la Declaracin Universal de los Derechos Humanos - 10 de diciembre. El Informe critica la fuerte presencia del agronegocio en el campo brasilero, que promueve una ofensiva de inversiones de capital extranjero en el pas y ampla la concentracin de la propiedad de las tierras.

Actualmente, la agricultura brasilera est bajo el dominio de 50 grandes conglomerados - algunos son brasileros, pero estn asociados con las transnacionales. Para el Informe, el modelo del agronegocio no deja espacio para la agricultura familiar, ni para la Reforma Agraria.

"Al contrario, los pobres del campo sern expulsados hacia las ciudades o tendrn asistencia de medidas de compensacin social, como la Beca Familiar, Funrural, entre otros", expresa el Informe. Agrega que la viabilidad de un programa de democratizacin de la tierra depende de la superacin del modelo econmico neoliberal. As, es preciso derrotar a los intereses de las empresas transnacionales de la agricultura y cambiar el modelo del agronegocio.

"Los enemigos de la reforma agraria no son slo los antiguos terratenientes atrasados, sino las empresas transnacionales y sus aliados, los hacendados capitalistas dichos modernos". stos tienen el apoyo del Estado, del Poder Judicial, y de los grandes medios de comunicacin, que defienden al agronegocio como alternativa para el desarrollo de Brasil.

Segn el Informe, son esas empresas del agronegocio que controlan el mercado interno y externo, los precios y los insumos industriales: "Tambin producen los agrotxicos y mquinas y dominan las grandes redes de agroindustrias, cada vez ms concentradas y centralizadas. En cada cadena productiva, como leche, aves, carne de cerdo, slo tres o cuatro empresas controlan el mercado y los precios".

Bastante contundente, el documento afirma que las tierras que el gobierno brasilero est mostrando como disponibles para la produccin de agrocombustibles, ya tienen dueos: campesinos, quilombolas, pueblos indgenas. En ese sentido, el informe alerta: "Es una enorme irresponsabilidad continuar propagandizando la existencia de esas tierras como tierras disponibles, pues anticipa la violencia futura".

La explotacin de mano de obra por parte de las industrias del agronegocio tambin es citada. Entre 1995 a septiembre de 2007, ms de 24 mil trabajadoras y trabajadores rurales fueron encontrados en condiciones de trabajo esclavo. Una investigacin de Reprter Brasil muestra que despus de la pecuaria, con el 62% de los casos en Brasil, se encuentran la produccin de carbn (12%), de soja (5,2 %), de algodn (4,7%) y de maz (3,1%). La impunidad en los delitos contra los trabajadores rurales sin tierra es una de las principales causas de la permanente violencia en el campo.

Segn el ndice Gini 2006, Brasil tienen la segunda mayor concentracin de tierras del mundo. Concentracin que est relacionada histricamente con la ampliacin de las desigualdades econmicas y sociales, tanto en las ciudades como en el campo. Hasta inclusive las pocas tentativas del gobierno de incentivar la agricultura familiar tropiezan con la explotacin de las empresas.

Traduccin: Daniel Barrantes - [email protected]



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter