Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-10-2004

Coalicin Canaria, la voz latina en Madrid

Ramn Prez Almodvar
Rebelin


Paulino Rivero es uno y trino. Alcalde vitalicio de El Sauzal, diputado de CC desde hace 10 aos y presidente de la coalicin, super estas marcas cuando lleg a compatibilizar la alcalda con el escao en el Congreso junto con la vicepresidencia del Cabildo de Tenerife y la secretara general de ATI. Sin duda, por esta capacidad de trabajo reconocida se le nombr presidente de la Comisin de Investigacin del 11-M.

Aunque quizs por tanto exceso de trabajo y preocupaciones le quede poco tiempo para leer libros y pensar con calma las iniciativas parlamentarias que presenta en nombre de la voz de Canarias en Madrid. Una fuerza poltica con representacin en el Congreso debe responder al inters general, como as se presenta en las elecciones, y no defender el inters particular.

Es sintomtico que la primera interpelacin de CC en el Congreso dirigida al Gobierno, en este caso a la ministra de Medio Ambiente, haya tenido que ver con el concierto Son Latinos, no sobre las medidas de seguridad del Estado en Canarias para evitar una catstrofe similar a la del Prestige en Galicia, por ejemplo. Es eso defender el inters general? Para eso ha sido elegido Paulino Rivero?

Es inadmisible que un diputado que vive en un Comunidad donde la Administracin pblica, en especial los ayuntamientos, es considerada el verdadero delincuente medioambiental por la fiscala del Tribunal Superior de Justicia de Canarias interpele a un miembro del Gobierno sobre un concierto musical de dudosa calidad artstica que, adems, es ilegal.

Como se recordar, en la memoria de la Fiscala del TSJC de 2001, el Ministerio Pblico inclua un informe donde se expona literalmente: se permite la urbanizacin turstica en zonas alejadas del municipio, en aquellas en que el promotor ha comprado cientos de miles o millones de metros cuadrados a precio de finca rstica, se reclasifica posteriormente en urbanizable y se presenta el correspondiente plan parcial que ya contaba con el beneplcito de las autoridades municipales. El resultado: un gran pelotazo urbanstico para los promotores (...), construcciones en lugares imposibles, participacin de polticos en negocios inmobiliarios (...). (1)

Segn los fiscales, buena parte de los delitos urbansticos que se consuman en Canarias cuentan con la cooperacin necesaria de la Administracin al otorgar licencias que contradicen abiertamente la legalidad, amparndose en la indefinicin de la normativa urbanstica y sectorial aplicable en unas ocasiones y en otras aplicando la librrima voluntad del rgano decisor incluso en contra de los informes tcnicos. Se deber a este informe la elaboracin de las Directrices de Ordenacin?

Uno de los casos ms claros se produjo durante la ltima legislatura de Adn Martn como presidente del Cabildo, cuando la corporacin insular subrog las competencias urbansticas del municipio de San Miguel, con el pretexto de solucionar problemas en Amarilla Golf, propiedad de Antonio Tavo. Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, por medio de una empresa interpuesta, Gestur, se decidi la recalificacin de ms de 600.000 metros cuadrados propiedad del padre de la ex esposa de Adn Martn, y de otra parcela de 800.000 metros cuadrados que compr el empresario Antonio Plasencia a precio de finca rstica a la familia Marrero, que nunca pudo conseguir la recalificacin de sus terrenos como suelo urbanizable. Eso es inters general. (2)

Este modelo de desarrollo se traslada a megaproyectos como el Puerto Industrial de Granadilla, que se pretende ejecutar pese a los informes negativos de impacto ambiental de la propia consejera de Poltica Territorial y Medio Ambiente, al Plan General de Ordenacin Urbana de Santa Cruz o a la denominada Va o Autopista Exterior, que incluyen las expropiaciones de numerosas viviendas para cubrir el terreno de asfalto y cemento, colocar polgonos industriales y logsticos en los alrededores de la va y preparar el terreno para que los mismos de siempre lo urbanicen todo, incluyendo 210.000 metros cuadrados para la Zona Especial Canaria en Los Baldos, muy cerquita de la non nata ciudad deportiva del CD Tenerife, ya que sus deudas con CajaCanarias obligarn al club a vender el suelo para construir viviendas. Vctor Prez Ascanio trabajaba en el rea de Urbanismo del Ayuntamiento de La Laguna.

El concierto Son Latinos que defiende Paulino Rivero contaba con una subvencin del Gobierno de Canarias de 300.000 euros (50 millones de pesetas), concedida a fondo perdido, sin tener que justificar gastos, y otra de 25 millones de pesetas del Cabildo de Tenerife. En 2003 se realiz pese a contar con un informe negativo del departamento de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife, que se obvi mediante un escrito de dos prrafos suscrito por el consejero de Medio Ambiente, Wladimiro Rodrguez Brito, y mandado por fax a la Demarcacin de Costas de Tenerife desde el despacho de Jos Manuel Bermdez, entonces presidente en funciones del Cabildo. Como reconoci el propio Brito, la celebracin del Son Latinos en 2003 fue una decisin poltica, no tcnica.

Y adems, editorialistas, articulistas de opinin y analfabetos radiofnicos con claros intereses en Son Latinos crucificaron en sus medios a Quique Villalba, portavoz de ATAN, organizacin ecologista que interpuso las denuncias pertinentes para frenar la aberracin y pedir que se cumpliera la legalidad vigente. Se est pidiendo simple y llanamente que se acate la Ley y los voceros del Poder ponen el grito en el cielo, como el propagandista que retira lo escrito y que de tantas palmaditas en la espalda que le dan sus padrinos camina con el espinazo doblado.

Y el Cabildo de Tenerife acogi, en agosto de 2003, una rueda de prensa donde Martn Rivero, promotor del concierto y ganador del ltimo premio Canarias de comunicacin, anunci una querella por injurias y calumnias, que ya ha sido archivada ni siquiera se presentaron a la vista- contra el portavoz de ATAN. Con Jos Manuel Bermdez compartiendo la mesa en el Saln Noble del Palacio Insular. Eso es defender el inters general.

<>Notas:

(1) Canarias 7 del 9 de abril de 2002.

(2) La Razn, 5 de junio de 1999.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter