Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-12-2007

Estados Unidos se prepara para aumentar las fuerzas de ocupacin en Afganistn

Joe Kay
WSWS

Traducido del ingls por Beatriz Morales Bastos


La administracin Bush est preparando un significativo aumento del nmero de tropas en  Afganistn en un intento de acabar con la creciente hostilidad popular contra las fuerzas ocupantes estadounidenses y de la OTAN. Lo hace con la completa seguridad de que no encontrar una oposicin significativa en el Congreso dominado por los demcratas. 

Al contrario, gran parte de las crticas de los demcratas a la conducta de la administracin en la guerra de Iraq se basa en la acusacin de que la preocupacin estadounidense por Iraq ha desviado tropas y recursos de lo que ellos consideran que es el verdadero centro de la guerra contra el terror, es decir, Afganistn. Los principales candidatos demcratas a la presidencia, como Hillary Clinton y Barack Obama, se han comprometido a aumentar el nmero de tropas en Afganistn si resultan elegidos.

Toda la clase dirigente estadounidense apoya una presencia indefinida de tropas estadounidenses en este pas, que al hacer frontera con Irn y Pakistn tiene una importante posicin geoestratgica.

En una rueda de prensa dada el 21 de diciembre por el secretario de Defensa Robert Gates y el jefe del Estado mayor el general James Cartwright ambos pusieron de relieve estos preparativos. Gates insisti: El prximo ao y ms adelante se deben mantener y aumentar los esfuerzos de la OTAN para reconstruir y hacer ms seguro [Afganistn]. Indic que se necesitaban unos 7.500 soldados ms para reforzar la ocupacin . 

Actualmente hay unos soldados 26.000 estadounidenses en Afganistn, 12.000 de los cuales operan independientemente y 14.000 forman parte de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad de la OTAN (ISAF, por sus siglas en ingls). La fuerza de la OTAN, formada por un personal de 40.000 personas, incluye soldados de Canad, Australia, Gran Bretaa, Alemania, Francia y otros pases europeos.

En su reportaje sobre la conferencia de prensa, el Wall Street Journal sealaba: Un alto cargo del Pentgono afirm que 'se estaba considerando seriamente' el envo de ms tropas estadounidenses a Afganistn. Seal que posiblemente no se producira antes de varios meses, dada la prioridad de los intereses militares en la guerra en Iraq. 

La clase militar estadounidense y la dirigente en su conjunto se han mostrado crecientemente preocupados porque la situacin en Afganistn est cada vez ms fuera de control. La retirada parcial de tropas estadounidenses en Iraq en los prximos meses, debido a que llega a su fin el periodo de servicio de los soldados enviados como parte de la oleada de tropas enviadas por Bush a Iraq, probablemente ir acompaada de una escalada de la presencia de tropas estadounidenses en   Afganistn.

Estados Unidos trata tambin de incrementar las dimensiones de su ejrcito para hacer frente a la grave falta de soldados resultante de las operaciones estilo colonial simultneas en Afganistn e Iraq. Al mismo tiempo, la administracin Bush no ha descartado en absoluto una accin militar contra Irn. 

Segn un artculo del New York Times del 16 de diciembre, la administracin Bush est profundamente preocupada por la posibilidad de un fracaso en Afganistn y ha iniciado tres estudios diferentes para desarrollar una nueva estrategia. Este peridico indica que si estos estudios no conducen a una oleada del mismo nivel que el incremento de tropas en Iraq a principios de este ao en gran parte se debe a que no hay tropas estadounidenses disponibles inmediatamente.

Un informe de Naciones Unidas publicado a principios de este ao conclua que el ao 2007 ha sido el ms violento en Afganistn desde su invasin en 2001. En los incidentes violentos que recoge Naciones Unidas se no incluyen las vctimas de las operaciones militares estadounidenses y de la OTAN. 

Aunque no existe un clculo oficial de estas ltimas cifras, los ataques areos contra ciudades y supuestos objetivos talibn aumentaron bruscamente este ao. A principios de diciembre, las fuerzas de la OTAN retomaron la ciudad de Musa Qala al sur despus de una prolongada operacin. La ciudad haba estado controlada por las fuerzas talibn durante 10 meses.

En su rueda de prensa Gates afirm que el incremento de la violencia en Afganistn se deba en parte a unas acciones mucho ms agresivas por parte de la alianza de la OTAN y de las fuerzas estadounidenses en ese pas. 

La creciente oposicin a la ocupacin dirigida por Estados Unidos se ha debido a una escalada de la crisis social en el pas. Un artculo publicado el 17 de diciembre en el Washington Post sealaba: Altos cargos de la administracin afirman que en los ltimos meses la Casa Blanca ha mostrado una mayor preocupacin por la situacin en  Afganistn, donde la miseria absoluta, la corrupcin galopante, las pobres infraestructuras y el cada vez mayor desafo por parte de los talibn estn dificultando los intentos de estabilizacin estadounidenses. Los altos cargos de la administracin creen ahora que a largo plazo Afganistn puede plantear un mayor desafo que Iraq.

En su conferencia de prensa Gates se refiri al apoyo demcrata al aumento de tropas estadounidenses en Afganistn. Cuando se le pregunt si enviar a Afganistn a las tropas que volva de Iraq podra causar problemas polticos a la administracin, contest: No creo que haya impedimento poltico.

Adems de aumentar su propia presencia en Afganistn, Estados Unidos tambin est presionando a otros miembros de la coalicin de la OTAN para que aumenten el tamao de sus fuerzas y eliminen las restricciones al tipo de operaciones que estas tropas estn autorizadas a hacer. En una reunin de la OTAN celebrada a principios de diciembre, Gates critic a las potencias europeas por no hacer lo suficiente para ayudar a la ocupacin en Afganistn. 

El tono de Gates en su conferencia de prensa fue ms conciliador y reconoci que muchos de los gobiernos que participan en la ISAF se enfrenta a la oposicin de sus propias poblaciones. Gates afirm que Estados Unidos tiene que encontrar medios de ayudar a los gobiernos europeos para  persuadir a sus pueblos del valor y la importancia de la misin en  Afganistn. Sugiri que era necesario buscar formas ms creativas de que los aliados puedan ser tiles.

Otros comentarios han sido ms crticos. El representante demcrata Joe Sestak, un almirante retirado y ex-miembro del Consejo de Seguridad Nacional, se quejaba a principios de este ao: Los alemanes, espaoles e italianos no envan tropas al sur, excepto 250 soldados alemanes. Afirm que algunos pases se niegan a hacer operaciones de combate por la noche y algunos no vuelan en cuanto caen las primeras nieves. 

En aparente respuesta a estas presiones el presidente francs Nicolas Sarkozy viaj por sorpresa a Afganistn el pasado sbado, donde anunci que Francia aumentara el nmero de sus soldados en ese pas. Actualmente hay unos 1.100 soldados franceses en Afganistn. Sarkozy ha tratado de alinear la poltica exterior francesa a la de Washington y ha respaldado las amenazas y provocaciones de la administracin Bush contra Irn.

Tambin se tiene grandes esperanzas de que el gobierno laborista britnico de Gordon Brown aumente sus tropas, que actualmente son de 7.800 soldados. El nuevo primer ministro de Australia, Kevin Rudd, del Partido Laborista, estuvo el pasado fin de semana en  Afganistn donde prometi seguir respaldando al gobierno de Hamid Karzai apoyado por Estados Unidos.   

Link: www.wsws.org/articles/2007/dec2007/afgh-d27.shtml



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter