Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-01-2008

ADN: El invitado sorpresa

Okrim Al Qasal
Rebelin


Si alguien hubiera dicho antes del 31 de diciembre de 2007 que la ingeniera gentica iba a tener un papel clave en el desenlace de la Operacin Enmanuel, habra sido tachado de desequilibrado, alcohlico, o ambas. lvaro Uribe Velez, el presidente colombiano, lo hizo el propio 31.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la guerrilla ms antigua del mundo segn se dice, anunciaron a mediados de diciembre que liberaran a tres retenidos/secuestrados (elija el lector o lectora el trmino que ms le plazca): Consuelo Gonzlez de Perdomo, Clara Rojas, y el pequeo hijo de sta, nacido en cautiverio y al parecer fruto de una relacin consentida entre la compaera de candidatura de Ingrid Betancourt y un guerrillero. El pequeo Enmanuel, de tres aos de edad, fue el resultado de esa relacin.

La liberacin sera hecha con algunas condiciones: se entregara a esas tres personas exclusivamente al presidente venezolano, Hugo Chvez, o a quien l designase, "en circunstancias tales que se evite bajezas uribistas" segn el comunicado de la organizacin insurgente, fechado el 9 de diciembre pero dado a conocer por Prensa Latina una semana ms tarde.

Tras la aceptacin de la frmula para la liberacin propuesta por Chvez, aceptacin tanto del gobierno colombiano como de las FARC, llegaron varios das de intensa espera en Villavicencio (capital del Meta, Colombia), desde donde partira una comitiva internacional bajo bandera de la Cruz Roja, hacia un destino que las FARC dara a conocer a ltimo momento. Ese ltimo momento nunca lleg, y el da 31 se precipitaron los hechos.

El presidente colombiano, hasta entonces en un discreto segundo plano, apareci como un huracn en Villavicencio, advirti a los garantes internacionales de la operacin -entre ellos el ex presidente argentino Nstor Kirchner- que su seguridad no estaba garantizada, que las FARC eran tramposas, mentirosas y narcoterroristas, y se guard la "bomba" para el final: las FARC no tenan en sus manos a Enmanuel, si no que, despus de torturarlo (con un ao de edad) lo entregaron en adopcin bajo otra identidad, en 2005. Los peridicos argentinos Clarn y Pgina12 narran la audacia uribista pormenorizadamente, en dos artculos imperdibles, con dilogos surrealistas, revelaciones de espionaje y presiones inconfesables por parte del gobierno colombiano.

Siempre segn la versin de Uribe, dicha a voz en cuello ante propios y extraos, ahora el gobierno colombiano habra localizado a este pequeo y le habra realizado una prueba de ADN, que slo faltaba contrastar con los familiares de su hipottica madre, Clara Rojas: la madre y el hermano de la retenida/secuestrada, hipottica abuela e hipottico to de Enmanuel, respectivamente.

La historia cobr entonces un giro novelesco. Ni el ms imaginativo podra haber supuesto un desenlace tan inesperado!

Surgen un montn de preguntas, decenas como mnimo. Por qu no realizaron las pruebas a otros familiares de los Rojas, que permanecen en Colombia? Por qu, si recabaron esa hiptesis el da 28, no la hicieron pblica entonces y esperaron a que se movilizaran los comisionados internacionales y la Cruz Roja?

Sea como fuere, lo cierto es que en dos semanas (o en dos das) tendremos una primera respuesta a esas preguntas: es el nio hallado por los servicios secretos colombianos en un hogar de acogida el famoso Enmanuel? Las pruebas sern realizadas tanto por expertos en gentica colombianos como por venezolanos, para evitar suspicacias. Entonces se abrirn dos posibles escenarios: que los resultados den positivos, o que den negativos.

Los resultados dan negativos
El presidente lvaro Uribe quedar nacional e internacionalmente en ridculo. Se notar de manera (ms) obvia que todo su show y revelacin a lo Hrcules Poirot fue hecho para abortar la operacin, y distraer a la opinin pblica, que es lo que sostienen muchas personas, independientemente del resultado que arrojen las pruebas. Colombia debe de ser, probablemente, el nico pas del mundo donde los familiares de secuestrados son ms duros con el gobierno que con los propios secuestradores. Por algo ser.

Se demostrar sin lugar a dudas que Uribe y la camarilla de adoradores de Marte que lo rodean no quieren nada ms que la guerra, y que los dividendos del Plan Colombia/Patriota, financiado desde EEUU, y ese 6 y pico del PIB que destina el pas a la defensa son demasiado tentadores como para dejarlos escapar por una maldita liberacin de personas, por ms que lleven cinco aos en la selva, ni mucho menos por un estpido reconocimiento implcito de que en Colombia hay de hecho un conflicto armado de ndole poltica (oh qu gran descubrimiento) y que no puede resolverse por la va militar.

Uribe se escudar en que l dijo que era "una mera hiptesis", nada ms, que no dijo que fuera cierta y se apoyar en los medios colombianos (prcticamente todos forman parte de una misma gran familia oligarco-uribista) para defender su imagen, pero la gente tampoco es tarada, y tiene un lmite. Uribe lo superara con creces de dar las pruebas un resultado negativo.

Los resultados dan positivo
Esta opcin abre muchos ms escenarios, con ms preguntas que respuestas:

a) Si las FARC no tenan consigo a Enmanuel, por qu anunciaron su liberacin? Podran haber anunciado la liberacin de cualquier otra persona en su poder, esas liberaciones en concreto las decidieron ellos unilaterlamente, como se ve en el comunicado citado anteriormente. Nadie les pid a Enmanuel en concreto en esta ocasin. Se me ocurren varias posibilidades:

-Las FARC se volvieron imbciles de la noche a la maana, anunciando la liberacin de quien no tienen en su poder, y que para colmo, tcnicamente, est en manos del enemigo (esas casas de acogida para nios sin hogar dependen del Estado colombiano). Hay quien dice que el hecho de que las FARC anuncien una liberacin que no pueden realizar es la prueba de que no pensaban hacerla. Eso no tiene sentido: si yo quiero engaarte dicindote que voy a devolverte algo que te rob hace tiempo, aunque en realidad no pienso hacerlo, antes procuro asegurarme que ese algo no est en tu casa, si no en la ma. Otro ejemplo: si voy a engaarte diciendo que voy a regalarte una cierta cantidad de dinero, aunque en realidad no pienso hacerlo, te ofrezco una cifra inferior a la que tenga en el banco, nunca una superior, para que un simple chequeo bancario no te permita descubrir mi mala Fe.
-Las FARC (es decir su secretariado, que es el que hizo el comunicado) no saba que el nio haba sido entregado en adopcin. Pueden haber disensiones internas o indisciplinas en la organizacin guerrillera, y quiz el Frente fariano que tuviese a Enmanuel decidi ponerlo en manos de esas casas de acogida sin comunicarlo a sus superiores. Conociendo la frrea disciplina interna que rige a la organizacin armada, algunas cabezas rodaran en ese caso.
-Las FARC entregaron a sabiendas al nio en adopcin temporal, a una casa de acogida, o a algn campesino que decidi a su vez y unilateralmente entregarlo a esa casa, como una manera de la guerrilla de evitarse problemas (tener a un nio de corta edad en una columna guerrillera en constante movimiento es muy complicado desde el punto de vista logstico). Pero esto abre otra pregunta.

b) Si las FARC entregaron al nio a la casa de acogida o a un campesino cualquiera voluntariamente, por qu no lo recuperaron antes de anunciar su liberacin? Lo lgico habra sido recuperarlo por medio de quien lo entreg, y entonces -slo entonces- anunciar su liberacin. Hacer lo contrario slo podra explicarse por imbecilidad o indisciplina de algunos miembros.

c) Si las FARC dieron al nio en adopcin voluntariamente, no era ms fcil liberar a Clara y Consuelo, y con ellas enviar la informacin de que el nio haba sido dado en adopcin en tal lugar y con tal nombre? Nadie podra culparlos de haber dado al nio a una casa de acogida, eso no es un crimen. Y recuperar al nio en medio de la descomunal movilizacin militar y de inteligencia que se iba a producir tras el anuncio de liberacin era tarea suicida y, de nuevo, una imbecilidad.

d) Por qu las FARC ofrece entregar a un nio al que haban torturado (segn la versin de Uribe)? Para que todo el mundo compruebe lo malvados que son? Hay quien pueda pensar que iban a entregar un falso Enmanuel, un nio cualquiera, pero... con la propia madre en el mismo paquete?? Aunque hubieran cambiado al nio al nacer por otro, que es la siguiente observacin que puede hacerse, las FARC, por muy en la selva que estn, saben que esa identidad sera comprobada por el gobierno colombiano, mediante pruebas de ADN. Podan engaar a la madre en la selva: nunca fuera de la misma.

e) Por qu las FARC, despus de supuestamente torturar a Enmanuel, no lo mataron? Entregar las pruebas de su maldad al enemigo slo se explicara, otra vez, por una profunda imbecilidad. Y por otro lado, a unos terroristas que -Uribe dixit- torturaron a un beb no les va a temblar la mano a la hora de ejecutarlo y enterrarlo en la selva, y decir que lo mordi una culebra. Problema resuelto.

Las posibilidades, dudas y preguntas son tantas!

Pero eso s: como las FARC, al igual que Uribe, de imbciles no tienen nada (ambos son fieles representantes de un largo conflicto entre dos contendientes invencibles), me inclino por algn tipo de indisciplina o fallo en las comunicaciones, en caso de que los anlisis de ADN resulten positivos. Las FARC no ha dado todava una versin de estos hechos, y la agencia que los suele representar periodsticamente (Agencia de Noticias Nueva Colombia, ANNCOL), ha negado que ese nio encontrado por el gobierno colombiano sea Enmanuel.

Curiosamente, este eventual resultado positivo en el test no comprobara necesariamente que las FARC (en este caso) actuara de mala Fe: entreg un nio a una casa de acogida, o fue entregado a sus espaldas. Por eso me resulta sospechosa la insistencia de Uribe en que los guerrilleros habran torturado -ntese que no dice maltratado o descuidado, no: dice torturado- al beb de un ao (lo entreg en 2005, y ahora tiene 3 aitos). Si no hubiera tortura (sea real o inventada) de por medio, no se podra reprochar a las FARC que lo dieran a una casa de acogida dependiente del Estado colombiano.

Las FARC tampoco podran demostrar que s actuaron de buena Fe (a la final no pudieron/no quisieron entregar a nadie). Lo mismo se repite en el caso de Uribe. S, encontr a Enmanuel, pero su madre y otra potencial liberada siguen en manos de las FARC, y con su irrupcin bravucona e intimidante, espant a los comisionados internacionales, acab con la operacin y ofreci una excusa en bandeja a las FARC para finalmente no hacer esa entrega de rehenes/secuestrados.

Mi previsin sobre el test se divide en un cmodo (o cobarde) 50-50%. No me animo a pronosticar un resultado sobre esas pruebas. Aunque la versin de Uribe me parece totalmente novelesca, y hay francas contradicciones temporales en la misma (por declaraciones de secuestrados escapados y todava en poder de las FARC, sobre Enmanuel), tambin hay puntos a su favor (la herida de nacimiento en su brazo, el hecho de que fuera un nio blanco entregado en adopcin en una zona de mayora indgena).

Digamos que racionalmente me inclino a que la hiptesis de Uribe es puro cuento, pero instintivamente una voz me dice que ese nio, efectivamente, puede ser Enmanuel.

Slo el ADN, el invitado sorpresa, ofrecer una respuesta... y muchas preguntas nuevas. Como todas las que, ao tras ao, deja sin responder un conflicto que desangra Colombia desde hace ms de medio siglo.

http://okrimopina.blogspot.com/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter