Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-01-2008

Secuestros en Colonia Dignidad
Juticia chilena deja sin sancin uno de los crmenes ms espeluznantes cometidos durante la dictadura

Jorge Escalante
La Nacin.cl



Caso de quemados con fsforo en Dignidad qued impune Resolucin del tribunal dej sin sancin uno de los crmenes ms espeluznantes cometidos durante la dictadura y provoc desesperanza e indignacin entre los familiares de las vctimas.

El ltimo "regalo de Pascua" de la Sala Penal de la Corte Suprema tiene a los familiares de los 22 desaparecidos de Parral con la sensacin de que lucharon 30 aos para buscar justicia, pero no lo lograron.

El ministro Alejandro Sols haba condenado a presidio a los autores de los secuestros con desaparicin -17 aos al coronel de Ejrcito (R) Hugo Cardemil Valenzuela, 10 aos al coronel (R) de Carabineros Pablo Caulier Grant y 7 aos al suboficial (R) de Carabineros Luis Alberto Hidalgo-, pero los cinco ministros de la Sala Penal rebajaron las condenas iniciales y los dejaron libres.

Pese a que a Cardemil lo sentenciaron a 5 aos y a Caulier a 4 aos -Hidalgo haba sido absuelto por la Corte de Apelaciones de Santiago-, la Sala Penal les concedi "libertad vigilada".

La nueva "rebaja Suprema" -como ha sido calificada la sistemtica reduccin de condenas a los violadores de derechos humanos- tiene una especial connotacin pues fue aplicada en uno de los casos ms espeluznantes.

EN EL FUNDO

Los 22 detenidos fueron sacados, entre septiembre y octubre de 1973, desde la crcel de Parral y el retn de Catillo en la VII Regin, conducidos a la Escuela de Artillera de Linares, donde serva Cardemil, y desde all llevados a Colonia Dignidad.

All los mataron con ayuda de los alemanes y los sepultaron en una fosa clandestina. A fines de 1978, por instruccin de Pinochet, Paul Sch fer orden "limpiar el fundo". Los cuerpos fueron desenterrados, metidos en sacos, quemados con fsforo qumico y las cenizas arrojadas al ro Perquilauqun. La operacin la encabez Gerhard Mcke, como el mismo lo reconoci ante el ministro Jorge Zepeda.

LOS OTROS AUTORES

De esta manera, los ministros de la Sala Penal, principalmente los magistrados Rubn Ballesteros y Nibaldo Segura -jueces partidarios del perdn absoluto a los criminales del rgimen de Pinochet-, dejaron en total impunidad uno de los episodios ms conmovedores y masivo del pasado sistema opresor.

Los jueces Hugo Dolmetsch, Jaime Rodrguez y el abogado integrante Juan Carlos Crcamo dejaron las condenas para Cardemil y Caulier en 5 y 4 aos respectivamente, pero les concedieron la libertad vigilada. Ballesteros y Segura estuvieron por absolver totalmente a los autores, pues son partidarios de la amnista y la prescripcin por el paso del tiempo y de desconocer tratados y convenciones de la legislacin penal internacional que condena los delitos de lesa humanidad.

Agrupaciones nacionales de familiares de desaparecidos y ejecutados, abogados querellantes y los parientes de las vctimas de Parral han comenzado a manifestar su indignacin por esta nueva resolucin de la Sala Penal.

Ya anteriormente lo hicieron, protestando ruidosamente por otros casos ante las puertas de este tribunal.

Familiares de las vctimas de Parral viajarn a Santiago en los prximos das para protestar por esta decisin, en contra de la que ya no caben ms recursos.

La ola de rebajas a las condenas en este tipo de juicios tendr todava su punto ms lgido cuando el presidente de esta sala, Alberto Chaigneau, se retire en enero prximo al cumplir 75 aos. En muchas oportunidades Chaigneau ha inclinado con su voto la balanza a favor de hacer justicia real por los crmenes del rgimen militar, aunque tambin ha dado su visto bueno para rebajar sustancialmente algunas condenas.

Quien suceda a Chaigneau ser vital para brindar mayora en uno u otro sentido.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter