Portada :: Mentiras y medios :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-01-2008

Pattico editorial del diario espaol El Mundo tras el fracaso en la liberacin de los secuestrados en Colombia
Est mal alegrarse... pero nos alegramos

Okrim Al Qasal
Rebelin



Esto es lo que viene a decir el editorial del 1 de enero del peridico espaol El Mundo.

Empiezan diciendo que no se alegran de que no se haya producido la liberacin, que eso est mal, pero lo utilizan slo como una coartada para lanzar su ofensiva de siempre, contra el mismo de siempre.

Atacan a Chvez -qu sorpresa- culpndolo de todo y librando de toda responsabilidad al presidente colombiano, lvaro Uribe, su mandatario sudamericano favorito. No critican el verdadero espectculo meditico, el del Jefe de Estado neogranadino, escoltado por todos sus hombres de confianza, lanzando como casi cierta una hiptesis sin comprobar, y vociferando sus palabras ante la prensa. Eso s que fue hecho "en silencio, con discrecin, pensando slo en la seguridad de las vctimas y no en xitos propagandsticos". Claro.

No contentos con eso, lanzan la descabellada hiptesis de que los retenidos estn en Venezuela, pero las FARC preferan arriesgarse a atravesar todo el territorio colombiano, esquivando los ros, los peligros de la selva, al ejrcito de ese pas, a los paramilitares y animales salvajes (valga la redundancia). Unos 400 Km de obstculos a sortear en terreno selvtico, hostigados por ejrcitos enemigos, y a recorrer en tres das. Con un nio de tres aos. A pie.

De ser cierto que los retenidos estuvieran en Venezuela, lo que habra hecho las FARC hubiera sido acercarse a la frontera con Colombia, y entregarlos a la Guardia Nacional venezolana, fingiendo que los traan desde el lado colombiano de la frontera. As de simple! As de lgico! Pero la lgica, as como la tica, estn muy lejos de la lnea editorial de Pedro J. Ramrez y sus asalariados.

El Mundo debera preguntarse por qu los familiares de los retenidos critican tanto y con tanta saa a su consentido presidente intachable, Uribe Vlez. Algo habr hecho. Cundo los familiares de algn secuestrado por ETA se puso en la historia de Espaa contra el gobierno espaol de turno? Cundo acusaron al gobierno espaol de oponerse a una liberacin de secuestrados por oscuros intereses polticos? Pregntense el porqu de esa diferencia.

Lean el editorial y opinen por ustedes mismos. Rebosa alegra porque la operacin no se llevara a cabo (por ahora), y supura rencor a Chvez por estar tan cerca de conseguir en cuatro meses lo que su ejemplar nio inocente, Uribe, no ha logrado en cinco aos.

En una frase: "Est mal alegrarse... pero nos alegramos".


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter