Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-01-2008

Entrevista a Gilles Labarthe, periodista especializado en frica
El oro africano. Saqueo, trfico y comercio internacional

Survie-france.org

Traducido por Caty R.


Introduccin:

Lor africain. Pillages, trafics et commerce international* (El oro africano. Saqueo, trfico y comercio internacional), de Gilles Labarthe**, es una obra de investigacin dedicada a revelar las disfunciones crnicas y los aspectos ocultos de la explotacin del oro (a partir del ejemplo de Sadiola, en Mal) para ponerlos en relacin con los caracteres generales y los intereses de la explotacin de los recursos naturales en frica.

Hay un enfoque especial sobre el papel de los parasos fiscales y las multinacionales europeas y estadounidenses en este hecho, que aparece como un autntico saqueo.

La obra describe tambin los movimientos de resistencia que en Mal, en el resto de frica y en el mundo, se oponen a una explotacin incontrolada de los recursos de este continente que paga, desde hace demasiado tiempo, el precio de la globalizacin liberal, despus de haber servido a los imperios coloniales.

El oro olvidado de frica

El libro de Gilles Labarthe, una de las raras obras sobre este asunto, es una zambullida vertiginosa en un sector productivo prcticamente sin ley, lo que ha originado una autntica carrera contrarreloj entre las compaas extractoras para ver quin consigue enriquecerse ms, y ms deprisa.

Escribir un libro no siempre es fcil. Escribirlo colectivamente todava menos. ste tiene la particularidad de que se redact a partir de un primer proyecto de Franois-Xavier Verschave (miembro fundador y presidente desde 1995 de Survie, N. de T.), que muri en junio de 2005 y no pudo terminar su obra. La tarea, por lo tanto, no era fcil, pero Gilles Labarthe, como periodista y con la experiencia de su libro anterior, LeTogo, de lesclavage au libralisme mafieux (Togo, de la esclavitud al liberalismo mafioso), ha sabido construir esta obra con sus palabras, rindiendo al mismo tiempo un homenaje al trabajo de Verschave, citndolo y valorando as el proyecto original de quien llevaba este libro muy especialmente en el corazn.

A partir del ejemplo de la mina de oro de Sadiola, en Mal, y la investigacin del documentalista Camille de Vitry sobre las consecuencias de la explotacin para el ser humano y para el medio ambiente, este libro propone una amplia mirada sobre los protagonistas de la explotacin del oro en frica y las redes y circuitos econmicos que utilizan, con el fin de desenmascarar este sector otro ms- del saqueo de las riquezas del continente africano. Autntica obra de investigacin, El oro africano se basa en los meticulosos estudios que Gilles Labarthe, periodista especializado en las cuestiones de la criminalidad econmica en frica, ya haba abordado en sus investigaciones, especialmente en Morila, otra ciudad minera de Mal.

frica, continente estratgico

El libro, ampliamente documentado, nos introduce, pues, en la explotacin del oro africano que, con 600 toneladas al ao, representa alrededor de la cuarta parte de la produccin anual de todo el mundo. Su explotacin (frica tiene la mitad de las reservas de oro mundiales catalogadas) es muy jugosa: la parte de los ingresos que revierte a los Estados productores es mnima y a veces nula; la mano de obra es muy barata; los movimientos sindicales se reprimen rpidamente y las normas medioambientales no se aplican o apenas se respetan; sin contar el resplandor que ha conocido la expansin del mineral precioso en los ltimos aos.

El libro nos lleva a Sadiola y Morila (Mal), a Ghana, Sudfrica o Botsuana, para constatar el cinismo de las compaas mineras y sus mtodos de explotacin heredados del apartheid. Las consecuencias medioambientales vinculadas a la utilizacin del cianuro y el mercurio para purificar el mineral son inhumanas. A continuacin el autor seala los sectores del comercio legal del oro, para descubrir los sectores paralelos, los trficos transfronterizos, las sociedades off shore y el papel de los parasos fiscales en el blanqueo de capitales, de los que el oro es uno de los principales vectores. Nos informa de que el Banco Mundial, supuesto promotor del desarrollo de los pases africanos, es el principal inversor en la extraccin del oro y suministra a un puado de multinacionales estadounidenses, como Newmont Minin; canadienses, como IAMGOLD; inglesas o sudafricanas, como AngloGold, el 80% de los recursos aurferos del continente.

La avalancha hacia el oro

Hay que sealar que desde los aos noventa, con el fin de la Guerra Fra y la liberalizacin de las economas africanas bajo las prescripciones del Banco Mundial y otros planes de ajustes estructurales del Fondo Monetario Internacional, el sector estall literalmente.

Francia aparece en una posicin un tanto marginal, pero Gilles Labarthe, en el captulo La parte de la Francfrica, demuestra de qu forma, despus del saqueo colonial, la Mesa de investigacin geolgica y minera (BRGM) tiene dividido el conjunto del pre-carr francs para permitir una explotacin que a veces ha abastecido las cajas de partidos polticos. La presencia de Areva (transnacional francesa de la energa nuclear, N. de T.) en este sector revela los puentes con el lobby nuclear, mientras que grupos como Bouygues, ofrecen la subcontratacin de sus servicios a las grandes compaas extranjeras.

La investigacin nos lleva tambin a la Repblica Democrtica del Congo, donde los conflictos armados se abastecen directamente del trfico del oro. El autor dedica un gran captulo a las operaciones de los bancos suizos. Hay que sealar que Gilles Labarthe es suizo, ciudadano de ese paraso fiscal en pleno corazn de Europa, uno de los principales puntos neurlgicos del trfico del oro, as como de los diamantes y otras piedras preciosas.

Como para cerrar el crculo y no dejar la ltima palabra a los traficantes, la investigacin termina con un repaso a las distintas movilizaciones, de norte a sur, para conseguir una explotacin razonable y controlada del recurso aurfero.

Ms all de la profunda investigacin sobre un asunto complicado, la gran fuerza de este libro probablemente reside en el testimonio que ofrece a las futuras generaciones sobre la movilizacin de los habitantes de Sadiola y de muchas otras ciudades mineras de frica.

Entrevista:

La explotacin del oro en frica. Caractersticas e intereses socioeconmicos.

Cules son los principales pases productores de oro en frica?

Principalmente Sudfrica (con una media de 300 toneladas en los ltimos aos), Ghana (ms de 75 toneladas), Mal (50 toneladas), Tanzania (dem), Guinea y Zimbabue (de 10 a 20 toneladas segn los aos), la Repblica democrtica del Congo en total ms de 34 pases africanos producen oro, llegando a una produccin global de ms de 600 toneladas al ao, es decir, la cuarta parte de la produccin anual de todo el mundo.

Por qu frica sigue siendo un continente estratgico en el sector minero?

El continente negro posee la mitad de las reservas de oro mundiales catalogadas. Despus del petrleo, el del oro es uno de los cinco primeros mercados mundiales en el sector de los minerales, que mueve alrededor de 65.000 millones de dlares al ao. Las multinacionales de la extraccin cada vez codician ms a frica: adems de las importantes reservas de oro, la parte de los ingresos de explotacin que revierte en los Estados productores se infravalor hasta el extremo (el 20%, e incluso el 0% como es el caso de una mina de oro en Botsuana). La mano de obra africana es muy barata, los movimientos sindicales se reprimen rpidamente y las normas sobre el medio ambiente no se aplican o son poco vinculantes. Resultado: el margen de beneficio que obtienen las grandes compaas mineras occidentales es mayor que en cualquier otro lugar del planeta. Desde hace una decena de aos, con el auge espectacular del movimiento del oro, las inversiones extranjeras se han disparado en el sector aurfero, sobre todo en el oeste y el centro de frica.

Cules son las tres principales multinacionales del oro que actan en frica?

Este libro de investigacin describe, entre otras cosas, las actividades contaminantes de las tres principales multinacionales de extraccin (las ms grandes) que se disputan el primer puesto en el mercado, y que estn omnipresentes en frica: AngloGold (Sudfrica), Barrick Gold (Canad) y Newmont Mining (Estados Unidos). Estas tres compaas, apoyadas por la flor y nata de las altas finanzas internacionales, producen ellas solas cada ao ms de 500 toneladas de todo el oro extrado en el planeta. Regularmente reciben denuncias por contaminacin a gran escala y violacin de los derechos humanos. Esta investigacin tambin seala los mtodos de otras compaas ms pequeas (las jvenes), asociadas a esos gigantes del oro, que llevan al terreno una poltica de prospeccin y adquisicin muy agresivas, a menudo en los lmites de la legalidad.

Quines son los principales compradores en el mercado mundial?

Los principales compradores de la produccin del oro africano extrado por las tres compaas anglosajonas son los grandes bancos comerciales como el Royal Bank of Canada, J. P. Morgan, Union des Banques Suisses (UBS) o la francesa Socit Gnrale. Estos bancos occidentales conceden importantes crditos a las multinacionales citadas para financiar la explotacin industrial del oro en los yacimientos ms importantes de frica. Los crditos se garantizan sobre la produccin de oro.

Tanto para los accionistas como para las grandes entidades bancarias, la industria del oro es una de las inversiones ms rentables. Valor seguro por excelencia, el oro conserva un buen porvenir. Su cotizacin actual ha superado las cotas ms altas desde los aos ochenta acercndose a los 16.000 euros el kilo. La demanda es importante, como siempre en pocas de crisis. Los atentados del 11 de septiembre de 2001 contribuyeron a reactivar esta avidez. La demanda est garantizada por los mercados indios y chinos. La joyera y la relojera de lujo absorben una parte considerable de la produccin.

Qu problemas sociales y medioambientales causa la extraccin del oro?

El libro parte del ejemplo de las comunidades de Sadiola, al suroeste de Mal, que desde hace diez aos denuncian la contaminacin espantosa causada por la extraccin industrial del oro por las multinacionales. Vertidos de aguas contaminadas, intoxicaciones por cianuro, normas de seguridad mal aplicadas, desplazamiento masivo de las poblaciones locales Las mismas devastaciones sociales y medioambientales se denuncian desde hace tiempo, tanto en Ghana como en Tanzania, especialmente por la Organizacin de la sociedad civil africana, una coalicin de veintinueve ONG que representa a quince pases en los que se trabaja en el sector de la extraccin minera o afectados por sus repercusiones. Quin va a pagar la factura social y medioambiental vinculada a la explotacin industrial del oro? Ciertamente no las multinacionales de extraccin, que pretenden librarse del coste vinculado a la rehabilitacin de los lugares. La suma de las degradaciones ecolgicas y los ataques a la salud causados por la explotacin de las minas de oro a cielo abierto -que son las ms contaminantes- va a arruinar las regiones productoras para las generaciones futuras. Un informe estadounidense ya apunta la cifra de 55.000 millones de dlares para reparar los daos.

Qu denuncian actualmente la sociedad civil africana y las ONG internacionales?

Adems de las devastaciones sobre el medio ambiente, se trata de luchar contra las injusticias sociales. La movilizacin es muy amplia. El sector del oro concierne tanto a la Federacin internacional de las ligas de los derechos humanos (FIDH), que se rebela contra las condiciones inhumanas de la explotacin -como en Mal- como a Amnista Internacional, que document los crmenes cometidos en 1996 en el centro minero de Bulyanhulu, en Tanzania. La explotacin del oro, que a menudo est asociada con actividades mercenarias, puede revelarse todava ms mortfera en regiones en conflicto, como las provincias del este de la Repblica Democrtica del Congo. El oro podra financiar movimientos armados, como informa la ONG de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW). Tambin es uno de los principales vectores del blanqueo de dinero a nivel internacional.

Se habl mucho del Proceso de Kimberley para luchar contra los diamantes de sangre. Se puede imaginar un proceso de certificacin similar para el oro?

Los expertos del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas lo recomiendan. Incluso trabajan en ello desde hace varios aos. Todava no ha tenido xito oficialmente. Adems de los fenmenos de contrabando, que a veces sirven para financiar las guerras, el origen del oro es especialmente difcil de controlar: se puede fundir y refundir ad infinitum A la vista de la permeabilidad de las fronteras, la falta de medios de control de que disponen los Estados africanos, el ambiente de corrupcin, el carcter inestable o cleptcrata de algunos regmenes (Repblica democrtica del Congo, Repblica Centroafricana o Guinea, por no citar ms que unos pocos), se puede calcular razonablemente que un cuarto, o incluso un tercio de la produccin total del oro africano de extraccin artesanal -estimada en 50 toneladas- es filtrada por redes de contrabando. Estas redes, que abastecen los mercados asiticos, europeos y americanos del oro, a veces tambin consiguen desviar una parte significativa de la produccin de la extraccin industrial, como en Sudfrica. As, en 1996, el gobierno de Pretoria buscaba en Suiza ms de 7 toneladas de oro (o sea un valor actual cercano a cien millones de dlares) que haban sido tranferidas clandestinamente a la empresa suiza de refinado Metalor. Los ingresos que pierden los Estados africanos son considerables.

frica ha producido mucho oro, pero sigue siendo pobre Por qu?

Ms del 80% de las zonas aurferas del oeste y el centro de frica de gran envergadura estn actualmente en manos de un puado de multinacionales que pretenden haber descubierto los yacimientos, mientras que casi todos ya eran conocidos por los buscadores locales de oro desde haca mucho tiempo. Las reformas de los cdigos mineros establecidos en la mayora de los pases africanos productores desde finales de los aos ochenta, bajo la presin de las instituciones financieras internacionales (FMI y Banco Mundial), condujeron a favorecer a las grandes compaas de extraccin extranjeras en detrimento de las pequeas sociedades mineras de los Estado y sobre todo de los mineros artesanales, que antes podan acceder a los permisos de explotacin.

El sector del oro sigue siendo muy opaco y hay que plantear la cuestin de la redistribucin de los beneficios, como indica Oxfam. Por ejemplo, en diez aos Mal se convirti en el tercer exportador de oro de frica despus de Sudfrica y Ghana. Sus exportaciones de oro se triplicaron, superando las 56 toneladas en 2006. Al mismo tiempo, el pas cay en picado en el ndice del desarrollo humano de las Naciones Unidas, bajando a la categora de uno de los tres Estados ms pobres del mundo. Las riquezas se redistribuyen mal. Adnde van los beneficios? Adnde se va el oro? Incluso los funcionarios males y responsables oficiales del sector de las minas tienen todas las dificultades del mundo para obtener informaciones completas y transparentes por parte de las grandes empresas occidentales sobre las condiciones de extraccin de los recursos aurferos nacionales. La campaa publiquen lo que pagan, apoyada por trescientas ONG de todo el mundo, tiene como objetivo principal conseguir que las compaas extractoras (de petrleo, gas y recursos mineros) publiquen, de forma sistemtica y transparente, el importe de los impuestos y cnones de cualquier tipo que pagan a los Estados.

* Lor africain. Pillages, trafics et commerce international. Dossier noir n22, Agone, Survie Oxfam France-Agir ici., Octubre 2007.

** Gilles Labarthe es un periodista independiente basado en Ginebra y Francia. Ha sido corresponsal del Swiss daily newspapers en Pars y actualmente es redactor de la agencia de noticias DATAS, asociacin de periodistas independientes centrada en la responsabilidad social de las empresas, desarrollo ecolgico y derechos humanos. Periodista de investigacin especializado en frica, ha escrito dos libros: Le Togo, de lesclavage au libralisme mafieux, sobre la dictadura, corrupcin y redes de la mafia en Togo y LOr africain. Pillages, trafics et commerce international.

Texto original en francs: http://survie-france.org/article.php3?id_article=1004

Survie es una asociacin francesa que milita a favor de la reconstruccin de las relaciones franco-africanas, por el acceso de todos a los bienes pblicos y contra la banalizacin del genocidio.

*Caty R. pertenece a los colectivos de Rebelin, Cubadebate y Tlaxcala. Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y la fuente.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter