Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-01-2008

Liberan a las secuestradas en Colombia y El Pas slo se preocupa por Chvez

Javier Adler
Kaos en la Red


Si el gobierno colombiano hubiera logrado la liberacin de las secuestradas, slo veramos en la prensa amplios reportajes, celebraciones y emotivas crnicas. Pero no ha sido el bueno de Uribe quien lo ha conseguido sino el malo de Chvez, y eso cambia totalmente la percepcin de los hechos, segn El Pas. Es la crnica de una obsesin crnica.

Segn su editorial de hoy (12/1/08), la "buena noticia" de la liberacin "no puede empaar el hecho de que Chvez instrumentalice polticamente su mediacin, convirtindola en una baza para su proyecto de liderazgo en Amrica Latina". As es, que el maligno Chvez utilizar la liberacin para sus malignos planes es algo tan cierto para El Pas que merece el calificativo de "hecho".

Es un simple ejemplo de la "lgica antichavista", que parte del axioma de que todo lo que provenga de Chvez es malo, y en funcin de tal axioma se adapta la realidad. Por eso cuando Chvez reconoci su derrota en el referndum constitucional, para uno de los opinadores habituales de El Pas (15/12/07), Jorge Castaeda, "se antoja improbable que un presidente (...) con claros antecedentes de haber sucumbido ante tentaciones antidemocrticas, acepte una derrota por 1.4% del voto", as que debemos dar credibilidad a "insinuaciones" y "especulaciones" segn las cuales Chvez hizo no s qu trato para reconocer la derrota a cambio de que la diferencia fuera pequea Rigor periodstico!

En el caso que nos ocupa, Chvez tampoco medi por razones humanitarias sino como parte de una estrategia poltica, un "magnfico negocio poltico", segn palabras de M..Bastenier (26/12/07), quien miente al decir que Chvez "antes de que se lo pidieran no haba movido un dedo a favor de ningn canje". Si repasamos un poco la hemeroteca de El Pas! encontramos continuos ofrecimientos de Chvez para mediar en el conflicto que se remontan a sus primeros meses en el gobierno (ver 19/4/99, por ejemplo). Una nueva muestra de rigor periodstico la de desconocer las propias informaciones del peridico y fomentar la amnesia colectiva respecto a lo que no interesa divulgar.

Sigue el panfleto diciendo que, en el anterior intento fallido de liberacin, "Chvez responsabiliz entonces a Bogot de haber boicoteado la entrega de las rehenes", pero "la realidad era distinta". Pues no, no era distinta, era justamente esa, y as lo han reconocido tanto el ejrcito colombiano como las secuestradas. As que el "comportamiento inhumano" no es el de las FARC sino el de Uribe, quien se dedic a bombardear la zona de la liberacin. Cmo se explica este comportamiento si no es porque Uribe quera sabotear la operacin, cuando no matar directamente a las secuestradas para as culpar a la guerrilla? Las intenciones criminales son aqu tan obvias que este punto slo puede ignorarse mediticamente.

Para El Pas, alineado incondicionalmente con los gobiernos corruptos y genocidas como el de Uribe, el nico inters de la guerrilla es "mantener a la poblacin de un pas bajo el chantaje y el terror". Pero cuando las FARC intentaron explorar la va poltica, presentando su partido Unin Patritica, miles de sus miembros fueron asesinados impunemente por los paramilitares. Otro hecho desagradable que hay que olvidar y quitar de la balanza.

A veces me han preguntado por qu se ataca tanto a El Pas y menos a otros peridicos. La respuesta es tan sencilla como triste: de entre los grandes peridicos espaoles, hasta que Pblico demuestre su potencial, El Pas representa la versin ms moderada de servilismo meditico. En otras palabras, los otros son an peores. Por curiosidad, y como simple ejercicio acadmico, podemos echar un vistazo a lo que dice por ejemplo el ABC. En el editorial del 29/12/07 leemos

"nada convena ms al caudillo venezolano Hugo Chvez que encontrar un hecho para explotar como filn propagandstico de forma que pudiera eclipsar el estruendoso fracaso de sus intentos por imponer una dictadura socialista perpetua a los venezolanos (...) necesitaba distraer la atencin (...) operacin pretendidamente humanitaria (...) obscena operacin de propaganda (...) aquel que no hace ms que defender la ley y el Estado de Derecho luchando contra una banda de salteadores de caminos y de traficantes de drogas, el presidente lvaro Uribe". Suficiente para mi estmago.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter